La semana en anécdotas XXXI

4 feb. 2012

La semana en anécdotas XXXI


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

 Sábado, turno de anécdotas semanales. Los últimos siete días estuvieron mecidos por ciertos aires de extrañeza. Estos fueron los hechos más destacados de la última semana:
 
  • Un esposado en Goodison Park

El partido entre Everton y Manchester City tuvo un protagonista inesperado. Un aficionado saltó al campo para esposarse al poste de la portería ante la pasiva mirada de Joe Hart. El hombre portaba una camiseta en la que protestaba contra la aerolínea Ryanair. Los encargados de la seguridad tardaron unos 5 minutos en liberarlo y expulsarlo del terreno de juego. Durante este tiempo el partido fue interrumpido para continuar poco más tarde, acabando con un resultado de 1-0 para el equipo local.

  • Pinto se pone Colorado

No, no es que el portero del Barça sufriese un ataque de timidez repentina, sino que en el partido de Copa del Rey contra el Valencia saltó al campo con su segundo apellido, Colorado, inscrito en la parte trasera de su camiseta. El motivo fue la reciente muerte de su abuelo materno, que provocó que el arquero decidiese poner su apellido en la camiseta a modo de homenaje.

  • Tragedia en Egipto


En la jornada del miércoles vimos imágenes tan sorprendentes como lamentables. La mayor tragedia de la historia del deporte egipcio se vivió en un partido entre el Al-Masry y el Al-Ahly, y se saldó con más de 70 muertos. El caos llegó al finalizar el encuentro, cuando una invasión de campo provocó una auténtica batalla campal que acabó en drama. Los jugadores y técnicos escaparon de la marabunta por sus propios medios. Tras esto el Al Ahly suspendió indefinidamente todas sus actividades deportivas y advirtió que no volverían a jugar en Port Said (lugar de los hechos) durante al menos cinco años. Además, tres jugadores del equipo de El Cairo anunciaron su retirada del fútbol después del suceso: Mohamed Aboutrika, Emad Motaeb y Mohamed Barakat, todos ellos internacionales en numerosas ocasiones con su selección.


  • Incendio interno en Xerez


 La dirección deportiva del Xerez estalló esta semana contra el presidente, Jesús Gómez. Todo empezó (aunque llevaba tiempo gestándose) con las declaraciones de Emilio Viqueira en las que acusaba al mandatario de querer echarlos a él y al entrenador, Vicente Moreno, nada más llegar al equipo hace un mes, además de dividir a todo el club. Gómez se defendió acusando al director deportivo de faltar al respeto al club, ante lo que Viqueira volvió a salir al paso diciendo que solamente había dicho la verdad de la situación. Tiempos complicados en Chapín.


  • Manolo Preciado deja el Sporting


El que era el entrenador con más tiempo en su actual club de Liga BBVA dejó de entrenar al Sporting de Gijón a principios de semana. Así lo anunció el presidente del equipo asturiano, Manuel Vega Arango. El entrenador que devolvió a los rojiblancos a la élite pone así punto y final a una larga estancia en Gijón, con la intención de quedarse a vivir en la que fue su ciudad durante tanto tiempo, como un socio más. Es el séptimo mister destituido en Primera División desde que empezó la presente campaña.

  • La norma del país de las maravillas

Esta semana se presentó el Acuerdo Nacional para el Juego Limpio en el Fútbol, en el que estuvieron implicados, entre otros, la LFP, el Comité de Árbitros o la AFE. Se pretende ''velar por la deportividad'' de una forma que, como opinión personal, resulta un poco curiosa. Se quiere dar ejemplo de juego limpio mediante medidas como dar la mano al finalizar un encuentro para dar al partido ''un final digno'' (y en muchos casos hipócrita habría que añadir). Compararon además la norma con la costumbre tenística del saludo entre los jugadores al finalizar el partido. Si tanto les gusta lo que ven en el tenis, ¿por qué no se plantean, al igual que en le deporte de la raqueta, incluir métodos tecnológicos en el fútbol? Probablemente porque da más trabajo que inventar normas absurdas que no solucionarán los problemas reales de este deporte.

  • Terry pierde el brazalete


El hasta ahora capitán de la selección inglesa, John Terry, dejó el viernes de serlo. Todo viene motivado por las acusaciones de racismo que pesan sobre él debido a un episodio vivido con Anton Ferdinand, defensa de los QPR. El juicio del central del Chelsea se celebrará en julio, pero la FA ya decidió que no llevaría más el brazalete en la selección nacional. Fabio Capello, entrenador de Inglaterra, protestó ante esta decisión, ya que no se pusieron en contacto con él para preguntarle su opinión sobre el asunto.

  • Carles Puyol, la magia de la garra



El capitán del Barça sorprendió a todos en el partido contra el Valencia. El central agarró el balón en el centro del campo y, lejos de entregársela a un compañero de la parcela ofensiva, decidió continuar él mismo la jugada realizando una doble ruleta que dejó en el sitio a David Albelda y a Adil Rami, para luego depositar el balón en las botas  de Leo Messi.

0 comentarios :

Publicar un comentario