agosto 2013

31 ago. 2013

El Bayern no necesitaba a Pep


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Para evitar parecer ventajista esperé hasta hoy para exponer un tema que me lleva rondado la cabeza desde los albores del proyecto. Es una reflexión basada en una mezcla de sensaciones previas y partidos vistos desde su llegada, y creo que este es el mejor momento para exponerlo todo. Creo que sí, que acabará funcionando y es posible que se convierta en una futura dinastía del éxito, pero creo que de todos los equipos punteros que existen en el fútbol europeo, el Bayern de Múnich era probablemente el que menos necesitaba a Guardiola.

Mis sensaciones a priori eran lógicas, el Bayern de los últimos dos años fue un rodillo, un equipo asfixiante, vertical y a la vez avasallador en la posesión. El anterior proyecto había conseguido ya un equipo dominador de Europa, con jugadores perfectamente adaptados e ideales para jugar de esa forma. El estilo Pep es algo diferente, algo que se está instaurando de manera firme pero lenta, mientras se ve a un equipo que busca asimilar conceptos, que va progresando en ello pero al que le hará falta tiempo para conseguir la excelencia. Estamos viendo a un Bayern trabado, como es normal, ante una revolución de tamaño calibre.

Opino que no necesitaban un cambio de ciclo cuando este estaba todavía comenzando su esplendor, cuando a Lahm o Schweinsteiger les quedan al menos, si no hay sorpresas, 3 años de máximo rendimiento, y los Kroos, Alaba o Müller tienen todo un futuro por delante. No era este, al menos, el año; un año en el que se confirmaba lo visto en el anterior, que Heynckess creó un monstruo capaz de barrer a cualquier rival mediante la táctica del punch demoledor y la intimidación continua.

Por otra parte estaba lo comprensible de la contratación, la necesidad de decidir. Guardiola es un hombre de proyectos largos, y era ahora cuando estaba libre y se le podía ofrecer un cargo con una plantilla del más alto nivel, mientras que el futuro era una incógnita. Está claro que una vez aquel proyecto llegase al declive fichar a Pep para comenzar otro nuevo habría sido la idea imperante, pero probablemente en ese momento estaría con equipo. Es posible que estuviesen valorando los pros y los contras de esperar o lanzarse, y optaron por la última opción para, si fuese necesario, sacrificar una temporada de adaptación por un fin mayor: el de crear un proyecto largo capaz de ganar todo jugando a su estilo.

Por el momento, el Bayern ya tiene el primer título de la temporada. y quién sabe si esperará alguno más. No podemos saber todavía si su etapa en Múnich será de gloria o no, pero apostaría porque acabará triunfando porque su personalidad perfeccionista no le permite otra cosa. El Bayern no necesitaba a Pep, pero ya que lo tienen habrá que esperar y ver si consigue volver a crear la magia que ya consiguió en Barcelona.

27 ago. 2013

Enseñando el camino al odio


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

Si tuviésemos que hacer un resumen sobre lo que los periodistas hicieron temas de actualidad durante este verano en particular, nos saldría algo parecido a esto:

  • Bale interesa al Real Madrid.
  • Cristiano Ronaldo luce abdominales en el inicio de pretemporada, evidenciando lo mucho que se cuida.
  • ¿Qué tal, Carletto, monstruo? ¡Salvador! ¡Máquina!
  • Suplencia/titularidad de Iker. Carletto seguro que hace lo correcto, no como el Mourinho.
  • Descienden al Guadalajara a 2ªB de forma poco ética. 
  • Bale va a firmar por el Real Madrid, es cuestión de días.
  • Valor real del traspaso de Neymar. Yo digo cien, tú dices doscientos.
  • La selección femenina de waterpolo gana el Mundial. -> Tema descartado. No sabemos qué decir
  • Mourinho es muy malo y Ancelotti será la salvación del Real Madrid, el hombre que hará olvidar al psicópata verdugo portugués.
  • El Depor, un equipo con títulos en su palmarés y que jugó Champions hasta hace menos de 10 años, a horas de desaparecer. Salamanca, o Xerez, equipos que hasta hace poco estaban en Primera, ya conocieron su fatal desenlace.
  • Bale se complica, pero Florentino es un depredador que no se rinde tan fácil.
  • Ancelotti empieza a ser un poco malvado porque Iker no es titular en su primer partido.
  • El Real Madrid se pasea con los nuevos Audis oficiales. El Barça se pasea por ahí también con otras cosas interesantísimas.
  •  Mireia Belmonte pulveriza dos records del mundo.
  • Messi pillado con una señorita en Argentina que no es su mujer.
  • Ancelotti empieza a convertirse en 'el puto Ancelotti' en las redacciones de Madrid. Otro que no quiere dejar a la prensa hacer sus alineaciones.
  •  A menos de una semana de comenzar, todavía no se sabe qué pasará con la disposición del Grupo I de Segunda B ->Tema descartado
  • Parece que lo de Messi era un flagrante montaje fotográfico, pero no informamos de ello para evitar dar explicaciones
  • Dani Sordo gana el Rally de Alemania, primero ganado por un español desde 2004.
  • Demonizamos a un jugador aleatorio porque hizo un gesto típico, pero claro, iba en contra de Messi. Hay que proteger al espectáculo, las malas artes hay que aplicárselas a Arbeloa o Chigrinskiy, que nadie los va a echar de menos.
  • El Tata no ve normal el precio de Bale. Neymar costó al Barça números comparables, dicen algunos. Ancelotti responde. Guerra abierta. Y mientras otros equipos de Primera rastreando el mercado de jugadores libres para intentar competir.
  • Ahora sí. Confirmamos que Carlo recapacita y jugará Iker
  • Bueno... Pues al final juega Diego López.
  • El puto Ancelotti empieza a pasarse.
  • Vamos a poner el anuncio de Qatar Airways sobre el Barça, haremos publicidad encubierta, nos sacamos unos euros y seguro que a todo el mundo le interesa verlo en vez de pensar que es un simple y jodido anuncio.
  • BALEEEEEEEEEEEEEEEEEEE.
  • Tenemos el honor de ofreceros la última hora sobre Bale: sigue siendo cuestión de días. El lunes estará en Madrid.
  • Bale espera en Marbella. El miércoles estará en Madrid.
  • Oficial: Bale será el jueves  jugador del Real Madrid.
  • Özil se cabrea por ser sustituido. Lo nunca visto en un futbolista.
  • Bale espera la confirmación para firmar el sábado.
 
"El fútbol es lo que vende" es una frase escrita a fuego en cualquier redacción española. Es un deporte que levanta pasiones, y que para muchos, entre los que me incluyo, es su favorito. Es tal la mayoría de gente española que sigue esto del balompié que muchas veces nos olvidamos de que existen otras cosas de las que hablar. Uno se espera que hablen de esas otras cosas cuando la sección del informativo, periódico etc. que estamos viendo/leyendo se llama 'Deportes' y todo se magnifica más aún, por supuesto, cuando hablamos de medios especializados que se supone que tienen tiempo para hablar de muchas más cosas. Sin embargo no pasa eso.

Es cierto que hay importantes espacios dedicados a otros deportes como la Fórmula 1, pero este es posiblemente el único deporte que tiene un despliegue significativo y constante cada día que hay carrera, y a veces es cubierto más incluso que el que teóricamente es el segundo deporte nacional que es el baloncesto. ¿Por qué pasa esto? Supongo que porque para la gran mayoría de la gente del mundillo tener al público informado es bastante secundario, y lo que impera es la búsqueda de rellenar espacios de la forma más fácil posible. 

Esta actitud no repercute de forma para nada positiva en la gente que no tiene el fútbol como uno de sus deportes de cabecera, por supuesto, pero tampoco para la gente que no es de los dos grandes equipos o que le gusta el fútbol no sólo como forma de evadirse, sino también para estudiar este deporte. Encontrar en los grandes medios un análisis táctico de un encuentro es tarea imposible, y finalmente todo esto se conjuga en algo muy fuerte: odio. Ya sea odio al deporte en sí, odio a Real Madrid y Barcelona por acapararlo todo u odio al periodismo en general (incluso a aquellos que sí son buenos periodistas, porque el tedio de la situación ya hace que ni valga la pena diferenciar).

Cuando un rumor vale más que una importante victoria nacional en otro deporte, o cuando el grado de hipertrofia muscular de Cristiano Ronaldo o las nuevas botas de Messi se quieren hacer ver como algo más interesante que un Mundial de un deporte minoritario, un medio especializado en deportes pasa a ser un fracaso y genera el aburrimiento más absoluto de la gente asidua a otros deportes. Un medio debe buscar algo muy diferente a eso. Cualquier otra cosa debería ser motivo de vergüenza.

23 ago. 2013

El poder de la mímica


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com


Un gesto. Eso es todo lo que hizo Diego Godín para verse en medio de un circo de opiniones, unas opiniones que distan mucho de lo futbolístico y que no tienen para muy cuenta en lo que se basa este deporte, que no es más que un juego donde la competitividad (sobre todo a nivel profesional) está por las nubes.

Partamos de la base de que hoy por hoy todo se rige bajo las normas de lo políticamente correcto. Todo el mundo se lleva las manos a la cabeza con estas cosas, siempre que quienes las hagan sean otros, pero cuando es uno mismo siempre se encuentran excusas plausibles. Eso es así, no va a cambiar. Pero más allá de eso, denotan también un ligero desconocimiento de las actitudes habituales en un campo de fútbol. Por mucho que lo pinten como un deporte de caballeros dista bastante de eso. Por desgracia, la realidad es bastante diferente: es (con bastantes honrosas excepciones, eso sí) un bonito deporte muy poblado de energúmenos, pícaros y barbarie, donde hay mucho lugar para la búsqueda de las malas artes (que más que malas, son gajes del oficio). 

Me sorprendió enormemente el bombo que se le dio a la acción de Godín de hace unos días, y pensaba que sería cosa de un par de horas antes de que el tema muriera, pero comprobé con asombro que aún colea en el ambiente. Son acciones que se ven de forma común, y mucho más en el fútbol no televisado. Esta vez, y como pasa siempre, cuando Messi o Cristiano andan por medio, todo parece magnificarse y adquirir un tono de extraordinariedad sin precedentes. Es algo que deja cancha para pensar que quienes se dedican a sacar las noticias a nivel nacional no sólo no hablan de nada más allá de los dos equipos de siempre, sino que tampoco ven más partidos.

¿Quién no busca sacar ventaja de una debilidad del rival? Pasa en otros deportes: si en tenis uno de los jugadores tiene problemas en un hombro y el rival se entera, este buscará lo máximo posible atacar hacia ese flanco. Todo deportista busca aprovechar las debilidades del rival, y se puede poner como ejemplo la polémica entre Contador y Froome en el último Tour. Es simple competitividad, búsqueda de la victoria. Desleal a veces, pero legítima.

Veo mucho más reprochable intentar engañar al árbitro fingiendo una agresión (cosa que también pasó en el partido de Supercopa y de la que no se habló apenas) que ir a atacar una debilidad encontrada en el contrario. Si te excedes haciendo esto último tendrás castigo, si finges es posible que el que reciba castigo sea otro que no hizo nada. Pienso que el teatro ataca más las leyes de la deportividad y es más cobarde, además de que genera violencia de manera indirecta, porque a nadie le gusta que le quieran vacilar.

Habría que pararse a pensar cuántas acciones como estas vimos a lo largo del tiempo, y saldrían miles que se quedaron ahí, o que incluso generaron risas. Las opiniones (como esta que estoy exponiendo ahora) son algo banal y suelen tomarse a la ligera. Pero hay que pararse un poco a reflexionar antes de emitirlas. Pensar si lo que nos están vendiendo como noticia no es un hecho común del que quieren hablar para esforzarse menos. Al fin y al cabo, hablar sobre un gesto es más fácil que hacer el análisis táctico del encuentro.

21 ago. 2013

Juan Domínguez, el maestro de esgrima


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com


La figura del organizador es una de las más incomprendidas en el fútbol moderno, ya que a menudo se le exigen a los ocupantes de este puesto que  ofrezcan cosas diferentes a las que están destinados a hacer. Hay muchos equipos en las que esta labor la lleva a cabo un futbolista con habilidades resultonas para ella, pero que no van más allá, y aparte de eso ofrecen también otro tipo de talentos, normalmente (dado que esto se da sobre todo en equipos pequeños) relacionados con la garra o el trabajo. Pero cuando aparece un buen organizador, con las cualidades que confieren a este puesto de un recurso muy poderoso si se le sabe usar, suele haber recelo si las cosas no van bien. Es el puesto más exigido en un equipo junto al de portero, y cuando las cosas fallan es el primer señalado. Le pasó incluso a Xavi hasta que el equipo empezó a asombrar.

Juan Domínguez conoce muy bien todo eso, la fina línea que hay entre la alabanza y la crítica, y que a menudo le exijan cosas que no va a ofrecer. Es uno de esos futbolistas superdotados para su puesto, pero que no da (de manera continuada) esos rasgos de garra que tanto gustan al público. Pero ojo, que no se confunda garra con intensidad, porque eso sí lo tiene. Siempre pensé que las críticas hacia el 10 del Depor son, en su mayoría, sin tener muy claro su función. Él es un organizador, y para el pundonor ya están otros. No se gana nada con un equipo lleno de trotones sin criterio, el talento es necesario, y en una posición tan clave como la suya, si hay que pagarlo con una menor presencia defensiva, se paga. 

Cuando hablamos de la presencia defensiva de este jugador hay que tener clara una cosa, no es un destructor, aunque sí juega su rol, presionando y ganando tiempo, consiguiendo que llegue el compañero defensivo en la ayuda. Pero donde se magnifica su figura es cuando el equipo tiene el balón, ahí es innegociable. Desde siempre me pareció un jugador superlativo en lo suyo, con la necesidad de minutos para madurar, pero también para ayudar al equipo en un trabajo clave en el que desde hace años carece de otro futbolista que no sea él. Recuerdo que en su primer año en el primer equipo ofrecía lagunas importantes, pero cualquiera que observase bien veía que tenía aptitudes nada comunes, y que desde luego el Depor lleva años sin encontrar más allá de él. Hace dos años, en la temporada del ascenso, la grada lo valoró como nunca porque sabíamos cómo era el equipo sin él, una verbena. Pero en la vuelta a primera volvieron las críticas, parecía que nos habíamos olvidado (el nivel que mostró no era tan bueno como en la 11/12, pero no tan alejado del mismo como algunos decían) de aquel Depor partido en dos sectores que Oltra había planteado en los albores de su proyecto, hasta la irrupción del futbolista de Narón. Se pasó 3 meses fuera de la titularidad, y no fue hasta su vuelta cuando el equipo reacciono. De los partidos que ganaron en todo el año en el que acabamos descendiendo, sólo 1 fue sin él en el campo.

Si algo tiene este jugador es que casi nunca pierde el balón sin fala de por medio cuando lo tiene en sus pies. La protege de forma sobresaliente y la sube hasta encontrar al compañero adecuado. Sin alardes, simplemente con la seguridad de aquel que sabe que lo que está haciendo es su especialidad. Su toma de decisiones en el pase es muy acertada, sabe cuando debe probar dándola hacia atrás y cuando debe poner la marcha larga y lanzarse hacia arriba buscando la jugada, algo vital (probablemente lo más vital) en un organizador. Crea ocasiones estudiando el movimiento y posición de sus compañeros, enlaza las fases del juego y es el primer eslabón del equipo con el criterio para subir la bola, exactamente las tres cualidades principales que debe tener un jugador de su posición.

En el partido contra Las Palmas, además, vimos que está buscando el siguiente paso, el paso definitivo hacia la madurez de un organizador: Con el equipo en inferioridad se echó a los suyos a la espalda y marcó el ritmo en todo momento, moviendo al conjunto de forma brillante. Sólo un adelanto de lo que nos puede esperar durante esta temporada si consigue creerse que su madurez llegó y se le dan galones.

Es un puesto complejo. Son creadores de fútbol, pero a la vez no tienen la magia que tiene un mediapunta, y por eso se les suele juzgar mal, esperando de ellos lo que no son. En Juan Domínguez estarán gran parte de las esperanzas de luchar por el ascenso, y debe ser la pieza clave de un equipo que le necesita para ser la unión entre defensa y ataque. Hay que confiar, y seguro que seguirá creciendo a buen ritmo, su destino es triunfar. Calma, y balones a JuanDo.

20 ago. 2013

Medios al servicio de su majestad


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com


Llega un momento en el que para mantener la calma hay que evadirse. Son muchos años aguantando los mismos patrones en la prensa nacional como para pensar en que algo puede cambiar. Los periodistas de bufanda, los que trabajan con la motivación de sacar contenido fácil en lugar de contenido de calidad son mayoría en la primera línea de fuego. El talento real se deja, casi siempre, para los que trabajan detrás de las cámaras y los micrófonos. Lo que vende son los ciegos que no quieren ver, los que dicen lo mismo que el borracho en la barra de cualquier bar por el simple hecho de enardecer a la amplia manada de cegatos que rodean al fútbol de este país, o para retorcer de rabia el cerebro del rebaño contrario a sus ideas (porque en este deporte, como en todo en esta vida, sólo parece haber dos opciones). 

Ese tipo de periodismo, el de taberna, es más que reprochable según los manuales, pero hay otro que no sólo es reprochable, sino que contradice todas las bases morales del gremio. Cuando se utiliza el periodismo como arma para conseguir un fin que interesa al periodista resulta no sólo éticamente desastroso, sino que se traiciona a la profesión. Una profesión que, por otra parte y por desgracia para los que la ejercen por vocación, está más que pisoteada desde dentro. 

Desde hace casi 9 meses, desde la lesión de Iker que provocó la irrupción de Diego López, estamos asistiendo a una lección de lo que no se debe hacer en periodismo. Algo que ya vimos en multitud de ocasiones anteriores: la prensa al servicio de la figura amiga. Respeto enormemente a Casillas, en forma es uno de los mejores porteros del mundo (incluso estando fuera de forma lo es), pero hay muchas cosas que matizar. Su temporada 12/13 fue, cuanto menos, floja. Tuvo más errores que de costumbre, y su miedo a las salidas se acentuó, provocando inseguridad en la defensa en los ataques laterales y en jugadas a balón parado. Es cierto que Diego López tampoco es un baluarte en las salidas, pero al menos sale con bastante confianza y crea otro tipo de sensaciones en los compañeros. Y eso es lo que probablemente Mourinho (estudioso absoluto de la mentalidad) vio para apostar por el de Paradela. Lo demás es rumorología barata e inventiva creada para hacer daño. Veo poco legítimo vender violencia contra un entrenador con la excusa de que él también genera violencia. 

