Un subjetivo repaso al actual Deportivo de La Coruña

31 oct. 2011

Un subjetivo repaso al actual Deportivo de La Coruña


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


Estamos ya en el ecuador de la primera vuelta en la Liga Adelante, y me apetece en este momento dedicar un artículo a hablar de la situación actual del Deportivo de La Coruña, equipo que según su propio entrenador iniciaba la temporada como ''el madrid o el Barça de Segunda'' y hasta el momento la comparación resulta bastante desafortunada, y es que no sólo los resultados no acompañan, sino que además el juego no es el esperado. En lo que no se equivocó Oltra fue en decir que la temporada no sería un paseo.

Me apetece hablar del Dépor porque hay cosas que no me gustan desde inicios de temporada, y hoy, con la resaca de una victoria agridulce (conseguida con un juego que sólo fue decente durante escasos 10 minutos), es buen momento para analizar los pros y los contras de un equipo que a estas alturas está más abajo de lo que algunos esperaban. Sobra decir que a partir de ahora habla mi opinión, y que todo lo que diga no será una verdad absoluta, sino una forma de pensar con la que se puede estar más o menos de acuerdo. Iré por partes.

1- Lo de fuera

Primeramente me centraré en hablar de lo extradeportivo. No soy contrario al presidente ya que actúa más o menos acertadamente, pero siempre con la idea de salvaguardar los intereses del club (sí, ya sé que lo suyos propios también, pero como todos), pero los continuos conflictos en los despachos que vive el club no son beneficiosos, sobre todo cuando provocan que un entrenador se pase unas cuantas jornadas sin poder estar en el banquillo, algo que no permitió a Oltra estar al lado de sus jugadores, con la consiguiente complicación a la hora de dirigir al equipo durante los 90 minutos de juego en cada encuentro. Los futbolistas necesitan tener a su jefe cerca, para que les abronque cuando es necesario o les anime cuando la situación sea adversa, además de tomar de manera rápida decisiones que desde la grada no se pueden tomar. De todas formas, este fue sólo un problema entre otros, ya que ahora mismo, ya solucionado, el conjunto sigue mostrando carencias ya vistas en los pasados encuentros.

2- Táctica

En el apartado táctico, hay diferentes cuestiones que no termino de estar de acuerdo, aunque me gusta que el porcentaje de saques de esquina botados en corto (uno de los peores inventos de la historia del fútbol) disminuyese notablemente con respecto a la era Lotina, así como que no se perdiera el peligro en los saques a balón parado ofensivos en general.

Lo preocupante es ver una defensa mucho más endeble que en pasadas campañas, el punto fuerte del anterior Deportivo es ahora un motivo de inquietud para Aranzubía, que lleva unos meses viendo como aquellos que un día eran su ayuda más efectiva, le ponen ahora en aprietos con más frecuencia de lo normal. Un Laure que no brega con la misma efectividad que antes, un Colotto que cogió por costumbre llegar tarde al balón con más frecuencia de lo habitual en un jugador de su nivel, Aythami conservando de forma increíble una titularidad en la que no llega a demostrar demasiado y Ayoze alternando partidos buenos con otros desastrosos están conformando una línea de 4 que a veces ofrece situaciones surrealistas como la del penalty que provocó el segundo gol del Girona en el día de ayer. Y todo esto se produce a pesar (o debido a, quién sabe) de jugar con dos jugadores de corte defensivo inmediatamente delante de la línea de cuatro. Un dato a tener muy en cuenta.

Ese es precisamente el punto que más me preocupa, el doble pivote. Bergantiños y Jesús Vázquez son dos jugadores de perfil muy parecido, y a veces llegan a estorbarse en su labor. Las ventajas de utilizar a estos dos jugadores juntos están aún por descubrir, pero los contras se hacen cada día más evidentes. La labor de un mediocampista defensivo es la de recuperar el balón y pasarlo al jugador que se encuentre en la situación más segura. Esto provoca una multitud de pases a banda, que terminan casi siempre en pérdida o en pelotazo hacia arríba cortado por la defensa, ya que tanto Valerón como Riki o Lassad no se caracterizan (inexplicablemente en el caso del tunecino) por un gran juego aéreo. Esto termina con Valerón en una de dos situaciones: o teniendo que bajar a recibir constantemente y cansándose mucho antes, o sin llegar a participar en el juego, ambas situaciones muy negativas para el equipo.

