25 feb. 2016

Un derby para seguir creyendo


El encuentro que enfrentará la siguiente jornada a Real Madrid y Atlético será un derby en el que
estará en juego una medicinal reivindicación para aquel que se lleve el enfrentamiento entre los dos poderosos de la capital de España. Será así porque ninguno de los dos vive su mejor momento en Liga, estando los dos muy alejados de su principal competidor por el título, el Barcelona.

Ambos equipos madrileños viven momentos antagónicos al del conjunto culé. Los de Luis Enrique parecen haber robado un poco del alma de sus rivales, pues esta temporada, están consiguiendo ganar esos partidos atorados que tan bien se le daban al equipo de Simeone y que tantos disgustos le dan al Cholo esta temporada, y también están exhibiendo un genial poderío en las contras, recurso que en los últimos años se asoció irremediablemente al estilo de juego merengue.

Será este un partido en el que estará en juego no sólo el prestigio, sino también toda la esperanza posible en conseguir algo en este campeonato doméstico. Arrebatarle la corona al Barça parece una tarea dificil y la remontada no tendría precedentes, pero la estadística siempre existió para romperse.

Será un encuentro con sabor a reválida para muchos de los presentes. En el Real Madrid, Zinedine Zidane debe demostrar que la mejoría en el juego del equipo desde su llegada no se debió al factor sorpresa, y que tiene argumentos para hacer que su equipo juegue acorde al nivel que su precio y calidad indican, mientras que James Rodríguez parece tener ante sí una oportunidad para reivindicar su nivel, que este año está siendo una sombra de lo que conocemos.

En el bando colchonero, también existen nombres a seguir de cerca. La continua búsqueda de un delantero titular que garantice goles es algo que llevó a Simeone de cabeza durante toda la presente campaña, y tanto Torres como Vietto buscarán poner un punto de inflexión a su discretísima temporada en un escenario tan distinguido como es el estadio del máximo rival.

La suerte está echada y sólo los aficionados de un equipo podrán salir del estadio con amplia sonrisa y opciones de seguir peleando por el título. El Real Madrid CF puso a la venta las últimas entradas en los medios habituales para que todo aquel que quiera soñar con pertenecer a ese selecto grupo de vencedores del partido de mayor rivalidad de la ciudad pueda vivirlo en directo. Mientras tanto, habrá que esperar a que el balón comience a rodar.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada