4 nov 2020

Published 10:00 by with 0 comment

El futbolista expulsado por decir su nombre

   Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

 

Dean Hulme saca la tarjeta roja a un confuso Sanchez Watt

 

Herschel Sanchez Watt es un futbolista inglés cuyo nombre sonaba con fuerza hace unos diez años como uno de los jugadores más prometedores de la cantera del Arsenal. Debutó con el primer equipo anotando un gol con 18 años en un encuentro de League Cup ante el West Brom y completaba el trío de grandes esperanzas para el futuro gunner junto a Jack Wilshere y Theo Walcott. Un trío que finalmente acabó quedándose bastante lejos de lo esperado especialmente en el caso de nuestro protagonista, del que Wenger llegó a hablar maravillas elogiando su estilo de 'futbolista de la calle'.

Sanchez Watt no consiguió mantenerse en la élite y tras la temporada de su debut con el Arsenal (con el que nunca llegó a jugar un partido de Premier League) encadenó una ristra de cesiones a equipos de categorías inferiores, especialmente de League One, sin lograr especial relevancia salvo en el Leeds, donde consiguió un ascenso a la Championship y extendió su cesión durante un año más para jugar en la segunda categoría del fútbol inglés todo lo que sus lesiones le permitieron. Una vez acabó esa temporada volvió a encadenar varias cesiones a equipos de League One y League Two hasta que se desvinculó del Arsenal definitivamente para fichar por el Colchester, en el que consiguió cierta regularidad antes de irse a probar suerte a la India en 2015 (coincidió brevemente con Carlos Marchena en el Kerala Blasters). Tan solo un año después volvió a su país para adentrarse ya en eso a lo que los ingleses llaman 'non-League Football'. A pesar de tener sólo 26 años, Sanchez Watt se vio relegado a olvidar su prometedor pasado y jugar en el fútbol no profesional.

Fue en esta última y modesta etapa, mientras jugaba un partido de liga con el Hemel Hempstead Town en marzo de 2018, cuando ocurrió la razón de ser de este artículo. El equipo de Watt disfrutaba de un marcador favorable frente al East Thurrock cuando el jugador perdió tiempo, lo que provocó que el árbitro se acercara a él y le sacara una merecida tarjeta amarilla. Como en la National League los futbolistas no llevan el nombre junto al dorsal el colegiado le preguntó cómo se llamaba, a lo que Watt (fonéticamente idéntico a 'what') respondió sin problemas. El único inconveniente fue que el árbitro lo tomó como una provocación, pues se dejó llevar por la fonética y la conversación absurda que sobrevino tras la pregunta fue similar a la siguiente:

—Watt

—What?

—Watt

—What?

—Watt

Después de preguntarle esas tres veces por su nombre sin entender que el futbolista le estaba respondiendo adecuadamente, el colegiado se hartó y le enseñó sin miramientos la tarjeta roja harto de lo que él interpretó como una gravísima burla. El ex jugador del Arsenal no se podía creer lo que estaba pasando e incluso el community manager de su club mostraba serias dudas sobre lo que ocurría en el campo. No fue hasta que el capitán del Hemel Hempstead, Jordan Parkes, intervino para explicarle al árbitro que no es que le estuviera provocando sino que había tenido la mala suerte de apellidarse así, cuando la situación pudo desenredarse y la tarjeta roja fue revocada para volver a la amarilla original. 

Tras eso, las explicaciones del árbitro a la zona de banquillos, las risas y el pudor de un árbitro del que Watt dijo que no le había vuelto a dirigir la palabra en todo el partido. Un Watt que vivió así, en un modesto campo de Hertfordshire, el momento más destacado de una carrera que en un primer momento aspiraba a otro tipo de cotas y que actualmente, con 29 años, está en un punto muerto desde que el pasado mes de enero se quedó sin equipo tras abandonar el Wealdstone.

Tu opinión:
    email this       edit

0 comentarios:

Publicar un comentario