15 ago 2021

Published 23:50 by with 0 comment

Anecdotario grotesco del Real Club Deportivo de La Coruña (5): Un paseo en Mini

  •  Puedes leer todo el 'Anecdotario grotesco del Real Club Deportivo de La Coruña' aquí 

El Dépor encaró el mercado de verano de 2013 con ciertas urgencias. Recién descendido y con un tope económico marcado por la Liga que no daba para grandes alardes, el club coruñés llegó al final del mercado con algunos huecos en su plantilla todavía por cubrir.

 


Las últimas pinceladas para cerrar la plantilla deportivista serían un central que ya había vestido la camiseta blanquiazul la anterior campaña, Carlos Marchena, y un delantero propiedad del Udinese, Alex Geijo. Ambos se presentaron a día 2 de septiembre de 2013 a pasar reconocimiento médico con el club y fueron paseados por la ciudad de Coruña en un Mini descapotable, siendo fotografiados por periodistas y aficionados que daban por hechos ambos fichajes. No obstante, pocas horas después se confirmaba que la presencia de uno de los dos protagonistas en el paseo sobraba.

Con el club metido en un proceso concursal, cada fichaje era observado con lupa por los administradores del club, que debían dar el visto bueno antes de firmar a cualquier futbolista. El contrato de Marchena fue aceptado, pero en el caso del delantero la cosa no pintó igual de bien. Tras semanas de negociaciones y un reconocimiento médico pasado, el jugador del Udinese veía como, poco después de sacarse la foto que ilustra este artículo, el administrador concursal salía a declarar públicamente que su fichaje era "absolutamente inasumible" y que no llegaría a oficializarse. Así, en cuestión de escasas horas, Alex Geijo pasó de darse un baño de masas en Coruña en el asiento trasero de un descapotable a fichar por uno de los rivales del Dépor aquella temporada: el Mallorca.

    email this       edit

0 comentarios:

Publicar un comentario