La paja en el ojo ajeno

16 dic. 2011

La paja en el ojo ajeno


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


Resulta común ver como, en una sociedad mediatizada y globalizada, todo ser viviente juzga los actos de los demás de forma despreocupada. A veces por cuestiones de ideología, otras por cuestiones de aburrimiento, o incluso porque la polémica siempre da juego. Hay tantas excusas para atizar al prójimo que ni la más descabellada de ellas puede llegar a sorprendernos. Cabe destacar también el tipo de juicio según el número de participantes. Está el estilo 'sólo contra el mundo', típico del que se quiere erigir como portavoz de una minoría oprimida por la injusta masa popular aborregada. También podemos encontrarnos el estilo 'ajusticiamiento popular', en el que todos a una se suben al carro de atizar al objetivo de turno, a veces de forma justificada y otras simplemente porque defender a la minoría da pereza, y además es más entretenido hacer bromas cuando se está en el lado poderoso.

Me dejo en el tintero unos cuantos métodos de apedrear al vecino, pero ya todos conocemos de lo que hablo y si profundizara en el asunto me faltaría tiempo para hablar del tema. Todo esto viene a raíz del episodio que hace un par de días desató una pequeña polémica, de la que algunos no se enteraron, pero que los que sí lo hicieron (tanto de uno como de otro bando) consiguieron llevar a sus hígados a niveles biliares legendarios. Y es que el tema es de los que suele hacer ampolla en algunos sectores de la parroquia española. Me refiero al episodio vivido con Iniesta y su intención de usar el idioma catalán.

Resulta un poco surrealista, digno de  la idea más magistral de los Monty Python, ver como un sector de la sociedad de este país decidiera, movidos por un impulso 'odiatorio' de lo más interesante, despellejar al hombre que hace algo más de un año les hizo gritar de alegría, saltar de emoción o abrazar a la camarera del bar en un arrebato de oportunista euforia, por motivos que rozan la intromisión en la vida ajena. Y es que la noticia que linkeé al final del anterior párrafo habla sobre el último episodio, con los periodistas de TVE haciendo unas declaraciones públicas bastante prescindibles, pero viene de más atrás, cuando el jugador manifestó en redes sociales su intención de empezar a usar públicamente el catalán, con el que llevaba tiempo familiarizándose. En aquel momento le llovieron palos de todos los colores, ¿cómo se le ocurría a Don Andrés hablar catalán siendo manchego? Pues señores, supongo que igual que si uno va a Suiza se encuentra con que conviven oficialmente el francés, alemán e italiano, cuando él fue a Cataluña se encontró igualmente con dos idiomas cooficiales. Supongo que es difícil de entender cuando no se está acostumbrado, pero los que desde siempre convivimos con dos idiomas no solemos morir en el intento, lo mismo que comprobó Iniesta cuando emigró de su querida Albacete natal para triunfar en Barcelona. Supongo que hay quien tiene miedo de ir a hablar con Andrés, preguntarle la hora y que le responda en catalán y quedarse con la duda de si eran las 5 o las 8 y media. Siempre es más fácil odiar que intentar entender y respetar. Y además es una forma de economizar energía en tiempos de crisis, aunque luego, al igual que el dirigente que recorta por un lado para escurrir el bulto a otra parte, ese ahorro sale por otro lado convertida en desestresante cólera. El idioma es un patrimonio histórico como cualquier otro, y criticar a un catalán por usar lo que le tocó en herencia sería como ir a la zona Mediterránea a cortar olivos hasta convertir el paisaje en un páramo para que los habitantes de dicha zona no puedan aprovechar de ellos. Al final conseguiríamos un planeta completamente igual en todos sus extremos, y tendría la ventaja de que no haría falta viajar, con ver nuestro barrio conoceríamos todo.

La forma de actuar de Don Andrés fomenta el respeto entre 'diferentes' culturas, en este caso con mucho en común. En cambio, la forma de actuar de otros, todo lo contrario. Es muy humano pedir respeto sin darlo a cambio. Y como siempre pasa, los que por un lado enarbolan la teoría de que en España se habla español son, en algunos casos, los que más tarde presumen de ver las películas en V.O., o que critican al presidente de España por no conocer un idioma ajeno, como es el inglés. Todos tenemos nuestros defectos, el problema llega cuando, como sólo nos molestan los ajenos, no vemos los propios.

3 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo con tu artículo. Otra cosa es que desde el FCB se les obligue a dar clases de catalán, como ha venido ocurriendo en los últimos años. O que todos los jugadores del FCB en cualquier celebración saquen la bandera de su respectivo país. Todos salvo los españoles, y más concretamente los no catalanes, sacando o bien la bandera de catalunya, o bien la de su respectiva CCAA. Cosa que no veo mal, pero que me parece mucha casualidad que NINGÚN jugador haya sacado una bandera española es ninguna celebración del FCB desde que tengo uso de razón. Ese tipo de cosas son las que están muy mal, y no que un jugador X quiera hablar catalán, porque está en todo su derecho, sea de donde sea.

    ResponderEliminar
  2. Hola epursimuove.

    Eso ya es otro tema. No sé si existe alguna prohibición dentro del club en cuanto a eso, sólo que sí, es cierto que no se suelen ver símbolos españoles. Si es por prohibición me parecería lamentable e incluso sancionable. Por no hablar de que ni siquiera sería muy legal...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Buenas! Mira, eh cambiado mi "Url" de blog y mis publicaciones que escribo no te salen, quería pedir que le dieras a "Dejar de Seguir" y "Seguir" de nuevo para arreglar el problema, muchas gracias! http://blogerobles.blogspot.com/

    Saludos

    ResponderEliminar