Antonio Di Natale, un heroe mortal en un mundo de dioses

17 abr. 2012

Antonio Di Natale, un heroe mortal en un mundo de dioses


El fútbol moderno no tiene alma. Es un escenario frío con actores alejados del sentimiento, una práctica capaz de desatar pasiones sentidas más profundamente por quien lo ve que por quien lo practica. El halo que rodea a las máximas categorías de este deporte es casi impenetrable.

Los futbolistas modernos están elevados a la categoría de deidades alejadas de los problemas mundanos. Están presentados como una carcasa impersonal, rodeados de cuidados que les impiden mostrar su lado humano en público. La falsa perfección es lo que vende, y toda persona metida en el mundo del fútbol lo sabe. Los clubes dictan unas normas de estilo, los entrenadores advierten a sus pupilos más polémicos a la hora de hacer declaraciones y en las apariciones públicas se deja bien claro quien es la estrella y quien la plebe, llegando incluso a interponer verjas entre el futbolista firmaautógrafos y la afición enloquecida.

Los menos reflexivos aceptan la situación como habitual y los más pesimistas lo ven como un mundo en el que sólo hay lugar para lo material, pero a veces conocemos noticias que hacen que todos se posicionen en la misma idea: no todo está perdido. La última de ellas tuvo como protagonista a Antonio Di Natale, el goleador incansable de Udinese.

El Toto es un crack atípico. Llegó al estrellato con una edad ya avanzada, a la que muchos otros jugadores ya están pensando en el retiro dorado, y lleva mucho tiempo demostrando que la edad no hace mella en su juego. Un goleador infalible que cuando tiene la portería en el punto de mira no duda y no comete errores. Sus virtudes futbolísticas darían para un artículo, pero no es eso lo que quiero tratar hoy, sino la noticia de que decidió hacerse cargo de la hermana discapacitada del fallecido Piermario Morosini.

Morosini, ex compañero de Di Natale, sufrió un fatal infarto el pasado fin de semana en un partido de Serie B italiana, una escena escalofriante que terminó en tragedia, una más a sumar a la historia de su ahora indefensa hermana, que ya había perdido a sus padres y a otro hermano, por lo que se había quedado sola y haciendo frente a una discapacidad. Di Natale, al enterarse de la triste noticia y con el aprecio que le unía a su amigo, que lo acompaño cuando necesitaba apoyo, quiso devolver el favor. Reflexionó rápidamente y, tras pedir apoyo al fútbol italiano y dar a conocer la situación, decidió que se haría cargo de Carla María Morosini como una más de su familia, un gesto que no pasó inadvertido para nadie.

Puede que tenga difícil ir a la Eurocopa (aunque se lo merece más que muchos otros que sí irán), puede que no tenga sus vitrinas llenas de títulos continentales, ni siquiera nacionales, pero lo que es innegable es que su grandeza va más allá de cualquier trofeo futbolístico. Un ejemplo a seguir que deja claro cuales son sus prioridades en este mundo, y que a partir de ahora contará con más seguidores incluso que los que ya tenía. Y sin gloria competitiva de por medio, algo difícil para un futbolista en los tiempos que corren.

Desde aquí sólo queda sacarse el sombrero ante algo así, un gesto que eleva a Di Natale a la categoría de heroe dentro y fuera de los terrenos de juego, y que incluyo en la categoría 'Destellos de calidad', ya que la clase también se puede (y se debe) mostrar sin el traje de jugador puesto. Grazzie Toto, por humanizar el fútbol.

6 comentarios :

  1. un fuera de serie Di Natale, si Prandelli no lo lleva a la Eurocopa comente un error gravisimo, es un jugador que es garantia de gol, te interesaria un intercambio de links? dimelo en mi blog http://el-mediocentro.blogspot.com.es/ y los intercambiamos un saluda!

    ResponderEliminar
  2. Una gran persona ademas de un gran futbolista.Lo dicho un autentico crack que se merece mi simpatia y admiracion.

    ResponderEliminar
  3. Es un futbolista que además es importante en un vestuario, crea compañerismo. Yo no lo dudaba a la hora de convocarlo

    ResponderEliminar
  4. ¡¡IDOLO DI NATALE!! Un grande tanto dentro como fuera del campo, de los que dejan huella y son un ejemplo para las nuevas generaciones.

    ResponderEliminar
  5. Sin duda, una pena que la gloria le llegara bastante tarde

    ResponderEliminar
  6. Japydoc
    Sin duda un gesto extraordinario que solo se da en personas desprovistas
    De todo gesto de publicidad, falsa modestia y que avalan la grandeza de espíritu
    Y la entereza moral de la persona , crack dentro y fuera de la cancha
    Antonio di Natale

    ResponderEliminar