29 jul. 2012

Goles míticos (XV): David Beckham a Grecia (2001)

El gol de hoy significó la agónica clasificación directa de Inglaterra para el Mundial de 2002. En aquel partido (el último del Grupo 9) disputado el 6 de octubre de 2001 en Old Trafford, la selección británica debía ganar contra Grecia para asegurarse el primer puesto del grupo, ya que un empate de Alemania les obligaría a jugar play-off. No pintaban nada bien las cosas para los de Sven-Göran Eriksson, que en el minuto 93 perdían por 1-2, con goles de Charisteas y Nikolaidis para los helenos y de Sheringham para los locales. Fue exactamente en ese minuto cuando Kostas Konstantinidis cometió una falta a unos 30 metros del arco defendido por Antojnis Nikopolidis.

La tensión se hacía insoportable en las gradas, las caras de la afición inglesa lo decían todo. Una derrota haría que a los alemanes les bastase con un empate para relegarlos a la repesca, y no querían tener que soportar dos partidos más para verse en el Mundial. David Beckham ejerció de capitán y se encaminó decidido a sacar la vital falta. El '7' cogió carrerilla y, tras pensarlo unos segundo, se encaminó a golpear el balón, que se coló por la mismísima escuadra sin que el portero pudiese hacer nada. El resultado, unido al empate de Alemania ante Finlandia consiguió hacer que se clasificasen para jugar en Corea y Japón.





0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada