27 jun. 2012

Goles míticos (XI): Ronaldo al Compostela (1996)

El gol de hoy es probablemente uno de los primeros que nos vengan a la cabeza cuando pensemos en los mejores goles vistos sobre un terreno de juego. Una demostración de lo que era Ronaldo, un jugador veloz, sorprendente, hábil e incluso con ese toque de suerte que acompaña a los ganadores.

En el partido correspondiente a la jornada 7 de la temporada 96/97, que enfrentaba al Compostela con el Barcelona en el estadio de San Lázaro, había un hombre que se iba a llevar todos los elogios. Ronaldo Nazario llevaba 9 goles en los 6 primeros partidos de Liga y aquel joven que llegara para comerse el mundo en el Camp Nou procedente del PSV ya empezaba a dar muestras de ser toda una estrella. Pero lo que haría en tierras gallegas sería la confirmación de que algo muy grande se estaba gestando en sus botas, algo que era sólo el principio de una de las mejores temporadas firmadas por un futbolista, un año sobrehumano que culminaría con un Balón de Oro.

Corría el minuto 35 de la primera parte con un interesante 0-2 en el marcador después de un tempranero gol en propia puerta secundado por un tanto de Giovanni que abrieron el camino de la goleada que llegaría más tarde. Ronaldo recogió un balón dividido en campo propio y decidió lanzarse a la aventura. Se fue de Chiba, dejó atrás a José Ramón y acabó volviendo loco a William Amaral antes de enviar un colocado remate raso ante el que nada pudo hacer el veterano portero Fernando Peralta. La leyenda tomaba forma.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada