30 jul. 2012

Cracks de siempre (XIII): Edwin van der Sar


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Hacía mucho tiempo que no echaba mano de esta sección dedicada a recordar las carreras futbolísticas de los grandes jugadores que fueron marcando mi gusto por el fútbol, pero el protagonista de hoy lo merece. Hablaremos de las andaduras de uno de los mejores porteros de la historia:

Edwin van der Sar nació un 29 de octubre de 1970 en la pequeña localidad de Voorhout, al oeste de Holanda. Se inició en el fútbol con 10 años en el club local, el Foreholte, en el que permaneció hasta 1985, año en el que cambió de aires para fichar por el también modesto Noordwijk. Rondaba la veintena cuando un joven técnico que empezaba su carrera en los banquillos se fijó en él. Aquel técnico se llamaba Louis van Gaal, y en 1990 consiguió que el arquero fichase por el todopoderoso Ajax. Comenzó en el equipo reserva, pero pronto dio el salto al primer equipo, debutando ya en su primera temporada. Al año siguiente a su debut, los ajacied consiguieron levantar la Copa de la UEFA, pero Edwin no disputó ni un sólo partido aquella campaña.

Las puertas de la titularidad se le empezaron a abrir en la 92/93, cuando un partido desastroso del primer guardameta, Stanley Menzo, hizo que van Gaal perdiese la confianza en él y se la diese al joven van der Sar, que no la desaprovechó. Era el principio de una exitosa época guardando la red del Amsterdam Arena, que se prolongó durante 6 campañas más, en las que alzaría la Liga de Campeones del 95 y se quedaría a las puertas de repetir el éxito al año siguiente, pero la lotería de los penaltis ante la Juventus hizo que los holandeses se conformasen con la plata. Individualmente su estancia en el Ajax le sirvió para ser nombrado Portero Europeo del Año en 1995 y mejor portero de Holanda durante 4 años consecutivos. Además marcó el único gol de su carrera, de penalty en una victoria por 9-1 ante De Graafschap.

En 1999 emigró para firmar por el equipo que le arrebato repetir gloria europea años atrás, la Juventus, no sin antes despertar el interés del Manchester United tras la marcha de Peter Schmeichel. En Turín se convirtió en el primer portero no italiano que defendió las redes del equipo blanquinegro. En la Vecchia Signora, dirigida por aquel entonces por Carlo Ancelotti, consiguió dos subcampeonatos de Serie A en otras tantas temporadas en el club, siendo siempre titular indiscutible. No obstante, la firme apuesta por Buffon en verano de 2001 hizo que el portero holandés descartase ser la segunda opción, y solicitó ser traspasado. El Fulham inglés fue su destino, por un precio que rondó los 9 millones de libras.

Con el equipo londinense firmó por 4 temporadas, en las que tampoco perdió nunca la titularidad. Con el club de Craven Cottage alzó una Copa Intertoto en 2002, título que ya había ganado en su etapa en la Juventus. Con 34 años, y después de cuatro impresionantes campañas en la Premier League, Sir Alex Ferguson confió en él para cubrir la portería del Manchester United, que llevaba años sin ser ocupada por un guardameta de garantías.

 En Old Trafford, a pesar de su tardía llegada, alcanzó el status de leyenda. Consiguió su primer título de Premier League en su segundo año, título que sería el primero de 3 consecutivos, unido a un 4º que llegó el año de su retirada (10/11), y volvería a conocer lo que es ganar una Champions League más de una década después de la primera, en 2008. En esta última etapa su fama de parapenaltis se agrandó. Detuvo una vital pena máxima en el derby de Manchester en 2007 que provocó que los red devils se proclamaran campeones al siguiente día, y al año siguiente hizo lo propio cuando Anelka hizo un lanzamiento decisivo desde los 11 metros cuya parada significó un nuevo trofeo, pero esta vez el ya mencionado de Champions League. En 2009 batió el record de más partidos seguidos sin encajar gol en Premier League, con 11 encuentros. Un record que prolongaría hasta convertirlo en marca mundial (1311 minutos en total). Además se quedó nuevamente a las puertas de repetir título de Champions League, debido a la derrota en la final contra el Barcelona el 27 de mayo de 2009. La derrota no le privó de ser por segunda vez nombrado Mejor Portero Europeo del Año.

En 2010 todo parecía indicar que aquella sería su última campaña como profesional contando ya con 39 años y perdiéndose una parte de la 09/10 debido a la enfermedad de su mujer, pero decidió prolongar un año más su contrato, hasta julio de 2011. En su último partido en Old Trafford, una victoria ante el Blackpool por 4-2, se despidió pronunciando unas palabras ante un estadio lleno despidiéndolo como una leyenda. Curiosamente su último partido como profesional fue una nueva final de Champions League, que su equipo volvería a perder contra el Barcelona de Guardiola.

Así acabó la carrera de Edwin van der Sar, probablemente la retirada que mayor lástima me produjo en los últimos años. Lástima que sólo será superada cuando llegue la marcha de Juan Carlos Valerón, e igualada cuando Ryan Giggs haga lo propio. 

He aquí mi recuerdo (aunque llegue con un año de retraso) a mi portero preferido de todos los que tuve la ocasión de ver, el holandés tranquilo al que el fútbol hechó de menos desde que el árbitro hizo sonar tres veces su silbato en aquel último encuentro.

29 jul. 2012

Goles míticos (XV): David Beckham a Grecia (2001)

El gol de hoy significó la agónica clasificación directa de Inglaterra para el Mundial de 2002. En aquel partido (el último del Grupo 9) disputado el 6 de octubre de 2001 en Old Trafford, la selección británica debía ganar contra Grecia para asegurarse el primer puesto del grupo, ya que un empate de Alemania les obligaría a jugar play-off. No pintaban nada bien las cosas para los de Sven-Göran Eriksson, que en el minuto 93 perdían por 1-2, con goles de Charisteas y Nikolaidis para los helenos y de Sheringham para los locales. Fue exactamente en ese minuto cuando Kostas Konstantinidis cometió una falta a unos 30 metros del arco defendido por Antojnis Nikopolidis.

La tensión se hacía insoportable en las gradas, las caras de la afición inglesa lo decían todo. Una derrota haría que a los alemanes les bastase con un empate para relegarlos a la repesca, y no querían tener que soportar dos partidos más para verse en el Mundial. David Beckham ejerció de capitán y se encaminó decidido a sacar la vital falta. El '7' cogió carrerilla y, tras pensarlo unos segundo, se encaminó a golpear el balón, que se coló por la mismísima escuadra sin que el portero pudiese hacer nada. El resultado, unido al empate de Alemania ante Finlandia consiguió hacer que se clasificasen para jugar en Corea y Japón.





28 jul. 2012

TOP 10 2012: Mediapuntas

 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com
 
Llegó el momento del antepenúltimo TOP de esta serie con una posición en peligro de extinción (o de reconversión) en el fútbol moderno, los mediapuntas:

Nº1 Andres Iniesta


Andrés Iniesta lo hace casi todo bien. No es un mediapunta propiamente dicho, sino que cubre muchas parcelas del campo,  e incluso apoya en defensa cuando la situación lo requiere. Casi siempre caído hacia su inseparable banda izquierda es un jugador desequilibrante, con un cambio de ritmo sorprendente y un regate casi infalible. Su visión de juego le hizo en algunos momentos de urgencia ser incluso el sustituto de Xavi en la organización, pero eso no es lo suyo. Su especialidad es romper, llegar, asistir y, si la ocasión se tercia, probar el disparo.

Nº2 Wesley Sneijder 


El principal exponente del mediapunta moderno. Un jugador que dinamiza el juego, con técnica y pase. Muy combinativo y capaz de desatascar las jugadas con pases en largo medidos. Se defiende bien con ambas piernas, una gran baza en su juego que no duda en aprovechar para perder el menor tiempo posible en cada toque de balón. Es también un especialista a balón parado.

Nº3 David Silva 

Si Sneijder es el mediapunta moderno, Silva es lo contrario. Un '10' a la vieja usanza, de los que tienen predilección por el trato delicado de balón, que guarda el esférico y lo maneja con maestría en el regate, el pase o la finta. Estas cualidades de mediapunta de finales de siglo XX las combina con una ventaja innata, la capacidad de utilizar también la velocidad eléctrica que posee cuando la situación lo requiere. Tiene también una buena definición que le lleva a conseguir interesantes cifras goleadoras cada año.

Nº4 Mesut Özil



Irregular y genial a partes iguales. Cuando está fino es un jugador inimitable, que llega a todo, capaz de coger el balón y encontrar el pase perfecto, de sacarse un regate en carrera genial y de poner la asistencia perfecta. Cuando desaparece su equipo lo nota, y ese es su principal defecto, la falta de regularidad. Deberá trabajar para solucionarlo, ya que en sus mejores partidos su nivel es de otro mundo.


Nº5 Rafael Van der Vaart  


Aunque la competencia es dura, el holandés es uno de los jugadores con más calidad individual de esta lista. Su zurda es capaz de hacer malabarismos con maestría (aunque quizás no aprovecha su técnica de una forma tan eficiente como sus rivales en este TOP), y su habilidad para el último pase es inimitable. Sufre la mala suerte de tener que competir en la selección contra otro superclase como Sneijder.


