junio 2013

22 jun. 2013

TOP 10 2013: Defensas Centrales


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

Llevaba tiempo ya sin publicar una de estas clasificaciones, pero nunca es tarde para volver a ello, así que vamos ya con la de los mejores centrales del mundo:

Nº1 Thiago Silva, 28 años



El defensa más completo del mundo. Lo tiene todo; un brutal juego por alto, impecabilidad al corte, predilección por no irse al suelo hasta que no es completamente necesario para pelear el balón de cara, una salida de balón y juego con el pie casi inigualables y una elegancia digna de admirar. Hoy por hoy no tiene rival, es de otro mundo.

Nº2 Sergio Ramos, 27 años



Un jugador, de garra, pasional y contundente, con una habilidad innata para salir al corte y para acosar al delantero ahogándolo en todo momento con su marcaje. Le gusta incorporarse al ataque, quizá con más frecuencia de la debida.Sabe corregir errores como nadie y le encanta empezar a defender desde muy arriba, como avisando al atacante de lo que le esperará cada vez que cruce el campo.

Nº3 Vincent Kompany, 27 años


Un central contundente y con veteranía, a pesar de tener tan solo 27 años. Elegante como pocos y con un liderazgo inquebrantable, seguridad por alto y desenvoltura con el balón en los pies. Su regularidad roza lo imposible y su amplitud de recursos le hacen ser el compañero ideal para cualquier central. Hace que sus compañeros de zaga parezcan mejores.

Nº4 Gerard Piqué, 26 años


Cuando está bien pocos le igualan. En cuanto a salida de balón es un prodigio, y tácticamente mejoró a grandes pasos con la compañía de Puyol. Baluarte por alto y genial al cruce, es un hombre vital para el juego combinativo. Sabe también incorporarse al ataque con acierto y aporta un puñado de goles por temporada.


Nº5 Giorgio Chiellini, 28 años


Ser el defensa más seguro de una Liga en la que la defensa cuenta más que en las otras no es tarea fácil. Un genio táctico que consigue la maestría en sus entradas y cuya inteligencia le convierte en un marcador muy incómodo


Nº6 Mats Hummels, 24 años


Poco queda ya por decir de uno de los objetos de deseo de los más grandes clubes europeos. Se le destaca por su salida de balón, pero es mucho más. Un jugador seguro, superior en el marcaje, pero en mi opinión más propenso al error que su compañero habitual, Subotic. Tiene además una velocidad que sabe aprovechar como un valioso recurso.

Nº7 Jan Vertonghen, 26 años



Un central sobrio y muy seguro, que también sabe rendir como lateral zurdo. Fue una de las revelaciones de esta Premier, a la que llegó por un precio asequible para convertirse en la solución de los problemas atrás del Tottenham. Además de su trabajo defensivo aporta muy buenas cifras goleadoras.

Nº8 Pepe, 30 años



A pesar de su mala temporada no se puede dejar de considerar entre lo mejores al central del Real Madrid, que el año pasado si llegó probablemente a convertirse en el mejor central del mundo, y cuyas condiciones son sobradas. Con un incansable despliegue físico y una contundencia que cuando entra dentro de los límites es endiabladamente efectiva, el defensor del Real Madrid es uno de esos jugadores que se crecen en el uno contra uno, faceta en la que existen pocos capaces de ganarle. Su temporada, sobre todo en el tramo final, hacen que no vea justo subirlo más allá de la octava posición.


Nº9  Neven Subotic, 24 años
 

Poco tiene que envidiarle a su compañero de zaga en el Borussia Dortmund, aunque no sea tan mediático. Cómo Hummels, tiene grandes capacidades tanto en el juego por alto como con el balón en los pies, con un gran desplazamiento en largo y todas las condiciones del mundo, que hacen que sea parte de una de las pareja defensivas más cotizada del fútbol europeo.