Llegó Ancelotti y la prensa, por la cordialidad del técnico, pensaba que tenía ante sí una nueva oportunidad de manipular, que sería un nuevo Pellegrini, un entrenador que casi siempre busca agradar y que no le gustan los enemigos. Empezaron desde el primer momento jugando al 'colegueo', llamándole Carletto como si lo conociesen de toda la vida, pero parece ser que el juego le salió mal y con la llegada del italiano las cosas no fueron como esperaban (a pesar de que ya se marchó el verdugo). Ojalá Casillas vuelva a ganarse la titularidad, porque es un porterazo y un espectáculo, aunque no es un portero tan técnico (quizás ahí reside su espectacularidad) como otros, y eso le hizo crecer menos con la edad de lo que es habitual en los cancerberos. Pero que se la gane por sus méritos, no por la presión de una gente que tampoco paró hasta echar a Pellegrini, que cada temporada se ceba con un futbolista y que dinamitó el proyecto de Mourinho utilizando armas aún más violentas que las que criticaban. Y si Iker anima de alguna forma a los periodistas de su entorno a tomar este tipo de medidas no sólo se equivoca, sino que está faltándole al respeto a un compañero y a su entrenador.

Creo que es simple egolatría. Simple búsqueda de sacar pecho por lo que uno es capaz de hacer. Pienso que en el fondo saben que lo que hacen no es correcto, que va contra todo lo dictado en las normas de su profesión, pero les gusta mostrar a todos que su influencia va más allá de las leyes no escritas. Es algo que no pasa sólo en el deporte, la prensa generalista está también marcada fuertemente por estos rasgos y es igualmente condenable. Pero que se recurra a las malas artes para hablar de un simple juego, de un entretenimiento, resulta retorcido.

Y no, no le estoy diciendo a ningún periodista cómo hacer su trabajo, sino cómo no hacerlo. No servirá de nada en cuanto a un posible cambio de actitud de los negligentes (sería milagroso que tal caso se diera), pero es posible que exista gente que esté de acuerdo con la idea expresada y se suban al carro de consumir sólo periodismo (u opinión futbolística) serio. Un periodismo que no está cada día en los principales medios (desde luego en la televisión no está nunca), pero que existe y que cada vez tiene más iniciativas de personas que se unen para ofrecer calidad. Nadie está obligado a consumir basura, es simple cuestión de buscar y encontrar alternativas [1] [2] que hablen del deporte como debe ser.

15 ago. 2013

Los cracks que nos perdimos (VIII): Adrian Mutu


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com 

Hay jugadores a los que les pierde su cabeza. De hecho, la gran mayoría de los protagonistas de esta sección tienen cabida porque supieron hacer que la polémica y las malas decisiones siempre les rodeasen. El de hoy es uno de esos casos:

  • Adrian Mutu, el hombre de los mil frentes abiertos


Verlo jugar en uno de sus grandes días nos decía que estábamos ante un futbolista de un talento peculiar, gran golpeo de balón y olfato goleador. Tenía condiciones para conseguir convertirse en algo más (si bien es cierto que consiguió ser la estrella en la mayoría de los equipos en los que jugó) pero no supo centrarse, la indisciplina que mostraba en su forma de jugar se trasladaba también fuera del terreno de juego.

Cuando comenzó su carrera como profesional en Rumanía en las filas del Arges Pitesti en 1996 no se imaginaba que, tras destacar y fichar por el Dinamo de Bucarest, donde acabó de explotar definitivamente, sería fichado por un todopoderoso de Europa como el Inter de Milan. Llegó en el mercado de invierno de la 99/00 y se encontró rivalizando por un puesto con una amplia  nómina de delanteros de calidad como Vieri, Recoba o Zamorano., contienda en la que no salió victorioso y no aguantó más que media temporada en el club neroazzurro.

Tras su breve paso por el Giuseppe Meazza, Mutu llegó al Hellas Verona y más tarde al Parma, donde su gran papel le llevó a ser uno de los fichajes estrella de la primera temporada del Chelsea de Abramovich, al que llegó por 22 millones de euros. Su primer año en Londres tuvo luces y sombras, y su segunda temporada, con la llegada de Mourinho al banquillo todo se torció para el futbolista rumano, ya que tuvo una difícil relación con el técnico. Su situación se agravó con el positivo por cocaina en 2004, que le llevó a ser suspendido 8 meses. Este incidente provocó una larga batalla judicial entre el Chelsea y el futbolista por incumplimiento de contrato, que se resolvió en 2008 condenando a Adrian a pagar más de 17 millones de euros al club inglés (la sanción más alta de la historia impuesta por la FIFA a un futbolista). Desde entonces el jugador se encuentra apelando la multa ante diversos organismos.

Fichó por la Juventus antes de que acabase su segundo año en el Chelsea, pero por la sanción no podía jugar hasta mayo. La temporada 05/06 ayudó al equipo a conseguir el Scudetto, pero la alegría duraría poco, pues precisamente ese año se destapó el escandalo del Moggigate y la Vecchia Signora fue relegada a la Serie B y desposeída del título.

Con el descenso de su equipo, llegó a la Fiorentina, donde llegó recomendado por Cesare Prandelli, con el que ya había coincidido en Parma. Sus primeros momentos en el club fueron felices, fue uno de los mejores jugadores de la liga en su primer año y fue siempre indiscutible, pero la vida en rosa duró poco: En enero de 2010 volvió a dar positivo, fue sancionado por 6 meses y volvió a ser demandado por su club por incumplimiento de contrato, pero esta vez pidió disculpas y todo llegó a buen puerto. Jugó la 10/11 en la Viola y fue traspasado al Cesena, donde firmó dos años pero su contrato fue rescindido cuando el equipo descendió a Serie B, y firmó por el Ajaccio, equipo al que llegó retando a Zlatan Ibrahimovic (sin éxito) y donde continúa a día de hoy, dando unos últimos y arrítmicos coletazos que a veces dejan entrever lo que pudo llegar a ser.