Nº6 Javier Pastore



Se salió en Palermo y en el primer año de su etapa en París no estuvo al mismo nivel, pero la confianza en su juego sigue intacta. Pega la bola al pie y su cabeza comienza a valorar la situación del juego para efectuar la decisión acertada, ya sea un regate o un pase, ambas facetas dominadas con maestría. Sabe moverse para crear espacios cuando la situación lo requiere como si de un '9' se tratase, y además también tiene gol, aunque a veces peca de generoso en ocasiones claras, le gusta más asistir que disparar.

Nº7 Mario Götze 


Es probablemente junto con Neymar el mejor jugador sub-20 de la actualidad. Con escasas dos décadas de vida lleva ya dos temporadas a nivel de estrella con el Borussia, siendo pieza clave para la consecución de los éxitos recientes de su equipo. Tiene velocidad, regate, es un jugador perfectamente acoplado al fútbol combinativo y tiene una madurez impresionante para su edad. Sus cambios de ritmo son un peligro para sus defensores.


Nº8 Kevin-Prince Boateng  



Es uno de los futbolistas más infravalorados de la Serie A. El milanista es un mediapunta atípico, con calidad y desborde, pero cuyo rasgo más interesante es probablemente que actúa como un pulmón en los últimos metros. Llega a todo lo que se le ponga por delante, recorre una parcela de campo sorprendentemente amplia y contribuye con su incansable trabajo de manera inestimable al lucimiento de sus compañeros de ataque.

Nº9 Samir Nasri 

Es en muchas ocasiones un jugador decepcionante y abrumadoramente irregular, pero su calidad está fuera de toda duda. Despuntó en su última campaña con jugador del Arsenal, pero no estuvo a la altura en su salto al Manchester City. Aporta dinamismo al juego cuando es necesario, cambia el ritmo, combina y sobre todo tiene una técnica individual que impresiona. No obstante, su apatía (lo único que hace que lo sitúe mucho más abajo de lo que por talento debería estar) es un aspecto que deberá solucionar si no quiere que lastre su carrera.



Nº10 Marek Hamsik 

Hace un tiempo que aquel espectacular joven eslovaco que maravilló al mundo con su meteórica progresión se quedó un poco estancado, pero sigue siendo un jugador de gran calidad. Ahora que se rompió su fructífera sociedad ofensiva con su ex compañero Lavezzi tendrá más carga en el ataque. Jugador de gran técnica (aunque decir eso en esta lista sea repetirse, ya que todos la tienen) y habilidad pasadora tanto en corto como en largo, es un peligro en el uno contra uno debido a sus sorprendentes cambios de ritmo. Trabaja en la presión incansablemente durante los 90 minutos, y sus cifras goleadoras son elevadas.

27 jul. 2012

Anecdotario de fútbol (I): La prueba que decepcionó a Ibrahimovic

  Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


Empiezo hoy una nueva sección. Será un espacio dedicado a tratar anécdotas sucedidas alrededor de este deporte tan plagado de historias y chascarrillos varios.

Es bien sabida la predilección de Arsène Wenger por barrer concienzudamente el mercado en busca de las más firmes promesas para incorporarlas a su club y moldear su fútbol desde jóvenes para adecuarlo al estilo que intenta imprimir a sus equipos. Un trabajo que ya llevaba a cabo en el año 2000, cuando uno de los principales jóvenes talentos del panorama europeo se llamaba Zlatan Ibrahimovic, de 19 años, que destacaba en el Malmö sueco.

La flamante nueva incorporación del PSG se encontró con Wenger hace 12 años para hablar de una posible incorporación a la disciplina del Arsenal, y tras un intercambio de pareceres que semejaba fructífero, Zlatan se ilusionó con un posible fichaje por el equipo de Highbury, llegando a posar incluso con su camiseta (foto a la derecha de estas líneas), aunque todavía no había nada firmado.

La decepción apareció en el semblante del delantero cuando el entrenador francés le comentó su intención. Wenger quería una prueba, necesitaba verlo en acción y que le demostrase si era lo suficientemente bueno. Unas palabras que Ibra no se tomó para nada bien, ya que sabía que era sobradamente bueno para jugar a primer nivel y esperaba escuchar una oferta seria, no una propuesta condicionada a unos cuantos entrenamientos. 

