24 may. 2013

Choque de universos: Cuando la música se une al fútbol

    Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

No es mala idea, como excusa para hablar de algo, reflexionar sobre los factores que unen, en sí mismos, dos fenómenos de masas como son el fútbol y la música. Más allá de épicos conciertos en estadios, cánticos de ánimo desde la grada o puntuales calentamientos al son de de la megafonía, son dos mundos por lo general bastante distantes entre sí. No obstante, hay algo que ambas especialidades necesitan para vivir: las personas. Son esos individuos que forman parte de la música y el fútbol las que, con su amor por ambos, hacen que de vez en cuando sus extremidades lleguen a tocarse, y de eso trataremos hoy, aunque (y sin descartar un posterior acercamiento al tema contrario) solamente en una dirección, la de la música dirigiéndose al deporte rey.

Preparaos para enfrentaros a una amplia variedad de canciones, fotos y, por evidentes razones de falta de espacio para ponerlo todo a la vista, muchos enlaces en los que pinchar. Para ello qué mejor que utilizar como acompañamiento de fondo alguna de las muchas canciones sobre el tema que se compusieron a lo largo de los tiempos. Las hay de todos los gustos, podéis escoger la que mejor os siente: [1] [2] [3] o incluso [4]. Personalmente sugeriré una canción que respira fútbol inglés por los cuatro costados, el 'Come On You Reds' cantado por Status Quo conjuntamente con la plantilla del Manchester United en 1994:



(Si escucháis atentamente os encontraréis que recitan los nombres de los jugadores de aquel momento: "Schmeichel, Parker, Pallister / Irwin, Bruce, Sharpe and Ince / Hughes, McClair, Keane and CantonaRobson, Kanchelskis and Giggs" Sí, señores, el eterno Ryan ya hacía de las suyas por aquel entonces.)

Sin abandonar los temas dedicados a este deporte, y viéndome obligado a hablar de este en concreto más allá de proponerlo como banda sonora del artículo, no se puede pasar por alto el 'Fearless' de Pink Floyd. Con un ritmo pausado y positivo, con la grada del Liverpool entonando de fondo el 'You'll Never Walk Alone' al inicio y al final del tema crean 6 minutos de sonido digno de escuchar. Cabe destacar que, irónicamente, el siempre genial Roger Waters es aficionado del Arsenal (aunque existan más fotos públicas de él con la camiseta de River Plate que con la de los gunners), igual que otro de sus prestigiosos compañeros de gremio, Roger Daltrey, de The Who. Tampoco es de recibo pasar por alto la epicidad de ese inconfundible sonido que todo futbolista quiere oír durante una vuelta de honor al campo, la canción de los campeones, el 'We Are The Champions' de Queen.

No hace falta buscar muy a fondo, todos conocemos canciones que evocan a este bello deporte, que lo utilizan como centro temático. ¿Por qué? Sin duda, porque detrás de ellas existen personalidades entregadas al balón. Quizás uno de los más representativos de esta dualidad fue el inolvidable Bob Marley (a la derecha de estas líneas en pleno partido), que nunca ocultó su pasión deportiva y existen numerosas fotografías que lo retratan con un balón en los pies (aquí con la camiseta del Santos). Incluso llegó a circular una junto a Jimi Hendrix en la que ambos aparecían jugando en el backstage de un concierto, pero desafortunadamente para los mitómanos ese encuentro nunca se produjo, fue un montaje. 

Sé que muchos, al ver mencionadas anteriormente otras bandas ilustres del panorama inglés echaréis en falta a la gente de Led Zeppelin. El que fuera vocalista del grupo londinense, Robert Plant, es un reconocido aficionado de los Wolverhampton Wanderers, y presidente de honor del club. ¿Qué hace jugando al fútbol sin pantalones? os estaréis preguntando al ver la foto, y la respuesta es sencilla: no tengo ni la más mínima idea.También es sobradamente conocida la afición de Steve Harris por el West Ham equipo en el que incluso llegó a jugar en los reserves antes de decantarse por formar Iron Maiden.

