Jugadores olvidados (XI):Júlio César Santos Correa

9 ago. 2011

Jugadores olvidados (XI):Júlio César Santos Correa


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

El jugador del que hablaremos hoy es un auténtico trotamundos del fútbol. Lo recordaréis como aquel jugador que despuntó (?) en Valladolid a finales de los 90 y fracasó en el salto al Real Madrid. Desde ese momento su carrera deportiva se convirtió en una curiosa ruta turística.

Júlio César Santos Correa



Demarcación: defensa
Nacionalidad: brasileño
Edad: 32
Sus equipos en España: Valladolid (1996-1999, 2003-2004), Real Madrid (1999-2001) y Real Sociedad (2000-2001)


¿Cómo llegó a España y qué hizo en nuestra Liga?

Júlio César pasó por los juveniles del América de México y comenzó a jugar profesionalmente muy joven en las filas del CD Marathón hondureño (ya por esta época se podía observar su gusto por los viajes) y el Valladolid se lo trajo a España a la pronta edad de 18 años, en un fichaje cuanto menos sorprendente. Su primera etapa en el club pucelano fue buena, consiguiendo asentarse como un jugador importante en el centro de la zaga y acumulando un montante de partidos importante para un futbolista de su edad, incluso llegando a disputar UEFA en su segundo año como blanquivioleta. Lorenzo Sanz (o más bien Pirri, secretario técnico del Real Madrid por aquel entonces) pensó que iba a ser un crack de futuro y a pesar de que en su último año en Valladolid no fue ni titular se lanzó a por su fichaje. Lo consiguió, y no sólo eso, sino que dio lugar a la que podría ser la presentación más 'renaldinha' de la historia de la entidad merengue, ya que el mismo día que Júlio César llegó a Madrid, Congo hacía lo propio, con lo que ambos mostraron orgullosos y juntos en rueda de prensa la camiseta que tan poco sudarían posteriormente. Su primer año no fue del todo malo, y se convirtió en uno de los defensas más usados de la plantilla, aunque sin demasiado brillo, por lo que Del Bosque decidió prescindir de sus servicios para la campaña siguiente.

Resignados ante el fracaso de la apuesta de futuro, la directiva le buscó una salida. Fue el Milán quién picó apostó por él, con poco éxito, ya que no duró mucho en tierras italianas por problemas de adaptación, lo que le hizo volver a España para jugar la mayor parte de la 00/01 en la Real Sociedad, dónde se reencontró nuevamente con Toshack, su primer técnico en Madrid. Poco más de media temporada en Donostia con un bagaje de 17 partidos ligueros no bastaron para convencer a Del Bosque de seguir apostando por él, con lo que su salida del cuadro merengue en la siguiente campaña fue definitiva.

¿Qué fue de él?

Su nuevo destino fue Benfica, donde consiguió acumular un buen número de partidos, pero no llegó para seguir contando para el cuerpo técnico, que decidió dejarlo ir el siguiente año al Austria Viena, donde pasó sin pena ni gloria antes de volver a España para reverdecer (?) viejos laureles en Valladolid, jugando un buen número de partidos que ayudaron al descenso del cuadro pucelano esa campaña. Desprestigiado en España buscó su sitio en Inglaterra, donde el Bolton esperaba su llegada (puede que por recomendación de su ex compañero Iván Campo, por aquel entonces hombre importante del club inglés). Su etapa en los Trotters fue pobre, con un bagaje de 5 partidos de liga en los que lo más significativo que logró fue un mano a mano con Cristiano Ronaldo en el que, como vemos, consiguió imponerse contra todo pronóstico.

Al finalizar la temporada volvió a echar mano de la maleta (que empezaba ya a tener las costuras destrozadas debido al abusivo uso) para regresar a México y jugar en Tigres, donde tuvo una buena actuación y dejó un gran recuerdo en la afición, algo que no obstante no serviría para que su estancia se prolongara más de un año, volviendo a Europa en verano de 2006 para firmar por el Olympiacos griego.

Por primera vez en mucho tiempo, el zaguero brasileño consiguió estar más de una temporada en el mismo club, alcanzando la abrumadora cifra de 2 años en la entidad rojiblanca, en los que además de coincidir con compatriotas del nivel de Rivaldo o Elano (y también con antiguos conocidos de nuestra liga como Haruna Babanguida o el siempre impetuoso Raúl Bravo), rayó a buen nivel antes de probar suerte en un nuevo país marchándose al Dinamo de Bucarest rumano, donde la suerte no le sonrió y después de un año discreto, se compró una maleta nueva y llegó a Turquía para jugar en el Gaziantepspor, donde con su curioso número 55 a la espalda (suponemos que será el número de países en los que quiere jugar antes de retirarse) consiguió asentarse como habitual en las alineaciones del equipo que más empates cosechó en la Superliga Turca 08/09. Llegó posteriormente al Marítimo portugués, donde el entrenador se pensó que le estaban gastando una broma pesada al verlo llegar sonriente al primer entrenamiento, con lo que rápidamente le dieron salida sin haber disputado ni un sólo partido.

Fichó en marzo de 2011 por el Sporting Kansas City para demostrar en la MLS que aún le queda mucho que aprender ofrecer, y a día de hoy allí sigue, intentando alcanzar el sueño americano que en su día también buscaron otros grandes como Mista (que en la foto sale efectuando su jugada estrella durante su estancia en Toronto) o Celades.

6 comentarios :

  1. ES BUEN JUGADOR... SE LE RECUERDA MUCHO EN TIGRES

    ResponderEliminar
  2. Que mal jugador antiprofesional, otro que le vió la cara a tigres huyendo a tiempo del equipo. Los ingenuos creen que era bueno, pero sólo por que lo comparan con troncos como sidney balderas, palma rivas, marino , etc

    ResponderEliminar
  3. Lo vi jugar en el Marathon, a mi parecer un excelente jugador.

    ResponderEliminar
  4. No recuerdo muy bién el año,pero si no me equivoco aquí en Costa Rica vino a hacer una prueba con un equipo llamado San miguel,de los más chicos que había y,qué creen?no pasó la prueba y,tremenda sorpresa al poco tiempo verlo en el mismísimo Real Madrid.

    ResponderEliminar
  5. Lo vi jugar en el Marathon, creo que es de lo mejor que ha venido a nuestro país, considerando nuestro modesto nivel..


    ResponderEliminar