25 ene. 2013

Cita con el balón (I): Eric Cantona

Por Rubén López | rubenlopezfcp@gmail.com

Siempre en la continua búsqueda de crear nuevo contenido en el blog llegué a la conclusión de que aquí faltaba una sección dedicada a algo que a mí, personalmente, siempre me gustó: el lenguaje hablado. En esta sección hablaremos de los que hablaron, es decir, de frases para el recuerdo que dejaron los protagonistas de un deporte que cada semana deja citas relevantes. 

Me sentiría raro si en una sección como esta no comenzase por el principio, por uno de los futbolistas con más labia de la historia. Un hombre tan genial dentro del campo como fuera de él: Eric Cantona.


 

El nombre de Cantona se ve ligado irremediablemente a aquel incidente de enero de 1995 en el que propinó una patada a un aficionado del Crystal Palace, un incidente del que siempre dijo no arrepentirse. Aquella patada le llevó a ser condenado a dos semanas de cárcel, que fueron convertidas en 120 horas de servicio a la comunidad, además de perderse por sanción lo que restaba de temporada.

Cuando compareció en sala de prensa para explicar aquella agresión, hizo algo que nadie se esperaba. Se sentó y, con lenguaje muy pausado, recitó su frase más famosa: "Cuando las gaviotas persiguen al pesquero es porque creen que el pescado será lanzado al mar", e inmediatamente después se levantó y enfiló el camino de salida. 

Un episodio más dentro de una carrera marcada por su personalidad, ingeniosa y polémica a partes iguales, que convirtieron a Cantona en uno de los personajes más destacados del fútbol de los años 90.




0 comentarios :

Publicar un comentario