octubre 2012

30 oct. 2012

Veteranos de Guerra (XXXIII): Juan Pablo Ángel


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


El protagonista de hoy fue el hombre con el que comparaban a Falcao antes de llegar a Europa, sobre todo por el paralelismo de ser delanteros colombianos y jugar en River Plate, además de tener un estilo de juego parecido. Con los años Radamel superó con creces a su predecesor, pero Ángel supo también conseguir el éxito en su carrera.


Nombre: Juan Pablo Ángel Arango

Apodo: -

Nacimiento: 24/10/1975

Nacionalidad: Colombia

Edad: 37

Club del debut: Atlético Nacional (Medellín)

Club actual: Chivas USA

Veces internacional: 33

Demarcación: delantero


Curiosidades:

  • Fue en el traspaso más caro de la historia del Aston Villa en 2001, al ser fichado por casi 10 millones de libras procedente de River Plate.  A día de hoy ocupa todavía la quinta posición en la clasificación de mayor cantidad de dinero gastado por el equipo de Birmingham en su historia (tras Bent, Downing, Milner y Young)
  • Es hasta el momento el último jugador del Aston Villa que llegó a superar la veintena de goles en una temporada.
  • Se convirtió en el segundo máximo goleador del Aston Villa en la era Premier, sólo superado por Dwight Yorke.
  • Tras su fichaje por los New York Red Bulls llegó a ser el primer jugador de la historia del club que marcó  gol en 6 partidos consecutivos. Es también a día de hoy el futbolista que más goles anotó con el equipo, con 62 tantos en todas las competiciones.
  • Su contrato con Los Angeles Galaxy llegó a su final cuando el equipo californiano debió hacer sitio a otro extranjero que llegaba para ser estrella, Robbie Keane.
  • Fue incluido en el once ideal de la MLS en 2007.

Trayectoria:
  • 1993-1997 Atlético Nacional (Medellín)
  • 1997-2001 River Plate
  • 2001-2007 Aston Villa
  • 2007-2010 New York Red Bulls
  • 2011 Los Angeles Galaxy
  • 2011- Chivas USA
           
Palmarés:
  • 1 Liga Colombiana (1994)
  • 1 Copa Interamericana (1995)
  • 2 Apertura Argentino (1997, 1999)
  • 1 Clausura Argentino (2000)
  • 1 Copa Intertoto (2001)

29 oct. 2012

Cesc Fábregas: Vuelta al Génesis


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


Siempre dije de Cesc Fábregas que era un jugador para el que habría que inventarse una nueva denominación. No es realmente un pivote ni tampoco mediapunta. La posición del de Arenys es algo intermedio pero a la vez diferente y con añadidos, algo que se sacó él mismo de la manga desde su precoz profesionalidad. Sus habilidades siempre fueron diferentes a las predefinidas, algo que Wenger supo ver perfectamente y se frotó las manos con lo que tenía ante sí. El técnico francés hizo de Cesc su jugador franquicia, y le hizo jugar en su puesto, que a la vez es una combinación de varios. Estamos probablemente ante uno de los jugadores más complejos del fútbol europeo actual, que en el Arsenal se convirtió en una figura clave y fue nombrado capitán con apenas 22 años.

Echando un vistazo a su progreso, siempre fue un jugador con distintivos peculiares. A pesar de ser creativo, tuvo como mentor a todo un Patrick Vieira, genio de la destrucción. Al principio era utilizado como un volante más, sustituyendo incluso al medio defensivo en sus labores, pero poco a poco el sabio Arsène hizo de él un nuevo invento. Le dio libertad total para ser él, para adueñarse del centro del campo gunner y hacer de nexo entre la defensa y el ataque ocupando la parcela ancha a su antojo. Se convirtió en la pieza clave, en el hombre por el que pasaba todo y el que provocaba de forma acertada que otros pudieran acabarlo. Cesc era el principio y la antesala del final. Lo era todo.

Se podría decir de Fábregas que lo tenía (y tiene) todo para su puesto, pero que a la vez no existe generalmente un puesto para él. En el Arsenal lo había, porque el equipo se llegó a crear en torno a su figura, pero ni en España ni en el Barcelona de la temporada pasada parecía haber predisposición por apostar por él. Su situación fue complicada fuera de Londres, siempre estuvo en tierra de nadie. Siempre fue el hombre que pedía demasiado. Su máximo rendimiento exigía un cambio absoluto de la filosofía, y teniendo a Xavi, Iniesta y Busquets, la sala de máquinas estaba bien engrasada y sin necesidad de reparaciones. Sin el amparo de Wenger se convirtió en el jugador número 12, el que jugaba porque tenía demasiado talento como para quedarse inédito, pero sin que su utilidad fuese demasiado clara.

Llegados al punto de volver al lugar de su origen, el Barcelona, Guardiola se vio con la papeleta de incluirlo en un once donde todo funcionaba bien en la organización, y cuando el mediocampo fallaba, también sabía que no era exactamente el reemplazo natural de Xavi ni de Iniesta. Por eso Pep buscó un nuevo invento para situarlo, pero en lugar de ser para buscar su mayor rendimiento como ocurriera en el Arsenal, este nuevo rol buscó la practicidad. El cuerpo tácnico blaugrana vio en él a un jugador con un amplio don de la oportunidad que podría perfectamente solaparse con los compañeros de ataque y hacer daño. Nacía así el famoso 'falso 9'. Marcó goles y llegó a ser determinante, pero también fue criticado. Su fama no la ganó haciendo de killer, y se le exigían otras cosas, aunque jugando más allá de la línea de tres cuartos tenía muy complicado hacer su especialidad.

Fábregas destaca sobre todo por algo que se describe en una palabra: visión. Su capacidad para ver el pase y para dar la asistencia definitiva es sorprendente. Su habilidad para crear jugadas de peligro es inagotable, y lo mejor de todo es que en su mejor versión no se limita a la faceta atacante, si no que también sabe defender con inteligencia (no en vano en sus inicios lo entrenaron para ser el heredero de Vieira) y tapar el hueco allá donde es necesario. 

Después de un año complicado parece que con Tito al mando Fábregas vuelva a dejar de sentirse en el cuerpo de otro. Vuelve a dejar de sentirse un jugador apersonal y genérico al que sólo se le pedía efectividad para convertirse en un centrocampista de los que marcan la diferencia. Parece que Tito tiene al ver jugar a Cesc la misma sonrisa que tuvo Wenger cuando descubrió su potencial. La sonrisa del entrenador que ve una base de futuro para su equipo y no tiene miedo de arriesgarlo todo por confiar en ella.

28 oct. 2012

Goles míticos (XVII): Matt Le Tissier al Newcastle (1993)


Matthew Le Tissier. Un nombre que aunque parezca mentira todavía pilla en fuera de juego a los aficionados más despistados. Un genio que sacrificó la fama y la fortuna por la apacibilidad de su club de toda la vida, donde se sintió querido y cómodo. Prefirió convertirse en dios en su casa antes que en leyenda fuera de ella. Ni siquiera llegó a disputar un solo partido de Liga de Campeones.

Es difícil quedarse con un sólo gol de Matt como el mejor de su carrera. No era un 9, pero su habilidad goleadora era muy notable. Más allá de su habilidad técnica sorprendente se guardaba además en la manga un disparo envidiable, con el que era capaz de sorprender desde cualquier posición. Escojo este partido como ejemplo de lo que era capaz de hacer, ya que en él marcó dos goles para el recuerdo.

Corría la 13ª jornada de la temporada 93/94 y el Southampton recibía en su antiguo estadio de The Dell al Newcastle United. Era un momento delicado, ya que el equipo por aquel entonces dirigido por Ian Branfoot (que acabó siendo destituido en enero) sólo había conseguido 5 puntos de 33 posibles. Después de una primera parte sin goles, el marcador lucía todavía impoluto en el ecuador de la segunda mitad. El Newcastle dominaba, pero no conseguía hacer daño. El guión parecía desfavorable para el humilde Southampton, pero había alguien que podía cambiarlo todo. Aquel emblemático número '7' lucía, como siempre, en la espalda de un genio apellidado Le Tissier, como una inequívoca advertencia de que allí estaba él.

Con un balón largo lanzado desde la defensa, y después de que  Iain Dowie la dejara de cabeza, el balón llegó a Matt que, como si tuviera en mente con antelación los movimientos de los defensas, controló de tacón y tiró dos sombreros consecutivos para terminar definiendo lejos del alcance del portero.



El Newcastle empató el partido poco después, pero no estaba para nada acabado. En los últimos minutos del encuentro, la defensa de las 'urracas' despejó un centro desde la izquierda que terminó por acabar en el dominio de nuestro protagonista. Como si fuese lo más normal del mundo, Matt controló el esférico tranquilamente con la rodilla y mandó una parábola perfecta desde la frontal del área hasta el fondo de la red. Aquella temporada fue el tercer máximo anotador de la Premier, con 25 goles.





27 oct. 2012

La semana en anécdotas (XXXV)


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Llegamos una vez más al penúltimo día de la semana, por lo tanto es día de anécdotas:

  • La esperanza llega por fin a Portsmouth 

Después de un largo tiempo de tormenta institucional, en el que el histórico Pompey pasó en un período de 2 años de la gloria de disputar la Premier al infierno de la League One, los aficionados empiezan a ver la luz al final del túnel. Un grupo inversor israelí ahondó la crisis económica ya existente en el club allá por 2009, que desembocó en dos descensos consecutivos. Ahora, años después, el equipo está bajo administración, aunque recientemente se desveló que pasará a manos de la afición, que se ocupará de controlar el club en lo económico y lo deportivo, alejado de los falsos mecenas que truncaron la época dorada que atravesaba el club hace poco tiempo.

  • La Federación Serbia se pone seria

Muy cara les salió a cuatro integrantes de la selección de Serbia sub 21 su desafortunada actitud en el partido ante Inglaterra de la pasada semana, correspondiente al play-off de clasificación para el Europeo 2013. A los serbios no les sentó nada bien quedar eliminados a manos de sus rivales, y al final del partido se inició una batalla campal, en la que según se desveló más tarde hubo motivaciones racistas. Los cuatro sancionados fueron dos jugadores (el mediapunta del Partizan Nikola Ninkovic y el delantero del Estrella Roja Ognjen Mudrinski) y los técnicos Andreja Milutinovic y Srdjan Marksimovic, que estarán apartados de los compromisos internacionales durante un año.

  • Martín Montoya y el taxista que decía ser su víctima

La noticia surgió a principios de esta semana. Según desveló la prensa, el lateral del Barcelona, que en aquel momento se encontraba en Madrid concentrado con la selección sub21, habría sido acusado por un taxista de robarle la cartera el pasado 17 de octubre. Tras el escándalo y sorpresa inicial por el insólito hecho, la denuncia terminó siendo archivada debido a las pruebas poco concluyentes y contradicciónes en la denuncia.

  • Xavi e Iker reciben el Príncipe de Asturias

En una decisión más que discutida, Xavi Hernánde e Iker Casillas fueron galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes por encarnar valores deportivos. Realmente parece un gesto que busca simplemente el bombo mediático al elegir a dos figuras importantes, ya que ambos jugadores ya recogieron el premio hace dos años con el conjunto de la selección. Hace plantearse si no habrá gente que esté esperando su oportunidad de ganarlo antes de empezar a repetir galardonados.

  • El derby gallego vuelve a ser de primera

Aquella época dorada del fútbol gallego de finales de los 90 y principios de este siglo parece quedar ya lejos en la memoria del aficionado foráneo, pero los seguuidores de Depor y Celta ansiaban revivir un duelo en la máxima categoría que no se producía desde 2007. Este sábado a las 20:00 blanquiazules y celestes volverán a verse las caras en la máxima categoría, sabiendo que hay en juego mucho más que 3 puntos.

26 oct. 2012

El factor Simeone



Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

 Durante toda su historia parece tarea imposible despegar la fama de club atípico que posee el Atlético de Madrid dentro del fútbol español. Capaces de alcanzar la gloria y el desastre con similar facilidad, el club rojiblanco consiguió en la última década dar buena muestra de esta condición. Tras una trabajada vuelta a la primera división después de dos años en el infierno, se sucedió una época de transición en la que multitud de entrenadores poblaron el banquillo local del Vicente Calderón hasta que, un buen día, llegó Javier Aguirre. 

Bajo el mando del mexicano el equipo vivió una época de bonanza, sin sobresaltos pero sin demasiados éxitos, que por una parte sirvió como buena base para crear un equipo competitivo con calma, una calma que por otro lado nunca hubo en un club que vive al límite desde hace tiempo. La marcha de Aguirre llegó en 2009 y, desde aquel día, todo fue una montaña rusa. Abel Resino salvó desesperadamente los muebles, pero no contaba con el apoyo de la directiva y al primer síntoma de debilidad fue despedido. Tras esto llegó la gloria europea de la mano de Quique y un nuevo viaje al sufrimiento. Las cosas dejaron de funcionar y llegó Manzano, que nunca encontró la tecla de un equipo que hacía aguas. Aquel barco que parecía volver a salir a flote tras aquella gloriosa e inesperada Europa League comenzaba a dar signos de un nuevo naufragio y el descontrol era manifiesto. Hasta que apareció Diego Simeone.

El entrenador argentino llegó al que fuera el equipo donde saboreó el éxito con la vitola de prometedor entrenador a la espera de consagración. El club al que tanto dio como futbolista le dio el voto de confianza para que tomara el mando en una época tan distinta, y no se equivocaron. El 'Cholo' llegó conociendo la situación y con la intención de estudiar cada punto conflictivo y ponerle remedio. Meticuloso como pocos y con un inquebrantable espíritu de liderazgo, la combinación fue una auténtica bomba en el vestuario, que explotó en pleno desorden y puso organización de la forma más rápida.

El factor Simeone funcionó desde muy pronto. Cogió al equipo tras una serie de dos derrotas y una mala situación en liga, y tras un empate en su debut, logró una racha de 9 partidos sin perder que hizo que la moral de un equipo desgastado subiese como la espuma. Lo que antes era una escopeta sin pólvora daba ahora muestras de efectividad. Bajo su mando, sólo sufrieron 5 derrotas en los últimos 31 partidos de la 2011/2012 y la posición en Liga terminó siendo mucho mejor de lo esperado en el peor momento de Manzano. Lo mejor de todo es que volvieron a alcanzar la gloria en Europa, con un nuevo éxito en la Europa League, gesta que ni mucho menos se preveía meses atrás.

La nueva temporada empezó con la misma hoja de ruta, con el Atlético como uno de los equipos más intratables de la liga. El mister supo sacar lo máximo de las estrellas, encontrándose con un Falcao en su mejor momento, con secundarios de lujo aportando lo mejor de sí. Su esquema funciona, y los jugadores lo saben. Arda Turan se comprometió desde el primer momento con la filosofía del 'Cholo' y agarró los galones necesarios para orquestar el ataque, Gabi supo captar las órdenes del banquillo para ser la extensión de Simeone en el césped e incluso supo hacer importantes a jugadores muy cuestionados como Mario Suárez. Todos confían en su técnico, y esa es la base del éxito.

Muy importante es también la actitud que presenta a la hora de proteger a sus jugadores. Siempre tiene argumentos para respaldar a los suyos ante las críticas y consigue hacer creer a los jugadores que realmente son capaces de hacer lo que se espera de ellos. La clave para alcanzar la cima es confiar en la gente que tiene las cosas claras, y en esta ocasión el Atlético dio el timón de su equipo a la persona adecuada.

25 oct. 2012

Sami Khedira, la importancia de lo invisible




Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


Si hay un jugador en el Real Madrid que recibe una mayor diversidad de opiniones en la valoración de su relevancia en el juego ese es Sami Khedira. El mediocentro alemán es habitualmente blanco de las críticas de un sector de opinión que juzga que sus actuaciones son irrelevantes para el conjunto. Es uno de esos futbolistas que juegan a un deporte diferente al de las estrellas, forma parte del juego oscuro, y trabaja detrás de las cámaras. Si extrapolásemos un partido de fútbol al mundo del cine, Khedira sería el montador de decorados.

Sami se encuentra en ese sector futbolístico tan fácil de confundir con el de la intrascendencia, el sector de los futbolistas que 'dan equilibrio' al equipo. Entre los jugadores de su posición es habitual ver futbolistas sobrevalorados en sus capacidades y cuya función es incierta (véase el caso del Flamini post-Arsenal o la época oscura de Alberto Aquilani), pero no pasa lo mismo con el centrocampista de Stuttgart. Estamos ante un futbolista que trabaja a la sombra y su influencia se ve estudiando los movimientos y actitudes de sus compañeros cuando está y cuando falta.

Sus entrenadores confían en él como base y como cemento que acopla al conjunto. Es un jugador que roba balones, que corta jugadas importantes rivales y que tapa espacios, pero sobre todo ofrece alternativas. Acompaña el juego desde el momento en el que su equipo recupera, dando alternativas a sus compañeros en todo momento, y ejerciendo de salida de emergencia en situaciones de asfixia. Es el hombre al que todos buscan cuando no pueden avanzar. 

Khedira no es un hombre que consiga romper líneas con el pase y crear ocasiones, pero no cabe duda de que es un seguro de vida a la hora de mantener la posesión. No se complica, y sus estadísticas con el pase son más que aceptables, rondando cada temporada alrededor de un 85% de acierto en la entrega, una cifra muy importante teniendo en cuenta que no es creador de juego y su función debería ser otra.

Por otra parte estamos ante un futbolista que también tiene su faceta de llegador. Sus estadísticas rematadoras no son desorbitadas, pero llega con frecuencia a tres cuartos y contribuye en los últimos metros, aunque quizás no es este su punto fuerte, pero sí es un factor más a sumar, que sobre todo cuando actúa con la selección alemana aparece en su mejor versión.

Es ahora, con la lesión del alemán en el partido ante el Dortmund, cuando surge el debate. ¿Es Khedira un hombre clave? Está claro que no es el jugador que desequilibra los partidos, y que da puntos decisivos, pero hace precisamente el trabajo contrario, tan necesario a lo largo de una temporada: pone orden en el caos y pone un enorme grano de arena en la tarea de minimizar el riesgo de derrota. Si esto fuese la NBA (hoy me apetecen las analogías), Sami nunca sería un jugador franquicia, pero sí un impagable hombre de equipo.

20 oct. 2012

La semana en anécdotas (XXXIV)


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

No sé  si los más habituales recordaréis esta sección, que solía hacer hace un tiempo cada sábado recopilando los sucesos menos comunes de la semana futbolística. La cuestión es que tras unos cuantos (demasiados) meses sin decidirme a rescatarla, las aventuras españolas de Michael Ballack me la trajeron a la memoria. Vamos pues con el intento de resucitar este apartado de la página:

  • El 'hombre  Ballack' se exhibe en Cáceres


Hace un par de semanas que anunció su retirada del fútbol, y por lo que parece el ex internacional alemán decidió viajar a España para pasar unos días con objetivo desconocido. Nada se sabía de su estancia en la Península Ibérica hasta que saltó la noticia. El que fuera jugador del Bayer Leverkusen o Chelsea, entre otros, decidió pasearse en un Audi Q7 a la agradable velocidad de 211 km/h por la A-5. Esto supone un delito contra la seguridad del tráfico y parece que el ex futbolista deberá dejar un par de años el coche aparcado en el garaje, ya que podría suponer la retirada temporal de su carnet de conducir.


  • Neymar, el hombre bicentenario

La estrella indiscutible del Brasileirao, Neymar, llegó a los 200 partidos vistiendo la camiseta del Santos en el encuentro ante el Atlético Mineiro. El delantero brasileño lució para la ocasión una camiseta con el dorsal 200 y anotó además un golazo para celebrar la redonda cifra. De lo que no podemos estar muy seguros es de que llegue a celebrar los trescientos.


  •  El pelo de Amorebieta

El central del Athletic Club, Fernando Amorebieta, sorprendió a todos cuando saltó al campo en el partido que su selección, Venezuela, disputó contra Ecuador el pasado miércoles. El motivo fue la extravagancia de su corte de pelo, rapado por los lados y largo por arriba. Por lo que parece, sus compañeros de selección Gabriel Cichero y Miku fueron los peluqueros improvisados que llevaron al defensa a estar en boca de todos. Tal fue el revuelo que desde Marca buscaron tratar el tema en profundidad, consultando a peluqueros profesionales. Yo personalmente prefiero tomármelo a broma y pensar que se trata, como parece lógico, de una apuesta perdida.


  •  Miroslav Klose, a un paso de la leyenda

El incombustible goleador alemán, Miroslav Klose, dio un paso de gigante hacia el record absoluto de goles en la historia de su selección el pasado miércoles. A pesar de la hecatombe sufrida por los de Löw (Suecia le remontó en 30 minutos un 4-0), el delantero de la Lazio anotó dos goles que le sirven para posicionarse a sólo uno de Gerd Müller, máximo goleador histórico de la Mannschaft.

  • Meanwhile, in Russia...



En la mañana del pasado viernes un suceso bizarro ocurrió en la ciudad deportiva del Dinamo de Moscú, en Novogorsk. Un grupo de aficionados (o lo que fueran) equipados con trajes de camuflaje entraron tras el entrenamiento a atacar a los jugadores con armas de paintball.  Desde el club publicaron una carta abierta condenando la acción, y asociándola a un grupo organizado para tal fin que no pertenece a la hinchada del equipo ruso. Los atacantes dejaron además notas amenazantes en las que instaban a los jugadores a mejorar inmediatamente su rendimiento.
  • Formas de tirar el dinero de una entrada


En el partido inaugural de la 11ª jornada de Championship que enfrentaba al Sheffield Wednesday y al Leeds, un asistente (que no aficionado) logró saltar al campo a poner la nota negativa del encuentro. Con ambos equipos empatando a 1 en el marcador, y poco después de que el Leeds marcase su gol el hombre se dirigió al portero local, Chris Kirkland, y se abalanzó contra él, tirándolo al suelo y escapando. La opinión pública se lanzó a condenar a la hinchada del Leeds - que ya de por sí no gozaba de mucha popularidad por sus habituales cánticos de mal gusto y comportamiento reprochable - aunque esta vez la actitud de uno sólo no puede convertir en culpables a todo el grupo.

19 oct. 2012

Veteranos de Guerra (XXXII): Cuauhtémoc Blanco


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


A sus 39 años, el veterano en activo de hoy afronta la que podría ser su última aventura como futbolista con su actual club. Repasamos hoy la carrera de Cuauhtémoc Blanco:


Nombre: Cuauhtémoc Blanco Bravo

Apodo: Cuau

Nacimiento: 17/01/1973

Nacionalidad: México

Edad: 39

Club del debut: Club América

Club actual: Dorados de Sinaloa

Veces internacional: 121

Demarcación: Mediapunta


Curiosidades:

  • Hizo famoso un particular regate, bautizado como 'cuauhteminha'.
  • Es el máximo goleador mexicano de la historia de la Copa Libertadores, y el segundo máximo realizador de la historia de su selección, sólo por detrás de Jared Borgetti.
  • Único mexicano de la historia que marcó gol en tres ediciones diferentes del Mundial (1998, 2002 y 2010).
  • Es una celebridad en su país, y llegó incluso a tener papeles (alguno de ellos como personaje habitual) en diferentes telenovelas.
  • Junto con Ronaldinho tiene el record goleador de la historia de la Copa Confederaciones, con 9 goles.
  • Su carrera europea se truncó cuando parecía prometedora, después de una fea lesión en un partido internacional frente a Trinidad y Tobago. El defensa que le rompió la pierna, Ancil Elcock, fue sancionado por la FIFA.
  • Llegó a ser el segundo futbolista mejor pagado de la MLS por detrás de David Beckham.
  • Reconoció que Dorados de Sinaloa será su último equipo como jugador en activo y que posteriormente se centrará en iniciar su carrera como entrenador.
  • Su número '10' fue retirado durante 5 años desde su marcha del Club América, en 2007.
  • Se dijo que su gol ante el Real Madrid en 2001 hizo perder a algunos de sus compañeros de equipo un pleno en la quiniela, ya que habían apostado a la victoria merengue y el tanto suponía el empate a 2.

Trayectoria:
  • 1992-1997 Club América
  • 1997-1998 Necaxa (cedido)
  • 1998-2000 Club América
  • 2000-2002 Real Valladolid (cedido)
  • 2003-2004 Club América
  • 2004 Veracruz (cedido)
  • 2004-2007 Club América
  • 2007-2008 Chicago Fire
  • 2008 Santos Laguna (cedido)
  • 2009 Chicago Fire
  • 2010 Veracruz
  • 2010-2011 Irapuato
  • 2012- Dorados de Sinaloa
           
Palmarés:
  • 1 Torneo Clausura (2005)
  • 2 Copa de Oro (1996, 1998)
  • 1 Copa Confederaciones (1999)
  • 1 Copa de Campeones de la CONCACAF (2006)

16 oct. 2012

El escudo del Athletic Club


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com





De entre los equipos españoles con más historia destacan a día de hoy especialmente tres que llevan toda su historia compitiendo en Primera División. Uno de estos tres (junto con Barcelona y Real Madrid) es el Athletic, cuyo escudo tiene una historia larga, de la que hoy hablaremos.

La fundación del Athletic se remonta a 1898, décadas antes de que se creara lo que hoy conocemos como Liga Española. El fútbol se introdujo en Bilbao de la mano de los ingleses, y fue en aquel año cuando las gentes locales decidieron tomárselo más en serio. El nuevo club, no obstante, no acabó de ser completamente oficial hasta 1901.

Por aquel entonces convivían en la ciudad con otro equipo, el Bilbao Football Club, que en 1903 se fusionó con sus vecinos para empezar a competir en la recientemente creada Copa del Rey, en cuya primera (y segunda) edición consiguieron ser los campeones.

En aquellos años, el club lucía un escudo muy diferente al que conocemos hoy en día. Lo empezaron a utilizar a partir de 1902, y consistía en un círculo central que contenía las iniciales del club (AC) rodeado por un nuevo círculo blanco y un 'cinturón' azul. El diseño era mucho más sencillo que el actual y la elección de sus colores no fue casual, ya que en aquel momento lucían camisetas blanquiazules que compraban al Blackburn Rovers inglés.

En sus primeros tiempos el hogar del Athletic era el campo de Lamiako, aunque 10 años después de la fundación del club las modestas instalaciones empezaban a quedar pequeñas y proyectaron un nuevo estadio: San Mamés, que sería finalizado en 1913. Tres años antes, en 1910, ocurrió algo que cambió la historia del equipo de forma importante en cuanto a su apariencia. En un viaje a Blackburn para conseguir nuevas camisetas, el directivo Juan Elorduy se encontró que las de los Rovers estaban agotadas. En su camino por tierras inglesas pasó por Southampton, y decidió llevarse las del equipo local que, por casualidades de la vida, eran rojiblancas. Con el nuevo colorido (que además coincidía con el de la bandera de Bilbao), se decidió crear un nuevo escudo adecuado al nuevo estilo. Este consistía en una bandera de franjas rojas y blancas y, en la parte superior izquierda, un recuadro blanco que contenía nuevamente las iniciales del club con el mismo diseño que en el anterior emblema. Esta versión del escudo se remodelaría en 1913, el año de la inauguración de San Mamés, incluyendo un balón en el centro de la imagen, abrazado por la bandera. Este escudo se mantuvo hasta 1922.

La década de los 1910's fue la de Pichichi. El delantero vizcaíno se convirtió en leyenda del club de su tierra desde los primeros años de su carrera, exhibiendo una prominencia goleadora fuera de lo común. Su figura marcó irremediablemente el Athletic de los primeros años. Bajo su liderazgo ganaron la Copa del Rey en 3 ocasiones consecutivas (1914, 1915 y 1916) y fueron considerados el mejor equipo de España. Pichichi se retiró en 1921, y un año después falleció a causa del tifus.

El club afrontaba una nueva época, y en 1922 decidió volver a modificar su escudo, que ya presentaba la base del que podemos encontrar en la actualidad, aunque de una forma más básica. Aquel escudo primitivo era un triángulo invertido, con un triángulo menor en su interior dividido en dos: en la parte inferior se encontraban los colores de la bandera de Bilbao (rojo y azul) y el la superior dos elementos que aparecen el el escudo de la ciudad: la iglesia y puente de San Antón y dos lobos superpuestos, que representan a la casa de Haro, familia fundadora en el siglo XIV de la villa de Bilbao. A estos elementos se les añadió a mayores otro emblema vizcaíno: el árbol de Gernika, que une los cuerpos de los lobos.

El escudo de 1922 fue rediseñado dos veces hasta 1941, la primera vez se cambió la figura del triángulo invertido por la de un blasón con la misma estructura, pero añadiendo las iniciales del club en la parte central. En la segunda revisión aparecieron por primera vez las aspas que se ven en la actualidad en los dos flancos del escudo, y que representan la cruz de San Andrés, aunque en aquella ocasión eran 5, y no 2.

La década de los años 30 volvió a ser gloriosa. Nuevos símbolos del club, como Lafuente, Bata o Gorostiza, crearon un equipo casi imbatible, que se llevó a sus vitrinas 8 títulos de Liga en la primera década de la historia de la competición doméstica española, aunque el estallido de la Guerra Civil cortó de raíz los éxitos de aquel gran equipo.

Con el fin de la Guerra y la reanudación de la competición, el club vasco decidió crear un nuevo escudo, que esta vez sería casi definitivo. Se utilizó la estructura del 'medio óvalo' introducida en la anterior renovación y se combinó con la idea del doble triángulo del diseño de 1921, con lo que quedó un 'doble medio óvalo' que se mantiene hasta la fecha. Se eliminaron las siglas del club, y en lugar de eso se colocó el nombre completo en el cuerpo exterior (en aquel momento ponía Atletico Bilbao). Dentro del cuerpo interior, nuevamente los colores de la bandera debajo y la iglesia, el puente, el árbol y los lobos en la zona superior, aunque con un añadido, el del río Nervión. Estos elementos se mantuvieron invariables hasta 1971, cuando se hizo la última actualización hasta la fecha, que consistió en cambiar el nombre por el de Athletic Club Bilbao y añadir nuevos colores al dibujo superior.

15 oct. 2012

Veteranos de Guerra (XXXI): Edgar Davids



 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

El veterano de hoy se retiró temporalmente del fútbol en varias ocasiones, pero volvió recientemente a un cargo especial, el de jugador-entrenador. Se trata del legendario Edgar Davids:


Nombre: Edgar Steven Davids

Apodo:  -

Nacimiento: 13/03/1973

Nacionalidad: Holanda

Edad: 39

Club del debut: Ajax

Club actual: Barnet

Veces internacional: 74

Demarcación: Mediocentro defensivo


Curiosidades:

  • En 1999 le detectaron un glaucoma ocular. Este problema creo un icono, ya que por este motivo comenzó a utilizar sus inseparables gafas protectoras, que se convertirían incluso en un reclamo comercial.
  • Van Gaal lo apodó 'Pitbull' debido a su garra en el campo y aspecto intimidante.
  • Pelé lo incluyó en 2004 en la lista FIFA 100, efectuada en la conmemoración del centenario de la creación de la FIFA, y que recogía a los 100 mejores jugadores vivos a juicio del astro brasileño.
  • Lorenzo Davids, jugador del Bournemouth, es su primo.
  • Fue uno de los integrantes de aquel mítico Ajax de los 90, que con un grupo formado en gran parte por jugadores de la cantera consiguió reinar en Europa.
  • En 2001 fue suspendido ocho meses por dopaje, al dar positivo por nandrolona. 
  • Llegó cedido al Barcelona en enero de 2004  para salvar al equipo de Frank Rijkaard del desastre. Sus actuaciones mejoraron en gran medida la temporada del equipo culé, por lo que salvó el puesto de su entrenador, que en la siguiente temporada consiguió comenzar una de las etapas más exitosas del club azulgrana.
  • Se retiró temporalmente en 2008, después de una segunda etapa en el Ajax. Dos años después, en 2010, volvió al fútbol al firmar un contrato por partidos con el Crystal Palace inglés.
  • En la Eurocopa de 1996 fue expulsado de la concentración holandesa después de unas palabras pronunciadas en una radio contra su seleccionador, Guus Hiddink, y su obsesión por controlar a los jugadores.
  • Fue incluido en el equipo ideal del Mundial 98 y la Eurocopa 2000.
  • En junio de 2011 pasó a formar parte de la dirección deportiva del Ajax, pero el 11 de octubre de 2012 fue contratado por el Barnet (League 2 inglesa) para el cargo de jugador-entrenador.

Trayectoria:
  • 1991-1996 Ajax
  • 1996-1997 Milan
  • 1997-2004 Juventus
  • 2004 Barcelona
  • 2004-2005 Inter de Milán
  • 2005-2007 Tottenham
  • 2007-2008 Ajax
  • 2010 Crystal Palace
  • 2012- Barnet
           
Palmarés
  
  • 3 Eredivise (1994, 1995, 1996)
  • 2 Copa KNVB (1993, 2007)
  • 4 Johan Cruijff Schaal (1993, 1994, 1995, 2007)
  • 1 Champions League (1995)
  • 1 Copa UEFA (1992)
  • 1 Supercopa Europa (1995)
  • 1 Intercontinental (1995)
  • 3 Serie A (1998, 2002, 2003)
  • 2 Supercoppa Italia (2002, 2003)
  • 1 Intertoto (1999)
  • 1 Coppa Italia (2005)


11 oct. 2012

Radiografiando al Depor



Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Hace casi dos meses que empezó la Liga en la primera división española, y en este tiempo pasaron los suficientes partidos como para empezar a analizar la situación en la que se empiezan a ver los equipos que disputan dicha competición. Después de ver y analizar todos los partidos jugados por el Deportivo creo adecuado dar mi visión de la situación actual del equipo.

La temporada comenzó de una forma que parecía inmejorable, con una victoria holgada ante Osasuna y una remontada casi épica contra el Valencia, en una memorable segunda parte de los de Oltra. A partir de ahí, todo se fue cuesta abajo. El equipo empató sin brillantez ni actitud frente a Getafe y Granada, en partidos que bien pudieron acabar de peor forma (especialmente el disputado en Los Cármenes). No obstante, y a pesar del juego poco vistoso y sin personalidad del equipo, las 4 primeras jornadas acababan con el equipo invicto y con 6 puntos. El panorama parecía más que aceptable, pero llegó la primera derrota frente a un Sevilla que hizo daño por banda diestra durante todo el partido y continuó la pésima racha de resultados con una nueva derrota frente a un incontestable Real Madrid que endosó una manita y un tercer naufragio en Vallecas en el que los síntomas de impotencia empezaron a ser alarmantes.

Voy a intentar repasar los aspectos a analizar por partes:

  • El estilo
En mi opinión, lo primero que debe tener claro un entrenador cuando se sienta en un banquillo de fútbol es 'a qué quiere jugar'. Puede tener a once jugadores en mente para alinear, puede tener una pizarra mágica con miles de jugadas preparadas, pero no sirve de nada si no se basa todo alrededor de unos ideales con los que morir en el campo. El Deportivo no tiene nada parecido a eso, y es algo que se evidencia desde el pasado año. Es fácil decir que se apuesta por el fútbol y alinear a Valerón como indiscutible, pero de nada sirve si las directrices que tiene el equipo no son las adecuadas, si no existe un entramado hecho para que todo funcione según las pautas. En un equipo no puede haber fisuras, tiene que haber planes sobre cómo hacer las cosas y sobre quién hace qué, y eso es algo que a día de hoy brilla por su ausencia. Hay jugadores haciendo la guerra por su cuenta, dudas sobre a qué zona del campo dar el pase cuando hay varios compañeros disponibles... El equipo debe atacar según unos cánones y defender bajo unas leyes, y en este conjunto parece haber 11 individualidades intentando conjuntarse, pero sin tener demasiada idea de cómo hacerlo.

La apuesta de estilo es incierta para Oltra. Parece buscar el juego combinativo y de toque pero sienta al organizador para poner a un medio defensivo en un partido contra rival directo como pasó ante el Rayo.

  • La táctica
Tácticamente existe poco interés por el riesgo. La actitud durante los partidos es conformista, se confía los 90 minutos en un estilo que hizo aguas en los primeros cuartos de hora. Sustituciones de hombre por hombre son las más comunes, y suele jugarse todo el partido a lo mismo. Incluso los cambios suelen ser siempre los mismos (Valerón-Camuñas, Riki-Oliveira...), por lo que se demuestra que se está confiando ciegamente en algo que no está saliendo bien, posiblemente por el miedo a que todo el trabajo de entramado de la temporada haga aguas y haya que empezar otra vez. El banquillo está pecando de una capacidad de reacción muy limitada.

La defensa es endeble como pocas en la categoría. No parece haber realmente una estrategia defensiva mayor que pedirle a cada uno que haga su trabajo, ya que no se comportan como un bloque, algo que es especialmente importante cuando varios de los individuos no están al nivel mínimo exigible, como es el caso. Los laterales crean auténticas autopistas que ante un extremo de nivel son aprovechadas de forma letal. Evaldo no sabe cubrir el pase, ni tapar el centro, ni seguir la jugada y apenas se atreve a subir, por lo tanto podría decirse que no tiene ninguna de las cualidades que hacen bueno a un lateral. En el centro de la zaga Marchena está siendo el principal corrector de sus compañeros y el único seguro de vida existente en la línea de cuatro. 

Existe también cierta indisciplina táctica en ciertos jugadores. Pizzi apenas apoya defensivamente en su banda, y eso hace aún mayor el problema del flanco izquierdo. Además se hace necesario que los mediocentros no se escalonen tanto y busquen mayores alternativas. A la hora de subir el balón es siempre Abel Aguilar el que baja a ofrecerse, con lo que el juego por la zona central se ve obstruido creando dificultades para la combinación con el creador de juego, que es Juan Dominguez. Sería positivo un mayor uso de recursos en las primeras fases del ataque que haga que el organizador tenga más posibilidad de ofrecerse.
  • La personalidad
 El Deportivo carece actualmente de una personalidad definida. Cuando hablo de personalidad no tiene nada que ver con el estilo, de lo que ya hablé antes, sino de la actitud. La temporada pasada existieron partidos en los que con pundonor y a trompicones se sacaron los puntos, pero en este inicio liguero la competitividad brilla por su ausencia. Claro que los jugadores buscan competir, claro que buscan ser profesionales y nadie lo pone en duda, pero la sensación es otra, y eso es lo que cuenta. Los jugadores parecen robots despersonalizados en el campo que no imponen el respeto necesario. Hay líderes, pero no parece que existan seguidores dispuestos a dejarse contagiar por ellos. Muchas veces se busca por parte de algunos un lucimiento personal inadecuado, les sobra un toque de balón y se termina perdiendo una jugada. La actitud es lo que marca la diferencia entre un empate y una victoria en muchas ocasiones, y por el momento sólo se cuenta con un partido ganado en el casillero.

Al Depor le falta mucho carisma, algo que ya viene del año pasado y que sí tienen los otros recién ascendidos. Esta personalidad no atrae.
  • Lo de fuera
En los últimos dos años la masa social deportivista subió como la espuma. Esto es positivo en cuanto al apoyo efectuado al equipo tanto dentro como fuera del terreno de juego, pero tiene sus inconvenientes. Es posible que debamos olvidarnos del pasado, replantearnos quienes somos, de donde venimos y a donde vamos. Se corre el riesgo de salir de Vigo en las asfixiantes posiciones de descenso. 

La inevitable comparación con el rival siempre está presente, el aficionado es el primero en buscarla pero hoy por hoy no beneficia. Se puede sacar pecho por logros pasados, pero es una temeridad no mirar al futuro. Hoy por hoy el Celta es más equipo, con mucho más camino recorrido. Tienen base, apuesta clara y jugadores capaces de hacerlo real.
  • El once inicial
Parecen existir cosas innegociables en la disfuncional filosofía de esta etapa en el club que pueden no ser demasiado adecuadas, y menos aún según la situación en la que se vea el equipo. Con el once inicial pasa esto, parece haber 11 jugadores que juegan porque así ha de ser, mientras otros tantos esperan de forma paciente (hasta cierto punto) tener una oportunidad de saltar al terreno de juego con los suficientes minutos para demostrar algo. Es posible que esto haga que los jugadores salgan motivados para dar todo de sí cuando tienen la oportunidad, pero a la vez les crea la impotencia de ver en su lugar a alguien que no se merece la titularidad. A día de hoy, el caso más flagrante se encuentra en el lateral izquierdo. Evaldo está costando puntos al equipo en cada partido, y sus suplentes siguen esperando su oportunidad. El recién llegado Tiago Pinto no tuvo ni tan siquiera opción de demostrar su valía.

Cuando un equipo no funciona debe buscarse un cambio de tecla, un cambio a tiempo evita muchos disgustos futuros, pero no parece que haya disposición a mojarse ni a arriesgar mientras no es algo obligado. Cuando los jugadores ven que las cosas van mal y no hay cambios se plantearán si las órdenes son las correctas, si realmente están bajo un mando correcto. O en todo caso pensarán que el mister no confía en ellos. La política continuista debe buscarse (con matices) cuando las cosas van bien.

En un equipo como este debe existir una columna vertebral clara, jugadores intocables en casi todos los partidos, menos cuando la ocasión así lo desaconseje, y no debería haber dudas sobre quienes han de ser los actores principales y los papeles de sus compañeros. En mi opinión, el conjunto debería estar cimentado en base a cinco jugadores fundamentales sujetos a las condiciones cambiantes de cada partido:

- Dani Aranzubia: Es evidente que el portero riojano debe ser titular indiscutible en este equipo. Uno de los mejores de la categoría en su puesto y un seguro de vida que lleva años salvando al Depor.