Nº10 Laurent Koscielny, 27 años



Gran temporada, por fin, la del defensa francés, que rindió a un gran y constante nivel, imponiéndose a su fama de jugador propenso al error. Fue uno de los jugadores claves del tramo final de temporada del Arsenal junto a Aaron Ramsey. Tiene una gran salida de balón y habilidad para romper líneas con el pase, y es un central completo defensivamente, aunque no tenga una gran fortaleza física.


- Menciones destacadas:


Raphaël Varane, 20 años

Uno de los grandes descubrimientos de la temporada en el panorama europeo. Consiguió imponerse como uno de los jugadores destacados en partidos clave, con su desparpajo, inteligencia y una madurez impresionante para un futbolista de su edad. Gran habilidad para la toma de decisiones y mucho criterio a la hora de incorporarse al ataque. Consiguió goles vitales.


Phil Jones, 21 años

Su polivalencia le hace diluirse en posiciones en las que siempre cumple sin destacar tanto, pero como central es el futuro de Inglaterra. Un trabajador incansable y portento físico capaz de tener presencia en una amplia parcela del campo

Holger Badstuber, 24 años

Un jugador tan sobrio que apenas parece estar, pero es el mejor central de la plantilla del Bayern. Una lesión le dejó fuera del equipo desde diciembre, y está por ver en qué condiciones llegará para comenzar la era Guardiola, ya que recientemente volvió a recaer. Un central infranqueable por alto,  con buena salida de balón y gran desplazamiento en largo.

Carles Puyol, 35 años

El eterno capitán del Barça tuvo este año su temporada más complicada. Un trabajador incansable con un liderazgo inquebrantable en su vestuario, que se toma cada partido como si fuera una final, con su amplio despliegue físico y su grandísima habilidad corrigiendo sus propios errores y los de su compañero de zaga. En su mejor nivel fue el mejor del mundo, pero la edad siempre pasa factura.

Mangala, 22 años

Junto a Varane, el futuro de la defensa francesa. Un jugador de grandioso físico y contundencia, cuyo año en el Oporto le confirmó como uno de los grandes referentes jovenes del fútbol europeo.



17 jun. 2013

Miedo a nosotros


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmailRubén López | rubenlopezfcp@gmail.com
Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

¿Visteis la película 'Intocable'? Si lo hicisteis recordaréis aquella gran escena en la que el protagonista engaña a uno de sus ricos invitados vendiéndole un cuadro pintado por su cuidador, contándole que es una obra de un nuevo genio extranjero. Si trasladásemos esa situación al fútbol, el hombre timado sería, y no se me ocurre un mejor ejemplo, Florentino Pérez.

Y es que el fútbol en España no es más que una muestra de lo que es su sociedad. Una muestra de que los que mandan prefieren apostar por increíbles perlas llegadas de la Atlántida antes que echar un vistazo a lo que tenemos a escasos kilómetros. Cuando leo que el Real Madrid no está convencido de pagar dinero por Isco cuando, además de ser a buen seguro uno de los futuros jugadores dominantes del fútbol europeo, saldría más barato que alguno de los nombres extranjeros que suenan (su cláusula es de 35 millones), no puedo evitar esperar que el jugador se vaya a un lugar donde su valía sea debidamente reconocida. 

Resulta curioso ver como cuando a la hora de aflojar el dinero por gente que habla nuestro idioma todo son trabas, aunque eso no pasa con jugadores como un Kaká que ya llevaba años descafeinado o un Coentrao que a pesar de ser un muy correcto lateral no debería costar casi tanto como el once titular del Borussia Dortmund. Y nombro intencionadamente al equipo alemán, un club que sí es un ejemplo de apostar por lo cercano y distinguir perfectamente la diferencia entre los términos 'bueno' y 'caro'.

Pertenecemos a una generación que se verá obligada a abandonar su tierra porque quienes dirigen son los principales responsables de reventar los cimientos desde dentro, y aunque los futbolistas sean económicamente privilegiados no escapan de esto, y los signos de la debacle son exactamente iguales. También gastan el dinero en formarlos para acabar por no confiar en ellos. También se sienten ninguneados cuando hay que compararlos con uno que llega de fuera y también tendrán que demostrar en otro país lo que valen para que alguien de aquí se acuerde de ellos. Pero espero que cuando llegue ese día, el jugador les cierre la puerta en las narices como en su día le hicieron a él.

Hablaba antes del Borussia Dortmund, y también veo justo dar reconocimiento (aunque haya otros aspectos en la política de club en los que no comulgue con el equipo catalán) al Barcelona, que en los últimos años supo apostar por los de dentro de forma ciega con resultados que están a la vista de todos. Algunos podrán criticar el escaso carisma de Rosell, otros preferirán lanzarse hacia el caracter catalanista de un club que juega en la liga española (aunque nadie que no sea aficionado del equipo debería juzgar eso), pero lo cierto es que en cuanto a confianza en los suyos pocos equipos le ganan en España, y es un ejemplo positivo siendo uno de los dos gigantes.

Personalicé en Florentino porque me sería imposible tratar los casos de todos aquellos que tienen el mismo patrón. Y tan culpable es él como los que no tienen lo que deben tener para aconsejarle debidamente y decirle que en materia de fichajes no tiene ni idea, y que deje de crear proyectos multimillonarios abocados al fracaso por creer que lo más caro es lo mejor. A veces, señores, lo mejor está mucho más cerca de lo que creen.

12 jun. 2013

Cizallando al eslabón más débil


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com
Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com
Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.c
Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com
Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.co 
Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com 
Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com
Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com
Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

Hay ejemplos que no deben olvidarse. Situaciones que deben servir para tener presente qué es lo que nos rodea, en qué fangos estamos sumergidos hasta las rodillas. Pasado ya un tiempo desde el anuncio de su descenso, y tras unos días en los que no pude sacar tiempo para escribir, no me olvido del día que los intereses extradeportivos mataron a los méritos futbolísticos, el día en el que el Deportivo Guadalajara se vio obligado a descender por razones explicadas, pero difícilmente comprensibles.

Para empezar, deberemos ponernos en antecedentes. La condición de SAD (Sociedad Anónima Deportiva) se creó a principios de los 90 con el fin de mejorar la transparencia económica y favorecer la posible salida a bolsa de los clubes de fútbol españoles. Una medida efectuada por la que era una deuda inaceptable asumida por los clubes hace dos décadas, que rozaba los 200 millones de euros. Hoy, 20 años más tarde, esa deuda que quisieron frenar asciende hasta una cifra 25 veces más alta y, además, ninguna SAD salió hasta el momento a bolsa, ya que a los equipos más ricos, Barcelona y Real Madrid, se les perdonó la reconversión en su día.

¿Por qué estos dos equipos (además de Athletic y Osasuna) no tuvieron que convertirse? Simplemente como medida de gracia al poseer un patrimonio que superaba su deuda. A día de hoy, estos 4 equipos todavía no se vieron obligados a ello, aunque el patrimonio líquido de alguno que otro a día de hoy a duras penas podría pagar la mitad de la deuda. Esta pregunta nunca la resolveremos pero la que habría que hacerse realmente es: ¿si convertirse en SAD es tan beneficioso cómo puede ser que en todos estos años los equipos amnistiados no se lo plantearan? La respuesta es evidente. No nos meteremos ya en si esta situación atenta contra la igualdad de competición del torneo doméstico, porque no sería más que una de tantas.

Más allá de todo esto, recordaremos al que había sido hasta el día de hoy el único damnificado del Plan de Saneamiento de 1990, el Real Murcia, que en el 92 se vio irremediablemente descendido a Segunda B debido a no ser capaz de cumplir los requisitos establecidos. En aquel momento el equipo pimentonero no fue capaz de conseguir apoyos institucionales suficientes y comenzó una época negra debido a esta situación. Tampoco recibió aliento de ninguno de los demás clubes en proceso de conversión, por lo que parecía que el fútbol español estaba a gusto con la idea. Hasta ese momento, poco habría que reprochar a la forma de actuar de las autoridades, más allá de que algunos analistas pudiesen pensar que no iba a ser beneficioso a largo plazo.

