Athletic Club, vestidos para morder

16 mar. 2012

Athletic Club, vestidos para morder


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Tras ver el partido de ayer del Athletic es inevitable que apetezca hablar de este equipo. Todo un histórico como el Manchester United se vio superado ante un conjunto que tiene muy claro que quiere hacer algo grande y cuya capacidad de sacrificio para la causa es digna de admiración.

Esta temporada estamos viendo a un Athletic nuevo. La llegada de Marcelo Bielsa demostró que el trabajo y garra que siempre acompañó la figura del club bilbaíno no están reñidos con el buen juego y el espectáculo. San Mamés es la residencia de una jauría de leones dispuestos a morder con elegancia y confianza en ellos mismos, que encaran las grandes citas con la seguridad de quien se ve capaz de conseguir la épica.

Bielsa es el 'domador' de un equipo que busca la excelencia dentro del orden y el orden dentro del coraje en cada partido, y que se vacía durante los 90 minutos. El entrenador argentino consiguió formar un bloque de personas dispuestas a sacrificarse por el bien común, en el que los jugones se vuelven currantes y los currantes se vuelven jugones con una versatilidad insultante. Cuando la situación lo requiere, son capaces de llegar a los últimos minutos de la 2ª parte con un ritmo de presión sobre el rival casi inhumano y que hace de ellos un equipo muy incómodo y frustrante cuando el rival ve que les sobran fuerzas (o las sacan de donde no las hay) cuando ellos ya hace tiempo que están cansados.

Este esfuerzo es insostenible mantenerlo al máximo nivel durante 9 meses de competición, pero el equipo rojiblanco consigue, incluso en sus peores días, no renunciar al nuevo sello de identidad impreso por el 'Loco', y lo magnifican en partidos como el de ayer. Bielsa llegó a Bilbao queriendo hacer algo grande, y sabe que el terreno para ello es la competición europea, ya que en la Liga BBVA no hay lugar para nadie aparte de los dos grandes y luchar por una gloria reservada de antemano para otros es dar palos de ciego. En Europa League desarrollan toda la potencia de su estilo, sin importar que ese esfuerzo pueda costarles no rendir del todo bien en la siguiente jornada de competición liguera.

La base está en la pizarra y en la intensidad dotada desde el banquillo, pero el grupo está hecho a medida para este tipo de juego. El centro de la defensa, con Javi Martinez readaptado a central compenetrándose a la perfección con un Amorebieta en su mejor momento, es un muro infranqueable, con unas bandas formadas por el mejor lateral derecho español de la actualidad, Iraola, y el participativo Aurtenetxe que, a sus 20 años y todavía con algunos defectos por pulir, tendrá mucho protagonismo en el futuro del club.

El trabajo defensivo se ve aliviado por un centro del campo que ayuda en gran medida a que los balones que lleguen atrás sean los mínimos, y que cuando llegan se encargan de apoyar a sus compañeros para que Iraizoz no se vea obligado a intervenir. Iturraspe es una pieza angular que corta y distribuye el inicio de los ataques con acierto, Ander Herrera sube el balón y ve espacios que sólo los de su clase ven y De Marcos  está metido de lleno en la temporada de su explosión. Pocos esperaban, aún sabiendo de lo que era capaz, que el polivalente (pocas demarcaciones le quedan por probar) y omnipresente jugador alavés rindiera a un nivel como el que está ofreciendo.

A todo esto se le une un ataque de un nivel más que notable, con los extremos ocupados por el eléctrico Muniain, que a pesar de su talento ofensivo también presiona y apoya defensivamente durante todo el partido, y un Susaeta que confirmó este año lo que demostró en su primera temporada en primera y que Caparrós no le dejó culminar, que es un jugador que posee a un nivel notable muchas de las cualidades que necesita un jugador en su posición. Si a los nombres anteriores le sumamos al de una bestia ofensiva como referencia como es Fernando Llorente, el éxito está asegurado

Sus señas de identidad son muchas. Imprimen un ritmo rápido al juego, combinado con una forma de presión adelantada y asfixiante, toque de balón fácil y búsqueda de triangulaciones, orden táctico, trabajo en equipo y uso del balón largo hacia Llorente en caso de que todo falle hacen de este equipo un nuevo éxito de Bielsa. Un entrenador que supo aunar la garra y fortaleza del león con la sabiduría táctica del tigre veterano.

2 comentarios :

  1. Gran artículo que describe con una precisión el trabajo que está plasmando Bielsa en este Athletic. A día de hoy el segundo equipo con un juego más vistoso de nuestra liga. El trabajo que está haciendo el argentino está dando una temporada de en sueño para una afición que se merecía esto y más y que también tiene gran parte de culpa de los éxitos de su euipo, porque San Mamés sigue siendo un terreno muy complicado y el gran ejemplo está esta temporada contra el Barcelona donde se vivió una oda al fútbol y San Mamés no dejó de rugir.

    ResponderEliminar
  2. Ya Bielsa había demostrado con la selección argentina en el 2002 lastima q esa verticalidad ya era predecible, después con Chile ahí aprendió y ahora con el atheltic esto se logra con disciplina enhorabuena

    ResponderEliminar