2011

16 dic. 2011

La paja en el ojo ajeno


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


Resulta común ver como, en una sociedad mediatizada y globalizada, todo ser viviente juzga los actos de los demás de forma despreocupada. A veces por cuestiones de ideología, otras por cuestiones de aburrimiento, o incluso porque la polémica siempre da juego. Hay tantas excusas para atizar al prójimo que ni la más descabellada de ellas puede llegar a sorprendernos. Cabe destacar también el tipo de juicio según el número de participantes. Está el estilo 'sólo contra el mundo', típico del que se quiere erigir como portavoz de una minoría oprimida por la injusta masa popular aborregada. También podemos encontrarnos el estilo 'ajusticiamiento popular', en el que todos a una se suben al carro de atizar al objetivo de turno, a veces de forma justificada y otras simplemente porque defender a la minoría da pereza, y además es más entretenido hacer bromas cuando se está en el lado poderoso.

Me dejo en el tintero unos cuantos métodos de apedrear al vecino, pero ya todos conocemos de lo que hablo y si profundizara en el asunto me faltaría tiempo para hablar del tema. Todo esto viene a raíz del episodio que hace un par de días desató una pequeña polémica, de la que algunos no se enteraron, pero que los que sí lo hicieron (tanto de uno como de otro bando) consiguieron llevar a sus hígados a niveles biliares legendarios. Y es que el tema es de los que suele hacer ampolla en algunos sectores de la parroquia española. Me refiero al episodio vivido con Iniesta y su intención de usar el idioma catalán.

Resulta un poco surrealista, digno de  la idea más magistral de los Monty Python, ver como un sector de la sociedad de este país decidiera, movidos por un impulso 'odiatorio' de lo más interesante, despellejar al hombre que hace algo más de un año les hizo gritar de alegría, saltar de emoción o abrazar a la camarera del bar en un arrebato de oportunista euforia, por motivos que rozan la intromisión en la vida ajena. Y es que la noticia que linkeé al final del anterior párrafo habla sobre el último episodio, con los periodistas de TVE haciendo unas declaraciones públicas bastante prescindibles, pero viene de más atrás, cuando el jugador manifestó en redes sociales su intención de empezar a usar públicamente el catalán, con el que llevaba tiempo familiarizándose. En aquel momento le llovieron palos de todos los colores, ¿cómo se le ocurría a Don Andrés hablar catalán siendo manchego? Pues señores, supongo que igual que si uno va a Suiza se encuentra con que conviven oficialmente el francés, alemán e italiano, cuando él fue a Cataluña se encontró igualmente con dos idiomas cooficiales. Supongo que es difícil de entender cuando no se está acostumbrado, pero los que desde siempre convivimos con dos idiomas no solemos morir en el intento, lo mismo que comprobó Iniesta cuando emigró de su querida Albacete natal para triunfar en Barcelona. Supongo que hay quien tiene miedo de ir a hablar con Andrés, preguntarle la hora y que le responda en catalán y quedarse con la duda de si eran las 5 o las 8 y media. Siempre es más fácil odiar que intentar entender y respetar. Y además es una forma de economizar energía en tiempos de crisis, aunque luego, al igual que el dirigente que recorta por un lado para escurrir el bulto a otra parte, ese ahorro sale por otro lado convertida en desestresante cólera. El idioma es un patrimonio histórico como cualquier otro, y criticar a un catalán por usar lo que le tocó en herencia sería como ir a la zona Mediterránea a cortar olivos hasta convertir el paisaje en un páramo para que los habitantes de dicha zona no puedan aprovechar de ellos. Al final conseguiríamos un planeta completamente igual en todos sus extremos, y tendría la ventaja de que no haría falta viajar, con ver nuestro barrio conoceríamos todo.

La forma de actuar de Don Andrés fomenta el respeto entre 'diferentes' culturas, en este caso con mucho en común. En cambio, la forma de actuar de otros, todo lo contrario. Es muy humano pedir respeto sin darlo a cambio. Y como siempre pasa, los que por un lado enarbolan la teoría de que en España se habla español son, en algunos casos, los que más tarde presumen de ver las películas en V.O., o que critican al presidente de España por no conocer un idioma ajeno, como es el inglés. Todos tenemos nuestros defectos, el problema llega cuando, como sólo nos molestan los ajenos, no vemos los propios.

15 dic. 2011

Los últimos cartuchos de la ametralladora holandesa


Ruud Van Nistelrooy es un hombre tranquilo. No tiene problemas con nadie (broncas con Pellegrini aparte) y siempre levantó admiración allá por donde pasó, pero sobre todo dejó goles a sus espaldas, y en cantidades industriales. De hecho, una reciente estadística de la IFFHS (institución especializada en hacer estudios con resultados con los que nadie está de acuerdo) le situó como  el mejor goleador de la primera década del siglo XXI. Su carrera habla por sí sola, pero parece que en estos momentos se encamina hacia un ocaso inevitable en la vida de un futbolista.

Tras dejar cifras anotadoras de escándalo a su paso por equipos como PSV, Manchester United o Real Madrid, llegando a situarse como el 2º máximo goleador de la historia de la Champions, desde su llegada al Málaga sus cifras están dejando bastante que desear, consiguiendo un solo tanto en lo que va de temporada a pesar de haber sido titular en la gran mayoría de partidos oficiales, un dato que ya consiguió hacer que hasta los que más confianza en él tenían empiecen a reconocer que su participación en el equipo debería ser menor.

