Jugadores olvidados (XVIII): Germán Hornos

22 jul. 2013

Jugadores olvidados (XVIII): Germán Hornos


Abordamos hoy la historia de un futbolista que pasó de forma fugaz y dramática por España, aunque finalmente pudo tener una segunda oportunidad de seguir con la práctica del fútbol, pero su carrera no volvió a repuntar.

Germán Andrés Hornos Correa



Demarcación: delantero
Nacionalidad: uruguayo
Edad: 30
Sus equipos en España: Sevilla (2003-2004) y Valladolid (2004-2006)

¿Cómo llegó a España y qué hizo en nuestra liga? 

Germán Hornos nació en 1982 en la ciudad uruguaya de San José de Mayo, pero pasó su infancia y adolescencia en el departamento de Durazno. Como muchos jóvenes, decidió buscar sus metas en el fútbol, y un ojeador puso su vista en él mientras disputaba un partido para la selección sub18 de Durazno, y de esa forma llegó a fichar por Fénix de Montevideo. Sólo contaba con 19 años cuando llegó al primer equipo del equipo de la capital, y formó parte del mayor éxito de la historia del club cuando, en 2002, y bajo las órdenes del entrenador Juan Ramón Carrasco (que confió en él para ser delantero cuando siempre había jugado de volante en categorías inferiores), finalizaron en tercera posición en el campeonato de Primera División de Uruguay, torneo en el que Hornos se convirtió en máximo goleador. Llegó a disputar la Libertadores al año siguiente, hasta que el Sevilla se fijó en él y se lo llevó en verano de 2003 como uno de los refuerzos para la delantera, junto a su compatriota Darío Silva.

No jugó mucho aquella temporada a las órdenes de Caparrós. La competencia era dura, con Antoñito, Baptista o el citado Silva luchando con él por un puesto, y no pudo más que marcar un par de goles distribuidos en 16 partidos de Liga, aunque en Copa del Rey si tuvo minutos y estuvo fino, anotando 3 tantos en 4 partidos. Sólo tenía 21 años, y en Sevilla no querían quemarlo como jugador de banquillo, por lo que se le buscó una salida como cedido al Valladolid, cesión que además hacía, como acuerdo paralelo, que Fernando Sales llegase a Nervión. En Valladolid comenzó muy fuerte, jugando 16 de los primeros 18 partidos de la liga de Segunda División 04/05 y anotando en ellos 8 valiosos goles. Todo parecía ir bien, pero el 25 de diciembre de 2004 se torció todo. Un accidente de coche en su país natal hizo que el panorama futbolístico se mantuviese en vilo durante semanas. Al final pudo salir adelante, pero los daños cerebrales sufridos hicieron que su recuperación fuese lenta. No volvió a disputar ni un sólo partido más durante aquella temporada, aunque a mediados de marzo se reincorporó a los entrenamientos.

Al verano siguiente, Valladolid y Sevilla acordaron prorrogar un año más la cesión del futbolista, pero este no pudo más que disputar 2 partidos con el filial, sin llegar a anotar goles. De vuelta en el conjunto hispalense, se decidió que el jugador debería volver a su país, y se le cedió a Bella Vista. Pero sería ya para no volver.

¿Qué fue de él?

Sólo estuvo en su nuevo equipo unos meses, hasta enero de 2007, cuando fichó por River Plate de Montevideo, donde se reencontró con su antiguo técnico Juan Ramón Carrasco. Dejó unos cuantos goles, pero de nuevo su estancia fue corta, fichando poco tiempo después por Central Español en julio de 2007, mientras todavía le unía una relación contractual con el Sevilla. De nuevo, su estancia en el equipo sólo duró unos meses hasta que fichó, en enero de 2008, por Tacuarembó, su cuarto equipo en un periodo de 2 años. En verano de 2009 tuvo una nueva oportunidad en Europa, de la mano del Arles-Avignon recién ascendido a la Ligue 2 francesa, pero no pasó más allá de unos cuantos entrenamientos, ya que no llegó a integrar la plantilla oficial y en febrero de 2010 volvió al fútbol uruguayo para disputar la Segunda División de su país con el equipo de su casa, el Durazno FC (club desaparecido en 2011), con el que a punto estuvo de ascender a la máxima categoría, pero no lo lograron tras perder en las eliminatorias de ascenso frente a Atenas de San Carlos. 

Después de esta aventura se quedó sin equipo durante un año, hasta que el Ñublense de la primera división chilena apostó por él en verano de 2011. En Chile estuvo hasta julio de 2012, cuando acabó su contrato, sin poder, hasta el día de hoy encontrar nuevo equipo. Lo último que se sabe de su relación con el fútbol profesional fue un partido que disputó con un seleccionado de jugadores uruguayos sin equipo ante los reservas de Peñarol en noviembre de 2012, encuentro en el que anotó un gol. Ignoro si sigue en busca de equipo pero, en caso afirmativo, mucha suerte para un futbolista ejemplo de superación.





Germán Hornos nació en 1982 en la ciudad uruguaya de San José de Mayo, al sur dal país. Como muchos jóvenes, decidió buscar sus metas en el fútbol, y tenía tan sólo 19 años cuando llegó al primer equipo de Fénix de Montevideo

0 comentarios :

Publicar un comentario