El trofeo de la Copa del Mundo

13 ene. 2011

El trofeo de la Copa del Mundo


Por Antonio Prado | antonio@futbolconpropiedad.com

Hoy vamos a conocer la historia de uno de los objetos más preciados del fútbol, el trofeo que te acredita como campeón el mundo.

Nos remontamos al año 1930, en el que se comenzó a disputar este torneo. Desde este año hasta cuarenta años adelante, 1970, el trofeo Jules Rimet fue el primero en ser otorgado a los ganadores de la Copa del Mundo. Fue nombrado así de manera oficial en 1946 en honor a Jules Rimet, Presidente de la FIFA y uno de los máximos responsables de que la competición se realizase. Antes se conocía como Victoria, aunque la gente la conocía ya como Copa del Mundo.

Es un diseño de Abel Lafleur en plata esterlina chapada en oro. La base es azul de lapislázuli, una gema con gran valor en joyería. Sólo medía 35 cm. de altura y su peso se quedaba cerca de los 4 kilos. La composición es una copa octogonal sostenida por Niké, la diosa griega de la victoria (de ahí la célebre marca de ropa deportiva). Este trofeo se entregó por primera vez en Uruguay, donde se celebró el Mundial 1930 y que ganaron los de casa. Italia lo ganaría en las dos siguientes ocasiones (1934 y 1938), y en ese paréntesis hasta el nuevo campeonato se desarrolló la II Guerra Mundial. Ottorinno Barabasi, dirigente de la FIFA, no quería que el trofeo fuese interceptado por los nazis, y decidió retirarlo en secreto de un banco de Roma y guardarlo en una caja de zapatos debajo de su cama.

En 1954 iría para Alemania Federal, luego fue Brasil quién lo logró en dos ocasiones consecutivas (1958 y 1962), y en 1966 lo ganó Inglaterra. Ahí tuvo otro percance en Trofeo Jules Rimet, dado que unos días antes del comienzo de este Mundial que también ganó el equipo anfitrión, el trofeo fue robado en una exhibición en Westminster, aunque se encontró envuelto en periódicos una semana después en un jardín suburbano por un perro.

Ahí fue cuando la asociación de fútbol decidió realizar en secreto una réplica a usar en celebraciones. En 1970 Brasil conseguiría por tercera vez este trofeo y como estipulara el propio Jules Rimet, el derecho de conservar el trofeo a perpetuidad. A pesar de esto, ahí no acabó la ajetreada vida del trofeo, ya que en 1983 fue robado y no volvió a aparecer, se sospecha que fue fundido pero no se confirmó todavía nada.

Ya en el Mundial 1974 se reemplazó el premio por el Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA, un nuevo diseño, en esta ocasión obra de Silvio Gazzaniga, con 36,8 cm. de altura y 5 kilos de oro que tienen una base con un diámetro de 13 centímetros con un par de aros de malaquita. En total, pesa 6,175 kilogramos. La forma de la estatuilla es la de dos personas sujetando la Tierra y personalmente es el trofeo que más me impresiona, por su sugnificado y por su forma, que es espectacular.

En su base, está visible el nombre FIFA World Cup, y grabado en el inferior de la base, está el nombre de los países que lo ganaron desde el año 1974 que lo consiguió Alemania Federal. Hasta el Mundial del año 2038 hay sitio en esta base para los nombres de los ganadores, no sabemos todavía que sucederá después con el trofeo, ya que no tiene un destinatario como el anterior. También hay que descartar un mito, ya que el trofeo no se lo lleva la selección ganadora, después de otorgarle el original, se le da una réplica, pero nunca el original. Se han visto fotos de Fabio Cannavaro tras ganar el Mundial 2006 con un trozo de trofeo en las manos, concretamente de la base de malaquita, pero se reparó consecuentemente. También se robaron varias réplicas en la celebración de la Copa del Mundo en Sudáfrica este pasado 2010.

0 comentarios :

Publicar un comentario