El Clásico del Río de la Plata

17 jul. 2011

El Clásico del Río de la Plata


Por Fernando Flores Pliego | @ferflorespliego

110 años habían pasado desde aquel 16 de mayo de 1901 cuando Argentina y Uruguay se enfrentaron por primera vez en Montevideo con victoria para los argentinos 3-2. 180 partidos después se enfrentaban para protagonizar el mejor partido hasta el momento de esta Copa América con victoria para los uruguayos en penales. Y es que estos partidos tienen un sabor especial más allá de un partido de cuartos de final de Copa América o de la picardía y la garra con las que suelen jugarse esta clase de encuentros. Argentina era local y favorito, pero sabíamos que podía pasar cualquier cosa.


Los dos equipos respetaron sus estilos de juego, Argentina intentó jugar con la pelota pegada al piso buscando tener siempre el control y buscando constantemente a Messi para la elaboración de jugadas de peligro, mientras que Uruguay mantuvo siempre el orden y dependía del talento de sus atacantes y del balón parado para marcar. Fue esta combinación la que nos dio un partido bien jugado, con intensas marcas y con muchos detalles para analizar.

Uruguay sufrió la expulsión de Diego Pérez en el primer tiempo y lejos de desconcertarse, entendió el partido, cerró sus filas y hizo un partido inteligente. Su principal virtud fue saber perfectamente cuando presionar y cuando esperar al rival, a destacar la labor de Luis Suárez de pelear todo arriba y proteger la pelota cuando había que hacerlo, en los primeros 90 minutos recibió 10 de las 20 faltas que le cometieron a Uruguay.

Argentina había mejorado respecto a los primeros dos partidos con la inclusión de Gago y Agüero y con un Messi más liberado de presiones. Sin embargo, nunca encontró el fútbol colectivo que buscaba y ni con la entrada de Pastore y Tévez encontró el tan ansiado gol. Siempre dependió de una jugada individual, pero esta no era precisamente quitarse a 4 rivales y marcar el gol, sino simplemente darle una ventaja al talentoso para hacer diferencia.

Victoria en penales para la "Celeste" en la que destacaron Muslera, Arévalo y Suárez, y ahora lucen favoritos entre los 4 semifinalistas pero en esta Copa ya nada es seguro. Argentina se debe quedar con un mal sabor de boca porque sentían que este torneo era de ellos, tendrán que venir muchos cambios, hay varios jugadores que parece que ya no deben estar. Irónicamente, fue Tévez (que hace un mes no era considerado por Batista) el que falla el penal que los deja fuera, estas son cosas de fútbol.

0 comentarios :

Publicar un comentario