26 jul. 2011

La prueba de fuego de Bojan Krkic

Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Llegó al Barça con 9 años para convertirse en uno de los máximos goleadores de la historia de las categorías inferiores del club azulgrana, con más de 800 goles a sus espaldas. Se destapó como un cazagoles experto y eso le hizo llegar a la primera plantilla del Barça en 2007, con escasos 17 años y avalado por una trayectoria envidiable en el club.

Frank Rijkaard lo convirtió en su jugador número 12 (incluso jugó más que Eto'o en la 07/08, debido a la presencia del camerunés en la Copa África que le hizo perderse un mes de competición) y respondió con goles. Tras la llegada de Guardiola fue perdiendo progresivamente protagonismo, llegando a desaparecer de las alineaciones durante largas épocas, con algunas excepciones como en el último tramo de la 09/10, cuando lo prefirió por delante de un Ibrahimovic que empezaba a intuirse fuera del club blaugrana. En su última campaña como culé tuvo también sus oportunidades, pero los goles llegaron con cuentagotas y los errores hicieron que tanto la afición como Pep perdiesen la confianza en él.

Llega ahora a Roma junto a uno de sus principales valedores, Luis Enrique. El asturiano confía en el delantero para unirse a su nuevo proyecto en tierras italianas, y espera que se convierta junto a veteranos del gol como Totti o Borriello en un jugador importante. Las dudas a la hora de valorar su posible actuación en su nuevo destino son normales y es de esperar que en un principio el jugador se vea abrumado por un cambio tan drástico en el estilo de fútbol que encontrará entre la Liga BBVA y la Serie A, pero sin duda será un cambio en el que pasará el examen más importante de su carrera deportiva.

Bojan está ante su evaluación final como futbolista. Su camino en el Calcio comienza ahora y tiene dos desvíos posibles. El primero sería el deseado, el que le llevaría a adaptar su juego para conseguir lo que hasta ahora siempre fue su gran defecto, la debilidad física y mental que le acompañó durante su etapa blaugrana. Si sabe adaptarse al fútbol italiano, más tosco y físico, manteniendo su precisión goleadora y habilidad para escabullirse entre las defensas sumado a una mayor fortaleza y carácter podemos estar hablando de un futuro más que prometedor para el de Linyola. El otro camino lo llevaría a ser el jugador que dejó Barcelona, con un físico de categorías inferiores y bastante miedoso a la hora de enfrentarse a los defensas, algo que en Italia no se perdona.

La pretemporada será vital para el nuevo '14' de la Roma, será el momento en el que se preparará para el fútbol italiano, en el que se encontrará algo a lo que no está acostumbrado: defensas realmente asfixiantes y partidos en los que el balón llega poco y cuando llega hay que ir con todo a por él. El talento lo tiene de sobra, le falta pulirse para conseguir que este consiga imponerse a las debilidades que le hicieron salir de Barcelona por la puerta de atrás, y creo que un cambio tan brusco como este es la mejor manera. La carrera de Bojan se acerca a un doble o nada, y tiene que saber jugar sus cartas para no salir con las manos vacías de su nueva etapa. Apoyo no le va a faltar.

0 comentarios :

Publicar un comentario