Precipitados aires de cambio

26 oct. 2011

Precipitados aires de cambio


  Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com
 
Desde el pasado domingo, día en el que asistimos al ajusticiamiento del Manchester United en su propia casa a manos del vecino City con un resultado final de 1-6, la opinión general es la de un cambio de ciclo inmediato en Inglaterra. Los citizens dejaron una sensación de superioridad que rara vez habían sufrido los pupilos de Sir Alex Ferguson, más acostumbrados a ser ellos los encargados de dicha práctica.

Ahora bien, la idea que va ganando terreno como la espuma en el pensamiento popular resulta, a estas alturas de temporada, algo precipitada. Se da por hecho el triunfo definitivo, el que provocará el irremediable cambio de ciclo en la Premier League, pero lo cierto es que, si bien inmediatamente tras el pitido final la emoción de los frenéticos 90 minutos pasados pudo llevar a muchos a no reflexionar y pensar de esa forma, fríamente estamos obligados a pensar que no es oro todo lo que reluce.

El partido mostró a un Manchester City mucho más sólido que sus eternos rivales, más fresco y evidenciando las carencias de un equipo que envejece defensivamente y que necesita un jugador fiable en la organización de juego como el comer. Precisamente que el United vea evidenciados sus fallos es, entre otras cosas, lo que me lleva a pensar que esta liga no está aún ni mucho menos vista para sentencia. Ferguson no llegó a Sir por inercia, sino por ser un hombre muy capaz de desarrollar una tarea que lleva sacando adelante con éxito desde hace décadas. El manager por excelencia del fútbol inglés sabe aprender de sus errores, a pesar de su fama de terco, y se encargará de hacer todo lo posible por que algo así no vuelva a pasar, su orgullo se vio herido en su propia casa y su cara evidenciaba que es más de lo que puede aguantar. No me sorprenderían revoluciones en el once y serios trabajos de cara al mercado de invierno para poner freno cuanto antes a un equipo que esta temporada fichó apabullantemente bien en ataque y al que no se le puede dar margen en los últimos metros.

Otro aspecto a tener en cuenta es que son sólo 9 partidos disputados hasta la fecha, es decir, quedan 29 más para llegar al final de esto y son simplemente 5 puntos los que separan a ambos conjuntos, una diferencia de 2 encuentros. Cuando el United consiguió una victoria por 8-2 contra el Arsenal las cosas se veían de forma contraria a lo que son ahora, pero igual que un partido hizo volar la imaginación de unos, ahora otro hace que sean los contrarios los que se vean en lo más alto. El fútbol pasa por muchos altibajos a lo largo de una temporada, y será el que mejor los sortee el que acabará arriba a final de año. La Premier no está acabada y se gana sobre todo con regularidad, no sólo con enfrentamientos directos, y será cada vez más emocionante durante los meses venideros.

0 comentarios :

Publicar un comentario