El agravio comparativo por excelencia llegó poco después, cuando en 1995, y con la misma excusa, Celta y Sevilla fueron privados oficialmente de su puesto en Primera División, pero sólo por un tiempo. El tiempo que tardó la LFP en verse sobrepasada por un clamor mucho más ensordecedor que el que la gente de Murcia pudo crear, ya que esta vez habían topado con dos equipos con mayor 'solera' y nombre histórico. Dos equipos que encontraron apoyos hasta en los beneficiados de su teórico descenso (Valladolid y Albacete), que proponían soluciones para que todos saliesen ganando. ¿El resultado? Un despropósito de liga de 22 equipos, cifra que acabó heredando la Segunda División, en una decisión ilógica (motivada porque Valladolid y Albacete ya estaban inscritos cuando se decidió todo), mientras se dejaba a los gallegos y a los andaluces tiempo extra para amoldarse a las exigencias. Lo normal habría sido descender a dos equipos, fueses quienes fuesen,no tomar dos decisiones enfrentadas a la vez. Pero el precedente estaba asentado y en Murcia se tiraban de los pelos mientras se retorcían en un abismo del que les costaba salir.

A muchos les suena el escándalo de aquel verano, aunque pocos recordaban exactamente los motivos. Pero esta temporada, Javier Tebas, que parece querer entrar como un elefante en una cacharrería en su nuevo puesto de mandamás de la LFP, nos trajo aquel episodio a la memoria negando al Deportivo Guadalajara un puesto que había ganado en el terreno de juego con sudor y esfuerzo. Un esfuerzo que fue mayor teniendo en cuenta la humildad del club y el buen estado de sus cuentas, por lo menos hasta que los que dirigen esto les obligaron a hipotecarse para buscar amoldarse a algo que podría ser tomado como una farsa. 

Supongo que la necesidad de avales para mantener un proyecto tan faraónico como un club profesional es algo coherente, además de otros aspectos interesantes de la ley de las SAD, pero hasta este momento su función de regulación económica fue en la mayoría de los casos muy deficiente. Y teniendo esto en cuenta, que no exista condescendencia alguna con un club que siempre fue ejemplo de limpieza en cuanto a deudas resulta demasiado cruel, no tiene sentido alguno que se persiga la regulación económica sancionando a quien tiene los pagos al día, y aún peor, hipotecando sus futuros obligándoles a sacar dinero de debajo de las piedras de forma inmediata y sin ofrecer apoyo alguno.

Sólo espero que Lugo y Mirandés no se vean afectados por el ansia ajusticiadora de un Tebas que parece atreverse sólo con los más pequeños. Y hablo de que parece, ya que acaba de comenzar su mandato y todavía tiene tiempo para convertirse en un presidente justo, pero hasta el momento sólo supo dar golpes en la mesa y hacer cumplir normas en contra de los que menos voz tienen. Mucho ánimo a la gente de Guadalajara, y a volver pronto a donde los méritos reales deberían haberos dejado al menos un años más.

Video Patrocinado: Hankook Tire presenta su 'Performance Jersey'





La marca surcoreana Hankook Tire quiso hacer algo especial para estrenar su reciente relación de patrocinio con la UEFA Europa League, y para ello creó una original camiseta interactiva, que cambia en función de lo acontecido en el partido, a la que llamaron 'Performance Jersey'.



Esta camiseta consiste en un sistema electrónico que la hace brillar, vibrar o incluso inflarse según las acciones que se van desarrollando en el partido, de forma que convierte a su portador en un punto de información sobre el encuentro. Inauguraron este diseño durante la reciente final de la Europa League entre Chelsea y Benfica sirviéndose de aficionados de ambos equipos, que durante los 90 minutos que duró el partido vieron como sus camisetas cambiaban de apariencia en todo momento.

Hankook Tire, que es el séptimo mayor fabricante de neumáticos, tiene ya una amplia relación con el deporte, pues antes de este nuevo patrocinio trabajaba con equipos como el Borussia Dortmund, el Melbourne Football Club (fútbol australiano) o los Northampton Saints (rugby), además de, evidentemente, participar activamente en campeonatos de motor como la Fórmula D.