No obstante es imposible olvidar los mejores momentos de un futbolista que tiene ya escrito su nombre en el paseo de la fama de este deporte. Sus dos goles en la épica remontada del Manchester United contra el Aston Villa en los últimos minutos de un partido de FA Cup, aquel maradoniano gol al Fulham, su gran 1ª temporada en el Real Madrid que ayudó a su equipo a conseguir el título de liga a pesar de que algunos lo daban por acabado o su vengativa celebración en un partido ante Andorra después de que los jugadores rivales se burlaran de él tras fallar un penalty son sólo una parte de los pequeños grandes momentos que el holandés dio al fútbol. También existió un momento en el que su nombre era la respuesta de cualquier culé preguntado sobre qué jugador del eterno rival respetaba más.

Después de una intachable carrera tiene por delante el reto de, a sus 35 años y con la euforia desatada en Málaga por su fichaje cayendo en picado, demostrar que el paso de los años y las lesiones no se llevaron del todo a aquel definidor implacable que hacía del gol su forma de vida. Puede que el sistema del Málaga no favorezca la integración de un jugador de sus actuales características, pero volverá a tener oportunidades para tirar de orgullo y hacer lo que mejor sabe, poner el balón en la red defendida por el portero rival. Salga o no victorioso, Van The Man siempre estará en el recuerdo de todo aquel que disfrutara de su mejor época.


7 dic. 2011

Respect


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

El fútbol está lleno de gilipollas. Es un deporte bonito, entretenido, pero rodeado de gente dispuesta a ensuciarlo y lucrarse a su costa hasta el punto que hay a quien se le hace difícil seguir queriendo a este deporte viendo la fauna que pulula por sus alrededores. Otros creemos que el deporte rey va más allá de todos aquellos que manchan su nombre y que al igual que existió antes que ellos seguirá existiendo después, ya sea como el actual fenómeno de masas que es actualmente o, en caso de que terminen de reventar la gallina de los huevos de oro y cansen al gran público, como forma de entretenimiento de quién quiera practicarlo.

Llevamos tanto tiempo viendo como toda clase de gente indeseable se adueña de un pisito con vistas al mar en el edificio que constituye el fútbol, y se muda a él con la intención de pasar ahí el tiempo que haga falta para saciar su ansia de protagonismo, llenar sus bolsillos o desahogarse de sus problemas a costa de él que se hace difícil llegar a predecir cuando este virus que aumenta exponencialmente dará un respiro al sistema inmunitario de un deporte con el que todos soñábamos de pequeños.

Es hora de que todos los que algún día quisimos pertenecer al mundo del fútbol demos un golpe sobre la mesa. Que todos los que dimos patadas a un balón de pequeño soñando con jugar en primera división con el equipo de nuestra ciudad saquemos la basura y limpiemos de una vez nuestro (porque es de todos) deporte a los dirigentes inútiles, negligentes, cuentabilletes y guiados por los intereses de quién les paga. A la prensa manipuladora, forofa y selectivamente ciega que ve lo que quiere ver, dice lo que le interesa decir y influye negativamente en quien la lee sin reflexionar si es verdad o manipulación. A los aficionados de pacotilla que usan una rivalidad como excusa para sacar su lado más negativo y hacer pagar a otros sus problemas. A los presidentes que tragan lo que dicen los poderosos por miedo a perder su parte irrisoria del pastel en lugar de unirse a quien está en su misma situación para conseguir la fuerza a través de la unión. A los que se creen dueños de todo esto sólo por tener la capacidad de poner dinero sobre la mesa, y en general a todos los que actúan en contra del interés general.



Minutos musicales para reflexionar sobre lo anteriormente expuesto. Párrafos llenos de palabras pero vacíos de efectividad. Palabras que todos quieren escuchar pero nadie se atreve a llevar a cabo, por pereza, miedo o conformismo. No importa, ya que el resultado será igual. Nuestra cultura nos hace incapaces de conseguir nada, ni siquiera en un entretenimiento banal como el fútbol (y teórico deporte del pueblo) podemos cambiar lo que no gusta a nadie. Puede gustaros la idea que expongo en el anterior párrafo, pero después de la sensación de que es necesario hacer todo lo expuesto, reflexionad y pensad sinceramente si haréis algo por conseguirlo. La respuesta es no. Si no somos capaces de arreglar nada en ningún ámbito de la vida cotidiana y vivimos rodeados de gilipollas, ¿Cómo pretendemos cambiar el fútbol, en el que la personalidad más oscura de cada uno sale a la luz? La inteligencia es algo individual, no colectivo, y quién se pare a pensar en esta frase llegará a encontrar la razón por la cuál un cambio, irónicamente, no cambiaría nada.

Ahora os pido que olvidéis lo que acabáis de leer, olvidad los problemas expuestos y olvidad los gilipollas de los que estamos rodeados (y que en muchos ámbitos gobiernan nuestro rumbo). Olvidad este artículo con intención incierta, ya que el resultado será el mismo que si lo recordáis, y la tijera siempre cortará al papel. O recordadlo si os sobra espacio en la memoria, nunca se sabe. Me despediré de la misma forma que encabecé todo esto, con una palabra que no guía el rumbo del artículo, pero que usé, al igual que le gusta hacer a la FIFA cuando no tiene patrocinios que ocupen su sitio, para que os llevaseis de la lectura del mismo un consejo bastante útil en la vida: Respect.

5 dic. 2011

Roberto Soldado, merecer y no conseguir


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

En el fútbol a veces lo incomprensible se hace rutina. Un buen ejemplo de esto es la situación de Roberto Soldado, delantero del Valencia que desde hace mucho tiempo se viene mereciendo una oportunidad en la selección, algo que no llega según pasan los meses y las convocatorias internacionales.

Si hay una parcela del campo en la que las rachas cuentan y mucho esa es la de ataque, sobre todo en el puesto de '9', el del goleador del equipo. Precisamente es en ese puesto en el que España ve como sus teóricos indiscutibles no atraviesan por su mejor estado de forma. David Villa, el principal delantero de nuestro país está en su peor momento desde que debutó como internacional, y aunque su calidad está fuera de toda duda y en su mejor nivel es probablemente el mejor delantero del España, sus últimas actuaciones distan mucho de estar al nivel de titular en el combinado campeón del mundo. 