En este año en Ajaccio parece tener intención de asentar la cabeza y pretender tener una vida apacible como estrella del equipo francés. Una de las últimas noticias de las que fue protagonista lo relacionó con una buena acción, su voluntad de adoptar al niño chino que fue lanzado al váter por su madre, aunque sin escapar de la extravagancia, diciendo que lo quería hacer porque Dios se lo había dicho.

9 ago. 2013

El necesario paso adelante


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

Nasser Al-Khelaifi llegó ya hace algo más de un par de años a París con la intención de hacer del club emblema de la ciudad una potencia europea. Tras dos temporadas invirtiendo, no pudo conseguir más que una Ligue 1 (éxito que puede tomarse como considerable teniendo en cuenta que el club sólo tiene 3 en sus vitrinas a pesar de su condición de grande) y una Supercopa. Este año, con un equipo que no perdió ni una sola pieza importante y con retoques muy interesantes, el equipo debe demostrar que puede pelear por ganarlo todo.

El PSG es un equipo muy peculiar. A pesar del sobrado dinero, el jeque supo invertir no sólo en cracks, sino también fijarse con acierto en el necesario segundo escalón, gente que no está en primer plano, pero cuya labor es también vital. Así, desde la temporada 11/12 fueron llegando los Matuidi (probablemente el mejor fichaje relación calidad precio de la actual gestión), Sirigu o Verrati. Tres jugadores de altísimo nivel que llegaron por menos de 10 millones al equipo del Parc des Princes, y que se revalorizaron enormemente.

A pesar de que este equipo es un proyecto del tan odiado fútbol moderno, a base de talonario y creando graves desigualdades con respecto al resto, no se puede negar que está manejado con cautela e intentando hacer las cosas bien. A día de hoy no pasa como en otros equipos por el estilo, casi puede decirse que todas las estrellas tienen cabida en el once, se fichó para tener un equipo equilibrado. Sólo habrá conflicto en el ataque, donde Pastore, Lavezzi y Menèz serán diferentes opciones de calidad para uno o dos puestos. Si Digné (un jugador joven pero con unas condiciones brutales) consigue hacerse con un puesto, sólo faltará en este equipo un lateral derecho de garantías, ya que tanto Jallet como Van der Wiel tienen carencias importantes. Por lo demás, los jugadores que entran en una teórica alineación titular son para pelear por todo lo que se ponga por delante. Basándome en mi gusto, sería algo así:


Aunque el perfil de Pastore es muy del estilo de Blanc, y es probable que se imponga a Lavezzi en la elección definitiva del técnico. Además, con el gusto de Cavani por echarse hacia la banda, la presencia del ex del Palermo en la izquierda contraería menos conflicto de intereses que la del Pocho aunque yo no renunciaría a esa peligrosísima verticalidad capaz de reventar partidos, además de una mayor regularidad. La llegada de Cavani también supondría una oportunidad para ver a Ibra en un puesto que previsiblemente le viene mejor que el de referencia porque le permitiría tener su ya habitual amplísima presencia desde una situación más cómoda. Zlatan podría empezar como '9,5', es decir, un término medio entre el mediapunta y el delantero. Tiene condiciones para ser un mediapunta genial, pero a la vez sería un sacrilegio alejarle del área. Con Cavani jugando por delante podríamos ver una gran sociedad si el sueco está de acuerdo en atrasar su posición para poder ver una nueva versión de su juego. Además, la ausencia de otro mediapunta entorpecería menos su brutal influencia en la zona central a partir del mediocampo. Por la derecha, Lucas debería ser innegociable por su habilidad para destrozar equipos desde la base con una simple acción individual. El brasileño es uno de los jugadores más brutales del mundo con el balón en los pies por la insultante facilidad que tiene para llegar a donde quiere con él, un recurso de valor incalculable.

Vemos, por tanto, un equipo capaz de pelear por todo, con un centro del campo con la genial dupla Matuidi - Verratti, que anulan espacios como pocos y un centro de la defensa de excepción, con dos jugadores muy bien complementados como Silva y Marquinhos. Si Digné se convierte en lo que presagian sus condiciones, el único hueco claro estaría en la banda derecha de la defensa, algo que podría solventarse todavía en lo que queda de mercado.

La Ligue 1 comienza hoy, y el nuevo PSG de Laurent Blanc salta a escena. Toca sentarse y ver a qué aspiran, y si como parece darán la guerra que se presupone en todas las competiciones.

7 ago. 2013

No era un portero


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com


Su influencia se sentía desde el minuto uno. Sabía lo que hacía, tenía esa tranquilidad que sólo tienen los que saben lo que se hacen, los que llevan tanto tiempo en lo suyo que nada parece sorprenderles. La defensa confiaba en él porque nunca les fallaba, porque nunca estaba nervioso. Edwin van der Sar no era un portero, tenía un añadido: era el hombre que siempre sabía hacer lo correcto, era un jugador más.

Edwin tuvo sus errores,sus momentos en los que él era el único culpable de un gol en contra, ningún portero puede escapar de eso. Pero lo que le hizo diferente es que también tiene a sus espaldas muchos actos diferenciales, momentos en los que se hizo gigante (1.97 metros de altura le ayudaron bastante) bajo palos, partidos en los que sus reflejos (que ya no eran los mismos cuando se retiró a los 40 años) o su habilidad para adivinar intenciones lo eran todo. Tiene el record de más minutos sin conceder un gol en Premier League y el de más porterias a cero a lo largo de una temporada. Y resultará difícil superar ambos.

Fue parte del segundo mejor proyecto de la historia del Ajax y de la última etapa realmente gloriosa de Sir Alex Ferguson al frente del United. Y en su relación con el entrenador escocés consiguió algo que muy pocos a lo largo de la historia consiguieron. El técnico no sólo confiaba en él, sino que lo admiraba y apreciaba hasta un punto que probablemente sólo Giggs (y Cantona, pero el sentimiento hacia el francés era más complejo) fuese el único jugador que superó aquel sentimiento.

Fue un portero de TOP 3 durante casi 20 años, infravalorado a veces y completo siempre.Volaba como nadie debido a su altura, llegaba a todo. Pocas veces pudimos ver a un portero tan competente con los pies con sus casi 2 metros. Era seguro, no provocaba nervios en los defensas cada vez que el esférico le llegaba raso, y ofrecía de esa forma una útil salida alternativa a sus compañeros en el juego. 

Se fue hace 2 años y en Old Trafford aún se le echa de menos, es imposible olvidar a un jugador así. Incluso a su sustituto en la portería del United se le buscan continuamente semejanzas, a pesar de que De Gea no tiene mucho que ver con él. A Edwin le pertenecen muchas noches de gloria, mucha admiración por allí donde pasó. Y aquella parada ante el Chelsea.

La competición a la vuelta de la esquina


El balón lleva moviéndose más de un mes en el fútbol europeo, en algunos países incluso con competiciones oficiales en marcha, pero en España todavía toca esperar para que los torneos 'serios' den comienzo. Uno de los primeros platos será la Supercopa, que enfrentará a Barcelona y Atlético de Madrid a ida y vuelta el 21 y 28 de agosto.

Serán dos partidos en los que se enfrentarán dos proyectos con puntos pendientes que demostrar, ya que el Atlético comienza una nueva etapa sin el que hasta ahora era su referencia ofensiva, Falcao, mientras que el Barcelona llega a una nueva era con el fichaje de Neymar y el desembarco de Martino como nuevo técnico. Será un partido que marcará la moral de ambos conjuntos de cara al inicio de partido, ya que se convertirá en una prueba de fuego en busca de las posibilidades reales de la temporada. 

La ida se disputará en el  Vicente Calderón, mientras que la vuelta será en el Camp Nou. No es fácil tener la ocasión de que tu equipo dispute un torneo entre campeones, por lo que si eres uno de los miles de afortunados que lo vivirán intenta no perdertelo, y consigue tus entradas mientras esperas que llegue el día.

Será sólo uno de los primeros compromisos que tendrá el fútbol español con los partidos de competición oficial, pero quedarán muchos más por llegar. Si quieres ser previsor y no perderte ninguno, haz click aquí para ir reservando tu plaza en cada uno de ellos.

3 ago. 2013

Un repaso a las ideas iniciales de Pep


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com


Este año la vuelta al trabajo de los equipos europeos llegó con unos cuantos atractivos que tener muy en cuenta, como la vuelta de Mourinho al Chelsea, la sociedad que formarán Messi y Neymar o el que nos ocupará en este artículo: la llegada de Pep Guardiola al Bayern de Múnich, donde buscará repetir los éxitos históricos que consiguió en el Camp Nou. Tras ver un puñado de partidos de este nuevo proyecto creo que hay algunas teclas que tocar, algo que no llega a funcionar del todo. Cosas que son normales en un equipo que busca cambiar drásticamente su estilo y que conociendo al técnico catalán serán subsanadas, pero que por el momento seguro que están empezando a obsesionar al entrenador del equipo bávaro, que vio cómo se le escapaba el primer título de la temporada a manos del Borussia.

  • ¿Hegemonía en la portería?
 En la era Heynckes, Neuer era una figura inamovible. Durante los 2 años que el anterior técnico estuvo en el banquillo, el portero de Gelsenkirchen jugó prácticamente todo, en Bundesliga, Copa y Champions League, mientras el segundo portero (la primera temporada Bütt y después Starke) era un simple reserva que jugaba si había algún contratiempo o en algún partido puntual. Tras el partido de Supercopa (a pesar de que ahí Neuer era baja) cabe la pregunta de si utilizará la misma fórmula que en el Barça, dando minutos al segundo portero en las competiciones alemanas de eliminatorias. Si lo hace así tendrá trabajo por delante para solventar los problemas de confianza que mostró Starke contra el Dortmund, que alternó acciones de mérito con errores de parvulario.

  • ¿Cómo salimos?
A Pep le gusta tener un central capaz de romper líneas para tener una efectiva (y ágil) salida del balón cuando los mediocentros no llegan a ofrecerse. El problema es que quizás en este Bayern se apuesta por algo difícil de encontrar. Tenemos a Javi Martínez, que en la época de Bielsa se convirtió en esa posición en un jugador clave (aunque sólo durante un puñado de meses), pero aquel era un equipo con una presión muy arriba y Llorente como referencia, que se aprovechaba de los medidos desplazamientos en largo del futbolista navarro. Al fin y al cabo, el Javi del Athletic jugaba de central, pero no era un central al uso y no necesitaba las nociones teóricas del defensor puro, sino que era casi un puesto ideado por el Loco para él. Si en el Bayern se le exige jugar ahí, debería empezarse a crear para él un intensivo entrenamiento de lectura del juego y confiar en que pueda asimilarlo a tiempo. En el partido ante el City se le evidenciaron carencias en esa posición en cuanto a posicionamiento. En cuanto a la salida de balón, que es lo que nos ocupa, tampoco va a ofrecer cosas fuera de lo general. Javi es un grandísimo ejecutor de desplazamientos en largo, pero a la hora de romper líneas flojea, y a la hora del pase convencional no es mucho más que un apoyo efectivo y constante, algo que también se ve cuando juega en el medio, ya que no es un iniciador de juego tan brutal como puede ser un Busquets, más bien es un jugador muy normal en ese aspecto.

Por su parte, también estamos viendo una absoluta predilección por darle a Dante los galones a la hora de comenzarlo todo cuando Schweinsteiger no llega a tiempo. El brasileño es un jugador con buena técnica y salida de balón competente, pero no es lo suficientemente sobrado ni inteligente en la toma de decisiones como para tener ese papel. Multitud de intentos de rotura de líneas fallidos y desplazamientos en largo imprecisos supusieron pérdida de posesión para el equipo de Múnich. La figura del central que Pep tiene en mente necesita de alguien superlativo en esa faceta, de un Piqué o un Thiago Silva. Incluso David Luiz sería el hombre, pero si ficha al del Chelsea más le valdría no tener la idea de utilizar a Javi como su compañero de zaga.

  • Thiago
Todos estamos muy ilusionados con el jugador que va a ser Thiago, pero no podemos olvidarnos que es por el momento un proyecto, un diamante en bruto. Necesita sentirse importante y tener muchos minutos, pero estamos viendo que quizá estemos ante un magno reto. Con este tema hemos de volver al tema de Javi Martínez. ¿Acaso es positivo renunciar al puesto de medio defensivo a cambio de utilizar un box-to-box como Schweini acompañado de dos interiores más ofensivos? El desgaste de Bastian se magnifica en defensa y apoyo se le pierde en mayor medida para el ataque, ofrece sólo un 50% del jugador que es no sólo por el hecho del citado desgaste defensivo, sino también por el conflicto de competencias con sus compañeros de medular. Thiago jugo de manera sublime en la Audi Cup, eso sí.

No traté la situación de Luiz Gustavo en el rol de '5' porque parece que Pep no cuenta con él. En mi opinión, veo al brasileño como uno de los mejores del mundo en su puesto y creo además que encajaría muy bien en este proyecto por su gusto por la búsqueda del pase vertical, pero algo debe de ver Guardiola en él que no le llega a convencer.

  • Recursos variados, aprovechamiento monótono
Para mí el encuentro ante el City fue una auténtica mina de conclusiones, más que el del Borussia, y algo que vi durante la primera parte del Guardiola vs Pellegrini fue una monotonía ofensiva alarmante cuando tienes dos de las mejores bandas del mundo (la izquierda, con Ribèry y Alaba es probablemente la de mayor podería ofensivo de Europa). Parecía buscarse en todo momento el desborde de Robben y el desdoble de Lahm, a buen seguro sabiendo que la banda débil era la de Clichy, pero buscar la rotura por banda izquierda habría hecho naufragar a Boyata en las ayudas, un futbolista muy propenso a los errores cuando se enfrenta a jugadores rápidos. Además, a lo que aquí me refiero no es a que no usen las bandas, más bien todo lo contrario. Buscan el juego escorado, pero no consiguen que sea algo diferencial, como pasaba con Jupp. Consiguen llegar a línea de fondo, pero parece que el centro no es una opción. Se diluyen en el pase raso y pierden opciones de peligro. Es cierto que el Barça lo basaba todo en el césped, pero el Bayern tiene recursos diferentes que deben aprovecharse de forma diferente, es una de esas cosas a las que Guardiola debe acoplarse si quiere sacar el máximo rendimiento.

Los recursos que tiene la plantilla del Bayern en ambos costados son abrumadores, sin igual en casi ningún otro equipo, y han de ser aprovechadas. Los experimentos que el de Santpedor está llevando a cabo (incluso llegando a situar a Lahm de extremo) deja claro que está al corriente y busca fórmulas para optimizar la capacidad, tanto ofensiva como de defensa, que ofrecen.
  • ¿Experimentamos en la referencia?
Siempre fui de la idea (bueno, siempre no, sólo desde la irrupción la figura del falso 9) de que un equipo necesita una referencia arriba, un delantero que fije las posiciones, que diga "aquí estoy yo". Es un papel vital no sólo por eso, sino porque además también simplifica la tarea de los jugadores que tiene por detrás. 

En el partido ante el City Pep quiso utilizar a Müller de falso 9, con mucha presencia en el mediocampo, pero es algo que no debería buscar teniendo jugadores de área efectivos como Mandzukic o incluso el eterno revulsivo Pizarro. La figura del falso 9 no debe ser más que una emergencia, para llegar, sorprender e incomodar el marcaje ya está la figura del box to box, y en eso Schweinsteiger es un recurso incalculable. Con la salida de Mandzukic en la segunda parte el Bayern ganó en profundidad. Teniendo al croata en plantilla la idea de jugar sin 9 puro no debería ser una opción.


Son simplemente unos cuantos apuntes, notas a modo de reflexión sobre aspectos que habría que estudiar a fondo. Lo que está claro es que este Bayern, si nada se tuerce, va a conseguir grandes cosas, porque a pesar de todo está consiguiendo sacar todos los partidos adelante. Todos menos uno.

1 ago. 2013

TOP 10 2013: Mediocentros defensivos


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

Esta vez, a diferencia de otras ediciones de los rankings, diferenciaré no sólo dos tipos de centrocampistas (defensivos y organizadores o creativos) si no que incluiré una tercera categoría para los box to box. Así que no os alarméis por la falta de Yayá Touré o Arturo Vidal aquí. 

Vamos con los mejores mediocentros defensivos del mundo:


Nº1 Sergio Busquets, 25 años 



Debutó hace apenas 5 años, siendo un veiteañero sin demasiada presencia, y se convirtió con el tiempo en una de las mejores noticias posibles para el fútbol de posesión. Un mediocentro nacido para jugar en equipos con gusto por tener el balón. Es el eje del conjunto, pero además un jugador inteligente hasta el extremo en cuanto al posicionamiento táctico, un genio cortando ataques. Un futbolista cuyas habilidades lo convierten en indispensable y cuya regularidad le hacen subir todavía otro escalón más. En un equipo como el Barça, su nulidad para llegar más allá de tres cuartos no es un defecto.


Nº2 Michael Carrick, 32 años



En Michael Carrick tenemos al eterno discutido, un futbolista cuyas carencias puntuales pueden empañar sus grandes virtudes, pero es un jugador que hay que tener. Lo más importante de su función es que siempre apoya, siempre encuentra el pase adecuado y simple hacia adelante en la salida de balón y da una calma al equipo que cuando falta se nota. Maneja el campo a su antojo, aunque es cierto que sin balón sufre más de lo que debería un jugador de su posición. Su última temporada fue una reivindicación, convirtiéndose en pieza clave del United junto a Van Persie en la despedida de Sir Alex Ferguson.

Nº3 Xabi Alonso, 31 años



El hombre que maneja al equipo, el líder que no quiere serlo y que se limita a hacer su trabajo de ponérselo lo más fácil posible a sus compañeros sin hacer ruido. Un futbolista con personalidad y contundencia, inteligente y preciso, con un desplazamiento en largo pocas veces visto. Es un jugador táctico con una visión del juego y dominio del campo a la altura de los mejores. Sin Xabi, el Real Madrid no carbura, juega a trompicones.
 


