31 ago. 2013

El Bayern no necesitaba a Pep

Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Para evitar parecer ventajista esperé hasta hoy para exponer un tema que me lleva rondado la cabeza desde los albores del proyecto. Es una reflexión basada en una mezcla de sensaciones previas y partidos vistos desde su llegada, y creo que este es el mejor momento para exponerlo todo. Creo que sí, que acabará funcionando y es posible que se convierta en una futura dinastía del éxito, pero creo que de todos los equipos punteros que existen en el fútbol europeo, el Bayern de Múnich era probablemente el que menos necesitaba a Guardiola.

Mis sensaciones a priori eran lógicas, el Bayern de los últimos dos años fue un rodillo, un equipo asfixiante, vertical y a la vez avasallador en la posesión. El anterior proyecto había conseguido ya un equipo dominador de Europa, con jugadores perfectamente adaptados e ideales para jugar de esa forma. El estilo Pep es algo diferente, algo que se está instaurando de manera firme pero lenta, mientras se ve a un equipo que busca asimilar conceptos, que va progresando en ello pero al que le hará falta tiempo para conseguir la excelencia. Estamos viendo a un Bayern trabado, como es normal, ante una revolución de tamaño calibre.

Opino que no necesitaban un cambio de ciclo cuando este estaba todavía comenzando su esplendor, cuando a Lahm o Schweinsteiger les quedan al menos, si no hay sorpresas, 3 años de máximo rendimiento, y los Kroos, Alaba o Müller tienen todo un futuro por delante. No era este, al menos, el año; un año en el que se confirmaba lo visto en el anterior, que Heynckess creó un monstruo capaz de barrer a cualquier rival mediante la táctica del punch demoledor y la intimidación continua.

Por otra parte estaba lo comprensible de la contratación, la necesidad de decidir. Guardiola es un hombre de proyectos largos, y era ahora cuando estaba libre y se le podía ofrecer un cargo con una plantilla del más alto nivel, mientras que el futuro era una incógnita. Está claro que una vez aquel proyecto llegase al declive fichar a Pep para comenzar otro nuevo habría sido la idea imperante, pero probablemente en ese momento estaría con equipo. Es posible que estuviesen valorando los pros y los contras de esperar o lanzarse, y optaron por la última opción para, si fuese necesario, sacrificar una temporada de adaptación por un fin mayor: el de crear un proyecto largo capaz de ganar todo jugando a su estilo.

Por el momento, el Bayern ya tiene el primer título de la temporada. y quién sabe si esperará alguno más. No podemos saber todavía si su etapa en Múnich será de gloria o no, pero apostaría porque acabará triunfando porque su personalidad perfeccionista no le permite otra cosa. El Bayern no necesitaba a Pep, pero ya que lo tienen habrá que esperar y ver si consigue volver a crear la magia que ya consiguió en Barcelona.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Opino igual como seguidor del Bayern, me incomoda lo que hace Guardiola en el equipo, en vez de el acomodarse al estilo de juego del Bayer, que lo habia hecho un equipo ordenado, arrollador y bien definido en todas sus lineas, el quiere transformar al equipo.

Ralexis Guillén dijo...

Buena nota. No se sabe a ciencia cierta si Jupp se fue porque así lo quiso o lo "fueron" por el halo mediático de Guardiola, pero todavía tengo la sensación de que a Heynckess se le quitó la oportunidad de hacer una historia más grande en el Bayern. Pero sí, con Guardiola la historia de éxitos va a continuar.

Publicar un comentario