En cuanto al otro delantero que acude a los partidos internacionales de forma casi automática, sin que parezca que el seleccionador haga siquiera ejercicio de reflexión para estudiar si realmente merece su presencia es Fernando Torres. El delantero del Chelsea está también en el peor momento de su carrera. El club que apostó por él pagando una cifra estratosférica está desencantado con su fichaje y su público incluso le increpa cuando salta al césped, ya que sus goles brillan por su ausencia y sus actuaciones lo dejan por detrás no sólo de los pesos pesados, sino que además jóvenes valores como Sturridge (que dobla sus cifras goleadoras) también le ganaron la partida en la lucha por la titularidad.

Vistas cómo están las cosas con las dos 'vacas sagradas' del ataque español, y siendo ya muchos desde hace tiempo los que reclaman la presencia en la selección de Soldado se hace difícil de comprender qué es lo que lleva al seleccionador a no convocarlo en ninguna ocasión. Y es que el valenciano nunca entró en una lista de convocados desde que el actual encargado de dirigir a España tomó el mando. Si sólo nos guiásemos por números estaríamos hablando del mejor delantero español del momento, pero no parece ser suficiente. Aún más sangrante se hace la situación si la comparamos con la condescendencia existente con jugadores como Raúl Albiol, casi indiscutible a pesar de su continuada suplencia en el Real Madrid, o si nos paramos a pensar en la convocatoria hace unos meses de Martín Montoya, un jugador que llegará lejos, pero que aún es una promesa y juega en 2ª división. Muchos somos los que no encontramos razones para que no cuente con la confianza que lleva tiempo ganándose con goles y buenas actuaciones, pero como siempre, habrá que tener paciencia y esperar a que el hombre que dirige al equipo nacional se digne, con su ritmo pausado habitual en la toma de decisiones, a abrir los ojos y acordarse de Soldado cuando piense en confeccionar la siguiente lista, al igual que tuvo que.abrirlos hace unos meses para darle el protagonismo merecido a Silva.

4 dic. 2011

La segunda juventud del delantero currante


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Yakubu Aiyegbeni es un jugador peculiar. Considerado por algunos una mito de la Premier y odiado por otros por diversos motivos, como su tendencia a la irregularidad durante algunas etapas  o sus fallos garrafales puntuales [1] [2], está claro que el nigeriano es un cazagoles auténtico. En la jornada de ayer consiguió salvar la cabeza de Steve Kean consiguiendo los 4 goles del Blackburn en la victoria por 4-2 ante el Swansea, e hizo que su media de goles en liga esta temporada fuese de 1 gol por partido (9 goles en 9 encuentros).

Los últimos años no fueron fáciles para el jugador del equipo de Ewood Park. Se rompió el tendón de Aquiles en 2008 y sus últimas temporadas en Everton fueron muy discretas, intentando sin éxito recuperar la forma después de la lesión, aquella forma que le llevó a conseguir una cifra centenaria de goles desde su llegada al fútbol inglés. En enero de 2011 el equipo de Liverpool y el jugador decidieron que era momento de buscar en otro sitio la vuelta del 'Yak', y se cerró su cesión con opción de compra al Leicester City, para intentarlo en la categoría de plata.

Su etapa en los Foxes fue más que satisfactoria, se convirtió en titular indiscutible y terminó como 2º máximo anotador, a pesar de estar sólo medio año, además de marcar el mejor gol de su equipo en la temporada [3], repartir 5 asistencias y ayudar a salvar la mala temporada que el equipo de Leicester estaba atravesando.

Tras ofrecer un rendimiento de Premier en los 6 meses de cesión, el Blackburn Rovers confió en él para dotar de gol a una delantera de las menos anotadoras de la liga, y en menos de media temporada ya consiguió batir sobradamente a su máximo goleador de la 2010-2011 (Nikola Kalinic). Después de comenzar muy bien el año, el Yak pasó un tiempo sin marcar, pero ante el Swansea se volvió a destapar con 4 goles vitales que hacen soñar a Kean con la continuidad en el banquillo de los Rovers.

No es el blanco de los focos, trabaja a la sombra, y aunque no tiene una técnica individual asombrosa ni mucho menos, su definición es brillante. Yakubu trabaja por y para el gol, hace de su potencia una baza importante y de las jugadas a balón parado un filón, y parece que después de un calvario de 3 años el nigeriano vuelve a tener la puntería afinada. Un delantero amado u odiado, pero que siempre será sinónimo de gol y cuya mayor virtud es conocer sus limitaciones tan bien como sus puntos fuertes.

1 dic. 2011

Dos amarillas y un destino


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


Esta semana está siendo cuanto menos movida en lo referente al apartado disciplinario. Los errores arbitrales siempre traen polémica, pero ahora que se acerca el clásico, los fallos que atañen a la integridad de Real Madrid y Barcelona son magnificados por la prensa de uno y otro bando. Dejemos a un lado que ocurra algo tan lamentable como que la prensa deportiva (al igual que la generalista) se divida en bandos y busque beneficiar a los suyos en lugar de informar, y centrémonos en la polémica: las tarjetas amarillas a Xabi y Piqué fueron muy comparadas, con amplios debates sobre quién se merece más ser sancionado por provocar la tarjeta. 

No sé qué pensaréis, a mí me parece una frivolidad discutir tarjetas amarillas provocadas, porque sí, hay que decir las cosas como son y reconocer que ambas lo fueron y no hacer como los periódicos de referencia tanto catalanes como madrileños y escurrir el bulto diciendo que una fue más evidente que otra. El castigo se establece para quién lo hace, no para quién lo hace peor, y si te cazan no rechistas. Lo más sangrante del asunto es que a priori no los 'cazaron', ya que las actas arbitrales no reflejan la intencionalidad, un hecho clave a la hora de que el Comité decida sancionar con los dos partidos reglamentarios a los que provocan la 5ª tarjeta. 

