Silva, el mago olvidado

21 sept. 2011

Silva, el mago olvidado


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Leo que David Silva no se siente valorado por Del Bosque y no me queda más que asentir y comprender lo que pasa por su cabeza. Supongo que seremos bastantes los que cada partido internacional nos extrañamos de ver a Silva en un papel secundario, prefiriendo dar entrada a otro tipo de jugadores antes que a la habilidad del canario.

Nació en Arguineguín, tierra en la que el talento futbolístico parece ser un don innato, y se curtió a base de cesiones a 2ª división para terminar triunfando en Valencia. Su fútbol es mágico, y las comparaciones con su paisano Juan Carlos Valerón son inevitables. Desatasca partidos, es capaz de ver pases sin ni siquiera mirar en la dirección a la que los envía y lee el fútbol como pocos. No es de extrañar que fuera de España lo valoren como a un crack.

Todo resulta diferente en nuestro país, donde parece que sólo en las ciudades donde demostró su talento lo consideran como el gran jugador que es. Y es que no jugar en Barça o Real Madrid, como bien dijo David, es algo que no se perdona, y el principal seguidor de la corriente que defiende la idea de la necesidad de jugar en uno de los dos grandes para ganarse un puesto importante en el equipo nacional es precisamente el seleccionador. 

David hizo unas declaraciones que pueden no gustar, en las formas y en el fondo, pero son sinceras y es lo que se debe pedir a un entrevistado, alejándose de la típica hipocresía usada habitualmente por los personajes públicos para quedar bien, que hacen que las entrevistas sean robotizadas e impersonales. Ahora la pelota está en el tejado de Vicente Del Bosque, que tiene dos opciones: seguir con su esquema y renegar definitivamente del canario, o reflexionar sobre las palabras del futbolista y replantearse si se merece ser el jugador que sale siempre a última hora. Porque sí, su cantidad de partidos internacionales es considerable, pero desde que el actual entrenador llegó al cargo, su presencia se limitó a los tramos finales de las segundas partes salvo en caso extraordinario.

Han de ser unas declaraciones que reabran el debate sobre la necesidad del doble pivote. La coincidencia de Xabi Alonso y Busquets resulta poco productiva, llegando a estorbarse entre ellos y ofreciendo una misma cosa ocupando dos puestos tan vitales como el de mediocentro. Si me preguntaran por una alineación ideal en España, sería probablemente la siguiente:


Puede haber gente de acuerdo y gente a la que le horrrice la idea de jugar con ese once sin bandas, pero es simplemente una humilde opinión del que aquí escribe. Una pequeña utopía, ya que Jose Enrique parece no existir para Don Vicente.

4 comentarios :

  1. yo kitaria a llorente y jugaria como en la final d la euro 2008!!!con buskets o alonso y despues xavi,iniesta cesc y silva en el medio y villa arriba.Pa gustos colores.SILVA ES UN CRACK!!

    ResponderEliminar
  2. No es una mala opción, pero eso desplazaría a banda a Silva, y a mí personalmente me gusta más por el centro.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Yo usaría el 4-3-3 actual con Villa en el centro, las bandas ocupadas por Iniesta y Silva, y detrás de ellos el medio campo con Xavi,Busquets y Cesc.
    No me gusta mucho la idea de jugar con Villa y Llorente a la vez.

    ResponderEliminar
  4. A mí me parecen dos delanteros de características diferentes que bien complementados podrían dar mucho de sí. Aunque eso sí, al jugar sin bandas, el poder rematador de Llorente por alto se perdería bastante

    ResponderEliminar