6 abr. 2016

El derby de los petrodólares

 Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

El enfrentamiento entre PSG y Manchester City tendrá un particular atractivo en el hecho de que ambos equipos son los ejemplos más significativos del desembarco de inversores árabes en el fútbol europeo. Lo son por dos razones: por ser los únicos en los que se buscó invertir de manera firme y continuada por parte de los compradores y porque fueron (derivado de lo anterior) los únicos 'nuevos ricos' que lograron llegar y estabilizarse en el máximo nivel internacional tras ser adquiridos por multimillonarios árabes.

Alineaciones de un Manchester City - PSG en 2008

Ambos equipos recibieron la inyección de liquidez en una situación ciertamente similar, siendo equipos de cierta reputación, con títulos logrados en el pasado, pero lejos de sus mejores años y asentados entre la clase media, sin pretensiones de verdadera grandiosidad (esto se evidencia en la imagen superior, en la que aparecen los onces iniciales de su último enfrentamiento antes de ser comprados por sus nuevos propietarios). Por otra parte, los dos equipos se enfrentaron durante los últimos años al mismo reto: demostrar que pueden llegar a levantar una Champions League con un proyecto creado en tiempo record. No obstante, hasta el día de hoy se vio que los clubes con una infraestructura de élite sólida, creada con el paso de los años, se impusieron en ese reto a la grandiosidad comprada con chequera, aunque cada vez la diferencia se minimiza de manera más palpable.

En el caso del Manchester City, tenemos a un equipo con un proyecto en sus horas finales, pero que piensa ya en grande para lo que se le viene encima al contratar a un contrastado creador de proyectos como Pep Guardiola. La plantilla actual querrá demostrarle al nuevo técnico (aunque a buen seguro este ya tendrá perfilados sus planes de manera metódica) que pueden entrar en el futuro equipo, y demostrar competitividad en competición europea, apeados ya de la lucha por el título de Premier, es una buena forma de conseguirlo. Se presentan al partido de hoy con bajas importantes, como la de un Kompany que es el jugador más adecuado que tienen en plantilla para defender a un coloso como Zlatan. También sufrirán la de Touré, sin el que el centro del campo del PSG partirá con teórica superioridad. El campo abarcado por Matuidi no tendrá su compensación en el costamarfileño, pero por otra parte, la baja de Verratti en el bando parisino evitará que el PSG pueda aprovechar de manera más eficiente los movimientos de su compañero en el centro del campo. 
 
Existen en el partido tres nombres a seguir por encima del resto: El primero no podría ser otro: Zlatan Ibrahimovic. El sueco encara esta  como su penúltima ocasión de conseguir el título que más pesa en su conciencia, y no querrá esperar más para no jugárselo todo a una carta. No podría estar en un mejor momento para lograrlo, pues además de acompañarle el equipo, pocas veces es posible ver a un jugador de 34 años mostrando su superioridad física, y mostrando un nivel propio de un jugador en plenitud. Abarca más funciones que nunca y con él en el campo todo puede pasar. Los otros dos jugadores a tener en cuenta forman parte del conjunto citizen. El primero de ellos, Agüero, es un elevado porcentaje de la capacidad ofensiva de su equipo. Anular al argentino significa eliminar buena parte de la capacidad del City para hacer daño. Por último, la vuelta de Kevin De Bruyne, en cuya ausencia el City tuvo su peor momento de la temporada, será una excelente noticia para los de Pellegrini. El belga genera una cantidad de goles (no sólo definiendo, sino también asistiendo) comparable a muy pocos en el fútbol europeo y será un segundo espada de lujo para el Kun, quizás más determinante aún en este caso por su teórica condición de secundario, aunque su precio en verano diga lo contrario.

Por supuesto, tampoco hay que olvidar al irregular pero potencialmente letal David Silva, que si está enchufado es capaz de decantar partidos, o la incógnita de la vuelta de un Serge Aurier que añadirá su toque de interés extradeportivo. En definitiva, el partido más interesante, a mi juicio, de esta fase eliminatoria.

¿Quién ganará?

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Ambos equipos ya poseen una plantilla envidiable. En todas las áreas poseen jugadores determinante. El psg tiene jugadores mas determinantes a mi criterio y es extraño analizar que la mayoría de los jugadores del psg vienen de la serie a, como sirigu, thiago silva, marquihnos, verratti, pastore, cavani o que ya habían estado en la serie a como maxwell o ibrahimovic.

Ruben FCP dijo...

Sí, supongo que tendrán buenas relaciones con representantes de Italia debido a la presencia de Leonardo Araujo durante los primeros años del proyecto. Ibra también fue desde la Serie A, lo ficharon estando en Milan.

Publicar un comentario