Dilemas disciplinarios aparte, lo más grave de este asunto vuelve a ser obra de quién debería limitarse a informar sobre lo que pasa, es decir, la prensa forofa que no sabe callarse a tiempo. Una cosa es debatir en tertulias deportivas dando razones de forma civilizada de por qué se opina lo que se opina y otra crear discusiones de taberna, con gritos y acusaciones de patio de colegio, por no hablar de portadas como la de Marca de hoy mismo, que podéis ver a la derecha de estas líneas.

Este circo que rodea a dos amarillas totalmente justificadas e incluso deseadas contrasta con el gran olvidado de la jornada: Jeremie Toulalan, mediocentro del Málaga y una de las estrellas a la sombra en esta liga, que está haciendo una temporada para enmarcar sin que a ninguno de los que ensalzan a Neymar y encumbran a jugadores vestidos de blanco o blaugrana parezca importarles. El francés sufrió una injusta expulsión en el partido que enfrentó a su equipo contra el Villarreal (además la primera roja que vio en competición liguera en toda su carrera) y no apareció como tema principal en ningún periódico o programa deportivo. Al final el Comité anuló la sanción, pero el jugador del Málaga se enfrenta a otra curiosa anécdota, encarando el próximo partido con 4 amarillas en su cuenta y partidos importantes contra Atlético y Valencia a dos jornadas vista, por lo que provocar la 5ª sería interesante. En el caso del jugador francés lo más probable será que el árbitro sí ponga en el acta que fue intencionada (con los equipos que no son tan grandes siempre es más fácil no ser cobarde), se lleve dos partidos de sanción y a nadie aparte de los suyos le interese defenderle. ¿Por qué? La respuesta la conocemos todos

14 nov. 2011

¿Mejor 11 de la historia?


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Hace unos días, Marca sacó su mejor 11 de la historia del fútbol y puso una votación a disposición de sus lectores para que ellos eligieran también colectivamente. Lo cierto es que, tras ver tanto uno como otro no quedé nada satisfecho, y pensé en crear el mío. Después de pensarlo durante un tiempo, creo que por fin llegué a una alineación con la que se puede estar más o menos de acuerdo, pero que de haberse hecho realidad sería el terror de cualquier rival, y que sería la siguiente:





Portero: Peter Schmeichel



El danés fue un portero imponente. Corpulencia aunada con excelentes reflejos, cualidades que le hacían hacerse un gigante muy difícil de batir bajo los tres palos, pero también era capaz de manejarse bien en las salidas y el uno contra uno. Temperamental y con mucha jerarquía sobre la defensa.


Lateral derecho: Cafú


El brasileño ofrecía un despliegue ofensivo brutal en cada partido. Velocidad, llegada a línea de fondo y una técnica digna de la estrella brasileña que fue eran sus mejores dotes, combinadas con un guante en el pie a la hora de centrar y una inteligente disposición defensiva que lo hacía cumplir atrás a pesar de su vocación atacante. 

Lateral izquierdo: Paolo Maldini


Un líder defensivamente impecable. Una pesadilla para cualquier delantero, y sobre todo elegancia en estado puro. Con Paolo cerca, la opción más acertada siempre era evitar el enfrentamiento directo, ya que hasta el atacante más habilidoso llevaría las de perder. Incansable en la lucha y habilidad en la salida de balón. Un mito.

Central: Franz Beckenbauer


Probablemente el defensor más completo de la historia. Omnipresente en defensa, con llegada al ataque y con maneras de líder. Sus habilidades le harían destacar jugando en practicamente cualquier posición de campo. La facilidad que poseía para robar balones era inversamente proporcional a la que tenía a la hora de perderlos.

Central: Bobby Moore


Los centrales ingleses siempre fueron los más fiables, por lo menos en mi opinión, con esa capacidad para el sacrificio y orden táctico innato. Por ello, qué mejor que la que probablemente sea la mayor leyenda en su puesto en la historia del fútbol inglés. Moore fue un muro inexpugnable que puso en apuros al mismísimo Pelé, además de contar con una excelente salida de balón.

Centrocampista defensivo: Lothar Matthaus


Un todoterreno capaz de cortar una acción de peligro y en el instante siguiente llegar al área para probar suerte de cara a gol (con éxito en muchas ocasiones). Matthaus era brega y físico, pero también explosividad y técnica. Pases medidos, entradas milimétricas y un sinfín de cualidades le hicieron el 'box-to-box' por excelencia del fútbol mundial.

Extremo derecho: Diego Armando Maradona


En tres cuartos de campo me encuentro con un trío de ases para colocar en posiciones que no son del todo las suyas, pero que no se podrían quedar fuera del equipo de ninguna manera. El primero de ellos es el 'Pelusa'. Sus cualidades son de sobra conocidas, velocidad, regate, imprevisibilidad, magia...un jugador que cambió la historia del fútbol en su momento. Idolatrado o odiado debido a su personalidad conflictiva, pero con una calidad futbolística fuera de toda duda.

Extremo izquierdo: Pelé


Sería todo un reto acoplar a Maradona y Pelé en el mismo vestuario, pero este es un caso virtual y a estas alturas bastante poco probable. O Rei es el mejor de la historia para muchos, y fue un jugador capaz de pasarse corriendo y regateando con éxito los 90 minutos de juego. Con ese descaro del que es muy bueno y lo sabe deslumbró al mundo del fútbol durante años a mediados del siglo XX.

