La semana en anécdotas XXIX

24 sept. 2011

La semana en anécdotas XXIX


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Siguiendo con la retomada tradición de los sábados, llega una nueva edición de esta sección, dedicada a tratar sobre los sucesos más curiosos de la semana.
  • La casa de Breno y su polémico incendio

El central brasileño del Bayern de Munich, Breno Borges, se vio estos días implicado en un episodio cuanto menos curioso. Su casa resultó incendiada y el principal sospechoso de provocar el incidente fue el propio jugador, que ocasionó daños millonarios. Tras una investigación policial, los últimos rumores apuntan a su posible puesta bajo custodia policial. Habrá que ver cómo termina la historia y cómo afecta a la carrera del defensa.


  • Maradona pierde los nervios...



...por enésima vez. El mito argentino, entrenando actualmente al Al Wasl árabe, tuvo sus más y sus menos con un aficionado muy pesado. Diego quería posar con una pancarta dedicada a su nieto Benjamín, pero un asistente al estadio se empeñó en estropearle el plan. Sin pensárselo, el entrenador le dio una patada, lo que 'convenció' al aficionado de que lo mejor era irse. Maradona pidió disculpas, pero lo cierto es que esta vez, el receptor de la patada y su desesperante ansia de protagonismo tuvieron mucha culpa. Eso sí, el momento  estrella del vídeo lo podemos ver en el minuto 1.01, con el guardia de seguridad como protagonista.


  • La supuesta muerte de Beckham

Una agencia de noticias (no diré el nombre para no darles el protagonismo que buscan) decidió publicar una falsa muerte del futbolista de L.A. Galaxy, en un supuesto accidente de tráfico. Sólo una hora más tarde saltaba al césped con el uniforme de los Galaxy para disputar un encuentro contra Alajuelense correspondiente a la Liga de Campeones de la CONCACAF, para tranquilidad de sus fans. Resulta incomprensible que haya medios que busquen ganar repercusión con este tipo de noticias inventadas, algo de pésimo gusto. 

  • Owen Hargreaves ve culpable al Manchester United de su calvario


La rajada de la semana llegó de la mano del centrocampista recién incorporado al City. El futbolista inglés, que vivió un infierno durante años debido a sus continuas lesiones, reconoce ahora que si los médicos de su antiguo club lo hubiesen tratado debidamente no habría tenido los problemas que tuvo para conseguir estar en forma. Sir Alex Ferguson no tardó en salir al paso, negando que las palabras de su antiguo pupilo fueran correctas y defendiendo a su cuerpo médico. Ahora, el internacional inglés espera volver a tener continuidad en su nueva etapa y volver a mostrar el nivel que lo llevó a ser internacional cuando se encontraba en las filas del Bayern de Munich.

  • Wilshere, un quebradero de cabeza más para Wenger


El centrocampista del Arsenal Jack Wilshere, uno de los jugadores más importantes del actual Arsenal, va a tener que pasar por quirófano para tratar la fractura de tobillo que sufrió hace unas semanas, debido a la imposibilidad de curarse por método tradicional. Es una pésima noticia para el equipo gunner, que va a tener que ver como una de sus estrellas estará más tiempo del esperado fuera de los terrenos de juego. Se habla de varios meses, pero aún no se puede llegar a conocer el tiempo exacto de su reposo forzado


  • Guim, tras los pasos de Cesc

El hijo de Joan Laporta, Guim, abandonó recientemente la disciplina del Barcelona para marcharse a Londres, donde entrará a formar parte de las categorías inferiores del Arsenal. Tendrá un largo y duro camino por recorrer antes de llegar a conseguir lo que en su día consiguió Fábregas siguiendo esa ruta. El joven lateral, de 14 años empieza ahora una nueva etapa, y está por ver si dentro de 10 años le entra también la morriña, al igual que al de Arenys de Mar.

  • El árbitro Byron Moreno, a la cárcel

El colegiado que expulsó a Francesco Totti contra Corea del Sur en el Mundial 2002, el ecuatoriano Byron Moreno, fue sentenciado a dos años y medio de prisión por tráfico de heroína. Todo ocurrió el año pasado, cuando fue arrestado en el aeropuerto John F Kennedy neoyorkino portando dicha droga, intentando introducirla en el país.

1 comentario :

  1. Tiene delito que Hargreaves le eche la culpa a los médicos, un saludo.

    ResponderEliminar