Exdeportivistas en la actualidad: Julian de Guzman

12 mar. 2018

Exdeportivistas en la actualidad: Julian de Guzman


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com


Después de seguir el rastro a Rindaroy y Morel vamos hoy con un futbolista que dejó una mayor impronta en su etapa como jugador del Dépor en las cuatro temporadas que defendió los colores del equipo coruñés.

Nombre: Julian Bobby de Guzman
Nacimiento: 25/03/1981
Posición: Mediocentro
Temporadas en el Dépor: 4 (2005/2006-2008/2009)
Nacionalidad: Canadá
Estado actual: Retirado


¿Cómo llegó al Dépor?

Llegó a Europa muy joven tras ser descubierto en 1997 por ojeadores del Olympique de Marsella mientras jugaba en su Toronto natal. Después de unos años jugando en la cantera del club francés fichó por el Saarbrücken, que le dio en 2001 la oportunidad de hacer su debut profesional en la segunda división del fútbol alemán. Destacó en su segunda temporada en el club de la capital del estado de Sarre y fue inmediatamente fichado por el recién ascendido Hannover 96, convirtiéndose en el tercer canadiense en jugar un partido de Bundesliga. En Hannover disfrutó de 4 años en los que tuvo protagonismo hasta que en verano de 2005 decidió no renovar para buscar una nueva experiencia en el fútbol europeo.

Su nombre se relacionó con el Tottenham, equipo al que su compañero de selección Paul Stalteri acababa de llegar, pero debido al gran número de jugadores con los que tendría que competir por un puesto en Londres decidió firmar por el Deportivo de La Coruña.

¿Qué hizo en el Dépor?

La etapa del canadiense en el Dépor tuvo subidas y bajadas. Llegó al club en verano de 2005 junto a Joaquín Caparrós, en una época muy convulsa en la que el conjunto deportivista estaba llevando a cabo una transición drástica entre la era de las estrellas y la nueva y más oscura realidad. En su primera temporada la presencia de dos pesos pesados como Sergio y Duscher le privó de ganarse la titularidad, pero fue uno de los futbolistas más utilizados en la rotación y sus minutos de juego fueron bastante altos. Se mostraba como un futbolista de gran sacrificio e intensidad, cualidades que supieron ser valoradas por el técnico utrerano.

En este rol de jugador de rotación permanecería otra temporada, pues la llegada de Juan Rodríguez le añadió todavía más competencia. No obstante, en la 07/08, ya con Lotina en el banquillo, de Guzmán supo ofrecer su mejor año como jugador del Dépor. Disputó 33 partidos de liga como titular y se convirtió en uno de los mejores de la temporada del equipo blanquiazul y ayudando a su clasificación para la Copa de la UEFA.

No obstante, su época dorada no duró mucho, pues al año siguiente las lesiones y una serie de actuaciones bastante desafortunadas le llevaron a perder el puesto en favor de un Juan Rodríguez que ocupó su lugar entre los jugadores destacados del equipo. Al terminar esta cuarta campaña viendo que había perdido protagonismo, decidió no renovar y volver a su Canadá natal.

¿Qué fue de él?

Tras finalizar su contrato con el Dépor regresó a su ciudad firmando por el Toronto FC como jugador franquicia (en la MLS se designa así a jugadores que la liga permite fichar sin tener en cuenta el tope salarial obligatorio en la competición), convirtiéndose en el primer futbolista canadiense en llegar al torneo en esa condición. 

Sus dos primeros años en Toronto estuvieron marcados por un rendimiento inconsistente y un buen número de lesiones, no siendo hasta su tercer año en el equipo cuando su rendimiento empezó a dar frutos. No obstante, nunca llegó a ofrecer el nivel esperado en un jugador franquicia y simplemente fue visto como un jugador de rendimiento aceptable, siendo utilizado en muchas ocasiones como rotación. En la MLS los jugadores franquicia son un recurso valioso y no consiguió llegar a las expectativas, con lo que en 2012 fue enviado al Dallas FC intercambiado por Andrew Wiedeman.

En Dallas permaneció solamente medio año antes de quedar libre y decidir probar suerte de nuevo en Europa fichando por el modesto SSV Jahn Regensburg en el mercado de invierno para ayudar a salvar al equipo de su descenso a la tercera categoría del fútbol alemán. Tras no conseguir la permanencia y finalizar su contrato, optó por firmar por el Skoda Xhanti de la superliga griega, equipo en el cuál volvió a jugar en Europa League.

Después de una temporada en Grecia con bastantes minutos de juego, su contrato expiró y comenzó a buscar una nueva oportunidad en el fútbol alemán para estar más cerca de su familia, pero no encontró nada de su agrado. Depués de medio año sin equipo firmó a principios de 2015 por Ottawa Fury de la NASL, donde llegó a ser nombrado capitán y permaneció hasta su retirada en enero de 2017 con 35 años.

Tras su retirada se convirtió en entrenador asistente para Ottawa Fury (que pasó a competir en la USL en lugar de en la NASL) y desde agosto hasta octubre del pasado año se convirtió en entrenador interino del primer equipo después de la dimisión de su predecesor en el cargo, consiguiendo ganar un solo partido de los doce que dirigió. Actualmente  continúa formando parte del organigrama de Ottawa Fury ocupando el puesto de manager general desde diciembre de 2017.

Curiosidades:

  • Fue el primer jugador canadiense en jugar en la primera división española, y hasta ahora el único junto a su hermano.
  • Su hermano menor, Jonathan, también es futbolista profesional y juega en el Eintracht de Frankfurt. A diferencia de Julian, Jonathan decidió ser internacional por Holanda.
  • Un año después de llegar al Toronto FC convenció a Mista, excompañero en el Dépor,  para  que fichara por el club.
Trayectoria:



2 comentarios :

  1. desde agosto hasta octubre del pasado año se convirtió en entrenador interino del primer equipo después de la dimisión de su predecesor en el cargo, consiguiendo ganar un solo partido de los doce que dirigió

    pues ya tenemos nuevo entrenador para cuando larguemos a Seedorf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensé justamente lo mismo, aunque ganar un partido es ya tener un nivel considerable. Quizás no quiera venir al Dépor para no dar un paso atrás.

      Eliminar