De esta forma, Hankook quiso cumplir su lema de empresa, 'Be one with it' (Ser parte del todo) y se convirtió en partícipe del encuentro que decidió al campeón de la competición, desarrollado en el Amsterdam Arena ante unos 46000 espectadores, que vieron como el Chelsea de Rafa Benítez derrotaba al Benfica por un ajustado 2-1 con goles de Torres e Ivanovic para los ingleses y Cardozo por parte del equipo lisboeta.


Artículo patrocinado

2 jun. 2013

Cuando la música termina


Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com


Uno se pone a escribir en días como hoy sin tener claro como decir lo que pasa por su cabeza. En un día duro en el que se apagó la alegre música que empezamos a tocar el 27 de mayo del 2012 para dar paso a un incierto futuro, sobran las palabras pero hace falta sacar fuera lo que tenemos.

Parecía difícil imaginar cuando llegó aquel hombre, aquel viejo conocido que llegó a estar en bando rival, que conseguiría traernos de nuevo una esperanza que hacía tiempo que dejáramos de lado, pero el tiempo le dio lo que su trabajo se merecía, y nos vimos embarcados en un mar cuyas olas parecían llevarnos a buen puerto, mientras remábamos enérgicamente. Pudo acabar bien, pero empezamos la lucha estando demasiado lejos de la orilla y el sobreesfuerzo se pagó caro: no pudimos avanzar los últimos metros que nos separaban de tierra firme. Su único problema fue llegar demasiado tarde, pero no fue culpa suya. Por todo eso gracias, Fernando.

Durante los 90 minutos que decidieron todo, los que hicieron que el objetivo se nos escurriese entre las manos, te llegas a preguntar qué hiciste a la suerte para que te evite continuamente igual que te había esquivado hace dos años. No entiendes por qué no entran en la portería balones que toman una dirección que la física no puede explicar, y que acaban estrellándose con fuerza rompiendo los cristales que protegen nuestra ilusión mientras el tiempo pasa cada vez más rápido y se agota sin remedio.

Miras al campo desde tu asiento y ves con impotencia cómo se acaba todo, cómo se va por la borda lo que sufrimos para conseguir hace un año. Te convences de que no es justo, pero el fútbol entiende de resultados, no de justicia. Crees por desesperación que el árbitro y tus asistentes están aliados contra tu equipo y te ves tentado a insultarlos amargamente, pero te contienes porque tú no vas a un campo a mostrar ira, sino a desencadenar un sentimiento incontrolable que en ese momento se va acercando cada vez más al abismo y no puede frenar, hasta que el desenlace ocurre. El árbitro pita y se cae una parte del mundo, se desprende lo racional de lo irracional.

Lo más duro es saber que ya nada será igual. Que se va uno de los jugadores que creías que nunca se iría, uno de esos con los que creciste y que admirabas desde que no eras más que un niño, y sientes que Riazor se quedará carente de magia. Se va él y se van todos, porque lo acompañarán todos esos hombres que llegaron de alquiler y también el jugador más determinante de esta plantilla, cuyo trabajo en campo rival se echará de menos desde el primer día. Nos quedará un equipo de retales, pero hay que traer hilo y aguja para conseguir hacerlo lucir.

Es difícil asimilar que en un minuto pasas de estar arriba a bajar automáticamente, pero a los momentos difíciles los suceden otros en los que le encuentras sentido a tus colores, en los que ves que debes seguir adelante porque ese es el único equipo capaz de hacer que tengas la sensación de estar unido a él, de que formas parte de su mundo. Es tu escudo, y nunca te lo replanteas, por muy abajo que esté estás ahí para empujarlo hacia arriba y esperar que otros te ayuden. Y los que no tengan lo necesario para ello siempre podrán ser de Real Madrid o Barcelona. Será duro, pero hay que levantarse y pensar en lo que viene. Cuando la música termina, empieza otra canción.