3 ago. 2013

Un repaso a las ideas iniciales de Pep

Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com


Este año la vuelta al trabajo de los equipos europeos llegó con unos cuantos atractivos que tener muy en cuenta, como la vuelta de Mourinho al Chelsea, la sociedad que formarán Messi y Neymar o el que nos ocupará en este artículo: la llegada de Pep Guardiola al Bayern de Múnich, donde buscará repetir los éxitos históricos que consiguió en el Camp Nou. Tras ver un puñado de partidos de este nuevo proyecto creo que hay algunas teclas que tocar, algo que no llega a funcionar del todo. Cosas que son normales en un equipo que busca cambiar drásticamente su estilo y que conociendo al técnico catalán serán subsanadas, pero que por el momento seguro que están empezando a obsesionar al entrenador del equipo bávaro, que vio cómo se le escapaba el primer título de la temporada a manos del Borussia.

  • ¿Hegemonía en la portería?
 En la era Heynckes, Neuer era una figura inamovible. Durante los 2 años que el anterior técnico estuvo en el banquillo, el portero de Gelsenkirchen jugó prácticamente todo, en Bundesliga, Copa y Champions League, mientras el segundo portero (la primera temporada Bütt y después Starke) era un simple reserva que jugaba si había algún contratiempo o en algún partido puntual. Tras el partido de Supercopa (a pesar de que ahí Neuer era baja) cabe la pregunta de si utilizará la misma fórmula que en el Barça, dando minutos al segundo portero en las competiciones alemanas de eliminatorias. Si lo hace así tendrá trabajo por delante para solventar los problemas de confianza que mostró Starke contra el Dortmund, que alternó acciones de mérito con errores de parvulario.

  • ¿Cómo salimos?
A Pep le gusta tener un central capaz de romper líneas para tener una efectiva (y ágil) salida del balón cuando los mediocentros no llegan a ofrecerse. El problema es que quizás en este Bayern se apuesta por algo difícil de encontrar. Tenemos a Javi Martínez, que en la época de Bielsa se convirtió en esa posición en un jugador clave (aunque sólo durante un puñado de meses), pero aquel era un equipo con una presión muy arriba y Llorente como referencia, que se aprovechaba de los medidos desplazamientos en largo del futbolista navarro. Al fin y al cabo, el Javi del Athletic jugaba de central, pero no era un central al uso y no necesitaba las nociones teóricas del defensor puro, sino que era casi un puesto ideado por el Loco para él. Si en el Bayern se le exige jugar ahí, debería empezarse a crear para él un intensivo entrenamiento de lectura del juego y confiar en que pueda asimilarlo a tiempo. En el partido ante el City se le evidenciaron carencias en esa posición en cuanto a posicionamiento. En cuanto a la salida de balón, que es lo que nos ocupa, tampoco va a ofrecer cosas fuera de lo general. Javi es un grandísimo ejecutor de desplazamientos en largo, pero a la hora de romper líneas flojea, y a la hora del pase convencional no es mucho más que un apoyo efectivo y constante, algo que también se ve cuando juega en el medio, ya que no es un iniciador de juego tan brutal como puede ser un Busquets, más bien es un jugador muy normal en ese aspecto.

Por su parte, también estamos viendo una absoluta predilección por darle a Dante los galones a la hora de comenzarlo todo cuando Schweinsteiger no llega a tiempo. El brasileño es un jugador con buena técnica y salida de balón competente, pero no es lo suficientemente sobrado ni inteligente en la toma de decisiones como para tener ese papel. Multitud de intentos de rotura de líneas fallidos y desplazamientos en largo imprecisos supusieron pérdida de posesión para el equipo de Múnich. La figura del central que Pep tiene en mente necesita de alguien superlativo en esa faceta, de un Piqué o un Thiago Silva. Incluso David Luiz sería el hombre, pero si ficha al del Chelsea más le valdría no tener la idea de utilizar a Javi como su compañero de zaga.

