Craven Cottage

12 ene. 2012

Craven Cottage


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Hay estadios que desprenden fútbol de vieja escuela por los cuatro costados. El que protagoniza el artículo de hoy es uno de los máximos exponentes de ello.

Craven Cottage está situado en el barrio londinense de Hammersmith and Fulham, y acoge los partidos del equipo 'humilde' de la capital inglesa, el Fulham, desde 1896, pero su historia se remonta a unos cuantos siglos antes.

La historia de su emplazamiento se remonta a una casa de campo ('Cottage' en inglés) construida en 1780, por encargo del noble William Craven, con lo que podemos deducir el origen del nombre actual del campo. En aquella lejana época ya se empezó la vinculación del lugar con el deporte, practicándose desde la caza (un bosque poblaba la zona) hasta el croquet, entre otros deportes. Muchas personalidades del momento pasaron por la prestigiosa casa, hasta su destrucción debida a un incendio en 1888 y posterior abandono. 

Fue en 1894 cuando el Fulham se interesó por el terreno para hacer de él su casa futbolística, después de vagar anteriormente por 8 estadios diferentes. El emplazamiento estaba tan descuidado que hicieron falta 2 años para acondicionarlo y hacerlo apto para la práctica del fútbol. El equipo estrenó su nuevo hogar en 1986, con unas gradas consistentes en 4 estructuras de madera que albergaban unos 250 asientos cada una. El estadio corrió el riesgo de ser cerrado por las autoridades londinenses debido a fallos graves de seguridad, por lo que el club contrató a un afamado arquitecto para acometer las reformas necesarias, gastando en ellas una cifra record en el momento. Fue después de dicha reforma cuando el estadio consiguió la apariencia que todavía guarda, con la fachada enladrillada y la grada principal. A mediados de los años 30 surgió el plan de demoler el estadio para construir otro con una capacidad mucho mayor, pero debido a las dificultades económicas de la época, el proyecto no se llevó a cabo. 

A pesar toda la historia, el Fulham no consiguió llegar a la máxima categoría del fútbol inglés hasta 1949, y fue al siguiente año cuando hubo nuevas modificaciones. Se instaló iluminación artificial, con unos focos de los que se decía que eran los más caros de Europa. Pocos años más tarde el equipo descendió para jugar nuevamente en la categoría de plata, pero las reformas siguieron, con la modificación de la grada junto al río Támesis.

Fachada del estadio en la actualidad
Tras el desastre de Hillsborough, el fútbol inglés se concienció de la necesidad de tener muy en cuenta la seguridad en los estadios y Craven Cottage se puso en el punto de mira por no cumplir algunos requisitos. Esto provocó la necesidad de buscar un plan de reforma, y la mudanza temporal a Loftus Road, estadio de los vecinos QPR, ante las quejas de la afición. Tras años con el proyecto de reforma parado, los trabajos para hacerlo realidad empezaron en 2004, y terminaron lo sufucientemente rápido como para volver a casa al comienzo de la 04/05, con una nueva capacidad para 22.000 personas, que hasta el día de hoy se fue incrementando hasta más de 25.000.


En abril de 2011, una extraña y polémica decisión del actual propietario del equipo, Mohammed Al-Fayed, que inauguró una estatua de Michael Jackson en las afueras del estadio, levantó toda clase de opiniones en la afición, casi todas negativas. Actualmente existen planes para ampliar la capacidad hasta los 30.000 aficionados.

0 comentarios :

Publicar un comentario