Sin abandonar las islas podemos llegar a encontrarnos con un gran aficionado al Celtic como es Rod Stewart, al que vimos llorando en la grada hace poco mientras su equipo ganaba al Barcelona en Champions League, y luciendo los colores de Escocia hace algo más de tiempo. Además, también es inolvidable la estampa con la que Maradona (con una elegante camiseta adornada con la Union Jack) visitó a los Queen durante su gira por Argentina mientras Mercury lucía una camiseta de la albiceleste. Por su parte, Noel y Liam Gallagher, los tristemente separados componentes principales de Oasis, son probablemente los más ilustres pobladores de la grada del City of Manchester (foto a la izquierda de este párrafo). Por su parte, el otro gran exponente del género britpop, Damon Albarn (Blur), supo desconcertar a todos apareciendo en un partido benéfico con una camiseta del Tottenham y un gorro del Chelsea, una combinación cuanto menos peculiar.

También los equipos modestos tienen cabida, aunque sea de forma ficticia. Los que recordéis la gran película-parodia 'This Is Spinal Tap' veríais como uno de los personajes, Derek Smalls, portaba orgullosamente la elástica del Shrewsbury Town. Fatboy Slim (al que muchos ya relacionan con el fútbol por esta nostálgica maravilla) es un honorable miembro de la grada del Falmer Stadium, casa del Brighton & Hove Albion.

Dejándo el siempre romántico fútbol británico y viajando a casa, a la Península Ibérica, nos encontramos con una pintoresca estampa de Rosendo y Robe Iniesta enfundados en los colores del Atletico durante el año del doblete, allá por 1996, algo que les hace compartir equipo con Joaquín Sabina. También se conoce la afición de Yosi y Charly Domínguez (Los Suaves) por el Deportivo. Si echamos la vista hacia otros estilos musicales, Plácido Domingo se declara madridista siempre que se le presenta la ocasión, mientras que Serrat llegó a jugar un partido con el Barcelona de Kubala.  Nuno Bettencourt (Extreme) reconoció que su sueño era ser futbolista del Benfica.

Todo se magnifica, como suele pasar alrededor del fútbol, si viajamos a Sudamérica. Más allá de las innumerables canciones dedicadas a Maradona [1] [2] [3] o los muchos temas de Bersuit Vergarabat sobre este deporte, pocos son los grandes nombres que se mantienen ajenos a este mundo. Uno de los principales exponentes de la musica hispanoamericana, Andrés Calamaro le cantó a Maradona y al Estadio Azteca en canciones ya citadas, además de a su equipo, Independiente, pero sobre todo abundan las menciones sobre muchos otros detalles y momentos relacionados con el césped y el balón. Otro de los grandes, Gustavo Cerati (Soda Stereo), siempre fue otro gran aficionado, y en esta foto de finales de los 80 se le puede ver en plena disputa.Por su parte, Fito Páez tiene su debilidad en Rosario Central.

Norteamérica también tiene lugar para los excéntricos que dan una oportunidad al soccer, con casos como el de Rick Wakeman (árbitro) y Peter Frampton (jugador) llegando a ser principales inversores de un equipo de la North American Soccer League de los 80', Philadelphia Fury. Por su parte, hay que reconocer que ver a Michael Jackson con la camiseta del OGC Niza resulta bastante inesperado, pero aquí, a la izquierda, la viste de forma despreocupada durante una sesión de fotos de 1983, a la que asistió ataviado de esa guisa sin motivo aparente. Es evidente que, por mucho que podamos hablar de algún caso aislado, en EEUU el único fútbol que predomina entre la población es el de la NFL, por lo que lo más común entre sus artistas de cara a sus acercamientos a nuestro deporte son los típicos posados con la camiseta del equipo de fútbol local durante sus giras. Así no es extraño ver a gente como Jon Bon Jovi con la camiseta de Melbourne Heart, o a Lemmy Kilmister apareciendo en este artículo a pesar de no tener ni el más mínimo material para relacionarlo con él, sólo por el hecho de que tiene que estar. No obstante, como último recurso, siempre se puede recurrir a las amistades de David Beckham para encontrar relación con Anthony Kiedis (RHCP) o, evidentemente, las otrora icónicas Spice Girls.

Sea como sea, dos ámbitos muy distintos siempre estarán ligados mediante la gente que hace posible que existan. No quise más que unir dos grandes pasiones de la forma más amena posible, e invitaros a que compartáis más nexos de unión entre ambos mundos, ya que por motivos de espacio e ignorancia me habré dejado multitud de ellos.

PD: Y, sobre todo, pido encarecidamente intentar evitar en la medida de lo posible los chistes evidentes sobre Fabien Barthez o David James cuando se habla de esto de cantar.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada