Ayudantes de banquillo para agrandar al actor principal

12 abr. 2012

Ayudantes de banquillo para agrandar al actor principal


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com
 
Existe una figura en el mundo del fútbol que no recibe demasiada atención (por lo menos hasta la aparición de Karanka en las ruedas de prensa), un cargo que se basa en ayudar y hacer lo que al entrenador principal no le es posible, por cuestiones de tiempo o porque no está capacitado para ello. Estoy hablando, como ya adivinaríais, de los segundos entrenadores. 

En el artículo de hoy repasaré las figuras de unos cuantos 'hombres a la sombra' de un técnico principal que resultaron o resultan ser vitales para el lucimiento de sus jefes.

  • Peter Taylor
El caso por antonomasia de segundo entrenador clave para el éxito. Taylor siguió a Brian Clough de victoria en victoria en su carrera como ayudante, y juntos consiguieron pasar a la historia con gestas casi incomprensibles. Clough era el genio excéntrico, un entrenador capaz de preparar una final de Champions League llevándose a sus jugadores de fiesta por Mallorca, y con graves problemas con el alcohol, pero con una capacidad increíble para sacar lo mejor de cada pupilo. Llevó a un equipo modesto como el Notthingham Forest a conseguir 2 Copas de Europa, un hecho sin precedentes, y en menos de un lustro consiguió sacar a de Second Division a un Derby County estancado en la segunda categoría del fútbol inglés para convertirlos en campeones de la First Division. Todos estos logros probablemente no habrían sido posibles sin la figura de su segundo entrenador. Peter Taylor era el hombre de confianza de Clough, el que aportaba cordura y en el que confiaba a la hora de pedir consejo. Además se pasaba buena parte de su tiempo viajando hasta los más remotos campos en busca de futbolistas adecuados para los proyectos, tanto para el primer equipo como para los juveniles, acertando casi siempre con sus recomendaciones. La relación entre los dos amigos se deterioró cuando Clough se decidió por negociar con el Leeds a espaldas de Taylor, aunque volverían a trabajar juntos años después (con excelentes resultados), cuando el excéntrico entrenador se dio cuenta de que no era capaz de conseguir el éxito sin su eterno acompañante.

  • Jimmy Murphy
El hombre que mantuvo vivo al Manchester United, y uno de los nombres más injustamente olvidados de la historia del equipo red devil. Acompañó al emblemático Matt Busby durante gran parte de su carrera en el banquillo de Old Trafford y fue su hombre de confianza. Un líder que sobrellevaba perfectamente vivir a la sombra de otro líder. Era el hombre a cargo de hacer cumplir las órdenes de Busby cuando el entrenador no podía hacerlo, y consiguió que los jugadores lo vieran como una voz a la altura de la de su mánager. Tras el desastre aéreo de Múnich que costó la vida de varios integrantes del equipo de Manchester y que a punto estuvo también de acabar con la de su jefe de banquillo, Murphy (que no viajaba en aquel avión) fue el único que defendió que el equipo debía seguir adelante, cumpliendo el deseo de Busby y en contra de la directiva, que tenía intención de apagar por un tiempo la actividad del club hasta que las cosas se tranquilizasen.

  • Joachim Löw 
La historia de Löw es la de un entrenador que consiguió redescubrir su carrera dejando por un tiempo de ser director técnico y bajar un escalón, para posteriormente sustituir a su superior y continuar su filosofía de juego con mejoras de su propia cosecha. Después de una carrera como entrenador con altibajos, Joachim decidió acompañar a Jurgen Klinsmann en su etapa en la selección alemana, convirtiéndose más tarde en su sustituto, con resultados notables. Hizo de la Mannschaft un equipo temible, con una mezcla de orden, talento y juventud, y se hizo un hueco entre los mejores del momento, mientras que Klinsmann, después de no poder triunfar en el Bayern de Múnich, encara un nuevo proyecto al frente de la ascendente selección de USA.

  • Carles Rexach
Johan Cruijff formó un Dream Team inolvidable acompañado por su inseparable segundo de a bordo. Rexach era el alter ego del entrenador holandés, su relación tuvo altibajos y se rompió definitivamente cuando Charly siguió en el club tras el despido de su 'jefe', pero profesionalmente se manejaban a la perfección. Sustituyó al frente del equipo a Cruyff (debido a varias indisposiciones) en diferentes ocasiones con excelentes resultados, y se le atribuye gran parte del mérito táctico del equipo que deslumbró a Europa durante los 90.

  • Brian Kidd
Kidd llegó al Manchester United de la mano de Sir Alex Ferguson para tomar el cargo de entrenador de juveniles, ayudando a la progresión de jugadores tan importantes en el futuro del club como Ryan Giggs. Fue ascendido al primer equipo para convertirse en la mano derecha del técnico escocés, y en los 7 años que estuvieron juntos consiguieron éxitos de todo tipo. Kidd ayudaba en buena medida a la integración de los jugadores jóvenes y se mantenía siempre en un segundo plano, aprendiendo de su mentor y aplicándolo más tarde él mismo. Al finalizar su carrera en Manchester continuó siendo ayudante de varios entrenadores en equipos importantes, como el Leeds United de principios de siglo. Actualmente es el segundo de Mancini en el Manchester City.

  • Tito Vilanova
La meticulosidad de Guardiolale hace tomar todas sus decisiones con gran reflexividad, y la elección de su acompañante no fue una excepción. Vilanova que, siempre desde un eterno segundo plano, se encarga de hacer entender a la plantilla el mensaje de Pep. Consejero incansable en el que Guardiola confía ciegamente, se encarga de que el equipo tenga claro lo que el cuerpo técnico quiere de ellos y es una de las pocas personas capaces de hacer dudar a Pep de sus decisiones.

Estos son sólo algunos de los nombres de personajes a la sombra de una figura superior, pero que actúan de perfectos engranajes para el funcionamiento de la máquina. Un papel vital para que un equipo funciones como es debido.

1 comentario :

  1. Qué gran artículo, desconocía a varios de los protagonistas que nombras, gracias!

    ResponderEliminar