La portería o la vida

21 sept. 2017

La portería o la vida


  Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

Bert Trautmann creció en la Alemania de entreguerras, y como producto del tiempo y lugar que le tocó vivir acabó sirviendo en la Luftwaffe durante la Segunda Guerra Mundial. Trautmann sirvió como paracaidista militar durante tres años en el bando nazi con tan buen desempeño que llegó a recibir la Cruz de Hierro, una de las condecoraciones militares más significativas de la Alemania de Hitler. Sus servicios a las potencias del Eje durante la Guerra fueron intachables, pero tras tres años sirviendo en filas fue capturado por los ingleses y llevado a una carcel de Chesire primero y más tarde a otra cercana a la ciudad de Liverpool. En esta última tenía permitido salir a trabajar en granjas locales y jugar al fútbol, deporte en el que comenzó jugando de central hasta que una inoportuna lesión provocó que se cambiara con el compañero que ocupaba la portería. A partir de ese momento no abandonaría esa posición de guardameta nunca más.

Una vez terminada la guerra y cerrados los campos de prisioneros, Trautmann declinó la posibilidad de ser repatriado a Alemania y se quedó a vivir en Inglaterra, donde pronto fichó por el modesto St Helen's Town. A pesar de ser un equipo amateur, sus dotes como portero le dieron una gran fama en el país y no tardó mucho en llamar la atención de equipos de la First Division. De esa manera acabó fichando por el Manchester City en 1949. Sus primeros días en Manchester no fueron del todo fáciles, pues los seguidores estaban en desacuerdo con la decisión del club de fichar a un ex combatiente del bando nazi. No obstante, las protestas fueron silenciadas en cierta medida por el capitán del equipo, Eric Westwood, que instó a todos a dejar la Guerra como algo que pertenecía al pasado y defendió que el nuevo compañero era bien recibido en el vestuario.

A pesar de los problemas iniciales, Trautmann supo ganarse el respeto de la afición gracias a sus grandes actuaciones partido tras partido y a su gran profesionalidad. Su momento más increíble como defensor de la portería citizen lo vivió en la final de la FA Cup de 1956, en la que su equipo se enfrentó al Birmingham. El partido fue en todo momento bien encaminado para el Manchester City, que en el ecuador de la segunda parte se imponía ya por 3-1. No obstante, en el minuto 75 ocurrió algo que hacía prever lo peor: en una acción fortuita en la que se había lanzado a capturar un balón, la cabeza de Trautmann se golpeó fuertemente con la rodilla de un rival y la acción resultó en un importante traumatismo cervical. En aquellos tiempos no se permitían sustituciones (no comenzaron a introducirse hasta bien entrados los años 60, ni siquiera por lesión), con lo que el equipo Sky Blue parecía tener un gran problema.

Tras unos momentos de incertidumbre, Trautman se levantó del suelo con cierto aire mareado y se dispuso a seguir jugando contra todo pronóstico. El guardameta alemán no sólo se mantuvo en pie durante los 15 minutos restantes, sino que incluso llegó a hacer varias paradas de mérito que salvaron a su equipo de perder su ventaja, convirtiéndose en el héroe del encuentro que dio al City el tercer título de FA Cup de su historia antes de reconocer que había vivido el final del encuentro sumido en una especie de niebla.

La recuperación de Trautmann duró varios meses, pero finalmente logró volver a la competición sin problemas, consiguiendo defender el arco del Manchester City hasta 1964 y convirtiéndose en uno de los porteros más emblemáticos de la historia del club, siendo su partido homenaje un encuentro entre un combinado de los dos grandes equipos de Manchester (que incluía a los legendarios Charlton y Law) contra un seleccionado británico en el que destacaba Stanley Matthews. Tras su retirada, Bert Trautmann inició una larga carrera en los banquillos antes de jubilarse definitivamente. En 2004, 10 años antes de su muerte, fue nombrado Caballero de la Orden del Imperio Británico, consiguiendo el curioso logro de haber sido condecorado en vida por Gran Bretaña y por la Alemania Nazi.

video

0 comentarios :

Publicar un comentario