Mundial 2010 Sudáfrica: Resumen Alemania 4 - 0 Australia

13 jun. 2010

Mundial 2010 Sudáfrica: Resumen Alemania 4 - 0 Australia




Y por fin llegó el partido que todos esperábamos pero no sabiamos cuando llegaría, y lo vimos en este Alemania - Australia. El primer partido digno de ver de esta gran cita, en el que las 'vuvuzelas' dejaron de ser las protagonistas para dar paso al fútbol. Sin llegar a ser un partido de leyenda, lo cierto es que entretuvo a todos menos a los australianos, que tras este partido ven
muy mermadas sus opciones de continuar, no matemáticamente, pero el juego que desarrollaron evidenció muchas carencias, y para mayor decepción todavía se verán obligados a prescindir de Cahill en el siguiente partido. Los alemanes por su parte, demostraron que tienen capacidad de aspirar a todo y además demostraron ser una piña y que el entrenador tiene una relacción muy buena con sus jugadores (Podolski y Klose así lo demostraron en sus respectivos cambios).




Alemania 4 - 0 Australia


Alineación Alemania: Neuer, Friedrich, Mertesacker, Badstuber, Lahm, Khedira, Schweinsteiger, Özil (Mario Gomez 74'), Podolski (Marin 81'), Müller, Klose (Cacau 68')

Alineación Australia: Schwarzer, Moore, Neill, Chipperfield, Wilkshire, Grella (Holman 45'), Valeri, Culina, Emerton (Jedinak 74'), Cahill, García (Rukavytsya 64')

Goles:

1-0 - Podolski 8'
2-0
- Klose 26'
3-0
- Müller 67'
4-0
- Cacau 70'

Amonestaciones:

12' - Amarilla a Özil (ALE) por tirarse.
24' - Amarilla para Moore (AUS).
46' - Amarilla a Neill (AUS) por falta a Klose.
55' - Expulsado Cahill (AUS) por una entrada por detrás sobre Schweinsteiger.
57' - Amarilla a Valeri (AUS) por falta a Khedira.
92' - Amarilla a Cacau (ALE) por tirarse.

Incidencias:

Partido correspondiente a la primera jornada en el grupo D, celebrado en el estadio Moses Mahbida. Asistencia de espectadores. Partido dirigido por el mexicano Marco Antonio Rodriguez

Resumen:

Alemania empezó echándose arriba, con una selección australiana que no obstante, consiguió crear una buena oportunidad que sacó Lahm. Esto sólo fue un espejismo en lo que sería el resto del partido, ya que excepto en unos minutos sobre el ecuador de la 1ª mitad, Australia no volvería a llegar con claridad en los 90 minutos. Poco despues, a los 8 minutos de partido, Podolski remató un balón rechazado que entró entre los tres palos y con el que nada pudo hacer Schwarzer. Tras unos instantes en los que el control germano fue total, llegaron los anteriormente citados mejores minutos del equipo australiano. Unas cuantas ocasiones pusieron nerviosos a los alemanes, hasta que llegó el momento en el que Özil empezó a entrar el juego. El jugador del Bremen fue una auténtica pesadilla para Australia, cuya defensa no podía parar sus jugadas. En el minuto 25 llegó el 2º para los alemanes. Lahm colgó el balón, el portero salió de forma defectuosa y Klose remató al fondo de las mallas. Tras esto Ozil siguió siendo el alma del equipo de Löw, y participaba en casi todas las ocasiones de gol de su equipo, especialmente tras un gran pase de Podolski tras el que se quedó solo frente a Schwarzer, pero se le escapó el control. Así llegamos al descanso de un partido que estaba muy entretenido aunque para nada igualado.

Si la primera parte fue fácil para los alemanes, las 2ª fue un paseo. Los de Verbeek no eran capaces de llegar, y cuando lo hacían desaprovechaban la oportunidad eligiendo malos pases o efectuando desmarques defectuosos. Mientras tanto Alemania tocaba el balón con sentido, casi siempre buscando a Özil y a Müller en ataque. En el 55 llegaría una expulsión (rigurosa) que lastraría aún mas las aspiraciones de Australia, ya que Cahill, la estrella del combinado, se fue a la calle por una entrada por detrás a Schweinsteiger cuando este intentaba salir con el balón. A partir de este momento, el equipo de Oceanía no volvió a aprarecer en ataque salvo en alguna contra en la que terminaron por perder el balón de forma inocente. En una gran jugada del equipo de Löw, Müller consiguió el tercer tanto para su equipo con un excelente disparo cruzado y con laayuda del poste. Tras esta acción, Klose dejó su puesto a Cacau en el minuto y en el primer balón que tocó el brasileño nacionalizado, engatilló un pase medido de Özil que lo dejó solo ante la portería con Schwarzer vendido y anotó el 4º. No hubo mas novedades a partir de ese momento y el partido siguió de la misma forma, con los germanos jugando cómodamente y sus rivales completamente rotos. En los instantes finales entró uno de los jugadores a los que abrá que estar atentos en este equipo junto con Özil, Marko Marin, que en su primera jugada tuvo ocasión de marcar tras una buena jugada de su propia cosecha. El árbitro, que no tuvo una actuación para nada buena (más teniendo en cuenta lo fácil que era el partido) añadió 3 minutos, algo totalmente fuera e lugar ya que el partido ya estaba más que sentenciado. Finalmente Alemania dejó la sensación de ser un equipo al que no se le puede descartar para nada en esta competición.


El Crack:















Mesut Özil (ALE)

Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

2 comentarios :

  1. PARTIDAZO.................Alemania canbio su estilo tosco y aburrido por toque y creación, si ya era un equipo ganador y potente jugando gris y a rachas, imaginaos ahora que tiene ese conbinación mestiza que tan buen juego da con el caracter ganador aleman, srios candidatos, ahora an mas, que fuera contra Australia me la suda.......................

    ResponderEliminar
  2. Partido en el que claramente Alemania era la favorita y la que terminó goleando a una Frágil Australia.Saludos desde Fútbol De Etiqueta

    ResponderEliminar