El escudo del Betis

11 mar. 2013

El escudo del Betis


  Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com



El Real Betis Balompié cuenta con 105 años de historia, pero no siempre existió bajo ese nombre. Nació de la fusión (propiciada por un inglés amante del fútbol llamado Herbert Jones) de dos clubes de la ciudad de Sevilla, el Sevilla Balompié y el Real Betis F.C. El primero de ellos era en 1914 un equipo ilustre de la ciudad, con buen palmarés, mientras que el Betis F.C. era un club humilde, por lo que la fusión se puede catalogar más bien como una absorción, en la que los jugadores y estadio (Campo de las tablas verdes) seguían siendo los del Balompié, aportando el Betis F.C. su afición y la condición de 'Real' otorgada por Alfonso XIII. El primer escudo del equipo fue una insignia bordada originalmente por la abuela de Jones.

Durante los inicios de la existencia de este rebautizado equipo se llegó a temer por su subsistencia, a pesar de que se proclamaron campeones de la competición local en su primer año. Ya por aquel entonces existía rivalidad con los vecinos del Sevilla C.F., que se llevaban a los mejores jugadores. En 1920 se creó un escudo con forma de rombo y dos 'B' entrelazadas (uno de los símbolos que aún se mantienen en el escudo actual), que estuvo vigente hasta la segundo mitad de la década de los 20's, cuando se modificó y cambió la forma del rombo por un círculo, con lo que se instauraba así la forma central del escudo usado actualmente. El club tuvo unos comienzos difíciles, pero consiguieron estabilizarse para finales de los años 20, cuando se fundó la Liga Española, comenzando a competir en la segunda categoría del fútbol nacional. Poco después de su debut en liga, en 1930, volvieron a hacer cambios en la insignia sin demasiada importancia, simplemente modificando el diseño de las dos letras entrecruzadas para hacerlas destacar más en el conjunto.

Llegaron los tiempos de la II República, en los que el equipo bético grabó los mejores momentos de su historia, ganando la liga en 1935 y llegando a la final de Copa. Por estos tiempos, y debido a normas instauradas por el gobierno republicano, no se permitía la presencia de coronas en escudos y la directiva se decidió a cambiar el distintivo del club. Primero se limitaron simplemente a suprimir el símbolo monárquico y dejar el resto como estaba, pero a la vista de que no quedaba del todo estético se decidieron por volver a hacer un cambio drástico. El club convocó un concurso para elegir el nuevo emblema, y el ganador fue un diseño verdiblanco con forma triangular que recuperaba la forma del rombo en su parte central con las iniciales del club en su interior. El escudo actual empezaba ya a perfilarse de forma clara.

Al finalizar la Guerra Civil, poniendo fin a la República, la corona fue devuelta al escudo en 1941, pero el resultado no quedaba del todo bien con aquel diseño, por lo que la afición debatía entre usar ese o volver al antiguo de diseño circular. Con motivo del cincuentenario del club, en 1957, se hizo un cambio de diseño, imponiendo el círculo que distinguía al equipo en sus orígenes, con las dos 'B' de las iniciales en su interior y manteniendo el triángulo invertido que lucía desde hacía más de dos décadas. Aquel escudo fue instaurado bajo la presidencia de Benito Villamarín y perduró durante los últimos cincuenta años, modificándose sólo un par de veces (en 1994 y 2012) para modernizar sus detalles, pero manteniendo la misma base.




Fuentes: [1] [2]

0 comentarios :

Publicar un comentario