Nº4 Daniele De Rossi, 30 años


El futbolista de la Roma es un espectáculo de criterio táctico y galones en cada partido. Sabe cuando debe moverse con libertad y cuando ceñirse a la labor oscura. Mucha soltura a la hora de iniciar los ataques, ofreciéndose en todo momento como una alternativa fácil para la defensa. Le gusta actuar casi como tercer central cuando el partido necesita más empaque para así ayudar tanto en la defensa como a la hora de aligerar el ataque.



Nº5 Blaise Matuidi, 26 años



Resulta muy difícil encontrar en el fútbol actual a un jugador que cubra más campo que Matuidi, más allá de Yayá Touré. El del PSG es un jugador de una amplitud encomiable, con despliegue en defensa abrumador y llegadas continuas al ataque. Tiene una considerable habilidad goleadora y una potencia endiablada, que le permite ser imbatible al sprint y ser capaz de luchar batallas perdidas. Una bestia física con habilidades tácticas destacables, que le permiten tapar huecos como pocos e imponerse con facilidad en las entradas.



Nº6 Luiz Gustavo, 26 años


Un jugador de gran disciplina táctica, sin los alardes que le corresponden al prototipo de jugador brasileño, pero tiene técnica sobrada para poder mantener el balón en los pies el tiempo necesario. Dinamiza mucho el juego buscando siempre el pase rápido hacia adelante y es un recuperador sobresaliente. Gran apoyo para los compañeros en cada ataque y efectividad en defensa.


Nº7 Lars Bender, 24 años


La gran duda. ¿Sven o Lars? Son dos mediocentros de primer nivel, de garantías y con habilidad con el balón en los pies, pero yo soy más de Lars. El del Leverkusen es un futbolista más polivalente, capaz de jugar también por banda derecha, y es más dinámico que su hermano, teniendo una parcela más amplia de dominio, con más llegada. En lo defensivo, se destaca como un trabajador pulcro y limpio, con una media de tarjetas por partido ínfima gracias a su facilidad para saber cuando irse al suelo con garantías y cuando quedarse de pie.

Nº8 Sven Bender, 24 años


El jugador del Borussia Dortmund es el hombre al que se le encarga poner los cimientos del complejo entramado ofensivo de Klopp, en donde se erige como un pasador impecable. Su contribución ayudó en buena medida al gran despliegue y regularidad de su compañero Gündogan durante esta temporada, al que permite jugar más libre. Trabajo y más trabajo.


Nº9 Javi Martinez, 24 años



Empezó dubitativo su etapa en el Bayern, pero poco a poco se fue ganando una confianza que ya no perdió. Un jugador con un gran desplazamiento en largo y despliegue, gran destructor, pero al que le es más fácil sacar el balón cuando actúa como central que cuando tiene la responsabilidad de cimentar el juego jugando de medio. Un marcador excepcional. Con Pep seguramente vuelva al centro de la zaga, donde ya se inventó con Bielsa, aunque como 5 ofrece más cosas.


Nº10 Lucas Leiva, 26 años




Amado u odiado, con el brasileño no existe la indiferencia. Es un futbolista pragmático, sin florituras, pero que resulta clave para la estabilidad del mediocampo del Liverpool y cuya ausencia se notó durante el bajo rendimiento del equipo red durante la 11/12. Es por así decirlo, uno de esos jugadores que cuando están apenas se notan, pero cuando faltan se ve que algo falla, lo cual en un jugador defensivo suele ser positivo. Grandes nociones tácticas y una gran progresión desde que llegó a Liverpool siendo un joven inexperto y dubitativo. La confianza de todos los técnicos de Anfield depositaron en él a lo largo de los años le llevaron a ser la extensión del entrenador sobre el campo.


- Menciones destacadas: 



Sami Khedira, 26 años

Con Khedira siempre hay debate, un debate en el que yo me posiciono a favor del alemán. El futbolista del Real Madrid este año sería mi 11º elegido en este ranking, aunque en otras ocasiones estuvo más arriba. Es un jugador que facilita en buena medida el juego, que apoya siempre al ataque y se despliega en defensa con tino. Un futbolista llegador, cuya gran virtud es la de acompañar en todo momento las jugadas, dando alternativas simples y jugando también de manera sencilla para reconducir el ataque por un camino más seguro.

Jordy Clasie, 22 años

Con sólo 22 años es el hombre que maneja el centro del campo del Feyenoord. Da equilibrio, tiene llegada a área e incluso dotes de organizador. No se limita a ser el típico pasador seguro, sino que le gusta buscar la combinación perfecta para romper la defensa.

Alex Song, 25 años


¿Qué hacemos con Song? Durante su último año en el Arsenal se consiguió un puesto entre los mejores del mundo, pero su año en el Barça, sin ser tan apocalíptico como lo pintan algunos, no estuvo a la altura. El camerunés es un jugador de buen desplazamiento de balón y amplia presencia, hábil en el juego aéreo y un recuperador nato. Debe dar un paso adelante para demostrar lo que puede conseguir.

Mikel Arteta, 31 años


Siempre fue mucho  más que un medio defensivo, pero Wenger lo quiso fijar a esa posición durante esta temporada ante la escasez de alternativas, y la verdad es que no lo hizo nada mal, a pesar de que de esta forma pierde mucho de su aportación en ataque.

Victor Wanyama, 22 años

Con sólo 22 años capitanea la selección de Kenia y acaba de fichar por el Southampton después de destacar en el Celtic. Fuerza, despliegue, potencia y buen manejo de balón que le hacen tener características de box to box puro.



Maxime Gonalons, 24 años

Un especialista del trabajo sucio. Un mediocentro clásico y sólido, y tácticamente sobresaliente. Da un equilibrio impagable, situándose cerca del compañero para recibir en todo momento y ofreciendo salidas seguras. Es bastante lento, lo que le hace pasar problemas en jugadas puntuales.

Yann M'Vila, 23 años

Recuerdo la primera vez que vi jugar a M'Vila y me pareció un prodigio en casi todos los aspectos. El problema es que su gran handicap no es fácil de observar durante un partido, y está en la falta de madurez. Su cabeza le hizo pasar por situaciones que no corresponden a un jugador que quiere marcar época, algo que podría haber hecho, pero todavía tiene 23 años y tiene tiempo de sobra para volver a ilusionar. Despliegue físico, juego simple con el balón en los pies y genialidad a la hora de acosar y derribar al rival.