El día que despidieron a Alex Ferguson

25 jun. 2015

El día que despidieron a Alex Ferguson


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

La carrera como entrenador de Sir Alex Ferguson se desarrolló durante cuatro décadas en las que casiAlex Ferguson St Mirren todo fueron éxitos. No obstante, existen algunos puntos negros en su labor, como el día en el que fue cesado como técnico del St. Mirren, el único despido de su carrera.

Ferguson había llegado al club después de un breve período a cargo de East Stirlingshire (que había sido su primer empleo como entrenador), y vivió allí sus primeros éxitos después de unos comienzos complicados. El St Mirren se encontraba en aquel momento en la parte baja de la Second Division escocesa, pero bajo su mandato pasaron de una situación delicada, con apenas un puñado de aficionados siguiéndolos en cada partido, a campeones de la First Division en 1977, sólo tres años despues de su llegada.

Fergie se convirtió en el ídolo local y en un técnico ampliamente seguido por los clubes británicos, pues su gesta no fue sólamente ganar el campeonato con un equipo de origen humilde, sino que lo hizo con un fútbol ofensivo, innovador y con una plantilla cuya media de edad apenas llegaba a los 20 años, siendo así el principal descubridor de jóvenes talentos escoceses de la época.

No obstante, ese idilio no duró mucho más, pues en 1978 el St Mirren tuvo el dudoso honor de ser el único equipo que despidió al más tarde mito Red Devil en toda su carrera, después de  unos últimos días de convivencia difíciles. Según explicó años más tarde el antiguo presidente del club, Willie Todd, la direciva se había enterado de que Ferguson había incurrido en un incumplimiento de su contrato debido a que tenía apalabrado su fichaje por el Aberdeen para la siguiente temporada sin haber contactado con su club antes de hacerlo, y además había ofrecido a algunos jugadores y ayudantes del cuerpo técnico irse con él. Una de las anécdotas que contribuyó también a acabar con la paciencia de los dirigentes fue la continua disputa (que se prolongó durante semanas) que mantenía con su secretaria, a la que culpaba cada vez que las cosas no salían como el quería y enrarecía el ambiente de trabajo.

Después de este amargo final, llegó al Aberdeen para convertirlo en un equipo dominante en el fútbol escocés de los 80 y, tras una breve etapa como seleccionador de su país, fichó por el Manchester United, donde su historia ya es leyenda.

0 comentarios :

Publicar un comentario