2017

18 nov. 2017

La Liga de aquí al parón invernal




Con casi un tercio de competición disputada, los equipos de La Liga empiezan a posicionarse con grandes diferencias dentro de la tabla, estando el Barça como líder y el Málaga como colista. Tras 11 jornadas, los equipos de La Liga Santander empiezan a demostrarnos de lo que son capaces y hasta donde pueden llegar. Cada vez se acerca más rápido el parón invernal, lo que quiere decir que dentro de poco podremos concretar quien será el campeón de invierno. Sin duda, el favorito en los pronósticos de LaLiga es el FC Barcelona, pues saca cuatro puntos al segundo, el Valencia y ocho a tercero y cuarto, que son Real Madrid y Atlético de Madrid respectivamente.

Para ser campeón de invierno, hay que acabar liderando la clasificación en la jornada 17, justamente la que da pie al parón navideño. De aquí al 22-23 de diciembre quedan seis jornadas por disputar, con un total de 18 puntos en juego, un mundo para cualquier equipo.

El Barça es el gran favorito actualmente, pues además de las diferencias ya comentadas con sus rivales, solo ha empatado un partido, el que disputó en el Wanda Metropolitano ante el Atlético. El resto de encuentros los cuenta por victorias, más o menos brillantes, pero suma tres puntos jornada tras jornada. La regularidad es la clave de una competición que sin duda podría sentenciar el propio 23 de diciembre en el Santiago Bernabéu. Si el Barcelona consigue llegar a la decimoséptima jornada con la misma diferencia de puntos con respecto al Madrid y vence, podría dejar prácticamente ganada la Liga.

Pero no será fácil, pues en el calendario hasta ese encuentro tiene partidos muy complicados. Este fin de semana visita al Leganés en Butarque, campo muy complejo contra un equipo que es el tercero menos goleado de Primera División. La siguiente jornada tendrá que visitar el campo de Mestalla, en el que el Valencia tratará de recortarle puntos al líder al que tiene tan solo a cuatro puntos. Una vez pasadas esas dos salidas, aún tendrá dos más complicadas, frente al Villarreal y la ya comentada contra el Real Madrid.

Sin duda, le espera un calendario muy exigente al equipo de Ernesto Valverde, que tendrá solo dos 
partidos en el Camp Nou, ambos ante equipos gallegos. El Valencia no parece ser aspirante al título, al menos no está dentro de sus objetivos prioritarios. Su lucha está con los de atrás, con rivales como el Atlético de Madrid, Villarreal o Sevilla. Los ches están siendo la gran revelación de la temporada y tras varias catástrofes en los últimos años han conseguido aumentar su nivel. Su principal objetivo es estar entre los cuatro primeros y si consiguen finalizar en tercera posición no estaría nada mal, ya que evitarían jugar la previa de la Champions League en verano. De momento marchan segundos con 27 puntos, siendo junto con el Barça, el único equipo de La Liga que no ha perdido ningún partido en todas las competiciones en las que ha jugado.

Su calendario de aquí a navidades puede consolidarle en esa segunda plaza, llegando a la segunda vuelta con grandes aspiraciones para conseguir sus objetivos. Este domingo visita al Real Club Deportivo Espanyol, una de las salidas más complicadas que le quedan estas seis jornadas. Después solo le quedaría visitar al Getafe y al Eibar, equipos que están luchando por la parte media y baja de la clasificación. En casa, tendrá los partidos calientes, sobre todo contra el Barça en dos fines de semana y contra el Villarreal ese 23 de diciembre.

Por el momento, el técnico Marcelino García Toral ha conseguido ilusionar a la afición y reavivar el espíritu competitivo de la plantilla, obteniendo unos resultados asombrosos. Habrá que ver si es capaz de seguir este ritmo de buen juego y espectáculo o si sufre algún bache importante en alguno de los meses clave de la temporada para ver donde le colocamos, si en la lucha por la Champions o si en la lucha por LaLiga. Un hándicap importante para tener en cuenta es que no juega competición europea y sus jugadores no llegan tan cansados al fin de semana.

A priori, el candidato número uno a disputarse la Liga con el Barcelona es el Real Madrid. De hecho, los blancos eran los favoritos antes de que comenzase la competición para alzarse con el título. Hay que recordar que son ellos los actuales campeones y que sus exhibiciones en las dos Supercopas, además, claro está, de también haber ganado la Champions League, dejaban a los blancos como el mejor equipo del mundo. Pero la falta de puntería y las dudas del equipo a principio de la temporada han hecho al Madrid perder muchos puntos tanto en Liga como en Champions.

En la competición doméstica han empatado dos partidos y han perdido otros dos. Números muy poco regulares que alejan al Madrid de su objetivo: ganar LaLiga. Y más si tenemos en cuenta que hay un líder que en 11 jornadas solo ha perdido dos puntos.

Por tanto, parece que el Madrid tendrá que apretar mucho de aquí al clásico para poder ser campeón de invierno o estar lo más cerca posible del Barça cuando llegue este encuentro. De momento se tiene que centrar en el partido de este fin de semana, un derbi contra el Atlético de Madrid en el nuevo estadio de los rojiblancos. Esta será la jornada más complicada de los madridistas hasta el 23 de diciembre cuando reciban al Barça. Pero entre medias no lo tendrá nada fácil, pues le toca recibir al Málaga y Sevilla y visitar al Athletic Club de Bilbao. Hay que recordar que su visita a Butarque queda aplazada para más adelante, pues el Madrid tiene que ir a jugar el Mundialito de Clubes esa semana, justamente antes del clásico.

Un calendario muy apretado para un equipo que tiene la necesidad de sumar los 15 puntos que le quedan de aquí al parón invernal y que deberá ganar contra el Barcelona si no quiere distanciarse aún más de la cabeza de la competición.

El cuarto en discordia en la lucha por las primeras posiciones es el Atlético de Madrid. Los rojiblancos están con los mismos puntos que su rival de este fin de semana el Real Madrid. Llegan invictos en Liga a este duelo, aunque con unas sensaciones un tanto extrañas. La falta de puntería es evidente en un equipo que no ha podido fichar en el pasado mercado de verano y está a la espera de que volvamos de las navidades para incluir en su plantilla a Víctor Machín y a Diego Costa. Dos atacantes que le pueden dar ese plus de experiencia, desborde y sobre todo gol al equipo de Diego Pablo Simeone.

Hasta el momento ha empatado en cinco partidos y solo ha ganado en seis. Números muy pobres para un conjunto que nos tiene acostumbrados a ganar partido tras partido. El derbi en el Wanda Metropolitano puede ser un partido clave ene l cambio de dinámica de los rojiblancos. Si el Atlético consigue la victoria este sábado, la plantilla podría coger ese plus de confianza que necesita para elevar el listón un poco más alto y entrar de lleno en la lucha por LaLiga.

Seguramente, de aquí al parón, es el equipo de los cuatro de arriba que mejor calendario tiene. Recibe al Madrid, Real Sociedad y Deportivo Alavés y le tocará visitar al Levante y al Real Betis Balompié. Un calendario en el que solo juega contra rivales a partir del séptimo puesto, si excluimos a los blancos.

La idea es llegar al menos con la misma diferencia con el Valencia a las navidades y a partir de ahí, con las incorporaciones que va a hacer y el salto de calidad que esto conlleva, intentar luchar para estar entre la segunda y tercera posición por lo menos. Ya cuando se vaya acercando el desenlace de LaLiga, analizar y ver si es real pelear por una Liga que ya ganó hace cuatro temporadas.

La lucha por la Europa League más abierta que nunca

El Sevilla es un claro aspirante a acabar entre los cuatro primeros, pero viendo la gran campaña que está realizando el Valencia, es complicado que puedan alcanzarles. Entonces, parece claro que los de Nervión tendrán que luchar por la Europa League, estando atentos a lo que pase entre los cuatro primeros por si acaso alguno bajara el ritmo y pudiera darles caza para volver a entrar en Champions League una temporada más.