Mediapunta: Johan Cruyff


Elegancia con el balón en los pies, fino toque de balón, visión de juego, infalibilidad en el último pase y gol. Esas son probablemente las mejores cualidades de un jugador que maravilló a Europa en su día. El mediapunta por excelencia

Delantero: Roberto Baggio


El 2º delantero perfecto. No era un '9' puro ni tampoco un '10', sino un 9 y medio, como lo describió Platini. Con capacidad goleadora, pero también con técnica y último pase capaces de suministrar ocasiones claras a su compañero de ataque.  Un espectáculo con el balón en los pies, capaz de deslumbrar y sorprender con sus movimientos. Uno de los 3 mejores jugadores de los 90, injustamente infravalorado por un desafortunado penalty.

Delantero: Ronaldo Nazario



El complemento perfecto a Baggio. El que probablemente sea el mejor definidor de la historia se merece un puesto en el once. Potencia, regate y un disparo perfecto lo hicieron mortal de necesidad en los últimos metros. Un delantero irrepetible que aún lastrado por las lesiones supo readaptar su juego para seguir siendo el mejor en su puesto.


Estos son mis 11 elegidos. Quedaron fuera jugadores que también podrían habérselo merecido, como pueden ser los casos de Leo Messi, Ronaldinho (en su mejor nivel fue considerado por muchos el mejor de la historia), Rivelino, Zico, Gerd Muller o Platini, entre otros, pero en un campo de fútbol sólo cogen unos pocos.

¿Cuál sería vuestro 11 ideal?

31 oct. 2011

Un subjetivo repaso al actual Deportivo de La Coruña


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


Estamos ya en el ecuador de la primera vuelta en la Liga Adelante, y me apetece en este momento dedicar un artículo a hablar de la situación actual del Deportivo de La Coruña, equipo que según su propio entrenador iniciaba la temporada como ''el madrid o el Barça de Segunda'' y hasta el momento la comparación resulta bastante desafortunada, y es que no sólo los resultados no acompañan, sino que además el juego no es el esperado. En lo que no se equivocó Oltra fue en decir que la temporada no sería un paseo.

Me apetece hablar del Dépor porque hay cosas que no me gustan desde inicios de temporada, y hoy, con la resaca de una victoria agridulce (conseguida con un juego que sólo fue decente durante escasos 10 minutos), es buen momento para analizar los pros y los contras de un equipo que a estas alturas está más abajo de lo que algunos esperaban. Sobra decir que a partir de ahora habla mi opinión, y que todo lo que diga no será una verdad absoluta, sino una forma de pensar con la que se puede estar más o menos de acuerdo. Iré por partes.

1- Lo de fuera

Primeramente me centraré en hablar de lo extradeportivo. No soy contrario al presidente ya que actúa más o menos acertadamente, pero siempre con la idea de salvaguardar los intereses del club (sí, ya sé que lo suyos propios también, pero como todos), pero los continuos conflictos en los despachos que vive el club no son beneficiosos, sobre todo cuando provocan que un entrenador se pase unas cuantas jornadas sin poder estar en el banquillo, algo que no permitió a Oltra estar al lado de sus jugadores, con la consiguiente complicación a la hora de dirigir al equipo durante los 90 minutos de juego en cada encuentro. Los futbolistas necesitan tener a su jefe cerca, para que les abronque cuando es necesario o les anime cuando la situación sea adversa, además de tomar de manera rápida decisiones que desde la grada no se pueden tomar. De todas formas, este fue sólo un problema entre otros, ya que ahora mismo, ya solucionado, el conjunto sigue mostrando carencias ya vistas en los pasados encuentros.

2- Táctica

En el apartado táctico, hay diferentes cuestiones que no termino de estar de acuerdo, aunque me gusta que el porcentaje de saques de esquina botados en corto (uno de los peores inventos de la historia del fútbol) disminuyese notablemente con respecto a la era Lotina, así como que no se perdiera el peligro en los saques a balón parado ofensivos en general.

Lo preocupante es ver una defensa mucho más endeble que en pasadas campañas, el punto fuerte del anterior Deportivo es ahora un motivo de inquietud para Aranzubía, que lleva unos meses viendo como aquellos que un día eran su ayuda más efectiva, le ponen ahora en aprietos con más frecuencia de lo normal. Un Laure que no brega con la misma efectividad que antes, un Colotto que cogió por costumbre llegar tarde al balón con más frecuencia de lo habitual en un jugador de su nivel, Aythami conservando de forma increíble una titularidad en la que no llega a demostrar demasiado y Ayoze alternando partidos buenos con otros desastrosos están conformando una línea de 4 que a veces ofrece situaciones surrealistas como la del penalty que provocó el segundo gol del Girona en el día de ayer. Y todo esto se produce a pesar (o debido a, quién sabe) de jugar con dos jugadores de corte defensivo inmediatamente delante de la línea de cuatro. Un dato a tener muy en cuenta.

Ese es precisamente el punto que más me preocupa, el doble pivote. Bergantiños y Jesús Vázquez son dos jugadores de perfil muy parecido, y a veces llegan a estorbarse en su labor. Las ventajas de utilizar a estos dos jugadores juntos están aún por descubrir, pero los contras se hacen cada día más evidentes. La labor de un mediocampista defensivo es la de recuperar el balón y pasarlo al jugador que se encuentre en la situación más segura. Esto provoca una multitud de pases a banda, que terminan casi siempre en pérdida o en pelotazo hacia arríba cortado por la defensa, ya que tanto Valerón como Riki o Lassad no se caracterizan (inexplicablemente en el caso del tunecino) por un gran juego aéreo. Esto termina con Valerón en una de dos situaciones: o teniendo que bajar a recibir constantemente y cansándose mucho antes, o sin llegar a participar en el juego, ambas situaciones muy negativas para el equipo.

