23 jun. 2011

Real Madrid vs Barcelona: Historia de un esperpento

Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Los últimos meses están siendo muy movidos en lo que se refiere a las relaciones entre los dos clubes más grandes de España. Los cuatro clásicos en 18 días pesaron mucho en su día y aún traen cola.

Lo más gordo empezó el día en el que la Copa del Rey estaba en juego. El segundo clásico de los 4 empezaba con tensión. Era el primero en el que se jugaba algo de verdad, y eso se notó en el campo desde el primer momento. El nerviosismo y rivalidad latente en el encuentro desembocó en numerosas acciones polémicas, riñas y disputas de todo tipo en los 120 minutos que duró la final. No quedó aquí, los partidos de Champions también llevaron la misma tónica e incluso llegó a producirse una tángana en el descanso, a la entrada de vestuarios, que se saldó con la expulsión de Pinto.

Pero no sólo en el césped se notó la rivalidad durante esa época. La filtración en la prensa días antes de empezar aquel famoso 4x18 de que el Real Madrid tenía sospechas sobre un posible caso de dopaje en el Barcelona hicieron mucha mella en las relaciones entre directivas. Todo se agravó con la decisión del club merengue de denunciar ante la UEFA a los culés por conducta antideportiva tras la ida de la Champions, apoyándose en algunas acciones como la de Busquets con Marcelo o la de Pepe con Alves, que provocó que el portugués fuese expulsado. No obstante, el Barça dio la vuelta a la tortilla denunciando a Mourinho y el mister merengue fue sancionado con 5 partidos.

Todo este caldo de cultivo desembocó en una situación incierta en las relaciones entre los dos equipos más importantes del país. Una situación en la que ambos tienen la culpa y que no es nada beneficiosa para el fútbol. Los dos clubes tienen que estar a la altura de su fama y seguimiento y hace meses que están dejando mucho que desear en ese aspecto. Lo único que consiguen es generar odio. Odio de los de un bando hacia los de otro y odio desde los aficionados de otros equipos que hace tiempo que se cansaron de aguantar polémicas provenientes de estos dos gigantes. Si no saben solucionarlo desde dentro, alguien tendrá que mediar para que esta comedia deje de rellenar espacio en los medios día sí y día también.

3 comentarios :

Juan Chenlo dijo...

Es cierto que las relaciones entre los dos clubes son bastante peores que en los últimos años, aunque aún están lejos de cuando Mendoza y Núñez eran los presidentes de la época; el problema añadido que hay ahora es que uno de los entrenadores de turno está echando mucha leña al fuego, y es que alguno de los comentarios de Mourinho genera bastante odio e incitan a la violencia, y eso es algo que no se puede tolerar de ninguna manera.

Futbolconpropiedad.com dijo...

Es cierto que en los 90 la situación era mucho peor, pero ahora me parece un caso más grave. En la época de Mendoza-Nuñez (y también en la de Gaspart-Sanz hubo muchos rifirrafes) fue por simple incompatibilidad de caracteres y algunas declaraciones desafortunadas.

En este caso se está traspasando la barrera de la ética, con una guerra de golpes bajos que distan mucho de lo que es el deporte y del ejemplo que deberían dar estos dos equipos. Quién tiene más o menos culpa es algo que no me correspode valorar, la situación es la que es y ninguno tiene intención de cambiarlo, sino todo lo contrario

Juan Chenlo dijo...

Me quedo con tu última frase, lo realmente grave es que "ninguno tiene intención de cambiarlo".

Publicar un comentario