De momento, marcha sexto a cuatro puntos de Atleti y Madrid y a solo uno del Villarreal, que tiene la quinta posición. Un inicio un tanto irregular ha puesto en entredicho al nuevo técnico sevillista, Eduardo Berizzo, que de momento intenta llevar a los suyos hacia lo más alto. Lo que si parece claro es que tanto Sevilla como Villarreal son dos de los claros favoritos para estar en Europa la temporada que viene.

El ‘Submarino Amarillo’ ha ganado cuatro de sus últimos cinco partidos, empatando hace dos jornadas en el Wanda Metropolitano. Y es que, desde la llegada de su nuevo técnico, Javier Calleja, el Villarreal ha crecido mucho colocándose de lleno en la lucha por la Europa League y quien sabe si por la Champions. Veremos cuanto es capaz de aguantarle el físico a una plantilla que está inmersa en las tres competiciones.

Otros rivales para los puestos europeos son la Real Sociedad, el Betis o el sorprendente Leganés. Entre ellos forman un grupo de equipos que están jugando muy bien al fútbol y que son muy difíciles de ganar. De hecho, los tres tienen los mismos puntos, 17 y están a solo dos del Sevilla. Habrá que ver cuales de estos cinco equipos son capaces de mantener el ritmo y cuales van decayendo poco a poco con el paso de las jornadas hacia abajo.

Los más sorprendentes son el Betis y el Leganés, pues son dos equipos que en los últimos años estaban acostumbrados a luchar por el descenso. Sobre todo, el Leganés que mantuvo una dura lucha con el Sporting d Gijón la pasa campaña, pero su fortaleza física y su gran táctica han conseguido que sea el tercer equipo menos goleado de toda la Primera División.

El descenso, más competido que el año pasado

A pesar de que tanto el Málaga como el Alavés empezaron muy mal la temporada, parece que ambos están sumando puntos y comienzan a ver algo de luz en el fondo del túnel. Sobre todo, el Alavés que ya ha conseguido adelantar una posición y se ha colocado el decimoctavo de La Liga Santander, estando a solo dos puntos de salir del descenso en el que lleva metido desde la primera jornada.

Sin embargo, el Málaga aún es el colista, con solo cuatro puntos de 33 posibles. Unos números que dejan al entrenador, Míchel González, en una situación drástica. Pero parece que la propia plantilla le apoya y están dispuestos a ir hasta el final con el madrileño. Habrá que ver si los resultados empiezan a acompañarle, o si de lo contrario, se sigue hundiendo en lo más profundo de la clasificación.

El otro de los tres nominados es Las Palmas, pues está con seis puntos empatado con el Alavés. El club canario no empezó tan mal como los otros dos, pero ha cosechado un total de siete derrotas consecutivas en Liga, lo que le dejan como penúltimo clasificado. Los amarillos necesitan salir de la mala racha y sumar algún punto cuanto antes si no quieren estar aún más alejados de la salvación. De aquí al parón, el equipo canario tiene un calendario asequible para conseguirlo, pues no juega partidos ante equipos grandes, destacando el enfrentamiento ante el Alavés, un rival directo.

El equipo que marca la salvación es el Eibar con ocho puntos. Además, a partir de él hay un escalón de otros tres puntos para llegar al siguiente rival, que está algo alejado ya para Alavés y Las Palmas. El equipo armero no gana un partido desde hace dos meses, hecho que le está pasando factura, pues es un conjunto del que se espera que no esté luchando por descender a final de temporada. Veremos si son capaces de recuperar su juego físico y aguerrido y consiguen hacer de su casa ese fortín que año tras año les ha hecho permanecer el Primera División.

10 nov. 2017

Raymond Domenech y la astrología



El banquillo de la selección francesa perteneció a Raymond Domenech desde 2004 hasta 2010, llegando al puesto después de un periplo de más de una década al frente de la selección sub 21 del país. El combinado galo necesitaba un lavado de cara ante el ocaso de su generación más gloriosa y eligió al técnico que mejor conocía a las nuevas generaciones del país para efectuarlo.

Domenech fue siempre un entrenador peculiar, y a lo largo de su carrera se encuentran sucesos como la convocatoria de Claude Makélélé para disputar la EURO 2008 cuando el por aquel entonces jugador del Chelsea se había retirado del fútbol internacional dos años antes, las continuas disputas con los pesos pesados del equipo que le llevaron a una situación insostenible que le estalló en la cara durante el Mundial 2010 o sus continuas decisiones extravagantes. Consiguió llevar a la final del Mundial 2006 al combinado nacional, pero a partir de ese momento no fue capaz de hacer funcionar nada en Francia y podría decirse que en los últimos años en el cargo se convirtió en el seleccionador más custionado del mundo: pocos entendían cómo seguía al frente del equipo teniendo en cuenta sus resultados y las tensiones generadas en el vestuario.

A pesar de todo, lo más sorprendente del técnico francés fue su amor declarado por la pseudociencia de la astrología. De hecho, su creencia en esta infundada disciplina fue el comienzo de sus polémicas internas con las estrellasmdel equipo, pues ya en el Mundial de 2006 sorprendió dejando fuera de la convocatoria a dos de sus mayores referentes: Ludovic Giuly y Robert Pirès, que venían de hacer grandes temporadas con Barça y Arsenal respectivamente.

¿A qué se debían estos sorprendentes descartes, que conllevaron la primera convocatoria de Ribèry con Les Bleus? Según el propio técnico reconoció en la televisión de su país, todo tenía que ver con la astrología: consultaba el zodíaco de sus futbolistas antes de realizar cada una de sus convocatorias, manifestando además que existían algunos signos zodiacales a los que vetaba por verlos poco beneficiosos para el grupo. El propio Pirès manifestó tiempo después su indignación reconociendo que el entrenador creía que los escorpio creaban mal ambiente y por ello sus opciones de volver al combinado nacional habían sido nulas.

El hecho de que la astrología sea una disciplina sin ningún tipo de base científica que apoye su veracidad explica que las decisiones tomadas por el técnico le llevaran al fracaso tanto en la EURO 2008 como en el Mundial 2010, en el que además perdió el control del vestuario y sus problemas con Nicolas Anelka dieron la vuelta al mundo. 

Tras esta etapa como máximo responsable deportivo del fútbol internacional francés, de la que salió muy quemado, decidió (o quizás decidieron por él, al no hacerle ofertas interesantes) alejarse de los banquillos de primer nivel y se dedicó simplemente a dirigir algunos equipos de base de modestos clubes franceses y, en la actualidad, ejerce como seleccionador de la región de Bretaña, ajena al fútbol FIFA.

9 nov. 2017

La memoria de Marcelo Gallardo



Marcelo Gallardo es el actual DT de River Plate y uno de los futbolistas más importantes de la historia reciente del club Millonario. Criado en la cantera riverplatense y llamado a Europa para defender la camiseta del Mónaco durante varios años (1999-2003), el futbolista argentino acabó volviendo a River en 2003, pasando allí 4 años antes de regresar a Francia para jugar en el PSG.

En aquella segunda época en el club franjirrojo  le sobrevino una anécdota que difícilmente será olvidada en su ámbito familiar. Durante una entrevista para El Trece TV en 2006, el presentador aprovechó el motivo del inminente nacimiento de su tercer hijo para preguntarle acerca de sus vástagos. Cuando comenzaron a hablar de los nombres de todos ellos, el futbolista comenzó a ponerse nervioso al ver cómo había olvidado el nombre de uno de ellos, al que después de titubear por unos segundos acabó por llamar Tomás antes de corregirse y decir el nombre correcto: Matías. 



Matías Gallardo, que actualmente tiene 14 años, fue noticia esta semana por haber debutado en las categorías inferiores del club en el que su padre ejerce tareas de técnico del primer equipo.

31 oct. 2017

¿Un equipo nuevo?


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

Después del partido que el Dépor disputó ayer en Las Palmas es necesario dejar establecidas dos claves. La primera es que el equipo tiene todavía malos vicios que fue adquiriendo con el tiempo y seguro que aún va a sufrir mucho en enfrentamientos contra equipos de zona alta, pero la segunda clave es la realmente importante en el contexto blanquiazul: dichos malos vicios están siendo visiblemente identificados y paliados por el nuevo técnico, que ayer dejó ver a un equipo que estuvo ordenado, asentado y sabiendo lo que se esperaba de él en todo momento.

En este artículo se repasarán las principales claves de lo visto ayer y de lo que se puede esperar del futuro inmediato.

Portería sin soluciones

De los defectos principales, uno de ellos no tiene solución. Los problemas en la portería no se pueden resolver hasta la vuelta de Rubén, pues tanto Tyton como Pantilimon demostraron sobradamente que no son porteros de Primera División y el gol en contra del encuentro de ayer fue incluso de mal gusto. No se puede competir sin un portero que al menos detenga los balones que todos los demás en la categoría detienen, y quizás una llamada a Àlex Cobo hasta la recuperación del guardameta titular sea una opción a tener muy en cuenta. No obstante, nadie en el club conoce al portero del filial mejor que Cristóbal, y será él quien decida si es una opción o no lo es.

Una fragilidad psicológica que va a mejor

Por otro lado, volvimos a ver ayer otro de esos problemas recurrentes a los que tan acostumbrados estamos durante esta temporada, que es el de un equipo algo desbordado psicológicamente después de encajar gol. De nuevo, el conjunto pareció contagiado algunos minutos tras el gol en contra por una ansiedad y un agarrotamiento que durante varios minutos conllevaron una falta de ideas y de concentración que hicieron temer lo peor, incluso llegando a estar cerca de encajar el segundo después de un rechace de Pantilimon que Vicente mandó al larguero. No obstante, a diferencia de otros partidos, el equipo supo rehacerse antes del descanso y volverse a los vestuarios con empate. Reforzar la mentalidad del equipo es un aspecto clave, pues marca la diferencia entre hundirse y encajar el segundo o venirse arriba para lograr el empate.

Mejora táctica: presión avanzada creando dificultad en el rival para iniciar la jugada

En cuanto al aspecto táctico, la mejoría va dejándose ver poco a poco. Si en la etapa de Mel se veía una formación en la que las líneas se intuían más que verse, en el partido de ayer hubo orden y funciones marcadas en el campo. También se siguió viendo, como ya pasó en el partido de Copa, una apuesta clara por comenzar la presión en posiciones avanzadas. No hubo frecuente suerte en el robo efectivo, pero sí que sirvió para incomodar mucho el inicio de jugadas de Las Palmas y provocar numerosos errores forzados que permitieron recuperar la posesión.

Las bandas, protagonistas del ataque

Cristóbal demostró saber el tipo de juego por banda que necesita al equipo. Hace algunos días comentaba la futilidad de buscar un juego veloz y profundo acabado en centro debido a las condiciones de Lucas, que hacían que al llegar demasiado rápido muchas veces no hubiera rematador en el área. Si bien ese recurso puede ser útil en algunas ocasiones, no puede buscarse que sea la norma como muchas veces habíamos visto con Mel. Ayer vimos un juego desde las bandas por parte de Bakkali y Cartabia que partían de posiciones abiertas y permitían anchear el campo para facilitar su contacto con el balón. En los ataques rápidos se buscó el desborde hacia el centro para poder aprovechar los movimientos sin balón de Lucas rompiendo a la defensa y creando superioridades de cara al disparo. En los ataques con más calma se buscó aportar gestión de tiempos y combinar para buscar el centro de manera efectiva, dando margen a la segunda línea para llegar al remate y a Lucas para asentarse en el área. De esta manera llegó el primer tanto de Borges, un futbolista con un don para estar en el momento adecuado en el lugar preciso en el área rival.

La fragilidad defensiva sigue presente

A pesar de las buenas noticias generales, no puede obviarse que sigue siendo excesivamente fácil hacer daño al Dépor. Juanfran suele estar demasiado adelantado en transición defensiva y suele ser incapaz de llegar a tiempo para dar un apoyo efectivo, algo que Schär nota debido a que le obliga a tapar más campo del asumible y se junta con la evanescencia de un Guilherme que esta temporada está mucho menos enchufado que la pasada. El mediocentro cae demasiado a menudo en fallos de posicionamiento que provocan líneas de pase abiertas para el rival y contribuyen aún más al sufrimiento de la línea de centrales.

Un equipo mucho más definido

La mejor noticia no fue la victoria, sino que el equipo comienza a tener unos ideales de juego que se consiguen ver de manera clara. El equipo está adquiriendo identidad y asimilando ideas, algo que es necesario para progresar en ellas. Es complicado salir de la zona baja una vez te asientas en ella, pero todavía hay tiempo para un giro de timón que permita mirar hacia arriba en vez de hacia abajo, y la única mala noticia es que está a punto de comenzar la fase difícil del calendario deportivista.

Parralo empieza su aventura liguera con tres puntos que en el contexto del Depor saben a algo más. Saben, por primera vez en mucho tiempo, a ilusión.

27 oct. 2017

Algunos apuntes sobre el debut de Cristóbal Parralo en el Dépor


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

En el día de ayer el Deportivo jugó su primer partido con Cristóbal como entrenador. Fueron sólo dos días los que tuvo el técnico para preparar el encuentro, con lo que evidentemente no existió margen para hacer visible su idea de juego, pero sí quedaron palpables algunos aspectos dignos de comentario. A continuación se enumeran algunos de ellos:

Un problema que continua establecido en la portería

Tyton nunca llegó a dar buenas sensaciones desde su llegada a Coruña y ayer no fue una excepción. Un guardameta de buena planta pero que cuando ocupa la portería blanquiazul ofrece simplemente dudas. Ante Las Palmas volvió a dar muestras de su inseguridad y falta de dotes para la categoría. Sólo tuvo dos intervenciones positivas, y en una de ellas el disparo de Calleri le llegó directo al cuerpo. No se puede competir sin un portero que al menos pare lo parable, más aún cuando el rival sí que efectúa paradas de mérito como fue el caso ayer.

Juanfran sigue sin ofrecer el nivel esperado

El lateral derecho titular llegó incluso a sonar para el Barça hace unos meses, pero desde que el Dépor dijo que no aceptaría ofertas su rendimiento fue en una cuesta abajo sin frenos. Su forma de defender en el primer gol fue muy laxa y dejó a sus compañeros vendidos y en inferioridad para detener el ataque. Poco después acabó expulsado de manera absurda (y probablemente  también injusta).

La pareja de centrales, a debate

Nadie dudaba a comienzos de temporada de que Sidnei y Schär debían ser los titulares en el centro de la zaga, pero lo cierto es que en algunos partidos parecen no compenetrarse del todo bien, como fue ayer el caso. Individualmente son dos futbolistas de nivel superior a la media de la plantilla, especialmente el suizo, pero conjugados ofrecen dudas. En el partido contra Las Palmas sufrieron debido a la falta de apoyos y a la presión adelantada del equipo blanquiazul, que en ocasiones provocaba que el rival pudiera lanzar ataques rápidos debidos a espacios dejados entre líneas. Sidnei es un jugador que abarca mucho campo y con espacios a su alrededor sabe desenvolverse cómodamente, pero cuando se encuentra defendiendo ataques rápidos sufre. Schär es bueno corrigiendo marcas, pero con la falta de un lateral puro apoyando en su flanco la mayor parte del partido se vio superado también en casi todo momento en labores defensivas.

No obstante, no se puede echar toda la responsabilidad defensiva en la línea más atrasada, pues es algo en lo que todo el equipo suele errar. El juego sin balón del conjunto deja mucho que desear y el posicionamiento no es el ideal, pues para los rivales es muy sencillo romper líneas en campo deportivista. No parecen existir mecanismos adquiridos de conjunto en las labores de defensa en campo propio y es algo que no se puede permitir en primera división. La evanescencia de un Guilherme que esta temporada no aporta apenas nada relevante en el apoyo es también algo a tener en cuenta.

Fragilidad psicológica

Hubo algo que pudo verse tras encajar el primer gol: el equipo, en una situación que viene repitiéndose demasiado tiempo, da la impresión de que se descentra y frustra de manera muy rápida cuando las cosas se presentan mal dadas. Tras los buenos minutos iniciales de la primera parte el equipo dio muestras de embotamiento después del gol en contra hasta que llegó el descanso. No sé si falta confianza en los compañeros o autoestima en cada jugador, pero al menos visto desde fuera parece que algo falla en el aspecto psicológico.


Una presión adelantada real y notablemente efectiva

Por ahora sólo hablé de cosas negativas, pero lo cierto es que a pesar del resultado el partido no me dejó malas sensaciones generales. Vimos que las ideas que prometió el técnico en su presentación se fueron plasmando en el juego, pues conseguimos ver una presión adelantada que demostró ser bastante efectiva, con un buen número de balones robados en campo contrario. Esta mejoría respecto con la etapa de Mel es un signo positivo, pues tras dos días de trabajo se puede achacar más al hecho de que Cristóbal supo hacer calar las ideas y enchufar a los jugadores más que al trabajo en los entrenamientos. Que los futbolistas crean en el estilo y estén dispuestos a ejercerlo es un paso muy importante.

Edu Expósito y el futuro

El jugador del Fabril tuvo ayer la oportunidad de jugar como titular en el primer equipo y no la desaprovechó. Demostró que tiene condiciones y saber estar, aportando una buena gestión del ritmo de juego y dejando ver su calidad con balón. Tiene mucho futuro y merece tener oportunidades en el presente.

Fede Valverde en banda: un recurso útil, pero a utilizar con moderación

Ayer volvimos a ver al futbolista uruguayo jugando en banda en lugar de en su posición inicial. Este recurso puede ser de utilidad en algunos contextos de juego, como cuando se necesita crear superioridades y abrir mediante combinaciones huecos en la defensa rival. No obstante, situarlo ahí no debe ser la tónica general. Valverde por banda aporta cosas, pero no aporta lo mejor que tiene. Ayer llegó al área y tuvo las dos oportunidades más claras del encuentro, pero erró ambas. No es un jugador de tres cuartos, es un futbolista para influir en el juego de construcción en la zona media del campo. Ayer fue de los mejores del encuentro, pero en su posición real sería más útil porque podría aparecer más en aquellos lugares donde hace daño.

Capacidad de reacción

Dejó muy buenas sensaciones el Dépor desde la salida de vestuarios, con 0-2 en el marcador, hasta que Calleri sentenció estableciendo el 1-3. Fueron algo más de 30 minutos en los que dio la sensación de que el equipo había cogido el toro por los cuernos y estaba cerca de remontar el partido, pero de nuevo un error defensivo y un error grotesco de colocación en un Tyton que estaba casi fuera del área pequeña defendiendo un tiro desde 14 metros. El resultado final no refleja lo que se vio en el césped.

26 oct. 2017

Futbol instantaneo (XV): Alegrar a un país


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com


Brandi Chastain se convirtió en heroína de su país al convertir el penalty decisivo en una final contra China delante de su público.
'Alegrar a un país'



La edición de 1999 fue la tercera de la historia del mundial de fútbol femenino, habiendo sido inaugurada esta competición en 1991 con Estados Unidos como selección campeona. Tras no haber conseguido llegar a la final en la cita de 1995, la selección americana se presentaba aquel año con más ganas todavía de levantar de nuevo el trofeo y convertirse en las primeras en reeditar el campeonato en este torneo.

El fútbol femenino en EEUU no era profesional por aquel entonces (la Women's United Soccer Asociation no se creó hasta el 2000, siendo la primera liga femenina del país en la que se estableció el profesionalismo) y todas las jugadoras de la selección participaban en ligas universitarias que, en cualquier caso, ofrecían uno de los mejores niveles a nivel mundial en la disciplina. De este modo, grandes leyendas del fútbol femenino norteamericano como Carla Overbeck o Mia Hamm llegaban a este mundial sin haber conseguido nunca tener un contrato profesional dentro del fútbol.

Estados Unidos era además el país anfitrión aquel año y mostró desde el primer momento una gran superioridad. Ganaron todos los partidos de la fase de grupos concediendo sólo un gol, y en las eliminatorias solo Alemania les planteó problemas. Con esta carta de presentación llegaban a la final ante una también poderosa selección de China que tenía capacidad para aguarles la fiesta en casa lideradas por una de las mejores jugadoras de la historia, Sun Wen.

Disputada ante más de 90.000 personas en el Rose Bowl Stadium de Pasadena, la final fue un encuentro trabado y sin demasiadas ocasiones, en el que ambos conjuntos parecían tener más miedo de encajar goles que ganas de marcarlos. Esto provocó que se llegara al final del tiempo reglamentario con 0-0, y la prórroga tampoco sirvió para dilucidar a las ganadoras: habría tanda de penaltis. 

En los lanzamientos desde 11 metros, las cosas comenzaron muy igualadas. Los cuatro primeros lanzamientos entraron en la portería, estableciendo un 2-2 que daba todavía mayor incertidumbre sobre quien ganaría. No fue hasta que Liu Ying erró el tercer penalti de la selección china cuando se empezó a entrever confianza en las estadounidenses y nerviosismo en el lado asiático. En cualquier caso, nadie más había errado su pena máxima hasta que Brandi Chastain, defensora de EEUU se encaminó al punto de penalti para lanzar el decisivo. Ante ella, Gao Hong defendía la portería sabiendo que debía pararlo sí o sí, pero la lanzadora disparó un tiro colocado que la arquera china no pudo ni siquiera rozar, llevando a las suyas a la victoria delante de su público.

Chastain fue así una de esas pocas elegidas para experimentar la sensación de ser el motivo de la alegría de todo su país por una acción propia haciéndolo además delante de su público. Esta victoria fue además clave para dar mayor visivilidad al fútbol femenino y un impulso importantísimo para poner en marcha las competiciones profesionales que sobrevinieron un año después en el país norteamericano.

25 oct. 2017

Fútbol Desastre: El larguero contra Ronny Rosenthal



En esta nueva sección dedicaremos el tiempo a repasar los grandes errores  de la historia del deporte rey, tanto dentro como fuera del campo. Para estrenarla, qué mejor que recurrir a uno de los grandes fallos a puerta vacía de la historia reciente del fútbol europeo.

Ronny Rosenthal fue un delantero israelí de dilatada carrera en el fútbol inglés de los 90, principalmente recordado por su etapa en el Liverpool. Fue precisamente mientras defendía los colores del club red cuando protagonizó un error que le perseguiría para siempre: era septiembre del año 1992 y un Liverpool que no funcionaba del todo bien se enfrentaba a uno de los mejores Aston Villa de las últimas décadas en Villa Park. El encuentro terminó con un contundente 4-2 para los locales, pero lo más recordado del partido no fue el resultado, sino una acción puntual que fue muy celebrada por la afición del club de Birmingham.

Con el marcador ya en contra para el Liverpool, el portero David James envió un balón largo hacia Rosenthal que el israelí consiguió alcanzar gracias a un fallo defensivo del central rival y dar un toque preciso para sortear la salida del portero, lo que le dejaba solo ante la meta libre. Sólo le quedaba dar un suave toque para que el esférico entrara y recortar distancias, pero en lugar de eso la lanzó al larguero y salió rebotada hacia fuera. En los últimos minutos del enfrentamiento Rosenthal conseguiría anotar un gol, pero sería ya demasiado tarde y sólo serviría para maquillar levemente la derrota.

Al menos no se puede decir que el ex futbolista se arrepienta de aquello, pues en unas declaraciones recientes manifestó su alegría por aquel suceso debido a que le permitió 'no caer en el olvido'.



24 oct. 2017

Un cruel abandono para una llegada merecida


 Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

Cristobal Parralo llegó al Dépor hace algo más de un año para hacerse cargo del filial, que por aquel entonces militaba en Tercera División. Su contratación vino acompañada de la de algunos futbolistas foráneos, algunos de ellos viejos conocidos de la etapa del entrenador en el club de formación de Damm y su primera temporada acabó con un ascenso merecido después de varias temporadas de infructuosos intentos, pero no fue fácil: El inicio de curso presentó dificultades y ciertas críticas (hubo quien dijo que se había traicionado a los chavales de la casa trayendo a gente de fuera que no daba el nivel), pero una vez llegado el segundo tramo de la temporada todo comenzó a ir rodado: Parralo supo acoplar al equipo a esa mezcla de cantera autóctona y necesarios puntales importados de otros clubes y alcanzó ampliamente unos puestos que permitieron al Fabril llegar a la promoción y alzarse con el ascenso a 2ªB.

Este curso comenzaba con cierta incertidumbre para el filial blanquiazul, como pasa con cualquier debutante en una nueva categoría. La política de fichajes buscó reforzar al equipo con bastante experiencia para no sufrir en una división tan complicada como la 2ªB, y se recurrió a recuperar a antiguos productos de Abegondo (Luis, Romay...) junto a promesas que ya habían contrastado su nivel en la categoría en otros filiales. Había mimbres para intentar no sufrir, pero el inicio de temporada superó todas las expectativas posibles. El equipo consiguió hasta hoy 8 victorias de 10 posibles con una solidez impropia de un equipo novato, estableciéndose en la primera posición de la tabla durante varias jornadas.

¿Cómo jugó su Fabril? 

Si algo caracteriza al hasta ahora equipo de Parralo es la calma y la concentración, algo muy poco habitual en un filial donde la juventud y el ímpetu suelen imponerse a casi todo lo demás. El técnico andaluz supo entender a la perfección las ventajas de trabajar con un filial (mayor capacidad de conseguir atraer a jugadores con talento que equipos que no pueden ofrecer el paso a categorías superiores, ganas de triunfar de sus pupilos...) con las desventajas (inexperiencia de sus futbolistas, bajas habituales de piezas clave debidas a movimientos entre primer y segundo equipo...) y formó un bloque en el que todos saben sumar y en el que siempre existe alguien en el campo que sabe aportar calma a la marabunta.

Todo parte de una solidez en defensa que hace pasar muy pocos apuros al equipo. Tan solo 5 goles encajados en 10 encuentros son muy pocos, y es que el asentamiento de Fornos como un jugador que supo ganar galones con el paso de los años y un One que está siendo una de las grandes revelaciones de la temporada como un jugador que aporta mucho en el juego aéreo y al corte hicieron dar un salto de calidad defensiva muy importante. El equipo tiene orden atrás y una organización de tareas muy concreta que hace que todo suela funcionar sin problemas. Además, la seguridad en portería que ofrece Àlex Cobo (cuyo progreso desde su llegada al Dépor es palpable) da un plus importante y otorga puntos.

En cuanto al ataque, si bien es un jugador que no siempre puede jugar debido a su alternancia con el primer equipo, todo empieza en Edu Expósito. Un futbolista inteligente que sabe mover el juego del equipo y emplearse en tareas tanto defensivas como de creación y que junto a Queijeiro (o Carlos López, que con su trabajo defensivo libera mucho más a Expósito hacia labores de organización) se complementa de manera sencilla en un centro del campo que hace y deja hacer a los compañeros. 

Los hombres más adelantados forman también una maquinaria que funciona a la práctica perfección. Uxío es un delantero centro de poderío aéreo y con un juego de espaldas brillante, capaz de dominar cualquier balón dividido en sus dominios y darlo al compañero que llegue de frente para que pueda hacer daño, capacidad que suele aprovechar Romay (cuya calidad es un lujo en la categoría) para recibir y buscar romper líneas hacia cualquiera de los dos extremos. Pinchi y Galán saben explotar sus bandas llegando y también aprovechando segundas jugadas para hacer daño. 

Las claves, en definitiva, se basan en la solidez, en un estilo de juego pragmático pero con alternativas necesarias cuando el partido se atasca y una distribución de responsabilidades que hace que todo el mundo esté siempre enchufado. Esto último es algo que se ve perfectamente si se echa un vistazo al aspecto goleador y se ve que los 17 tantos anotados hasta ahora están muy distribuidos entre un total de 10 jugadores. Además, tampoco se puede despreciar el hecho de que Cristóbal supo manejar una plantilla numerosa haciendo que casi todos sus jugadores sepan rendir cuando el equipo lo requiere. En las últimas jornadas existieron bajas muy importantes cuya ausencia fue minimizada por futbolistas que supieron rendir haciendo que la racha triunfal no se viera cortada. 

¿Idoneidad de la llegada de Parralo al primer equipo?

La pregunta es difícil de contestar. Lo que está claro es que el trabajo del técnico en el filial merece el premio de la subida al Dépor, pero puede que mi percepción de la situación vaya encaminada a hacerlo de manera diferente a la que se produce hoy. 

Para empezar, hablaremos del cruel abandono: El Fabril estaba funcionando a la perfección en la actualidad, mostrándose como un bloque muy unido y anímicamente fuerte y que ve cómo ahora su máximo responsable deja el proyecto de manera precipitada. En el fútbol base los jugadores suelen valorar mucho la figura del técnico y asociarla a sus éxitos, y la marcha de Cristobal puede ser un jarro de agua fría sobre un proyecto que estaba pasando por su mejor momento y que hacía soñar con mayores cotas que la simple salvación. Hablar de un ascenso a segunda serían palabras mayores, pero pelear por entrar en el play-off suena como algo plausible teniendo en cuenta que pasado un cuarto de la competición las cosas marchan muy bien. Habrá que confiar en que quien llegué a sustituirlo (presumiblemente Manjarín, quien conoce a los futbolistas tanto como Parralo) sepa continuar el trabajo en la misma línea.

En segundo lugar, hablemos de la llegada merecida: Es evidente que el técnico merece el premio por su trayectoria en el club, pues las cotas alcanzadas son muy meritorias. No obstante, cuesta creer que el momento sea el idóneo, pues llegar en un momento en el que el equipo se muestra roto dificulta bastante la tarea del técnico y hace que un novato en la categoría, como es el caso, se enfrente a los lobos desde el primer momento y con muy poco tiempo para coger la sartén por el mango. Llegar ahora significa caer al fango desde el inicio y tener escaso margen de maniobra, y eso es algo para lo que hay que tener mucho callo, mucha suerte o mucha personalidad. El técnico demostró que tiene personalidad, pero el riesgo sigue estando ahí. Subir al primer equipo puede significar quemar el inicio de su andadura como entrenador en la máxima categoría si la situación le supera, algo que no está fuera de la lógica debido a que ni la plantilla está hecha a su medida ni tiene tiempo para trabajarla lo suficiente antes de enfrentarse a su primera prueba de fuego que llegará en tan solo dos días. En mi opinión, la solución más prudente habría sido contratar a un técnico de experiencia en estas lides hasta final de temporada y prometer a Cristóbal el puesto a partir de verano, aunque soy consciente de que es complicado contratar a un técnico sin darle la opción de seguir si cumple objetivos.

Sea como sea, el relevo era necesario debido a que nada estaba funcionando en el Dépor de Pepe Mel. A partir de hoy la suerte está echada y veremos si el equipo es por fin capaz de sacar rendimiento a una plantilla que por nombres parece estar capacitada para luchar por algo más que evitar el descenso.

Un puzle con piezas descolocadas


 Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

Ayer en Riazor el Dépor volvió a exponer todos sus males, todas esas debilidades que lleva dejando ver desde hace ya demasiado tiempo en una sangría que nadie es capaz de parar y que se encamina, si no se le pone remedio, hacia un fracaso cuya magnitud esta todavía por ver. El Girona ganó su primer partido fuera de casa en la máxima categoría después de seis jornadas consecutivas sin sumar los tres puntos, y el equipo coruñés dejó escapar de Riazor una vida que en la jornada 38 puede hacerles llevarse las manos a la cabeza. Ocho puntos en nueve encuentros es un bagaje que no invita al optimistmo.

Jornada tras jornada da la sensación de que Pepe Mel no está sabiendo utilizar sus piezas, pues la idea de juego no encaja para nada con los futbolistas clave. El estilo hace sufrir a los jugadores de más talento, pues se da predominancia a un juego rápido y que busca las bandas como fin para acabar en centro, y Lucas no es un delantero que se sienta cómodo esperando en el área. El coruñés destaca por dos cosas: por participar en la jugada creando superioridades con toques puntuales o rompiendo y por dar frenetismo en los últimos metros cuando tiene espacio para desequilibrar a las defensas. Es un jugador que por características no suele estar en el área cuando el ataque llega rápido a línea de fondo, con lo que basar el juego en hacer daño por los flancos y centrar el balón con prontitud es banal. A Lucas le gusta adentrarse en el área con el balón en su posesión, no pelear el remate por alto.

Más de lo mismo pasa con Çolak (y su ostracismo está en parte relacionado con la incapacidad de Lucas para ser determinante esta temporada, pues podrían formar una asociación perfecta), que ve cómo su capacidad para aportar pausa y romper líneas se ahoga en la más absoluta nada cuando lo que busca el equipo es achicar balones hacia las bandas. No se recuerda un partido este año en el que el turco tuviera influencia, y no todo se puede achacar a su habitual apatía. Mel no está sabiendo utilizar a Emre igual que no está sabiendo utilizar a Lucas, y eso es un lujo que no se puede permitir el Depor, pues son sus dos únicos hombres con capacidad real para decantar partidos.

Un futbolista que sí está sabiendo usar el técnico del Dépor es Fede Cartabia, pues llegar con prontitud a su posición le deja tiempo para pensar e irse al centro cuando la línea defensiva rival está todavía reajustándose, pero viendo su alineación ayer cuesta saber si su buen rendimiento esta temporada está siendo coyuntural o si realmente Mel lo utiliza sabiendo que le da una ventaja a su juego. Ayer el argentino no brilló, y era fácil teorizar antes del partido que sus condiciones no eran las ideales para el juego contra un equipo de tres centrales, al menos no más ideales que las de otras opciones disponibles. Debido a las condiciones de la defensa del Girona, alineando un trío de defensas flanqueados por dos carrileros, me quedaros las ganas de ver desde el inicio a una doble punta formada por Andone y Lucas con Emre por detrás y renunciar a los extremos puros, pues tanto Cartabia como Valverde son dos jugadores con tendencia a irse hacia dentro cuando poseen el balón, y eso no es la mejor opción en ese contexto. A una defensa de tres puede hacérsele mucho daño por velocidad aprovechando espacios a sus espaldas o cayendo a banda desde el centro, pues se obliga a desplazar marcas y se crean huecos. Son acciones que tanto Florin como Lucas tienen entre las mejores de su repertorio, y tener a dos compañeros en banda coarta libertad de movimientos para realizar dichas acciones. Cartabia sabe crear superioridades contra defensas más compactas, pero el de ayer no parecía el encuentro idóneo para su fútbol, y no consiguió ser útil como en otras fechas.

Los partidos del Dépor contra rivales directos por la permanencia suelen acabar con esa sensación de que el partido podía haberse decantado hacia cualquiera de los dos lados, y es normal. Los futbolistas que compiten por objetivos iguales tienen niveles muy similares y saben jugar al fútbol lo suficientemente bien para competir partidos a gente de su misma enjundia, pero es en ese contexto, en el que el equipo está disputando de tú a tú el encuentro, cuando necesitan un golpe de pizarra que cree superioridades tácticas para dar estocadas. Y esta temporada Pepe Mel perdió la práctica totalidad de esos duelos de pizarra, y los que ganó fueron sin demasiada lucidez. Ayer Gil Manzano no estuvo para nada acertado, pero de la misma forma que se inventó un penalty de Albentosa también fue totalmente severo a la hora de compensarlo con un rigurosísimo penalty pitado en los albores de la segunda mitad que acabó transformando Lucas. Si bien no se puede obviar que permitió al Girona irse al descanso en superioridad, también es cierto que tampoco se puede utilizar como excusa clave: cuando el partido estaba en tablas fue el Girona el que supo dar el hachazo final.

Da la sensación de que el equipo no encuentra apoyo desde fuera del césped para sacar adelante situaciones desfavorables, en cada final de partido es habitual ver a los futbolistas intentando tirar de espíritu y frustrándose cuando ven que no funcionan las cosas para acabar corriendo como pollos sin cabeza temiendo un gol en contra que sentencie el partido a favor del rival. Echar toda la culpa encima del entrenador es una tontería, por supuesto, es algo que existía antes de la llegada de Mel, pero simplemente no supo arreglarlo en ningún momento. La idea de juego, como dije, no encaja con los futbolistas clave y tampoco otorga comodidad en el campo al conjunto, y jornada tras jornada nos limitamos a ver a un equipo que no sabe ganar partidos y que cuando lo hace no convence. Cuando un técnico tiene un ultimátum sobre su cabeza a veces es positivo y quizás en ocasiones salga bien, pero cuando lleva más de uno el dirigente ha de saber que lo único que está haciendo es intentar reanimar un cadáver. Pepe Mel no debería seguir ni una jornada más al frente de un equipo al que no supo dar vida y no porque la culpa de todo sea suya, sino porque simplemente no supo hacer que funcionara lo que tiene y el rendimiento fue en todo momento muy inferior a los nombres. La sangre nueva nunca garantiza el éxito, pero lo malo conocido en el fútbol nunca es la mejor opción. El Deportivo no tiene carácter, y eso es lo que marca la diferencia entre los que sacan la papeleta hacia adelante y los que se quedan por el camino.

21 oct. 2017

TOP 10 2017: Delanteros centro



 Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com


Llega el último de los rankings por posición. Uno no es muy consciente de la gran cantidad de delanteros centro de nivel de élite que hay en la actualidad hasta que se encuentra haciendo una clasificación de este tipo teniendo que dejar fuera a futbolistas de clase mundial, por lo que me vi obligado a tener en cuenta el momento de forma incluso más que en otras clasificaciones y la subjetividad cobró aquí también mayor protagonismo.

Vamos ya con los mejores delanteros centro del mundo en 2017:



Nº10 Dries Mertens, 30 años




Equipo: Nápoles
País: Bélgica

Sorprendió a todo el mundo por el nivel mostrado la pasada temporada y está comenzando la presente por los mismos derroteros. Es un futbolista muy vertical y eléctrico, que se ofrece cayendo a banda con asiduidad, pero también sabe encontrar su hueco cuando lo intenta por el centro. Con una definición brillante e incluso visión para el último pase, su explosión tardía dejó ver a un futbolista digno de cualquier equipo grande.



Nº9 Sergio Agüero, 29 años




Equipo: Manchester City
País: Argentina

Le costó entrar en el esquema de Guardiola, pero a día de hoy está sabiendo ser importante con permiso de Gabriel Jesús. Su principal virtud es que juega todos los partidos sin arrugarse y eso le permite ser un goleador habitual en los encuentros complicados. Un delantero muy móvil, que sabe rendir sólo ante el peligro. Robarle el balón en conducción es muy complicado, pues su bajo centro de gravedad le hace muy difícil de derribar y le permite girarse con gran facilidad, lo que junto con su potencia y capacidad de regate le convierten en un futbolista muy peligroso más allá de los tres cuartos de campo.

Nº8 Mauro Icardi, 24 años


Equipo: Inter de Milan
País: Argentina

El argentino tiene en su movilidad y su capacidad de bastarse por sí mismo incluso cuando el equipo no acompaña sus grandes virtudes. Sabe ser importante en el juego combinativo, tiene gran técnica y delante de la portería se magnifica con una definición digna de los mejores. Muy bueno atacando espacios y con una regularidad brillante.

Nº7 Antoine Griezmann, 26 años




Equipo: Atlético de Madrid
País: Francia

Su espléndido nivel de hace dos temporadas le llevó a disputar el trono de Messi y Cristiano, pero en los últimos tiempos su juego está experimentando un bache preocupante. A pesar de ser un 9 sabe participar en la creación de juego desde fases bastante tempranas y acompañar la jugada para acabar rematándola, algo que hace que se encuentre más cómodo en compañía de otro punta que le libere de funciones. La entrada de Correa en posiciones interiores puede ayudarle a recuperar ese nivel que le llevó al top 3 mundial.


Nº6 Luis Suárez, 30 años


Equipo: Barcelona
País: Uruguay

No está teniendo su mejor nivel desde hace demasiados meses y el Barça lo está notando. El uruguayo fue durante años el compañero ideal de Messi, el único jugador interior de referencia con el que no se estorbó, pero últimamente no está apareciendo como antes. Tiene una buena capacidad para ofrecer alternativas y también una cierta independencia y libertad en el esquema que le permiten ser capaz de crearse sus propias oportunidades incluso en contextos muy desfavorables.


Nº5 Edinson Cavani, 30 años


Equipo: PSG
País: Uruguay

Supo asumir el rol de referencia que necesitaba el PSG después de la salida de Ibrahimovic y su capacidad goleadora se magnificó hasta los niveles de su época en Nápoles. Con gusto por abrirse a banda y encarar, pero que debido al contexto del PSG actual se está volviendo un jugador más que área que aprovecha al máximo su definición para rematar el trabajo de los habilidosos extremos de su equipo.



Nº4 Edin Dzeko, 31 años


Equipo: Roma
País:Bosnia

Cuando todo el mundo creía que se había quedado en nada después de bajar enormemente su nivel hace unas temporadas, el bosnio supo reinventarse y ofrecer la mejor versión de su carrera en los últimos dos años en Roma. Un tanque muy difícil de defender que sabe dominar a los centrales como pocos debido a la facilidad con la que se despega de las marcas y lo complicado que es superarle por físico. Técnicamente no va sobrado pero su capacidad de disparo es de las mejores de Europa.


Nº3 Pierre-Emerick Aubameyang, 28 años


Equipo: Borussia Dortmund
País:Gabón

Un futbolista imparable cuando se le permite abusar de su velocidad. El gabonés encontró su nivel ideal desde su llegada a la Bundesliga y sus cifras goleadoras año tras año son envidiables. Genera peligro con muy poco y su definición es temible. El juego rápido del Borussia le viene como anillo al dedo.


Nº2 Robert Lewandowski, 29 años


Equipo: Bayern Múnich
País:Polonia

A estas alturas ya no se pueden decir muchas cosas nuevas del delantero polaco, que lleva más de un lustro establecido en la élite mundial sin dar muestras de querer bajarse de ella. Un futbolista que resulta un activo muy valioso en el juego rápido, teniendo un desmarque muy inteligente y efectivo y un olfato imponente para seguir las contras. Por supuesto, su mayor virtud está en el gol y los 160 tantos que lleva anotados en siete años en la Bundesliga son prueba de ello.



Nº1 Harry Kane, 24 años


Equipo: Tottenham
País: Inglaterra

Lleva varios años dejando números fuera de los estándares normales y con el tiempo fue madurando hasta convertirse en un delantero muy completo que con tan solo 24 años cuenta ya con un balance de 84 goles en Premier League. Es un jugador bastante lento pero de movimientos muy claros. No sólo brilla él, sino que sabe hacer brillar a compañeros como Delle Alli creándole espacios para sorprender desde atrás. Un gran juego de espaldas a la portería e impagable en los apoyos para crear superioridades a los lanzadores de su equipo, hace de su imponente disparo su mejor aliado.

 Menciones destacadas:

(Este apartado está dedicado a mencionar a algunos jugadores que, pese a no entrar en el ranking merecen una mención especial, ya sea por su excelencia durante la temporada o porque existe algo interesante que comentar sobre ellos. Habrá jugadores de grandísimo nivel que no aparecerán ni aquí ni en el TOP 10 porque simplemente puede que sean sobradamente conocidos y su nivel o situación no haya cambiado recientemente o porque ya aparecieron en las menciones destacadas de otros años sin que ocurriesen novedades significativas)


- Zlatan Ibrahimovic, 36 años

Equipo: Manchester United
País: Suecia

Estamos hablando de un futbolista de 36 años, pero que con total seguridad estaría holgadamente en el top si no fuera por su inoportuna lesión que le dejó sin fútbol casi todo el año 2017. El sueco domina físicamente, pero también luce una técnica con el balón que pocos en la actualidad pueden siquiera igualar. Con una influencia en el juego brutal y una capacidad para crear peligro desde un rango de posiciones muy alto, la vuelta a los terrenos de juego de Zlatan será una gran noticia para el fútbol cuando se produzca.


- Romelu Lukaku, 24 años

Equipo: Manchester United
País: Bélgica

Resulta difícil dejar fuera de los 10 mejores a un delantero como el belga, pero los demás no son peores. Su potencia no tiene rival en la posición, y aunque técnicamente no es un prodigio sabe irse con el balón controlado de los defensas por puro poderío físico. Muy efectivo encontrando el hueco para el remate y con una definición fortísima. En el fútbol de Mourinho su figura es muy importante.

- Gonzalo Higuaín, 29 años

Equipo: Juventus
País: Argentina

Otro futbolista que por números no debería estar fuera de los diez mejores, pero que por fútbol global no juzgué mejor que ninguno de los que están en la lista. Un jugador de trabajo incansable, que siempre lo intenta y no se arruga a pesar de los errores, con un remate que desde su llegada a Italia se convirtió en uno de los mejores de la liga.

- Karim Benzema, 29 años

Equipo: Real Madrid
País: Francia

Un delantero muy atípico, que da más al equipo por lo que aporta al lucimiento de sus compañeros que por los goles anotados (siendo esta última, de hecho, una de sus facetas más criticadas). Grandísimo juego de espaldas y con un ofrecimiento al juego fuera del área rival muy alto.

- Radamel Falcao, 31 años

Equipo: Mónaco
País: Colombia

Estamos asistiendo al reverdecer de sus viejos laureles desde el pasado año. Falcao vuelve a ser un goleador y un jugador indiscutible en su equipo después de la mala racha que le sobrevino tras su grave lesión de hace unos años.

- Álvaro Morata, 24 años

Equipo: Chelsea
País: España

Llegó a Londres como el traspaso de un jugador español más caro de la historia y hasta el momento no está decepcionando su rendimiento. Es un delantero con mucha profundidad y que participa en la jugada de manera que en muchas ocasiones en lugar de ser él quien define es el que crea ventajas para que otro compañero lo haga llevando desde atrás. En los últimos años mejoró su definición considerablemente.

- Gabriel Jesús, 20 años

Equipo: Manchester City
País: Brasil

No hace ni siquiera un año de su llegada al City y a pesar de su edad ya es un jugador indiscutible en el esquema. Un jugador de mucha técnica, trabajo y definición.

- Diego Costa, 29 años

Equipo: Atlético de Madrid
País: España

Tras una temporada brillante en el Chelsea lleva meses sin jugar (razón de que no esté en el top) y así será hasta enero, cuando el Atlético pueda inscribirle. Un futbolista muy intenso, con capacidad de adaptarse a verios roles de juego y con mucho gol.

20 oct. 2017

TOP 10 2017: Extremos


 Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com


En anteriores ocasiones hice dos clasificaciones independientes para extremos derechos e izquierdos, pero cuando se habla de extremos lo cierto es que salvo casos puntuales la banda habitual pierde bastante sentido debido a las continuas variantes y rotaciones que sufren los jugadores de esta posición y que en el fútbol moderno hace que casi todos ellos sepan adaptarse a ambos flancos, con lo que este año habrá una sola clasificación para todos ellos.

Estos son los mejores extremos del mundo en 2017:


Nº10 Marcus Rashford, 19 años


Equipo: Manchester United
País: Inglaterra

A pesar de su edad, Marcus Rashford ya no es una promesa. Por supuesto que todavía le queda bastante por pulir y mejorar, pero a día de hoy ya es un jugador que aporta mucho y falla muy poco. Si bien nominalmente no es extremo sino delantero centro, la presencia de Lukaku y la vuelta inminente de Ibrahimovic le relegan a la banda, pero eso no es necesariamente malo para su fútbol. Juega y piensa muy rápido, y tiene un atrevimiento con balón en los pies impropio de su edad. Su gran defecto es cierta tendencia a desaparecer en algunas fases de los partidos, aunque con 19 años tiene todo el tiempo del mundo para mejorar esa tendencia a las rachas.