3- Estilo de juego

Esta temporada, en los mejores momentos de juego (no demasiado abundantes hasta el momento), estamos viendo algo que personalmente me gusta mucho en el juego deportivista: un juego de pases entre líneas que hace mucho daño a los rivales. El máximo exponente de a lo que me refiero lo encontramos en el Deportivo 5-1 Girona de Copa. 3 de los 5 pases de gol en dicho partido rompieron la defensa de esta forma, algo muy meritorio. Pero encuentro aspectos con los que no estoy demasiado conforme. Por alguna razón, está estipulado que el lateral zurdo busque el juego en largo intentando encontrar al delantero (algo más utilizado al inicio de temporada), lo que sólo funcionó correctamente en el tanto de Salomao contra el Guadalajara y que hace perder demasiadas posesiones de forma inútil. 

Tampoco me gusta la tendencia a las imprecisiones en el pase y lo habitual que resulta ver a un jugador recibir en campo propio y pararse con el balón en los pies, sin ver demasiado claro a quién pasar (algo normal, teniendo en cuenta que se juega sin un constructor de juego).

4- Actitud

El punto que más se reprocha al equipo desde la grada es sin duda las pocas ganas que parecen echarle a los partidos, especialmente cuando las cosas van mal. La forma de dejarse perder el partido ante el Alcorcón (sin quitar mérito a los de Anquela), como si pensaran ya en el próximo partido, fue para plantearse qué pasa para que a veces el equipo dé una sensación de pasotismo que hace al aficionado caer en la desesperación. Hay que trabajar en ese aspecto para intentar buscar la forma de que el equipo sepa sobreponerse a las condiciones adversas con ganas, algo vital a lo largo de una temporada, ya que el equipo que sabe remotar los partidos con efectividad es el que marca las diferencias.

5- Alineación

Esta es una de las preguntas que más le gusta plantearse al aficionado. ¿Quién se merece jugar y por qué? Para mí la alineación tipo debería ser la siguiente:


Se podrá estar más o menos de acuerdo, pero a día de hoy creo que no existe un mejor 11 que alinear, expondré mis motivos puesto por puesto:

- Aranzubía: No creo que haya lugar a discusiones en cuanto a la portería, Dani lleva años demostrando lo que sabe hacer y el crédito que tiene en este equipo es casi ilimitado.
La alternativa:
  • Lux: El argentino demostró en las oportunidades que tuvo que es un buen segundo portero, fiable para cuando Dani necesite descanso.
 -  Laure: No está al nivel de la pasada temporada, pero sigue siendo un jugador que lucha y trabaja, aunque en los últimos tiempos tiende más que antes a perder el balón debido a no soltarlo a tiempo. Mejoró en cuanto a llegada, y sus centros ya provocaron algún que otro gol. Aún así se encuentra mucho más cómodo en la parcela defensiva.
Las alternativas:
  • Manuel Pablo: El capitán aporta esperiencia y oficio en un puesto que lleva más de una década ejerciendo. Siempre cumple y su capacidad para sobreponerse moralmente a las situaciones adversas es admirable. No obstante es incierto cuando podrá recuperarse de sus problemas físicos. 
  • Seoane El canterano dejó un buen sabor de boca en las oportunidades con las que contó esta temporada. Aportá más ofensivamente que Laure y en defensa es correcto. Su aspecto a mejorar reside en su tendencia a sobrevalorar sus capacidades con el balón en los pies, algo que le lleva a perder algunas egoístas posesiones a lo largo del partido.
- Colotto: Está en un mal momento por cuestiones que sólo él sabe, pero no cabe duda de que es con diferencia el mejor central de la plantilla y que  su presencia en el once es necesaria, por su gran juego aéreo, capacidad de salir de situaciones complicadas y jerarquía defensiva.
La alternativa:
  •  Zé Castro: Salida de balón alternativa al balonazo habitual en la defensa. Su tendencia a borrarse de los partidos y su extravagancia hacen que su titularidad no me parezca una alternativa válida ante la ya visible falta de actitud en el equipo.

- Rochela: El canterano tuvo actuaciones dubitativas que hicieron que la crítica recayese sobre él con contundencia de forma injusta, debido a que no se puede esperar de un jugador de cantera juegue una vez cada mucho tiempo y le salga todo perfecto. Necesita minutos, teniendo confianza callará bocas. Sus nociones tácticas son superiores a las de sus competidores por el puesto, además de ser un jugador limpio pero efectivo, que apenas suele recibir tarjetas y que sabe cuando es momento de arriesgar.
La alternativa:
  • Aythami: Sus actuaciones en lo que va de temporada fueron dispares, con alguna que otra buena actuación mezclada con errores imperdonables en un puesto clave como el de central. Sufre a la hora de jugar el balón con los pies.

- Ayoze: Alterna paridos buenos y malos, pero es el único lateral zurdo fiable de la plantilla. Debe intentar afinar más su puntería en sus repetidos disparos de media distancia, un recurso que suele utilizar bastante.
La alternativa: 
  •  Morel: Su especialidad es el pase atrás y el balonazo hacia arriba a donde caiga. Esfuerzo y poco más.

- Alex Bergantiños: Una de las sensaciones de la temporada. Su habilidad en el robo es admirable, y su actitud incontestable. Además también está soltándose en ataque, y ante el Guadalajara consiguió anotar dos goles con la inestimable ayuda de Valerón.
Las alternativas:
  • Jesús Vázquez: Llegó procedente del Recreativo como uno de los fichajes estrella de la temporada y hasta el momento no está respondiendo a las expectativas. Ofrece veteranía y brega, además de una decente salida de balón. Se encuentra mucho más cómodo como único pivote, sin compartir funciones con Alex. 
  •  Borja: Todavía es una incógnita en este Dépor.

- Juan Domínguez:  Otro canterano que merece sus minutos. Blanco de las críticas más duras de la afición, que lo tiene irremediablemente en el punto de mira, lo cierto es que debe ser un jugador mucho más importante en este equipo de lo que es. Su teórica 'falta de sangre' es algo subsanado esta temporada (aunque algunos no lo quieran ver), y a su recién adquirido esfuerzo en la presión se une su lucha por recuperar la posición defensiva cuando  pierde el balón. Se le critica cuando pasa hacia atrás, pero cuando estás de espaldas, a veces la mejor opción es pasar a alguien que llega de frente (nada que ver con la costumbre de Antonio Tomás de pasar por sistema al defensa). Es el úncio jugador de mediocampo capaz de combinar con Valerón, y con él en el campo el 'Flaco' se siente más cómodo, sin tener que estar continuamente bajando a recoger el balón.

- Salomao: Le gusta jugar al fútbol, le da igual que sea en 1ª o en 2ª y se nota. Su capacidad de sacrificio es envidiable, incluso cuando las fuerzas le flaquean. Desborde, velocidad e incluso definición. Debe aprender a dosificarse, ya que muchas veces se ve obligado a pedir el cambio por agotamiento.
Las alternativas:
  • Saúl: Desde que llegó al Dépor nunca llegó a contar con confianza y minutos. Su nivel no es de titular indiscutible, pero se merece más. Trabaja, tiene un gran centro y una costumbre de buscar el regate hacia dentro que muchas veces hace daño a la defensa.
  •  Pablo Álvarez: Suele sobrevalorar sus capacidades, algo que le lleva a perder muchos balones. Tiene un buen toque de balón, pero sus problemas físicos suelen ser abundantes a lo largo de la temporada
- Guardado: Esta temporada parece que por fin consiguió llegar a un nivel consistente. En contra de lo que podría esperarse, su compromiso está siendo clave para las victoria del equipo. Está sacando virtudes que se le suponían pero nunca demostró en Coruña, y está resultando un gran asistente. Cumplió incluso como lateral.
 La alternativa:
  • Bruno Gama:  El portugués todavía no debutó oficialmente, sus problemas físicos lo dejaron fuera de juego hasta una fecha todavía indeterminada. Dejó buenas sensaciones en pretemporada, y su vuelta es muy esperada.

- Valerón: El mago resultó vital en casi todas las victorias de la temporada y cuando no entra en juego se nota. Dudo que hagan falta argumentos para defender a un jugador cuya habilidad lo defiende por si sola. 
La alternativa:
  • Juan Carlos: Otro canterano que este año cuenta con minutos. Aún no está al nivel de primer equipo, pero le falta poco. Tiene que ir entrando en los planes de Oltra poco a poco, preparándose para ser, si todo va bien, el futuro del último pase en el Dépor. Apunta maneras, aunque a veces pierde el balón demasiado fácil.

- Riki: Cuando está se le nota. Sabe desmarcarse como ningún otro delantero en la plantilla, y su actitud, aunque no tenga suerte, es la correcta. Si tuviera gol probablemente estaría en un equipo de competición europea, y para nada estoy exagerando.
Las alternativas:
  • Lassad: Cuando está bien es un jugador que gusta ver, cuando está mal es muy propenso a las protestas de la grada por su apatía y facilidad para decidir ponerse a vagar por el campo sin pena ni gloria. Tiene un talento que no sabe (o no saben hacerle) aprovechar. 
  • Xisco: Probablemente el único killer de la plantilla. Sabe marcar goles y jugar en el área, virtud que hace falta en este equipo. No obstante, sus problemas físicos no le dejan tener continuidady parece que Oltra no lo tiene demasiado en cuenta. Me gustaría ver una alineación con Xisco junto a Riki en ataque secundados ambos por Valerón, está por ver si será posible

27 oct. 2011

¿Qué le pasa a Leo Messi?


  Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

La gente está preocupada, temerosa, después de que Leo Messi encadenase ante el Granada su tercer partido sin marcar. Teorías conspiranoicas de todo tipo se suceden para dar explicación a un fenómeno que es estudiado como si de un misterio en busca de resolución se tratase. Y ante toda esta vorágine de dudas y comparaciones con el Messi de la selección argentina no me queda otra que preguntarme si todas estas especulaciones son serias o simplemente un intento de rellenar espacios periodísticos con un tema rápido y del que todo el mundo puede hacerse una opinión


No me parece serio. No me lo parece por el simple hecho de que son 3 partidos sin gol para un jugador que no siempre juega como delantero centro y que, incluso cuando lo hace, su parcela de juego rota considerablemente a lo largo del partido debido a la forma de jugar del Barça. Asistimos a un recital goleador continuo del argentino durante muchos partidos consecutivos. Hasta hace unos días sus cifras estaban en nada más y nada menos que 103 goles en los últimos 100 encuentros, rivalizando con Cristiano Ronaldo por buscar las cifras más sobrehumanas y demostrando ambos su superioridad en materia goleadora con respecto al resto de los mortales. Y una hazaña como esa, algo excepcional y demasiado complicado de repetir, fue tomado como algo rutinario y normal.

No seríamos justos con el que (en mi opinión y en la de muchos otros) es  por el momento el mejor jugador del mundo si esperásemos siempre la excelencia en sus actuaciones. De vez en cuando hasta el mejor alumno saca un aprobado raspado y debe aceptarse como un bache en el camino, no como una excusa para atizarle. Nos adaptamos a ver como normal algo extraordinario 'por culpa' del gran rendimiento goleador del propio Messi y su eterno rival en la carrera por la excelencia CR7, sin pararnos a pensar que lo habitual no es una media de 1,03 goles por partido (ni tampoco la de 1,00 con la que cuenta ahora el argentino), sino que lo de recibo es pasarse algún que otro partido sin ver puerta, a veces bastantes más, como ahora le está pasando a Leo y como hace pocas fechas le pasaba a Cristiano.

