15 jul. 2011

Nuevos cracks, viejos engaños (I)

El reciente caso del joven Raphaël Varane, apodado nada más llegar al Real Madrid como 'el nuevo Hierro' es un punto de partida perfecto para revisar los casos más significativos de jugadores que en sus comienzos o tras un fichaje por un club importante fueron comparados con cracks y que en muchos casos terminaron quedándose bastante lejos de las expectativas.

El rey de las comparaciones, precisamente también es 'O Rey' del fútbol. Incontables jugadores fueron tildados en sus inicios de 'nuevo Pelé'. Los casos más sonados son:

  • Robinho. Tras jugar su partido de debut con el Real Madrid contra el Cádiz incluso se llegó a decir que superaría al mito brasileño, algo que finalmente no llegó a producirse
  • Neymar. El joven jugador del Santos empezó a sonar fuerte después de que se desvelara que clubes europeos importantes le seguían la pista. Apodado también como 'el nuevo Garrincha', aún le queda mucho por demostrar.
  • Freddy Adu. El ghanes nacionalizado norteamericano despuntó muy joven, con sólo 14 años, convirtiéndose en el jugador más joven de la historia de la MLS cuando debutó con el DC United. Finalmente su carrera, a sus 22 años, se cuenta de bandazo en bandazo, aunque su buen papel en la reciente Copa Oro puede volver a catapultarlo.

Si hablamos de los nuevos Pelé no podemos olvidarnos de quienes fueron en su día los futuros Maradona. Algunos de los por aquel entonces futuros cracks a los que compararon con el Pelusa fueron:

  • Ariel Ortega. Mucha calidad y poca cabeza para conseguir sacarle partido, esa fue la historia del Burrito, al que veían como el sucesor de Diego en sus inicios. Finalmente no consiguió llegar a las expectativas y tuvo serios problemas en muchos de los equipos en los que jugó por su indisciplina.
  • Pablo Aimar. El Payaso es un crack, pero no es el jugador que se esperaba cuando empezó a despuntar. El que tildaban de 'próximo Maradona' se quedó en un gran jugador, pero sin conseguir hacer recordar al mítico 10.
  • Andrés D'Alessandro. El Cabezón comenzó fulgurantemente su carrera en River prometiéndoselas muy felices y siendo comparado con el ídolo indiscutible de su país. En su salto a Europa empezó bien con el Wolfsburgo, pero pronto las cosas se torcieron hasta terminar volviendo a Sudamérica, a las filas de San Lorenzo primero y de Internacional ahora, donde vuelve a ser importante.
  • Marcelo Gallardo. Los comienzos del Muñeco dejaban entrever un gran futuro, y cuando se fue a Mónaco siguió dejando grandes detalles que lo hacían ser la estrella del equipo. No obstante tuvo problemas que lo devolvieron a Argentina. Como Aimar, fue un gran jugador que no consiguió acercarse a ser lo que algunos esperaban.
  • Lionel Messi. El alumno aventajado. El jugador culé está al nivel necesario para plantearse incluso superar al Pelusa, pero es demasiado pronto para hablar. Si no se tuerce su carrera (por el bien de los aficionados al buen fútbol esperemos que no) estaremos ante el próximo histórico grande y ante uno de los escasísimos que no decepcionaron ni un ápice de expectativas.

Entre los mejores jugadores de todos los tiempos se encuentra otro, Alfredo Di Stefano, al que osaron comparar también con nuevos talentos emergentes.

  • Wesley Sneijder. El holandés fue catalogado al llegar al Real Madrid como la nueva Saeta Rubia. Jugó bien en el cuadro merengue, pero nunca se acercó al nivel del hispano-argentino mientras estuvo en la capital de España. Más tarde, en el Inter, se destapó como uno de los mejores del mundo en su puesto.
El francés Zinedine Zidane tampoco se salvó de ser objeto de comparación con jugadores que empezaban a destacar. Los 'nuevos Zizou' fueron:

  • Mourad Meghni. Este jugador comparte raíces argelinas con el ídolo marsellés, y cuando empezaba a destacar en el Bolonia nadie se contuvo a hacer la inevitable comparación. Tuvo a los grandes de Europa siguiendo sus pasos hasta que al final llegó a la Lazio, para demostrar que de Zidane tenía poco. Acaba de fichar por el Umm Salal qatarí y ni siquiera llegó a debutar con la absoluta de Francia, decidiendo jugar para Argelia debido al poco futuro que se veía con los bleus.
  • Samir Nasri. El jugador del Arsenal es todo talento, y en sus comienzos en Marsella la gente tenía claro que podía destronar a su vecino, pero un futbolista necesita algo más que talento. Si algún día consigue poner las ganas necesarias a su juego y no se despreocupe tanto de lo que pasa sobre el césped conseguirá marcar época.

El considerado por algunos como el mejor delantero de todos los tiempos, Ronaldo Nazario, también fue el modelo elegido para catalogar promesas:

  • Karim Benzema. El francés tiene aptitudes, pero no consigue explotar definitivamente. La falta de minutos, confianza y un traspaso de coste elevado que pesa sobre sus espaldas no le están ayudando a destaparse como el jugador que prometía ser.

Próximamente la 2ª entrega, aún queda mucho que decir sobre este tema

2 comentarios :

Juan Chenlo dijo...

para mí el caso más sangrante fue sin duda el de Robinho, me parece que te falta también Anelka, que seguro que algún inepto como Tomás Roncero diría que era el mejor del mundo

Futbolconpropiedad.com dijo...

Cierto, no me acordaba de cuando a Anelka le llamaban el nuevo Ronaldo. Creo que Benzema terminará siendo un nuevo caso como el de Nicolas, no en el mal sentido de fracasar en el Madrid (algo que en cierta medida está ocurriendo), sino de que cuando tena una edad algo más avanzada, asentará su personalidad como mejor le convenga, sacará confianza en sí mismo y se convertirá en un gran jugador, algo para lo que no le faltan aptitudes

Publicar un comentario