Nº9 Bernardo Silva, 23 años


Equipo: Manchester City
País: Portugal

Despuntó en el Monaco y eso le valió para llegar este verano al Manchester City por una cantidad nada despreciable de dinero. Un jugador muy técnico que sabe dar pausa dentro del frenético juego del City, con desborde y que le gusta partir sus posesiones pegado a la banda e inventar desde esa posición. No tiene mucho gol, pero sí es un gran creador de ocasiones.


Nº8 Kylian Mbappé, 18 años


Equipo: PSG
País: Francia

El año pasado irrumpió con más fuerza que nadie en el fútbol europeo imponiéndose como una de las estrellas principales del sorprendente Monaco de Jardim con tan solo 18 años. Es cierto que naturalmente es delantero centro, pero la presencia de Cavani en el PSG está dejando entrever que su sitio al menos esta temporada será caido a banda. Suena ya a tópico, pero es muy cierto que tiene muchas características que lo hacen comparable al Ronaldo Nazario de los inicios. Tiene gol, explosividad, visión de juego y es increiblemente rápido.

Nº7 Sadio Mané, 25 años 



Equipo: Liverpool
País: Senegal

Explotó durante la pasada temporada como un futbolista a tener muy en cuenta. Puro desequilibrio con el balón en los pies, muy veloz y con capacidad goleadora. Muy inteligente en sus movimientos a pesar de su electricidad. Ofrece un rango amplio de recursos en los últimos metros, pues tanto centrando desde línea de fondo como intentando hacer daño hacia dentro es muy solvente.
 

Nº6 Eden Hazard, 26 años


Equipo: Chelsea
País: Bélgica

Reconozco que el belga no es un jugador que me guste demasiado, pero su calidad es evidente. La temporada pasada consiguió por fin ofrecer una regularidad en su mejor nivel después de toda una carrera de subidas y bajadas en su rendimiento. Tiene un guante en su pierna que le permite realizar cambios de orientación medidos y una capacidad de regate sobresaliente que utiliza con inteligencia, logrando un gran porcentaje de éxito en sus intentos. Su influencia en el juego es menor que la de otros cracks de su puesto, pues su radio de acción es bastante pequeño en comparación.


Nº5 Gareth Bale, 28 años


Equipo: Real Madrid
País: Gales

Siempre se esperó de él más de lo que dio en Madrid después de convertirse en el mejor jugador de la Premier League en sus últimos años en el Tottenham, pero lo cierto es que no llegó a consagrarse como figura incuestionable en el equipo madrileño. Más allá de eso, tampoco puede negarse que Bale es un recurso muy valioso, que se magnifica cuando tiene espacios por delante para correr y romper. Potencia, capacidad de desborde y llegada a gol son algunos de sus rasgos más característicos.
Nº4 Arjen Robben, 33 años

Equipo: Bayern Múnich
País:Holanda

Por edad todos sabemos que está dando sus últimos coletazos en el fútbol de élite, pero cuando sale al campo sabe ser determinante todavía. Partiendo desde la banda sabe influir de manera constante sobre el ataque de su equipo, con gusto por introducirse hacia el centro y probar el disparo de media distancia. Un futbolista muy técnico y que sabe desbordar por regate. Es posible que esta sea su última temporada.


Nº3 Alexis Sánchez, 28 años

Equipo: Arsenal
País: Chile

Desde su llegada al Arsenal supo dar ese salto definitivo que necesitaba para convertirse en una estrella de talla mundial. El chileno es un futbolista de fuerza, garra y gol, de los que saben echarse al equipo a la espalda en los momentos importantes. Un jugador que sabe ser protagonista y crear ventajas con sus movimientos con y sin balón, sacrificado en la presión y que sabe controlar los tiempos como pocos en los últimos metros.


Nº2 Neymar, 25 años


Equipo: PSG
País: Brasil

Protagonizó el gran culebrón del verano y llegó al PSG no sin polémica. Neymar es un futbolista de técnica incontestable, muy inventivo e impredecible. Su definición es impecable y cuando se acerca al área con el balón controlado es muy complicado que no aparezca el peligro inminente. En su nuevo equipo tiene el reto de convertirse en líder de un proyecto ganador después de varios años a la sombra de Messi.


Nº1 Cristiano Ronaldo, 32 años 



Equipo: Real Madrid
País: Portugal

Año tras año se predice su ocaso, pero el futbolista portugués se resiste a abandonar la élite del fútbol a pesar de superar ya la treintena. Físicamente muy superior, con una velocidad y potencia que sabe utilizar como grandes armas y, sobre todo, siendo poseedor de la mejor definición de cara a portería del mundo actualmente, Cristiano es un recurso ofensivo de una efectividad fuera de toda duda. Cada temporada llega a cifras goleadoras al alcance de muy pocos elegidos en la historia y su mentalidad ganadora es capaz de contagiar a todo el equipo.


 Menciones destacadas:

(Este apartado está dedicado a mencionar a algunos jugadores que, pese a no entrar en el ranking merecen una mención especial, ya sea por su excelencia durante la temporada o porque existe algo interesante que comentar sobre ellos. Habrá jugadores de grandísimo nivel que no aparecerán ni aquí ni en el TOP 10 porque simplemente puede que sean sobradamente conocidos y su nivel o situación no haya cambiado recientemente o porque ya aparecieron en las menciones destacadas de otros años sin que ocurriesen novedades significativas)

- Franck Ribèry, 34 años

Equipo: Bayern Múnich
País:Francia

La edad pesa más en el francés que en su compañero Arjen Robben, pero a pesar de que ya no es con tanta frecuencia aquel extremo capaz de decantar partidos por sí mismo sigue teniendo un papel relevante en diferentes contextos del juego del Bayern. Un uno contra uno brutal y todavía con bastante de aquella explosividad que le hizo destacar en sus mejores tiempos. Todavía es importante.
- Ángel Correa, 22 años

Equipo: Atlético de Madrid
País: Argentina

Esta temporada es la de su explosión, y lo está logrando jugando como segundo punta en lugar de en la posición habitual de extremo. Un jugador que hace de su desborde y tendencia vertical un sello de identidad y que con el tiempo va a fianzando su juego y sus movimientos para hacerlos menos individuales y más beneficiosos para el juego del equipo.

- Raheem Sterling, 23 años

Equipo: Manchester City
País: Argentina

Por fin está dejando ver, durante los últimos meses, el jugador que se preveía que sería cuando llegó a Manchester y que solo se atisbaba levemente hasta ahora. Encaja bien en el esquema de Guardiola por su rapidez y su tendencia a hacer daño llegando hasta el fondo del campo.

- David Neres, 20 años

Equipo: Ajax
País: Brasil

Llegó el pasado mercado de invierno a Amsterdam previo pago de un importante traspaso para los estándares de la liga y supo hacerse un hueco en el equipo a base de goles y buen hacer. Es veloz y capaz de jugar de manera solvente por los dos costados. Tiene un gran regate y un peligroso centro.

- Felipe Anderson, 24 años

Equipo: Lazio
País: Brasil

Uno de los productos de la generación del Santos de los Neymar y Ganso. Su llegada a la Lazio estuvo marcada por la inconsistencia hasta hace un par de años, cuando empezó a despuntar como futbolista a tener muy en cuenta. Con un gran regate y visión de juego, al brasileño le gusta más el rol creativo que el de finalizador o llegador.


- Anthony Martial, 21 años

Equipo: Manchester United
País: Francia

Por fin su rendimiento está comenzando a dar señas de que lo que el United pagó por él no cayó en saco roto. Sigue sin ser indiscutible, pero está sabiendo aprovechar los minutos que le otorga José Mourinho. Con capacidad para ser profundo o para meterse hacia el centro, Martial está participando en un buen número de goles en lo que va de año.