9 mar. 2012

Los cracks que nos perdimos (II): Adriano

Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Después de hablar hace un par de días de Sebastian Deisler, toca hoy hablar de uno de los casos de desperdicio de talento más evidentes de los últimos años:

  • Adriano Leite, el emperador que malgastó su imperio


En 2001, Massimo Moratti anunciaba con orgullo el fichaje de un joven brasileño de 19 años al que presentaron como 'el nuevo Ronaldo'. Sus condiciones para la practica del fútbol, tanto físicas como técnicas, eran abrumadoras y hacían presagiar el mejor de los futuros para un delantero que tenía toda su carrera por delante. Su andadura en Milán no podría haber empezado mejor, su debut llegó en el Trofeo Santiago Bernabeu de ese mismo año y en los 10 minutos que estuvo sobre el campo anotó el gol que dió la victoria a su equipo ante el Real Madrid con un zurdazo que habría firmado el mismísimo Roberto Carlos. Parecía que todo iba bien. El joven Adriano necesitaba todavía acabar de pulirse, por lo que se decidió cederlo a la Fiorentina en la segunda mitad de la 01/02, donde mostró buenas maneras. Pero su explosión llegó en su etapa siguiente, su estancia en el Parma, equipo al que llegó en copropiedad. Sus números fueron de escándalo y el Inter no se lo pensó a la hora de repescarlo.

Sus dos primeros años en el equipo neroazurro siguieron la tónica marcada en Parma, y el mundo del fútbol miraba con admiración a aquel portento al que se le auguraba el mejor de los futuros. En 2005 renovó su contrato por 5 años y algo empezó a fallar. Su rendimiento bajó de forma alarmante, se hizo habitual verlo en  fiestas con un ritmo imposible de compaginar con el deporte al alto nivel, faltaba a entrenamientos sin previo aviso y los excesos eran la tónica habitual de su día a día. Los castigos de Roberto Mancini y Dunga (seleccionador brasileño por aquel entonces) con intención de que cambiase su comportamiento no surtían efecto alguno y su estado de forma comenzó a empeorar a un ritmo preocupante. Se dijo que la muerte de su padre lo cambió por completo y lo llevó a unos hábitos que nunca debió probar.

Después de unas últimas temporadas desastrosas en el Inter, con numerosas ausencias injustificadas y desapariciones mismteriosas incluidas, fue cedido al Sao Paulo, para intentar que en su país de origen volviese a ser el de antes, aunque la realidad fue muy distinta. No pudo ni debutar en liga, ya que su comportamiento provocó que la directiva del club paulista lo devolviese al Inter, alegando que rompía el buen ambiente del vestuario. A Moratti no le quedó otra que darle una última oportunidad. Si José Mourinho, su nuevo entrenador, no era capaz de enderezar su rumbo, nadie podría. Comenzó bien la temporada, pero en 2009 las cosas se complicaron. Se ausentó prolongadamente en su estancia en Brasil de forma reiterada cuando asistía a partidos con la canarinha sin dar señales de vida, y la gota que colmó el vaso fue una famosa y polémica fiesta que destapó la prensa en marzo de aquel año, de la que Adriano fue anfitrión. Al Inter se le acabó la paciencia y rescindió su contrato.

Llegó al Flamengo, donde sus cifras y juego volvían a recordar vagamente a aquel jugador que maravilló a Europa años atrás, por lo que la Roma le ofreció la oportunidad de regresar al Calcio, con resultados desastrosos, y 7 meses después de firmar rescindió su contrato con el equipo de la capital italiana para firmar el pasado verano con Corinthians, donde pernanece a pesar de algún que otro escándalo reciente.

Esta es la historia de un jugador que pudo marcar una época si hubiera querido, pero aún así consiguió superar los 100 goles en la Serie A.

8 comentarios :

Memnoch dijo...

Para el recuerdo de como se jode un jugador y llega a perder el norte la famosa frase de:
"He llegado a necesitar media botella de whisky para poder dormir."
El trallazo de este hombre podría haberle hecho dar muchos goles durante mucho tiempo si no viera la porteria doble.

Anónimo dijo...

Le sobraron fiestas, q esperdicio d talento.

Sergio dijo...

Muy interesante este texto, al igual que el de Deisler. El caso de Adriano me recuerda a Ronaldinho en el Barcelona. Podrías hablar de él más adelante, fue el mejor del mundo pero encaja en esta sección que has creado porque podria haber sido el mejor de la historia, no el mejor durante un par de años. Messi y Cristiano han borrado lo que dejó el brasileño...

En fin, estare atento a esta sección. Saludos

Futbolconpropiedad.com dijo...

Sí, Ronaldinho entraba en los planes de esta sección. Tenía en mente publicarlo en el siguiente artículo, me leiste la mente jaja

un saludo

Sergio dijo...

Acabo de leer que ha sido despedido de su equipo por haberse negado a pesarse...

Futbolconpropiedad.com dijo...

Cierto, lo leí también hace un rato. Pudo haber sido muy grande, pero eligió este camino...una pena

Anónimo dijo...

No sean boludos, la depresión no es joda, se creen que todo lo que hacía era a propósito?
Es muy fácil hablar así de la nada, opinar..

Elias Sancho dijo...

wow con el emperador

Publicar un comentario