El ejército de José Mourinho

30 sept. 2017

El ejército de José Mourinho


 Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

Esta temporada el Manchester United está confirmando su vuelta a la élite europea tras una época muy oscura y un año de transición en el pasado curso en el que consiguieron dos títulos y sentaron las bases de lo que estaba por venir. Si echamos un vistazo a lo hecho por el equipo de Old Trafford esta temporada, no hay razones para no pensar que la consolidación del proyecto de Mourinho va por un muy buen camino.

Si revisamos el calendario hasta la fecha, el United no pierde un partido oficial desde el 8 de agosto, cuando el Real Madrid les arrebató la Supercopa de Europa. Desde aquel día, los Red Devils encadenan nueve victorias y un empate entre todas las competiciones, con un buen número de partidos en el que el marcador acabó reflejando goleada a favor de los de Manchester. ¿Cuál es el motivo del nivel que está ofreciendo el equipo en la actualidad? Personalmente creo que hay dos detalles clave: el primero de ellos es que la columna vertebral del equipo está todavía en una edad en la que cada año es un punto de madurez más en lugar de un paso hacia el declive, con lo que los De Gea, Bailly, Jones, Pogba, Mkhitaryan o Rashford son este año mejores que el anterior. Por otra parte, el fichaje de dos jugadores de un nivel y adecuación al equipo tan alto como Matic y Lukaku fue también determinante.

¿Qué aporta Lukaku?  Sin duda, aporta superioridad física e incomodidad a los defensas contrarios. Lukaku no es un delantero top de por sí, pero en el esquema de Mourinho se convierte en uno de los jugadores de ataque más temidos de Europa. Hace exactamente lo que se espera que haga, con una movilidad muy incómoda que con frecuencia le lleva a escorarse a banda para entrar en el área como una apisonadora y con opciones a todo. Su fuerza física le permite llegar a balones que otros darían por perdidos y su definición es lo suficientemente buena como para que combinada con la potencia que le imprime al balón su rango de acierto sea muy elevado. Un delantero totalmente del perfil de Mou, que se magnifica en contras y se activa tras robo para atacar de la manera más vertical posible. Sus movimientos de arrastre son ideales para que la segunda línea formada por los Mkhitaryan o Mata pueda llegar por el centro y hacer mucho daño.

¿Qué aporta Matic? El caso del serbio es todavía más increíble, pues no se entiende del todo bien cómo el Chelsea dejó escapar a un rival directo a uno de los mejores mediocentros defensivos de la actualidad por un precio tan alejado de lo habitual este último mercado. Matic ofrece un control de una parcela de terreno tan amplia y concede tan poco margen al rival cuando es momento de buscar el robo que controlar el partido se hace increíblemente más fácil con él en el terreno de juego. Un despliegue físico incansable, inteligencia táctica envidiable y una útil conciencia de sus limitaciones con balón hacen de él un recurso valiosísimo para el fútbol del United.

Todo en este equipo empieza y acaba por la disciplina y la superioridad física. El equipo de Mourinho es una síntesis perfecta de las ideas del técnico portugués, donde no hay espacio para el error y que siempre llega a los últimos minutos del partido con un punto físico por encima del rival. Es común que buena parte de sus goles lleguen a partir del minuto 80, cuando el contrincante necesita un respiro y el United todavía tiene fuelle sobrado para llegar sin dificultades. No es un equipo al que le guste dominar los encuentros mediante la circulación, sino que los controla mediante el posicionamiento y muchas veces incluso prefieren relegar el control del balón al rival. Saben jugar esperando oportunidades y el contraataque es uno de los puntos fuertes.

El buen estado de forma de los más veteranos también contribuye. Young y Valencia, reconvertidos en laterales, están en una segunda juventud que les permite formar de manera muy correcta como flancos de la defensa. También están saliendo bien las cosas con la segunda línea de fuego, pues hombres como Martial o Fellaini, que nunca llegaron a tener verdadero protagonismo e incluso tuvieron pie y medio fuera del proyecto están rindiendo a un nivel inesperadamente bueno en los últimos meses. Lo único que sorprende es el ostracismo de un Ander Herrera que la temporada pasada se erigió como el jugador más valioso del equipo, pero también es cierto que las diferencias de juego entre este equipo y el de la pasada campaña son palpables. 

Todavía queda mucha temporada y los baches aparecen en todos los equipos, pero por ahora parece que José Mourinho encontró la tecla de este Manchester United y consiguió dotarle de personalidad propia para pelear por todo. La Premier es un lugar donde su juego se amolda perfectamente a las carencias de los rivales, pero la prueba de fuego estará en Europa. El proyecto parece todavía bastante inmaduro para poder conseguir pelear el trofeo hasta el final, pero habrá que ver hasta donde son capaces de llegar. En la actualidad, no son inferiores a casi nadie.

0 comentarios :

Publicar un comentario