Deshilachando al campeón

2 sept. 2014

Deshilachando al campeón


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

El Real Madrid de la temporada pasada contaba posiblemente con una de las mejores plantillas de la historia del fútbol. Equilibrada, con la mayoría de jugadores clave en picos altos de rendimiento y lo suficientemente amplia como para tener garantías en la rotación. No sólo contaban con 2 jugadores por puesto, sino que en la mayoría de posiciones, esos dos futbolistas eran de gran nivel y de estilos diferentes, lo que también facilitaba amoldarse al rival y a las circunstancias. Ganaron la ansiada décima Copa de Europa, pero al terminar ahora el periodo de traspasos las sensaciones son de cierta duda.

El primer culebrón llegó con la portería. Diego López fue el titular la pasada temporada y rindió a buen nivel, mientras que Casillas llegaba de hacer un Mundial desastroso y que despertó muchas dudas con respecto a su futuro, unido a la llegada de un Keylor Navas cuyo estilo bajo palos es muy similar al del capitán. Finalmente, la marcha de Diego López dejó en el equipo a dos guardametas de corte similar, más de reflejos que de disciplina, y eso quizás puede llegar a ser un handicap. Pocas veces se valora el hecho de que, igual que un lateral puede ser defensivo, ofensivo o completo, un portero también puede tener múltiples formas de jugar, y si existe la ocasión de contar con dos diferentes de buen nivel ha de aprovecharse, porque otorgan variantes muy interesantes a lo largo de la temporada. 

La marcha de un Xabi Alonso muy criticado en los últimos tiempos deja también un hueco difícil de llenar, más aún con la nueva lesión de Khedira. El futbolista vasco es uno de los mediocentros más completos de la última década, y Toni Kroos no es por el momento más que un principiante en ese tipo de labores, ya que lo que le llevó a ser un futbolista contrastado fueron otro tipo de aptitudes. El alemán tiene condiciones para jugar en ese puesto, pero a costa de renunciar a hacer labores más diferenciales que son más difíciles de encontrar en un jugador y que se desaprovecharían retrasando su posición. La otra opción está en un Illarramendi que tendrá su última opción de demostrar que puede ser válido en el Real Madrid, pero la anterior temporada dejó muchas dudas sobre su potencial. La otra opción estaría en Modric, pero es el mismo caso que Kroos, el croata también aporta infinitamente más jugando en posiciones más adelantadas. 

Otro aspecto polémico llegó con el 'cambio de comos' realizado al fichar a James y dejar en segundo plano al que fue una de las piezas claves del campeonato de Europa ganado por el equipo de Ancelotti, Ángel Di María. El argentino demostró el año pasado que es un futbolista diferencial, capaz de activar al equipo y de aportar variantes en ataque que serán quizás más difíciles de ver en James. Es evidente que sacar 75 millones por un jugador es una buena operación, pero si su sustituto va a cobrar mucho más y cuesta 80 millones, la brillantez de la operación queda empañada. 

El único salto de calidad se pega en la punta de lanza, donde Morata se fue para recibir a un Chicharito que aporta gol, oportunismo y lucha, pero que tampoco es un jugador de clase suficiente como para que pueda reactivar a Benzema, porque no parece probable que vaya a amenazar su titularidad. 

El partido contra la Real Sociedad levantó ampollas y activó algunas alarmas que por el momento son débiles ya que un partido de pájara es siempre algo dentro de lo posible, pero que al vigente campeón de Europa le remonten un 0-2 y acabe siendo goleado no deja de mostrar que quizás los cambios efectuados no fueron en la buena dirección. El equipo parece descompensado de mediocampo hacia abajo y la temporada puede hacerse larga. Está por ver si fue sólo una mota de polvo o la macha se irá haciendo más grande.

4 comentarios :

  1. No creo que llegue a entender nunca la venta de Di Maria, el mejor jugador del año pasado; ni la de xabi, el jugador, en mi opinión más importante del equipo por encima de cualquiera de los la BBC.

    ResponderEliminar
  2. Supongo que en el caso de Xabi el propio jugador expresó su deseo de irse, pero lo de Di María sí que parece una chapuza. Echaron a uno de los jugadores más importantes en la mejor temporada del equipo en los últimos 10 años.

    ResponderEliminar
  3. Si acabas de llegar y te dicen que este chico ha valido 80.000.000€ y que en contraposición se deshicieron del que para mi, también era el mejor del Real Madrid. Lo primero que haría es buscar la cámara oculta. James Rodríguez, tiene todavía mucho que mejorar si quiere quedarse en Madrid. No esta jugando en suposición y ante la Real se notó desubicado, lento, apático, sin ritmo de competición.

    ResponderEliminar
  4. Xabi es cierto que pidió irse, lo que no entiendo es como se le deja marchar cuando pide la salida a 5 días del cierre de mercado, sin dejar margen de maniobra al equipo para suplir su baja. Que quería irse, es verdad, pero lo que me escama es que no le hayan convencido para que se quedase. No creo que fuese imposible.

    Ahora toca ver como se adapta el equipo, el 4-3-3 con james, kroos y modric no parece que pueda resultar satisfactorio. Trabajo para carletto. Personalmente prefiero a kroos de interior izquierdo, como jugó en el 1-7 contra brasil, a que juegue como Mc, que parece ser la idea del madrid porque: 1 pierde una de sus principales virtudes, la llegada en segunda linea con un golpeo excepcional y 2 debe cambiar su forma de defender, tiende a anticiparse al pase del rival ( como modric), pero si defiendes asi y eres el unico mc, con un equipo que juega con los laterales casi permanentemente arriba, si fallas en la anticipacion al pase, el rival te tiene ganada la espalda y tiene por delante solamente a los centrales.

    Saludos

    ResponderEliminar