18 jun. 2012

¿Qué hacer cuando se acaba el fútbol?


La vida deportiva para un jugador de fútbol es relativamente corta, la edad media de retirada suele estar entre los 33 o 34 años, exceptuando los porteros en la que se suele ampliar un par de años o incluso más. 

A partir de ahí muchos jugadores comienzan un segundo ciclo en el que permanecen ligados al mundo del fútbol ocupando diferentes puestos, ya sea en el cargo de entrenadores, secretarios técnicos o, por qué no, representando a jugadores a los que todavía no les llegó la hora del adiós. 

Otros enfocan su vida al mundo del periodismo "fichando" por medios de comunicación para retrasmitir partidos de fútbol o participar en debates y programas sobre el mismo tema. También existe un gran número de ellos que se desvinculan completamente del mundo del fútbol, invirtiendo en negocios o dedicándose a otros deportes. Uno de esos deportes que cada vez está acogiendo a más ex jugadores de fútbol es el poker. Es bastante curioso cómo un futbolista de alto nivel cambia la dinámica del deporte físico por el ejercicio de concentración necesario en este juego de cartas. 

Teddy Sheringham es uno de los claros ejemplos. Ex jugador de equipos como Manchester United o Tottenham, ahora se dedica profesionalmente al mundo del poker y ha llegado a competir en campeonatos con bastante prestigio como el Fahrenteit Poker Festival o incluso llegando a una mesa final del World Series of Poker 2009.

Un jugador español que también se está dedicando al poker es Poli Rincón, quien incluso pertenece al equipo profesional de PokerStars, una de las empresas más importantes de este sector, aunque él no se ha desvinculado totalmente del deporte rey, algo que se puede comprobar viéndole comentar partidos en diferentes medios de comunicación. Otro jugador de alto nivel que ha abandonado todo lo referente al fútbol por las cartas es el italiano Christian Vieri, que incluso ha manifestado que quiere dedicarse profesionalmente al mundo del poker y llegar a convertirse en campeón del mundo de esta disciplina. 

El sueco Thomas Brolin es otro de los jugadores que después del mundo del fútbol dedicó su vida a gestionar negocios propios y a jugar profesionalmente al poker, llegando a participar en el World Series of Poker.

En cuanto a futbolistas en activo, la lista tampoco es corta, ya que Francesco Totti, Gianluigi Buffon y Gerard Piqué, entre otros, reconocen que practican el poker, y la mayoría de ellos prefiere el Texas Holdem. Y es que aparte de hobby o afición, alguno lo considera una ayuda a mejorar la capacidad de concentración.

Es tanta la afición que está creciendo dentro de las personas ligadas al deporte profesional que incluso se creó una categoría especial para estrellas del deporte en el WSOP 2011.
Diferentes alternativas para afrontar la vida después del fútbol y no perder la competitividad.

0 comentarios :

Publicar un comentario