7 oct. 2010

Peter Schmeichel

Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Tras bastante tiempo sin echar mano de esta sección hablaremos hoy de uno de los mejores porteros de la historia, y el primer guardameta al que la dedico.

Peter Boleslaw Schmeichel nació en Gladsaxe (Dinamarca) el 18/11/1963. De padre polaco y madre danesa, tuvo la nacionalidad polaca hasta los 7 años, cuando, junto con su padre y hermanos, se hizo ciudadano danés. Comenzó joven a jugar al fútbol en un modesto equipo de su localidad natal, debutando con 9 años. Poco tiempo después fue fichado por otro equipo local, el Hero (que más tarde debido a una fusión pasaría a llamarse Gladsaxe-Hero) y que jugaba en una categoría superior. Tras un tiempo jugando en las categorías juveniles finalmente debutó en el primer equipo del Gladsaxe-Hero con 18 años, y aunque perdieron el partido por 1-0, Schmeichel llamó la atención por su gran actuación. Tras dos años más jugando a gran nivel en el club (que aprovechó tanto en lo deportivo como en lo personal, ya que acabó casado con la hija del entrenador), pasó a fichar por el Hvidovre IF, de la primera división danesa. Estuvo 3 años en el club, siendo titular. En su última campaña allí, el equipo no pudo evitar el descenso, pero aún así fue fichado por el primer conjunto grande de su carrera, el Brondby.

Rápidamente se hizo con la titularidad en su nuevo club, y triunfó en su primer año ganando la liga danesa y siendo convocado por primera vez con la selección. No quedarían ahí los éxitos del portero, ya que conseguiría otras 3 ligas (4 en total en 5 años), de 1988 y llegó a semifinales de la disputó como titular la EurocopaUEFA de 1991. Cerró esta gran etapa ese mismo año 91, fichando por el Manchester United (por un precio muy asequible, que Ferguson definió como el negocio del siglo), donde consiguió los mayores éxitos de su carrera. En su primera temporada en los red devils el equipo quedó subcampeón en liga y ganó la primera Copa de la Liga (actualmente llamada Carling Cup) de la historia del club, pero sus mayores logros llegarían a nivel internacional. Fue el arquero titular de su selección en la Eurocopa de 1992 ganada por los daneses, en la que además tuvo un papel vital, lo que le valió ser elegido mejor portero del mundo ese año. Schmeichel seguiría triunfando la siguiente temporada, consiguiendo una sorprendente marca de 22 partidos sin encajar goles, lo que llevó al Man Utd a ganar la Premier por primera vez en casi 30 años, y fue nuevamente elegido mejor portero del mundo en 1993. No obstante, en la siguiente campaña el danés estuvo en la cuerda floja. Una fuerte discusión con su entrenador, Álex Ferguson, lo llevó a estar muy cerca de su salida del club, pero tras disculparse de forma sincera con sus compañeros de equipo, el portero fue perdonado y el equipo volvió a ganar la Premier. La temporada 94/95 fue de sequía para el Manchester, que no pudo lograr ningún título, pero el siguiente año consiguió el doblete ganando la Premier y la FA Cup. Justo después de la temporada del citado doblete llegó la Eurocopa de 1996, en la que los daneses cayeron en primera ronda, papel del que se resarcirían en cierta medida llegando a los cuartos en el Mundial 98. Sería la temporada posterior a dicho Mundial la que pondría fin a la larga carrera en el Manchester de Schmeichel, 8 años en los que ganó todo (5 Premier, 3 FA Cup, 4 Charity Shield, 1 Copa de la Liga, 1 Supercopa europea y 1 Champions), y se despidió a lo grande, consiguiendo un histórico triplete (Premier, FA Cup y Champions).
Ya con 36 años recaló en la liga portuguesa, en las filas del Sporting de Lisboa. Ganó una liga con el equipo verdiblanco y en su estancia en Portugal disputó su último torneo internacional con la selección, la Eurocopa del 2000, poniendo punto y final a su carrera internacional el siguiente año, dejando tras de sí 129 partidos con el combinado nacional que le convirtieron en el jugador con más partidos con Dinamarca de la historia. Estuvo solamente dos temporadas en el conjunto lisboeta, en las que fue indiscutible a pesar de su edad, regresando a Inglaterra en el año 2001, para integrar la plantilla del Aston Villa.

En el club de Birmingham pasó a la historia como el primer portero en marcar un gol en un partido de Premier League (le gustaba subir en las contadas ocasiones en las que tenía oportunidad de hacerlo y consiguió marcar 11 goles en su carrera) algo sólo repetido por Brad Friedel y Paul Robinson hasta el momento. Antes de finalizar su única temporada con los 'villanos' rescindió su contrato de mutuo acuerdo debido a una conflictiva cláusula en el mismo, y terminaría recalando en el que fue el último equipo de su carrera, el Manchester City.

También estuvo una única campaña en el otro equipo de la ciudad que lo vio triunfar, equipo en el que coincidió con su hijo Kasper, también portero. Rendiría a buen nivel hasta decidir poner fin a su carrera en 2003, con más de 700 partidos oficiales a sus espaldas y un buen saco de títulos al hombro.

Tras su retirada, el ex portero se implicó activamente como comentarista, actividad que dejó un poco de lado en los últimos años, en los que se convirtió en un 'showman' habitual en las televisiones de su país.

2 comentarios :

epursimuove dijo...

Porterazo donde los haya. Del primero que tengo recuerdos junto con Paco Buyo.

Anónimo dijo...

junto con lev yashin y gordon banks los mejores

Publicar un comentario