- Marchena: El central, recién llegado, es ese añadido de carácter y veteranía que necesitaba el Depor desde hace años. En este equipo siempre hubo líderes de vestuario, pero escasez de jefes de campo. Con contrastada experiencia y efectividad defensiva incuestionable está llamado a ser 'el otro capitán' esta temporada.

- Juan Domínguez: Las críticas hacia el organizador que llegan repetidamente desde un sector de la afición están completamente fuera de lugar. Se le pide lo que no es y no se piensa en cuál es su función. Es organizador, para poner respeto ya están otros. Es el nexo entre defensa y ataque y el año pasado se hizo evidente su valía porque conocíamos lo que era el equipo sin él. Cuando no juega, el equipo se rompe en dos y no se llega a portería. No pierde el balón y tiene un pase hacia adelante que hace daño. Es de reconocer que esta temporada está más acomodado, no arriesga casi nunca y a veces es muy necesario que lo haga. No obstante irá soltándose con el tiempo y es completamente necesario para el funcionamiento del conjunto. Además, con un sistema defensivo tan endeble, cualquier contraataque puede resultar letal, por lo tanto tener a un jugador con una media tan baja de pérdidas de balón es clave.

- Abel Aguilar: Es un recurso valiosísimo. Aporta en defensa con un pulmón inagotable, y además es llegador y una amenaza ofensiva en las jugadas a balón parado.

- Valerón: Debe utilizarse como recurso de lujo, y no sobreexplotarse. El mago sigue teniendo toda su técnica en las botas, pero físicamente no está evidentemente en su mejor momento. Hay partidos en los que se plantea una táctica de ida y vuelta y no debería exponerse a ellos. Hay ocasiones en las que una doble punta puede salir más rentable que tener a un jugador como el canario en el campo, que a día de hoy, aunque sigue siendo un genio, no es apto para cualquier tipo de encuentro.

El once tipo podría ser algo así:





Manteniendo la duda en el lateral zurdo ante la incógnita de lo que podría ser Tiago Silva, e introduciendo a Nelson como referente. Riki está posiblemente en su mejor momento desde su llegada al Depor y sería un suplente de lujo, pero el portugués está un escalón por encima en cuanto a calidad. 

  •  Gestión de recursos  

Poniendo a un lado la repetición matemática del once inicial, la forma de manejar el banquillo tampoco convence, Los cambios suelen ser repetidos en cada partido, y en cada encuentro el escenario requiere diferentes actores. Repetir constantemente un patrón que no funciona crea desconfianza y lleva a pensar en la limitación de recursos de quien lo hace.

La táctica ha de ser especialmente tratada. Tener claro quién es el encargado de cada acción, con las respectivas variaciones para evitar caer en la previsibilidad, pero más que el quién, lo más importante es el qué. El equipo debería tratar de explotar sus principales recursos, teniendo claro cuales son y de qué tipo. En mi opinión son principalmente tres:

- Creación de juego: Con un jugador que mantiene la posesión y ayuda a unir la defensa con el ataque (Juan Domínguez) y con continuidad en la figura de Valerón, capaz de endosar un último pase magistral o romper la línea adecuada.

- Bandas ofensivas: El equipo cuenta con dos jugadores con amplia capacidad de sorpresa en las bandas. Tanto Bruno Gama como Pizzi son jugadores dinámicos, que hacen daño a las defensas y a los que les gusta buscar el desborde y la llegada. 

Uniendo estos dos apartados en el estilo debería tener un peso importante la búsqueda de un ataque orientado a romper las líneas de cara a la combinación con las bandas. 

- Punta de ataque: El equipo cuenta con dos jugadores de garantías en el puesto de 9, aunque lo cierto es que cada uno garantiza diferentes cosas. Con Riki se consigue apertura de huecos, es un futbolista que trabaja incansablemente abriendo la defensa con movilidad, por eso siempre me pareció que destacaría infinitamente más utilizado junto a otro delantero, pero pocas veces pudimos verlo así, y quizás ahora sea demasiado tarde. Nelson es un recurso de explosividad y sorpresa, un jugador capaz de sacarse un disparo a la media vuelta dirigido a las mallas. 

Una vez expuestos los puntos fuertes, es momento de ver los débiles. Destaca uno, que todos tenemos en mente:

- Defensa: Defensivamente las debilidades lastran todos los aspecto del juego sin balón. Hacen que Juan Dominguez sea exigido en facetas que no son las suyas y posteriormente tenga más difícil rendir en su terreno. Hacen que la habilidad llegadora de Abel se vea menos y que cualquier contraataque pueda ser letal.

En base a estos factores el estilo debería quedar en buena parte definido. Se adecuarían bien a un juego combinativo de posesión, calmando el cuero en los primeros tres cuartos de campo, que minimizaría las opciones de pérdida y permitiría no perder las posiciones, lo que neutralizaría de forma bastante efectiva los contraataques que sesgarían la defensa. En el último cuarto buscar la dinámica y el fútbol diagonal y vertical sería una buena forma de culminar un ataque 'tipo'. Cada partido tiene sus fases, pero el equipo siempre tendrá los mismos pros y contras con los que jugar.

8 oct. 2012

Duelo de gigantes históricos menguados por el presente


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Puede que en el día de ayer el Clásico español ensombreciera la repercusión a nivel nacional del otro gran derby futbolístico de la última jornada. Dos grandes del Calcio, Milan e Inter, se vieron las caras en su legendario hogar compartido: San Siro para unos, Giuseppe Meazza para los contrarios.

Esta vez el emblemático recinto se engalanó del color rossonero característico del equipo con cuartel en Via Turati. Como cada año, los locales saltaban al césped buscando demostrar a su público quien es el equipo original, el que existía antes de la escisión que dio lugar a la creación del Inter, mientras que los neroazzurri vestían su camiseta con el orgullo típico del que sabe que la historia se escribe con gloria, y no con antiguedad.

No obstante, a pesar del renombre de la cita , de que siempre fue el partido del año para la población de la ciudad lombarda e incluso de buena parte de Italia, esta temporada el duelo llegó en un momento infame. Los dos colosos atraviesan un profundo bache en su pletórica existencia, del que parece que no alcanzarán a salir esta temporada. Dos equipos que hasta hace escasos años paseaban su porte de forma orgullosa del que exhibe un éxito difícil de alcanzar (no en vano, Milán es la ciudad europea con mayor éxito en Champions League, con 10 títulos sumando las vitrinas de ambos equipos) y que ahora viven con la cabeza gacha, incapaces de asimilar una falta de gloria en la que se vieron inmersos en los últimos tiempos.