  • Thiago
Todos estamos muy ilusionados con el jugador que va a ser Thiago, pero no podemos olvidarnos que es por el momento un proyecto, un diamante en bruto. Necesita sentirse importante y tener muchos minutos, pero estamos viendo que quizá estemos ante un magno reto. Con este tema hemos de volver al tema de Javi Martínez. ¿Acaso es positivo renunciar al puesto de medio defensivo a cambio de utilizar un box-to-box como Schweini acompañado de dos interiores más ofensivos? El desgaste de Bastian se magnifica en defensa y apoyo se le pierde en mayor medida para el ataque, ofrece sólo un 50% del jugador que es no sólo por el hecho del citado desgaste defensivo, sino también por el conflicto de competencias con sus compañeros de medular. Thiago jugo de manera sublime en la Audi Cup, eso sí.

No traté la situación de Luiz Gustavo en el rol de '5' porque parece que Pep no cuenta con él. En mi opinión, veo al brasileño como uno de los mejores del mundo en su puesto y creo además que encajaría muy bien en este proyecto por su gusto por la búsqueda del pase vertical, pero algo debe de ver Guardiola en él que no le llega a convencer.

  • Recursos variados, aprovechamiento monótono
Para mí el encuentro ante el City fue una auténtica mina de conclusiones, más que el del Borussia, y algo que vi durante la primera parte del Guardiola vs Pellegrini fue una monotonía ofensiva alarmante cuando tienes dos de las mejores bandas del mundo (la izquierda, con Ribèry y Alaba es probablemente la de mayor podería ofensivo de Europa). Parecía buscarse en todo momento el desborde de Robben y el desdoble de Lahm, a buen seguro sabiendo que la banda débil era la de Clichy, pero buscar la rotura por banda izquierda habría hecho naufragar a Boyata en las ayudas, un futbolista muy propenso a los errores cuando se enfrenta a jugadores rápidos. Además, a lo que aquí me refiero no es a que no usen las bandas, más bien todo lo contrario. Buscan el juego escorado, pero no consiguen que sea algo diferencial, como pasaba con Jupp. Consiguen llegar a línea de fondo, pero parece que el centro no es una opción. Se diluyen en el pase raso y pierden opciones de peligro. Es cierto que el Barça lo basaba todo en el césped, pero el Bayern tiene recursos diferentes que deben aprovecharse de forma diferente, es una de esas cosas a las que Guardiola debe acoplarse si quiere sacar el máximo rendimiento.

Los recursos que tiene la plantilla del Bayern en ambos costados son abrumadores, sin igual en casi ningún otro equipo, y han de ser aprovechadas. Los experimentos que el de Santpedor está llevando a cabo (incluso llegando a situar a Lahm de extremo) deja claro que está al corriente y busca fórmulas para optimizar la capacidad, tanto ofensiva como de defensa, que ofrecen.
  • ¿Experimentamos en la referencia?
Siempre fui de la idea (bueno, siempre no, sólo desde la irrupción la figura del falso 9) de que un equipo necesita una referencia arriba, un delantero que fije las posiciones, que diga "aquí estoy yo". Es un papel vital no sólo por eso, sino porque además también simplifica la tarea de los jugadores que tiene por detrás. 

En el partido ante el City Pep quiso utilizar a Müller de falso 9, con mucha presencia en el mediocampo, pero es algo que no debería buscar teniendo jugadores de área efectivos como Mandzukic o incluso el eterno revulsivo Pizarro. La figura del falso 9 no debe ser más que una emergencia, para llegar, sorprender e incomodar el marcaje ya está la figura del box to box, y en eso Schweinsteiger es un recurso incalculable. Con la salida de Mandzukic en la segunda parte el Bayern ganó en profundidad. Teniendo al croata en plantilla la idea de jugar sin 9 puro no debería ser una opción.


Son simplemente unos cuantos apuntes, notas a modo de reflexión sobre aspectos que habría que estudiar a fondo. Lo que está claro es que este Bayern, si nada se tuerce, va a conseguir grandes cosas, porque a pesar de todo está consiguiendo sacar todos los partidos adelante. Todos menos uno.

1 comentarios :

TUTO VILLA dijo...

Que gran equipazo!! Veremos a ver como lucha contra Klopp

Un saludo

Publicar un comentario en la entrada