3- Estilo de juego

Esta temporada, en los mejores momentos de juego (no demasiado abundantes hasta el momento), estamos viendo algo que personalmente me gusta mucho en el juego deportivista: un juego de pases entre líneas que hace mucho daño a los rivales. El máximo exponente de a lo que me refiero lo encontramos en el Deportivo 5-1 Girona de Copa. 3 de los 5 pases de gol en dicho partido rompieron la defensa de esta forma, algo muy meritorio. Pero encuentro aspectos con los que no estoy demasiado conforme. Por alguna razón, está estipulado que el lateral zurdo busque el juego en largo intentando encontrar al delantero (algo más utilizado al inicio de temporada), lo que sólo funcionó correctamente en el tanto de Salomao contra el Guadalajara y que hace perder demasiadas posesiones de forma inútil. 

Tampoco me gusta la tendencia a las imprecisiones en el pase y lo habitual que resulta ver a un jugador recibir en campo propio y pararse con el balón en los pies, sin ver demasiado claro a quién pasar (algo normal, teniendo en cuenta que se juega sin un constructor de juego).

4- Actitud

El punto que más se reprocha al equipo desde la grada es sin duda las pocas ganas que parecen echarle a los partidos, especialmente cuando las cosas van mal. La forma de dejarse perder el partido ante el Alcorcón (sin quitar mérito a los de Anquela), como si pensaran ya en el próximo partido, fue para plantearse qué pasa para que a veces el equipo dé una sensación de pasotismo que hace al aficionado caer en la desesperación. Hay que trabajar en ese aspecto para intentar buscar la forma de que el equipo sepa sobreponerse a las condiciones adversas con ganas, algo vital a lo largo de una temporada, ya que el equipo que sabe remotar los partidos con efectividad es el que marca las diferencias.

5- Alineación

Esta es una de las preguntas que más le gusta plantearse al aficionado. ¿Quién se merece jugar y por qué? Para mí la alineación tipo debería ser la siguiente:


Se podrá estar más o menos de acuerdo, pero a día de hoy creo que no existe un mejor 11 que alinear, expondré mis motivos puesto por puesto:

- Aranzubía: No creo que haya lugar a discusiones en cuanto a la portería, Dani lleva años demostrando lo que sabe hacer y el crédito que tiene en este equipo es casi ilimitado.
La alternativa:
  • Lux: El argentino demostró en las oportunidades que tuvo que es un buen segundo portero, fiable para cuando Dani necesite descanso.
 -  Laure: No está al nivel de la pasada temporada, pero sigue siendo un jugador que lucha y trabaja, aunque en los últimos tiempos tiende más que antes a perder el balón debido a no soltarlo a tiempo. Mejoró en cuanto a llegada, y sus centros ya provocaron algún que otro gol. Aún así se encuentra mucho más cómodo en la parcela defensiva.
Las alternativas:
  • Manuel Pablo: El capitán aporta esperiencia y oficio en un puesto que lleva más de una década ejerciendo. Siempre cumple y su capacidad para sobreponerse moralmente a las situaciones adversas es admirable. No obstante es incierto cuando podrá recuperarse de sus problemas físicos. 
  • Seoane El canterano dejó un buen sabor de boca en las oportunidades con las que contó esta temporada. Aportá más ofensivamente que Laure y en defensa es correcto. Su aspecto a mejorar reside en su tendencia a sobrevalorar sus capacidades con el balón en los pies, algo que le lleva a perder algunas egoístas posesiones a lo largo del partido.
- Colotto: Está en un mal momento por cuestiones que sólo él sabe, pero no cabe duda de que es con diferencia el mejor central de la plantilla y que  su presencia en el once es necesaria, por su gran juego aéreo, capacidad de salir de situaciones complicadas y jerarquía defensiva.
La alternativa:
  •  Zé Castro: Salida de balón alternativa al balonazo habitual en la defensa. Su tendencia a borrarse de los partidos y su extravagancia hacen que su titularidad no me parezca una alternativa válida ante la ya visible falta de actitud en el equipo.

- Rochela: El canterano tuvo actuaciones dubitativas que hicieron que la crítica recayese sobre él con contundencia de forma injusta, debido a que no se puede esperar de un jugador de cantera juegue una vez cada mucho tiempo y le salga todo perfecto. Necesita minutos, teniendo confianza callará bocas. Sus nociones tácticas son superiores a las de sus competidores por el puesto, además de ser un jugador limpio pero efectivo, que apenas suele recibir tarjetas y que sabe cuando es momento de arriesgar.
La alternativa:
  • Aythami: Sus actuaciones en lo que va de temporada fueron dispares, con alguna que otra buena actuación mezclada con errores imperdonables en un puesto clave como el de central. Sufre a la hora de jugar el balón con los pies.

- Ayoze: Alterna paridos buenos y malos, pero es el único lateral zurdo fiable de la plantilla. Debe intentar afinar más su puntería en sus repetidos disparos de media distancia, un recurso que suele utilizar bastante.
La alternativa: 
  •  Morel: Su especialidad es el pase atrás y el balonazo hacia arriba a donde caiga. Esfuerzo y poco más.

- Alex Bergantiños: Una de las sensaciones de la temporada. Su habilidad en el robo es admirable, y su actitud incontestable. Además también está soltándose en ataque, y ante el Guadalajara consiguió anotar dos goles con la inestimable ayuda de Valerón.
Las alternativas:
  • Jesús Vázquez: Llegó procedente del Recreativo como uno de los fichajes estrella de la temporada y hasta el momento no está respondiendo a las expectativas. Ofrece veteranía y brega, además de una decente salida de balón. Se encuentra mucho más cómodo como único pivote, sin compartir funciones con Alex. 
  •  Borja: Todavía es una incógnita en este Dépor.

- Juan Domínguez:  Otro canterano que merece sus minutos. Blanco de las críticas más duras de la afición, que lo tiene irremediablemente en el punto de mira, lo cierto es que debe ser un jugador mucho más importante en este equipo de lo que es. Su teórica 'falta de sangre' es algo subsanado esta temporada (aunque algunos no lo quieran ver), y a su recién adquirido esfuerzo en la presión se une su lucha por recuperar la posición defensiva cuando  pierde el balón. Se le critica cuando pasa hacia atrás, pero cuando estás de espaldas, a veces la mejor opción es pasar a alguien que llega de frente (nada que ver con la costumbre de Antonio Tomás de pasar por sistema al defensa). Es el úncio jugador de mediocampo capaz de combinar con Valerón, y con él en el campo el 'Flaco' se siente más cómodo, sin tener que estar continuamente bajando a recoger el balón.

- Salomao: Le gusta jugar al fútbol, le da igual que sea en 1ª o en 2ª y se nota. Su capacidad de sacrificio es envidiable, incluso cuando las fuerzas le flaquean. Desborde, velocidad e incluso definición. Debe aprender a dosificarse, ya que muchas veces se ve obligado a pedir el cambio por agotamiento.
Las alternativas:
  • Saúl: Desde que llegó al Dépor nunca llegó a contar con confianza y minutos. Su nivel no es de titular indiscutible, pero se merece más. Trabaja, tiene un gran centro y una costumbre de buscar el regate hacia dentro que muchas veces hace daño a la defensa.
  •  Pablo Álvarez: Suele sobrevalorar sus capacidades, algo que le lleva a perder muchos balones. Tiene un buen toque de balón, pero sus problemas físicos suelen ser abundantes a lo largo de la temporada
- Guardado: Esta temporada parece que por fin consiguió llegar a un nivel consistente. En contra de lo que podría esperarse, su compromiso está siendo clave para las victoria del equipo. Está sacando virtudes que se le suponían pero nunca demostró en Coruña, y está resultando un gran asistente. Cumplió incluso como lateral.
 La alternativa:
  • Bruno Gama:  El portugués todavía no debutó oficialmente, sus problemas físicos lo dejaron fuera de juego hasta una fecha todavía indeterminada. Dejó buenas sensaciones en pretemporada, y su vuelta es muy esperada.

- Valerón: El mago resultó vital en casi todas las victorias de la temporada y cuando no entra en juego se nota. Dudo que hagan falta argumentos para defender a un jugador cuya habilidad lo defiende por si sola. 
La alternativa:
  • Juan Carlos: Otro canterano que este año cuenta con minutos. Aún no está al nivel de primer equipo, pero le falta poco. Tiene que ir entrando en los planes de Oltra poco a poco, preparándose para ser, si todo va bien, el futuro del último pase en el Dépor. Apunta maneras, aunque a veces pierde el balón demasiado fácil.

- Riki: Cuando está se le nota. Sabe desmarcarse como ningún otro delantero en la plantilla, y su actitud, aunque no tenga suerte, es la correcta. Si tuviera gol probablemente estaría en un equipo de competición europea, y para nada estoy exagerando.
Las alternativas:
  • Lassad: Cuando está bien es un jugador que gusta ver, cuando está mal es muy propenso a las protestas de la grada por su apatía y facilidad para decidir ponerse a vagar por el campo sin pena ni gloria. Tiene un talento que no sabe (o no saben hacerle) aprovechar. 
  • Xisco: Probablemente el único killer de la plantilla. Sabe marcar goles y jugar en el área, virtud que hace falta en este equipo. No obstante, sus problemas físicos no le dejan tener continuidady parece que Oltra no lo tiene demasiado en cuenta. Me gustaría ver una alineación con Xisco junto a Riki en ataque secundados ambos por Valerón, está por ver si será posible

0 comentarios :

Publicar un comentario