13 ene. 2012

Jugadores olvidados (XIII): Iván Kaviedes

Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

El jugador que recordaremos hoy en el apartado de 'Jugadores Olvidados' pasó por España de forma bastante decepcionante tras llegar como una de las principales promesas del fútbol sudamericano.

Jaime Iván Kaviedes Llorenty


Demarcación: Delantero
Nacionalidad: Ecuatoriano
Edad: 34
Sus equipos en España:Celta (1999-2000 y 2002-2003) y Valladolid (2000-2001)


¿Cómo llegó a España y qué hizo en nuestra Liga?

Nació en Santo Domingo (Ecuador) en 1977 y, tras jugar en varios equipos de su ciudad natal, emigró a Guayaquil con 15 años, donde lo fichó el Emelec, que se convertiría en el club de su debut profesional en 1995. Llamó la atención de los equipos europeos en 1998, cuando su equipo fue subcampeón de Ecuador y se convirtió en máximo goleador mundial del año con 43 goles, lo que le llevó a conseguir otro galardón, el de mejor jugador ecuatoriano.

Esta buena actuación lo llevó a cruzar el charco para llegar a las filas del Perugia italiano, donde estaría sólo media temporada, marcando 4 goles en 14 partidos. Tras no afianzarse en la Serie A y hacer un buen papel en la Copa América aterrizó en España para jugar en el Celta de Vigo en la 1999/2000. No pudo hacer ni un sólo gol en los 5 partidos de liga que disputó con el equipo celeste y después de esta mala campaña encadenó una serie de cesiones, la primera de ellas al Puebla mexicano, donde sus números mejorarían, y posteriormente al Valladolid. En el equipo pucelano su temporada tuvo numerosos altibajos, y se le recuerda especialmente por su gol de chilena al Barcelona, además de por conseguir el gol que clasificó a su selección por primera vez para un Mundial (Corea-Japón 2002. Al finalizar el año volvió al Celta, que lo volvería a mandar en préstamo, esta vez al Oporto, donde debutó en partido de Copa, pero tras la llegada de José Mourinho al banquillo del Dragao no fue tenido en cuenta y no pudo ni siquiera debutar en liga, por lo que se buscó una nueva cesión al Barcelona de Guayaquil.

En verano de 2002 tendría que haber vuelto a la disciplina del Celta, pero en una fiel demostración de su despreocupado (por catalogarlo de alguna forma) carácter llegó cuando decidió no presentarse a la pretemporada y notificar al club poco después que no iba a volver.


¿Qué fue de él?

Después de esto estuvo unos meses semiretirado del fútbol, hasta que a principios de 2003 volvió al Puebla, donde no triunfó, y posteriormente regresó a su país para jugar en las filas del Deportivo Quito hasta 2004, cuando regresaría a Barcelona de Guayaquil. Su buena actuación en este equipo hizo que un club europeo volviese a confiar en el, esta vez el Crystal Palace inglés, que le ofreció un periodo de prueba para terminar contratándolo después de un mes. En la Premier League casi nunca entró en los planes de su entrenador Ian Dowie y terminó jugando con los Reserves, con lo que en el mercado de invierno de 2005 lo mandaron de vuelta a su anterior equipo. 

Sus números volvieron a ser buenos, lo que le valió el pase como cedido a Argentinos Juniors donde, a pesar de tener minutos, no llegó a triunfar. Terminó su contrato y fichó por El Nacional de Quito, donde consiguió mantenerse, por primera vez en mucho tiempo, como titular durante una campaña completa, marcando 14 goles, lo que hizo que se hablase de su 'vuelta' al máximo nivel. No obstante su equipo no quiso mantenerlo y lo traspasó a Liga De Quito, donde sólo jugó 3 partidos para posteriormente estar alejado 2 años del fútbol debido a una alta deuda con su ex equipo e incluso un internamiento en una clínica de rehabilitación, hasta que en 2010 volvió para firmar por el Macará, donde volvería a tener problemas hasta ser apartado del equipo, y poco después regresar a El Nacional, donde incumplió su contrato y volvió a desatar la polémica. A principios de diciembre de 2011 se oficializó su fichaje por el Deportivo Quito para el inicio de 2012, y allí sigue, a pesar de que ya hay apuestas sobre cuanto durará en el equipo de la capital ecuatoriana.

2 comentarios :

Ramontxu Pérez dijo...

Como curiosidad, comentarte que a Kaviedes le llamaban "El inseminador", ya puedes imaginarte por qué. Un saludo.

Futbolconpropiedad.com dijo...

Sí, conocía el apodo. Curioso cuanto menos xD Un saludo

Publicar un comentario