El Inter empezó su bajada del Olimpo en la temporada 10/11, justo después de la mejor temporada de su historia, en la que consiguió un triplete. Los neroazzurri no supieron sobreponerse a la marcha de José Mourinho, y entraron en una crisis de juego que se hizo notable con su primer sucesor, Rafa Benítez, y que sólo fue momentáneamente neutralizada por un Leonardo que acabó sin conseguir ganarse la confianza del consejo. En Milán, los iconos del equipo rival deben demostrar el doble que el resto para ser indultados. En la última campaña las cosas no mejoraron hasta el final de temporada cuando, tras el estrepitoso escándalo primero de Gasperini y más tarde de Ranieri, un joven e inexperto Andrea Stramaccioni consiguió sembrar el beneficio de la duda en la directiva y conseguir una oportunidad de continuidad para esta temporada. No obstante el equipo sigue metido de lleno en un cambio de ciclo que, como mínimo, les lastrará una temporada más.

Por su parte, el Milan está comenzando el ciclo del que sus rivales parecen empezar a salir. Tras perder ya completamente a sus emblemas históricos con la espantada de este verano de Nesta, Seedorf, Gattuso o Inzaghi y después de vender a sus principales estrellas (Ibra y Tiago Silva) el equipo quedó inevitablemente mermado de líderes y cracks. Bajo la batuta de un entrenador dubitativo y poco amigo del salir a ganar, el club del eterno Berlusconi deberá replantearse el camino a seguir si no quieren verse desembocando en una depresión demasiado honda como para salir sin herida. La plantilla de este año no es digna de uno de los equipos más laureados del mundo.

El día de ayer dejó una sensación incómoda de crisis en el interés suscitado por el mítico derby. Un Milan incapaz de culminar su juego con goles a pesar del dominio, mostrando una impotencia impropia de segundo equipo con mayor cantidad de Champions League en su palmarés, mientras el Inter sufrió lo indecible en un choque en el que no eran capaces de parar a sus inefectivos rivales. Si en el minuto 3 de partido Walter Samuel no enviara el balón al fondo de las mallas en un a jugada a balón parado el partido podría haber sido un surrealista empate a 0. Ganó el que menos tuvo la posesión (67% frente a 33%), el que menos disparó (20 frente a 7) y el que menos jugó, pero los de Allegri salieron castigados por su falta de ideas, recursos y valentía.

Son tiempos negros, tiempos que buscan nuevas leyendas difíciles de reencontrar. El lugar que otrora ocupaban los Maldini o Van Basten en el Milan es ahora dominado por Yepes o Bojan. El sitio que dejaron Mazzola y Faccheti en los vecinos es ahora terreno de Nagatomo o Rodrigo Palacio. El único nombre que sigue haciendo levantarse a todos de sus asientos en el fraternal duelo de San Siro es el del incombustible Javier Zanetti, que sigue dando lecciones con casi 4 décadas reflejadas en su DNI. Los vientos de cambio llevaron al trono actual a la hasta hace poco repudiada Juventus, y por ahora parece que la Vecchia Signora llegó para quedarse.

6 oct. 2012

Un circo en el que se reproducen los payasos


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Dentro de unas 24 horas, el fútbol español se paralizará para dar protagonismo a dos equipos que siempre lo tienen, el Barcelona y el Real Madrid. Dan igual las impresionantes temporadas de equipos como el Atlético, el Málaga o el sorprendente Mallorca, los que sólo se informen sobre nuestra liga en los medios de comunicación 'líderes' del país creerán que lo único que importa son los 8 puntos de diferencia entre estos dos equipos.

El fútbol es convertido cada vez más en un circo por gente que tiene pocos escrúpulos y muy claro lo que hace. Gente que arruina este deporte, banalizándolo y repartiendo todo entre dos. Dan igual todas las chapuzas que hagan desde los organismos controladores de nuestra competición, que casi siempre redundan en perjuicio del espectador, si el medio de conexión entre deporte  y aficionado (la prensa) está más interesado en esforzarse cada día por llenar de farándula rosa y sensacionalista un mundo que debería estar muy alejado de eso. El fútbol es un deporte, un juego, pero es una de las cosas más importantes dentro de las cosas banales de la vida de muchos, y no se puede jugar con eso.

El periodismo basura está hiriendo mortalmente al fútbol, está haciendo que el público no madridista o culé se sienta excluido de esto. Cualquiera que vea un informativo creerá que su equipo sólo existe cuando juega con uno de los dos grandes, que su sentimiento cuenta menos que el de la masa bicéfala, ya que cualquier anécdota intrascendente de uno de los equipos que dominan nuestra liga parece importar más que el mayor éxito del resto. Todo lo que se hace en el fútbol dentro del ámbito informativo, económico, o incluso legislativo está influido por lo que piensen las directivas de los dos conjuntos, y es tarea imposible recordar una medida que afecte a sus intereses tomada en los últimos años. Incluso los mandatarios de los equipos rivales ('rivales' por decir algo, ya que no es una competición en la que puedan rivalizar debidamente) aceptan sin rechistar su ínfimo trozo de pastel por miedo a perderlo.

Los payasos rodean el circo, en lugar de actuar en él. Gente totalmente podrida por sus intereses hace cada día que este deporte vaya a pasos agigantados hacia una decadencia que ya empieza a dar señales. Estos días en Twitter nació el hashtag #YonoveoelClásico con gran aceptación popular. ¿Qué hace que una sociedad enganchada al fútbol renuncie a ver un espectáculo deportivo en el que se dan cita una cantidad ingente de estrellas mundiales? Es peligroso dirigirse siempre hacia los mismos, aunque sean abrumadora mayoría. Desde la comodidad de dirigirse a dos grupos en los que la masa social es soberanamente extensa nos olvidamos de los bandos de las minorías. Bandos que por sí mismos ni se acercan al calado de los grandes, pero que unidos llegan a rivalizar. Estamos en un momento en el que el público de la minoría sabe que hay dos grupos, uno de ellos formado por sólo dos de los cientos de equipos que forman el fútbol profesional y semiprofesional español, y que a todos los que controlan esto o forman un sector de privilegio (como el periodismo, el medio por el que nos informamos de todo) les interesa mucho más el otro por el motivo que sea, ya porque aportan más beneficio y hay que tenerles contentos y dorarles la píldora para que no se enfaden (LFP, mandatarios marioneta) o porque es más cómodo (periodismo basura al que le interesa hablar siempre de lo mismo y crear morbo para sacar carnaza).

El periodismo amarillista hace mucho daño a la imagen de Barcelona y Real Madrid. Siempre centrados en crear guerras absurdas, hablar de anécdotas banales porque no saben tratar de nada que no sea blanco o azulgrana y ninguneando al resto provocan la ira de los que no tienen mayor interés por estos dos equipos aparte del futbolístico. Cuando se ve a gente con nulo conocimiento del deporte del que hablan y aún así aparecen día sí y día también como periodistas reputados, cuando los fanatismos ciegos venden más que los comentarios de calidad o cuando es imposible ver ningún análisis futbolístico/táctico en condiciones en ninguno de los grandes medios es hora de darse cuenta que ya basta de tanto circo. Hora de darle la alternativa a otras formas (que ya existen, como los siempre geniales y multidisciplinares Ecos del Balón) de ver, oír o leer el fútbol.