El deseo del técnico gunner no pudo finalmente llevarse a cabo. El sueco se negó a probar por creer que la propuesta evidenciaba que no le conocían, y si no le conocían no podía estar seguro de que fuese el jugador que buscaban. El ego del futbolista ya era lo bastante grande como para no poder permitirse decir sí a tan incierto trato. Rechazarlo se le hizo más fácil sabiendo del interés del Ajax y la Roma por ficharle, decantándose finalmente por recalar en el equipo de Amsterdam, e iniciando así una exitosa y lucrativa carrera que desde luego hace que no se arrepienta a día de hoy de no haber aceptado aquella tan, a su juicio indignante, propuesta.

En una entrevista sobre el suceso el jugador llegó a decir, medio en broma y medio en serio, que "Zlatan no hace audiciones".

25 jul. 2012

Andy Carrol, la paciencia necesaria

  Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

En el mundo del fútbol existen infinidad de jugadores cuestionados. Ya sea porque no demuestran la calidad ofrecida antes de su fichaje, porque no caen en gracia a la afición o porque, simplemente, no tienen el nivel que se les presuponía. Andy Carroll pertenece al primer grupo, pero creo que sus aptitudes y juventud deben conducir a pensar que lo mejor que se puede hacer con el futbolista es tener paciencia.

Con algo más de 1.90 metros de altura, el delantero de Gateshead es una figura imponente en el área. Una referencia ofensiva que todos los centros de sus compañeros buscan. Carroll es una ventaja aérea de esas con las que pocos equipos cuentan. 

Su altura siempre hace pensar que puede ser un jugador torpe, pero para nada es así. Es un jugador completo, que no se basa sólo en el juego aéreo, aunque desde su llegada a Liverpool no lo pudo demostrar demasiado. Es indiscutible que guarda mucho en sus botas, de otra forma nunca habría sido el fichaje más caro de la historia del Liverpool ni llegaría a la selección inglesa jugando en segunda división. Y ese algo que posee es tan grande como él, pero lucha contra un problema que no le anda a la zaga en grandeza: su desordenada vida extradeportiva. Capello y Dalglish siempre declararon que debía controlarse fuera de los terrenos de juego para rendir dentro de ellos, pero el futbolista nunca hizo demasiado caso.

La llegada de Brendan Rodgers hizo peligrar el futuro en Anfield del delantero. El ex técnico del Swansea dejó muchas dudas sobre su confianza en Andy en cada declaración que hacía sobre él, una actitud que no veo demasiado acertada, ya que todavía queda mucha pretemporada y hay tiempo para que llegue a convencerlo de su valía. Echar mano de la paciencia para esperar al gigante atacante está totalmente justificado. A pesar de ser zurdo se desenvuelve con ambas piernas con buena técnica, se lo lleva todo por alto, su juego de espaldas es más que notable, su altura y su brega con los centrales le hacen ser un jugador muy incómodo cuando hay que marcarle individualmente (es decir, en cada ataque) y su búsqueda de la portería rival es continua e incansable. En el año y medio que lleva vistiendo de red no tuvo suerte, pero la espera merecerá la pena. Si consigue un poco de disciplina, recibe confianza y no cede a la presión puede ser la esperanza del fútbol inglés en los próximos años.

24 jul. 2012

Kaká, un experimento arriesgado a precio de apuesta segura



 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Corría la temporada 2006/2007 cuando Ricardo Kaká culminaba su mejor temporada. El futbolista se valió de la marcha de su ex compañero Andrei Shevchenko hacia Londres para convertirse en el principal referente del ataque milanista, pudiendo tener más libertad en su juego y a la vez mayor responsabilidad, una responsabilidad en la que se encontró muy cómodo y consiguió llevar al cuadro rossonero a levantar el título de Champions League. Aquel gran año le hizo merecedor de un Balón de Oro que sería el último que se llevaría un jugador diferente a Messi o Cristiano Ronaldo hasta la fecha.

Tras aquella grandiosa campaña, el Kaká que conocíamos dejó de aparecer con tanta asiduidad. Sus últimas dos campañas en Milan fueron irregulares, alternando grandes partidos con actuaciones mediocres (rutina que le acompañó durante toda su carrera, pero esta vez la mediocridad era más mediocre y la brillantez menos brillante). Consiguió grandes cifras goleadoras, se aprovechó de su buen golpeo para acrecentar las estadísticas y maquillar sus temporadas, pero ya no era aquel jugador que siempre encontraba la mejor opción, que creaba las ocasiones en cada balón que pasaba por sus pies. Era más un burdo intento de jugador efectivo y práctico que el habilidoso mediapunta capaz de desatascar partidos que había sido en sus mejores momentos.

Pensando en aquella etapa a día de hoy, me recuerda en cierto modo a la actualidad futbolística de Cesc Fábregas (aunque por diferentes motivos) en el sentido que destacó por facetas que no eran las que le llevaron al éxito. También más pegado al área, menos pendiente de dar sentido al juego en los últimos metros, más pendiente de culminar que de dejar en bandeja. Estos síntomas se hicieron especialmente evidentes a finales de su penúltima temporada en San Siro y en la última fueron a más, cuando ya arrastraba su famosa pubalgia.

El Real Madrid del electo Florentino Pérez decidió, no obstante, arriesgarse para fichar a un antiguo objeto de deseo madridista por un precio que causó conmoción, recelo o ilusión dependiendo del receptor de la noticia. El rendimiento del brasileño ya no era el del Balón de Oro y sorprendió a muchos ver como se desembolsaban casi 70 millones por un futbolista que llevaba un tiempo sin ser tan determinante como antaño. Llegó a Madrid ilusionado y con ganas de hacerlo bien, pero sus problemas físicos aparecieron una y otra vez, sin dejarle alcanzar la continuidad, ni con Pellegrini ni con Mourinho, aunque a principios de la última temporada mostró un nivel más que aceptable, que llegó a hacer soñar a algunos con su resurgir. No obstante, no fue así, y los que hace años alababan su fichaje, hoy piden su marcha de forma férrea. Lo que está claro es que será imposible encontrarle una salida que compense económicamente el desembolso, una vez visto que en términos de rendimiento no valió para nada la pena.

22 jul. 2012

Goles míticos (XIV): Andrea Pirlo al Parma (2010)

El que veremos hoy fue un gol que no tuvo especial transcendencia en la historia. Fue un tanto anotado en el inicio de la Serie A 10/11, que no aportó más que 3 puntos a la saca del Milan, pero cuya belleza y dificultad merece un puesto en esta sección.

Corría la 6ª jornada de Serie A en el Ennio Tardini, un 2/10/2010, y el Parma se enfrentaba a un Milan que a posteriori sería campeón de liga. Se mostraba un 0-0 en el marcador cuando transcurrían 24 minutos de partido. Clarence Seedorf recogió un balón cerca del área y lo dejó atrás para que Pirlo se lo pensara brevemente, orientase el esférico hacia delante y se sacase un remate que nadie se podía esperar, y que sorprendió al portero Antonio Mirante. La cara de Ronaldinho, un jugador acostumbrado a sorprender, lo dice todo.



20 jul. 2012

Veteranos de Guerra (XXX): Sander Boschker

 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


El veterano en activo de hoy es un jugador al que su mejor momento le llegó a una edad en la que otros ya están retirados desde hace tiempo. El incombustible portero del Twente, Sander Boschker:

Nombre: Sander Bernard Jozef Boschker

Apodo:  -

Nacimiento: 20/10/1970

Nacionalidad: Holanda

Edad: 41

Club del debut: Twente

Club actual: Twente

Veces internacional: 1

Demarcación: Portero


Curiosidades:

  • Debutó como profesional en 1989, pero no fue hasta 2010 cuando hizo su debut con la selección holandesa, a los 39 años, cuando Van Marwijk lo incluyó entre los 23 jugadores que disputarían el Mundial de Sudáfrica. Jugó solamente un amistoso frente a Ghana.
  • Comenzó su carrera como futbolista siendo durante mucho tiempo suplente de Hans de Koning, pero la retirada precipitada de su rival por el puesto provocó que su entrenador confiase en él para ser el nuevo ocupante de la portería del equipo de Enschede.
  • Es el futbolista con más edad que llegó a debutar con su selección, además del más mayor en disputar un partido internacional con la camiseta oranje.
  • Dejó el Twente, el club de su vida, durante un sólo año (03/04) cuando fichó por el Ajax. Su aventura duró poco, ya que no pudo imponerse  en la lucha por el puesto con Lobont y Stekelenburg, y en la siguiente campaña regresó a Enschede.
  • Es el futbolista con más encuentros jugados vistiendo la camiseta de un mismo club de la Eredivise, con más de 550.
  • Fue el portero titular del Twente que consiguió la primera liga de la historia del club.
  • Es el 5º jugador con más partidos disputados en la historia de la Eredivise. 
  • Recientemente renovó su contrato hasta 2013, por lo que jugará al menos hasta los 42 años.

Trayectoria:
  • 1989-2003 Twente
  • 2003-2004 Ajax
  • 2004- Twente
           
Palmarés
  
  • 2 Eredivise (2003/2004, 2009/2010)
  • 1 KNVB Cup (2000/2001, 2010/2011)
  • 1 Intertoto (2006)


15 jul. 2012

Goles míticos (XIII): Sebastián Taborda al Valencia (2007)

Creo que todo aficionado del Depor no podrá evitar esbozar una leve sonrisa al leer el título del artículo de hoy. Primeramente porque un gol de Taborda siempre es motivo de regocijante desconcierto y además porque este gol tuvo una particularidad muy recordada en la ciudad coruñesa. Puede que no sea un gol mítico del fútbol, pero sin duda es una leyenda en A Coruña. De hecho es probable que llegue el día en el que los abuelos contarán orgullosos a sus nietos la historia de cuando vieron el famoso 'gol de rabo' (no, no hablamos del hermano futbolista de Son Goku) del carismático (y efusivo) 'Huracán'.

5/05/2007. El Deportivo perdía por un escueto 0-1 contra el Valencia en la jornada 33 de la liga 06/07 cuando, en el banquillo deportivista, algo empezó a gestarse en la mente de Joaquín Caparrós. El partido necesitaba un revulsivo, y en el minuto 68 el utrerano sacó del campo a Duscher para dar entrada a un criticado delantero llamado Sebastián Taborda, el uruguayo que llegó como un crack de su liga y decepcionó estrepitosamente. Caparrós sabía que era arriesgado, pero veía a su jugador motivado y capaz de hacer algo en la acción a balón parado que en ese momento debía ejecutar el equipo.

No era fácil, enfrente se encontraba un equipo que luchaba por entrar en Champions, pero el charrúa salió concentrado. Sabía que un centro medido sería muy apropiado para demostrar su punto fuerte, su remate de cabeza. Emocionado, corrió hacia el área justo a tiempo para ver cómo Sergio ejecutaba, Capdevila templaba y estirarse para efectuar un remate épico e inédito hasta la época en el fútbol internacional. Puede decirse que remató de cabeza, sí, pero no con la que se encuentra sobre su cuello. Sebastián inició aquel día un mito, inventó el famoso 'gol de rabo' que pasó de boca en boca y pasará de generación en generación durante mucho tiempo en tierras gallegas. Combinó la falta de ortodoxia con la apabullante efectividad.



Agradecimientos: @Pepetuan

12 jul. 2012

Los futbolistas retirados en 2012 (4ª parte)


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


Última de las 4 entregas dedicadas a los jugadores retirados durante esta campaña. Esta vez trataremos los retiros llevados a cabo en territorio americano.


ARGENTINA

Primera División


- Juan Sebastian Verón (Estudiantes, 37 años):
La Brujita, la batuta que guió el fútbol argentino durante más de una década, deja el fútbol tras no poder superar un largo periodo de lesiones. Emblema de los últimos éxitos de Estudiantes, el fútbol echará de menos a uno de los futbolistas argentinos más geniales (e irregulares) de los últimos años.

- Gabriel Milito (Independiente, 31 años):
Tras superar a medias su calvario con las lesiones y ver que no era el de antes decidió volver a su club de siempre para jugar un último año. El central se retira siendo todavía joven, pero muy mermado por su rodilla.


URUGUAY

Primera División Profesional
- Juan Carlos Parra (Cerrito, 37 años):
Una carrera profesional en la que alternó entre la liga uruguaya, paraguaya y venezolana llega a su final para este mediocentro a sus 37 años.



- Darío Larrosa (Racing Montevideo, 40 años):
El medio volvió en 2008 al club que le vio nacer como futbolista para colgar las botas este verano, después de pasar por equipos importantes de su país como Peñarol o Nacional.


COSTA RICA

Campeonato Progol


- Douglas Sequeira (Saprissa, 34 años):
El central costarricense pone punto y final a su carrera en la liga de su país, depués de pasar por ligas importantes como la alemana o la holandesa, además de un periplo de 2 años en la MLS. 41 veces internacional


- Walter Centeno (Saprissa, 37 años):
El mediapunta está considerado uno de los mejores jugadores de la historia de Costa Rica, no en vano es el jugador con más internacionalidades con su selección. Su salto a Europa sólo duró un año, en el que jugó en el AEK antes de volver a Saprissa, donde jugó casi toda su carrera.

PERÚ

Campeonato Descentralizado


- Roberto Palacios (Sporting Cristal, 39 años):
Estamos ante otro jugador que llegó a ser máximo internacional con su país (128 partidos). El mediapunta deja el fútbol en el equipo que más alegrias le dio, el Sporting Cristal.

11 jul. 2012

TOP 10 2012: Organizadores

 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

El verano es una época en la que no suele haber mucho que decir, en la que los periódicos se inventan fichajes y hablan de intrascendencias para salir al paso. Yo prefiero seguir adelantando los TOPs por posición, y ahora toca el de mediocampistas creativos. Como digo siempre, es probable que falten algunos, en un TOP 10 es complicado dar cabida a todos. Además, hay unos cuantos jugadores que vienen pisando fuerte en esta posición y que en un par de años a este ritmo podrían entrar, como Andrea Poli, o Granit Xhaka.


Nº1 Xavi Hernandez, 32 años



Lleva un tiempo lejos de su mejor nivel,  pero hablar de organización de juego es hablar de Xavi. Lee el juego como nadie, pone el balón en el lugar que la jugada lo necesita, dirige a sus compañeros y es muy poco habitual (hasta hace poco casi imposible) verle perder el balón, lo protege como nadie. Se reinventó durante los últimos años para ser una versión diferente, aunque también efectiva de sí mismo. Tengo poca confianza en poder volver a ver a aquel jugador perfecto que jugaba con excelencia los 90 minutos sin errores, pero la esperanza es lo último que se pierde.


Nº2 Bastian Schweinsteiger, 27 años


Clasificar al jugador alemán es siempre difícil. Es un centrocampista total, que defiende, ataca y lidera a su equipo. Trabaja en todos los ámbitos, desde la recuperación del balón hasta el apoyo en la salida del esférico, pasando por su distribución e incluso llegada. Jugador potente e intimidante, además de regular. Su Eurocopa fue decepcionante después de una temporada en la que tuvo problemas de lesiones.

Nº3 Andrea Pirlo, 33 años



Un jugador que llegó a la madurez como si todavía fuese un veinteañero. En Milán aún están tirándose de los pelos por dejarlo marchar. Arquitecto de una Juve campeona y de la Italia finalista de Eurocopa,  pasa por una etapa dulce que nadie sabe cuando empezó, pues lleva desde que se le recuerda impartiendo lecciones. Mueve el balón con criterio y su visión de juego le hace ser un experto del último pase, pero además posee una soberbia capacidad defensiva y es un experto recuperador de balones. A pesar de sus 33 años todavía le queda mucho fútbol.

Nº4 Cesc Fábregas, 25 años


Me pasé un rato pensando sobre en qué posición colocar a Cesc. Es un futbolista muy particular, cuyo puesto no suele encontrarse en los esquemas habituales, y es que Fábregas no es mediocentro, ni mediapunta, sino que simplemente es Fábregas. Tras mucho pensar llegué a la conclusión de que lo incluiría aquí, porque sus cualidades se adecuan en mi opinión más a esta categoría que a las otras. A pesar de que este año se cometió la aberración (para mi gusto, a pesar de que tuviese grandes partidos) de situarlo de delantero, es un jugador al que le gusta estar lo suficientemente lejos del área como para que todos los ataques pasen por sus botas. Tiene visión de juego, pero también llegada y sabe jugar en los últimos metros. Su último pase es una gran baza en cada ataque.


Nº5 Luka Modric, 26 años



Será eternamente apodado como el pequeño Cruijff, tanto por físico como por cualidades (aunque las del croata sean de menor escala). Un organizador de la vieja escuela, de aquellos a los que le gusta pasar, romper líneas y administrar el juego de su equipo. Una ventaja técnica en ataque que ayuda a romper las defensas y desatasca el juego de forma más que solvente.


Nº6 Steven Gerrard, 32 años



Otro caso como el de Schweinsteiger, de centrocampista total. Es el principal ejemplo actual de mediocentro 'box-to-box', con un trabajo incansable durante los 90 minutos, tanto en defensa, donde recupera balones con soltura, como en ataque, donde dirige, asiste y llega con potencia al área. Además de sus cualidades futbolísticas es un líder nato al que sus compañeros obedecen sin objeciones.

Nº7 Yohan Cabaye, 26 años



Una de las sensaciones desde su llegada a la Premier. Es la piedra angular del juego de Newcastle y Francia. Un cerebro con amplia visión de juego y pase milimétrico, además de un buen disparo de media distancia que lo hace capaz de sorprender desde fuera del área. También es un especialista desde el punto de penalty

Nº8 Claudio Marchisio, 26 años



Es un futbolista que fue completándose con el paso del tiempo. Su mejora en los últimos años fue impresionante. Gran pasador y regateador, que además posee llegada. Esta temporada marcó 9 goles en liga, una cifra impresionante para un futbolista de su posición. Es un complemento ideal a Pirlo en el juego que desarrolla la Juventus de Conte.

Nº9 Joao Moutinho, 25 años



Siempre me pareció reprochable su irregularidad,  pero en la Eurocopa me convenció. Trabajador, generoso, con visión de juego y capacidad para las tareas defensivas. En la Euro, con Veloso haciendo las tareas sucias y Meireles jugando de pulmón y parche, Moutinho estaba más liberado que nunca y demostró así sus habilidades. Podría salir del Oporto este verano.

Nº10 Toni Kroos, 22 años


Su reconversión fue complicada. Empezó a destacar en sus primeros años como mediapunta y de un tiempo a esta parte retrasó su posición. Sus primeras actuaciones en su nuevo puesto fueron irregulares durante mucho tiempo pero tuvo un final de temporada muy bueno. Su gran handicap para esta posición es que no tiene las nociones tácticas innatas de un mediocentro, pero sus condiciones técnicas son las ideales. Sabe crear juego y dar asistencias cuando se le presenta la ocasión, además de llegar por sorpresa con asiduidad (aunque en su nuevo rol perdió un poco de capacidad para esto). Tiene todo el futuro por delante.

10 jul. 2012

Guerra de bandos ciegos por un objetivo incierto

 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Vivimos en la sociedad de la información. Una información que llega a nosotros cambiante y por rachas, como si una inerte e involuntaria ráfaga de viento nos la trajera desde diferentes lugares de la geografía terrestre hasta nuestro punto de encuentro. Conocemos noticias que parecen creadas por azar, pero que muchas veces son meticulosamente trazadas para un objetivo claro.

En el día de ayer asistimos a un ejemplo claro. Mundo Deportivo amaneció con una exclusiva que prometía mover las bases del fútbol español: José Mourinho habría insultado y traumatizado a una pareja de pasajeros de un avión después de que estos se hubiesen dirigido a él con un respetuoso "Força Barça", esperando que sonriese y les dedicase una camiseta de Messi. Ni corto ni perezoso, parece ser que el ogro portugués no se lo tomó bien y se enzarzó en insultos con sus compañeros de vuelo, que muestran como inequívoca prueba de los hechos una foto de sus espaldas y un billete de avión en la mano (a la derecha de estas líneas). La realidad es que el entrenador del Real Madrid estaba en Cancún y aquel vuelo Miami-Lisboa le quedaba un poco a desmano.

Es sólo un ejemplo más de esas noticias hechas para el morbo, un morbo que vende y envalentona a las masas ciegas de una forma incomprensible, haciendo que el que presencia el dantesco espectáculo tema que la vida de los protagonistas de tan épica batalla corra peligro por ingesta excesiva de bilis. Decía al principio que funciona a rachas porque cada día es un bando diferente el que saca pecho. Si ayer la parroquia culé ejercía de moralista, vimos en otras ocasiones como eran los madridistas los que se henchían de orgullo en el reproche por las actuaciones rivales (¿Cómo olvidar el nunca probado "Españolitos..." de Piqué o el polémico y supuesto "Mono" de Busquets a Marcelo). 

El caso alcanza cotas de tristeza inimaginables cuando reflexionamos y comparamos. Porque cuando alguien ejerce de inquisidor letal contra un jugador del otro equipo por proferir un insulto racista a uno del propio, se espera que ese alguien sea un individuo consecuente y correcto, con un historial impoluto, pero sucede que más tarde le apetece proferir sonidos simiescos contra un rival .

La hipocresía social alcanza en el fútbol cotas altísimas, llena de ridículos disfrazados de pasiones. Un deporte rodeado de tiradores profesionales de primeras piedras cuya libertad de pecado es cuestionable, y cuya sangre es succionada por intereses privados de una forma inimaginable, vampiros ayudados por una fachada de corrección forjada a base de seda italiana y gomina que se alejan de Transilvania para ejercer su condado de la desvergüenza en cualquier territorio. Territorio que recogieron fértil y que se acerca ahora a la categoría de tierra baldía. Y mientras vivimos un inquietante cuento de Lovecraft, con asquerosas criaturas inimaginables pululando a nuestro alrededor, los responsables de informar sobre ello prefieren decir irrelevancias destinadas a calar de forma irreflexiva en subconscientes ciegos y rabiosos que buscan dar rienda suelta a un odio inculcado por nadie y por todos.

No sabemos lo que estamos haciendo. No tenemos ni idea de lo que estamos alimentando y lo que estamos dejando que nos den de comer. La estructura de un edificio carcomido no da signos de inestabilidad hasta que ya es demasiado tarde. Y ya es tiempo de descuento para el fútbol. Demasiada carcoma para tan poca gente dispuesta a poner madera. Cuando muramos todos sólo unos pocos lo lamentaremos.