27 mar. 2013

Un día para creer


En el día de ayer, España dio un gran paso a la hora de buscar su clasificación para el Mundial de Brasil 2014. Con su victoria ante Francia consiguió depender de sí misma al colocarse en la primera posición, toda vez que quedan 3 partidos ante rivales que, a priori, tienen un nivel inferior.

Había un ambiente bastante optimista a pesar del empate contra Finlandia cosechado por los de Vicente del Bosque hace una semana, y la victoria en París hizo que el equipo nacional se volviese a España redimido, con grandes esperanzas puestas en la clasificación. España no perdió nunca la cara del partido y demostró su condición de favorita. No en vano las casas de apuestas, como Betfair, ponían a La Roja como el equipo con más oportunidades de llevarse los 3 puntos.

Y es que España es un equipo que se ganó a fuerza de títulos la condición de temible. No importaban los 4 puntos perdidos en las dos últimas jornadas de clasificación, ya que es una selección que en los partidos importantes no suele fallar. Es algo que las apuestas no pasan por alto y por eso era, como comentaba antes, favorito para la victoria en la web de sports.betfair.es, predición que se convirtió finalmente en relidad.

El resultado de ayer sólo crea optimismo de cara a la clasificación para el Mundial del año próximo, en el que España defendería el título. Demostraron que, a pesar de las bajas (Casillas, Jordi Alba o Puyol no pudieron estar en el césped de Saint-Denis), el equipo es compacto, y que se puede aspirar a todo. De hecho, teóricos suplentes como Valdés o Monreal tuvieron grandes noches que les convirtieron en unos de los más destacados.

Todo pasa ahora por conseguir vencer en los partidos contra Finlandia, Georgia y Bielorrusia, en los que la clave será la que no se cumplió en el empate ante la selección de Finlandia: no confiarse y jugar en todo momento con intensidad.

0 comentarios :

Publicar un comentario