26 dic 2020

Published 12:06 by with 0 comment

Anecdotario grotesco del Real Club Deportivo de La Coruña (4): La lealtad de Sylvain Wiltord

 

  •  Puedes leer todo el 'Anecdotario grotesco del Real Club Deportivo de La Coruña' aquí  

 

Sylvain Wiltord fue uno de los atacantes franceses más importantes de su época. Fue protagonista en el Arsenal dominante de principios de siglo, acumuló casi un centenar de internacionalidades con su selección y dejó goles en todos los sitios a los que fue. ¿En todos? No, en realidad no en todos, pues su paso por A Coruña fue tan efímero que no tuvo tiempo ni a vestirse de corto.

 



El atacante galo cerró un contrato con el Deportivo, tras largas negociaciones con su club de origen (el Rennes), en verano de 1996. No obstante, el acuerdo contemplaba que Sylvain se quedaría un año más en el club francés antes de recalar en Coruña para que el Rennes tuviera tiempo de encontrarle un sustituto a la altura. Desafortunadamente para todos, ese período de cesión sirvió poco más que para invitar al jugador a empezar a demostrar cierta laxitud en la interpretación de sus obligaciones profesionales. Tanto su escaso rendimiento como algunas de sus declaraciones durante la temporada fueron indicios delatores:

"Ya no me interesa el Rennes, pierda o gane el equipo casi me da igual. En España la vida es más interesante" 

El año de margen hasta llegar a Coruña pasó y las cosas habían cambiado más de lo que Wiltord esperaba. Toshack, el entrenador que había convencido al futbolista para fichar, había sido cesado a mitad de la campaña anterior y el nuevo técnico, Carlos Albert Silva, tenía preferencia por contar con otros jugadores. Con este panorama algo incierto aterrizó el futbolista francés en Coruña en verano de 1997, y posó en Plaza Pontevedra como nuevo jugador blanquiazul con una expresión que denotaba poca ilusión. Quizás las palabras del presidente durante el acto, desvelando que había recibido ofertas por él más cuantiosas de lo que había pagado, le hacían sospechar que su futuro en la liga española no estaba demasiado claro.

Wiltord tan solo duró un mes en A Coruña, el tiempo suficiente para que Lendoiro llegara a un jugoso acuerdo con el Girondins, que incluía un pago de casi medio millón de euros más de lo que había costado y un porcentaje de una venta futura que, con su fichaje por el Arsenal tres años después a cambio de casi veinte millones, acabó dejando una buena aportación a las arcas deportivistas. Eso sí, antes de finalizar su mes de extrañas vacaciones en Galicia para recalar definitivamente en Burdeos no dejó escapar la oportunidad de efectuar una de sus declaraciones marca de la casa:

"Menos mal que se arregló todo; antes de jugar en el Deportivo, prefiero retirarme"

Tu opinión:
    email this       edit

0 comentarios:

Publicar un comentario