Fabrizio Ravanelli

19 nov. 2010

Fabrizio Ravanelli


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Volvemos después de un tiempo a los 'Cracks de siempre', y lo hacemos para hablar de uno de los delanteros que perteneció a la gran generación de 'nueves' que dio Italia en los años 90.

Fabrizio Ravanelli, apodado 'La pluma blanca' nació en Perugia (Italia) el 11/12/1968. Desde muy pronto empezó su interés por el fútbol, que le llevó a empezar su carrera profesional a los 18 años, en las filas del club de su localidad natal, el Perugia Calcio. Su buen hacer en este club, que por aquel entonces jugaba en la serie C italiana(y en la Serie B en su última campaña en el club), lo llevó a fichar por el Avellino. No tuvo un buen comienzo, y sólo estuvo unos meses en su nuevo equipo, hasta ser cedido a un equipo de la Serie C, el Casertara. Allí jugó un gran temporada y volvió al Avellino, que lo vendió directamente al Reggiana (no confundir con Reggina) de la Serie B. En su estancia en el equipo calabrés consiguió llamar la atención de la Juventus, que apostó por su fichaje en para la temporada 92/93. En Turín vivió su mejor época, marcando casi 50 goles en los 4 años de estancia en la 'vecchia signora', y ganando numerosos títulos (1 Serie A, 1 Coppa de Italia, 1 Supercoppa, 1 Champions y 1 UEFA). Consiguió notables actuaciones en competiciones europeas, donde consiguió marcar 5 goles al CSKA (en un partido de la UEFA que acabó 5-1) y marcó el único gol de su equipo en la final de la Champions del 1996 contra el Ajax, que posteriormente se decidiría en los penaltys a favor de la Juve.

Con el éxito de la consecución del máximo título europeo a nivel de clubes puso punto y final a su primera etapa en Italia y puso rumbo a la Premier, recalando en el Middlesbrough y convirtiéndose en el mejor pagado del momento en Inglaterra. Sólo estuvo una temporada en el equipo entrenado por aquel entonces por Bryan Robson, pero le sirvió para convertirse en un jugador querido por la afición del Riverside Stadium. Debutó con un hattrick ante el Liverpool, y ayudó al Boro a alcanzar los subcampeonatos de la FA Cup y de la League Cup, pero el equipo terminó descendiendo (a pesar de que Ravanelli fue uno de los máximos goleadores de la Premier) a The Championship, y 'La pluma' voló a Marsella, para fichar por el Olympique. En Francia siguió marcando goles en la temporada y media que militó en el club marsellés (1998-2000), pero ante la falta de títulos fichó por la Lazio en el mercado de invierno del 2000, llegándo para el final de la Serie A y la Coppa, competiciones que terminó ganando el equipo romano.

En 2001 decidió volver a Inglaterra y fue fichado por el Derby County, equipo en el que vivió un nuevo descenso en 2002. Fue traspasado al Coventry, ya que su anterior equipo no podía hacerse cargo de su ficha tras el descenso, y allí estuvo una sola temporada antes de ser fichado por el Dundee escocés, pero no tuvo éxito en la nueva liga y decidió volver al equipo de su tierra, el Perugia, para intentar ayudarlo en un período muy convulso, de problemas financieros y deportivos, pero nada pudo hacer, ya que el club terminó desapareciendo en 2005, aunque más tarde sería refundado.

Como internacional disputó 22 partidos y marcó 8 goles, y jugó el Mundial del 98.

Actualmente se desempeña como comentarista en diversos medios italianos, y últimamente se rumorea que planea entrenar a su ex equipo, el Middlesbrough, en un futuro próximo. Además es conocido por su labor en obras caritativas, siendo noticia últimamente por poner dinero de su bolsillo para ayudar a contrarrestar la delicada situación económica de otro de sus antiguos equipos, el Dundee. También se dejó ver como modelo, llegando a desfilar en Milán el año pasado.

2 comentarios :

  1. Dios que mítico buhahahaa,me encataba la Juve de aquellos año pufff equipazo aquel, y Ravanelli aunque nunca fue un supergoleador, era un crack.

    ResponderEliminar
  2. Era un equipazo. Ravanelli, Del Piero, Deschamps, Jarni, Peruzzi, y mi preferido, Roberto Baggio.

    ResponderEliminar