El número de partidos al año que juegan los jugadores de su nivel es muy alto, y resulta imposible actuar de 10 en todos. A esto se une un cierto bajón en el juego del Barça, que en Granada no pudo sentenciar un partido contra  10 jugadores durante toda la 2ª parte. Curioso que en unas semanas pasásemos de preguntarnos (por enésima vez) si el de ésta época era el mejor Messi de su carrera a preguntarnos por qué lleva un puñado de partidos sin llegar a ver puerta. A Fernando Torres más de uno le encantaría contar en sus estadísticas con la media de goles con la que cuenta actualmente Messi.

26 oct. 2011

Precipitados aires de cambio


  Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com
 
Desde el pasado domingo, día en el que asistimos al ajusticiamiento del Manchester United en su propia casa a manos del vecino City con un resultado final de 1-6, la opinión general es la de un cambio de ciclo inmediato en Inglaterra. Los citizens dejaron una sensación de superioridad que rara vez habían sufrido los pupilos de Sir Alex Ferguson, más acostumbrados a ser ellos los encargados de dicha práctica.

Ahora bien, la idea que va ganando terreno como la espuma en el pensamiento popular resulta, a estas alturas de temporada, algo precipitada. Se da por hecho el triunfo definitivo, el que provocará el irremediable cambio de ciclo en la Premier League, pero lo cierto es que, si bien inmediatamente tras el pitido final la emoción de los frenéticos 90 minutos pasados pudo llevar a muchos a no reflexionar y pensar de esa forma, fríamente estamos obligados a pensar que no es oro todo lo que reluce.

El partido mostró a un Manchester City mucho más sólido que sus eternos rivales, más fresco y evidenciando las carencias de un equipo que envejece defensivamente y que necesita un jugador fiable en la organización de juego como el comer. Precisamente que el United vea evidenciados sus fallos es, entre otras cosas, lo que me lleva a pensar que esta liga no está aún ni mucho menos vista para sentencia. Ferguson no llegó a Sir por inercia, sino por ser un hombre muy capaz de desarrollar una tarea que lleva sacando adelante con éxito desde hace décadas. El manager por excelencia del fútbol inglés sabe aprender de sus errores, a pesar de su fama de terco, y se encargará de hacer todo lo posible por que algo así no vuelva a pasar, su orgullo se vio herido en su propia casa y su cara evidenciaba que es más de lo que puede aguantar. No me sorprenderían revoluciones en el once y serios trabajos de cara al mercado de invierno para poner freno cuanto antes a un equipo que esta temporada fichó apabullantemente bien en ataque y al que no se le puede dar margen en los últimos metros.

Otro aspecto a tener en cuenta es que son sólo 9 partidos disputados hasta la fecha, es decir, quedan 29 más para llegar al final de esto y son simplemente 5 puntos los que separan a ambos conjuntos, una diferencia de 2 encuentros. Cuando el United consiguió una victoria por 8-2 contra el Arsenal las cosas se veían de forma contraria a lo que son ahora, pero igual que un partido hizo volar la imaginación de unos, ahora otro hace que sean los contrarios los que se vean en lo más alto. El fútbol pasa por muchos altibajos a lo largo de una temporada, y será el que mejor los sortee el que acabará arriba a final de año. La Premier no está acabada y se gana sobre todo con regularidad, no sólo con enfrentamientos directos, y será cada vez más emocionante durante los meses venideros.

18 oct. 2011

Guerrilla Radio


  Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com




El pulso entre las radios y LFP (denominemos mejor a este bando como televisiones + marionetas) por los derechos de retransmisión sigue en pie, no hay avances de ningún tipo y nadie quiere dar su brazo a torcer. El modelo de conflicto que estamos viendo me llevó a pensar en el título de la mítica canción de Rage Against The Machine (a pesar de que la temática de la misma es muy diferente de lo que voy a hablar, yendo más allá de cualquier banal asunto futbolístico), ya que estamos ante una auténtica guerra de guerrillas. Radios de toda España contra el enemigo que lo controla todo (y mal) en esto del fútbol. Radios que atacan de poco en poco, intentando minar la estabilidad de una LFP desgastada por sus malas decisiones y escasa autoridad en diversos temas.


Ante la vista de esta prolongada situación es inevitable sentir que todo esto empieza a ser ya demasiado, y más si nos paramos a reflexionar sobre las causas. La razón principal que llevó a la LFP a establecer esta norma fue que así se lo mandaron sus jefes la búsqueda de una 'fórmula justa' que llevara a un pago por derechos por la retransmisión de partidos, al igual que las televisiones, para que los equipos 'recibieran una cantidad que les correspondía', debido a que las radios se lucran a partir de las retransmisiones. Tras esto, uno podría pensar que vale, que puede resultar una medida normal.

Lo curioso llega cuando presidentes de algunos clubes manifiestan públicamente que el dinero que les puede llegar es calderilla, ya que la gran mayoría de la ya pequeña (dentro de las cantidades manejadas en el fútbol) cantidad que se ingresaría iría a las arcas de Real Madrid y Barcelona, los cuales, debido a su mucho mayor poder económico, lo recibirían también como simple limosna, además de que contribuiría, en su medida, a desigualar más una liga ya de por sí difícil de competir de igual a igual una vez las jornadas van avanzando y equipos revelación van viendo como seguir el ritmo es cada vez más complicado.

Las radios no son sólo las grandes plataformas que todos conocemos, sino que hay muchas más independientes y con escasos recursos repartidas por todo el país que no podrían afrontar el pago de una cantidad que hasta ahora nunca pagaron y que nadie se extrañó por ello. Los defensores del pago de derechos argumentan que el no pago del mismo era un privilegio que hasta ahora tuvieron, pero que no tenía argumentos para mantenerse. Sinceramente, vivimos en un país donde un hombre, por el simple hecho de presidir una de las instituciones más odiadas por los españoles (supongo que no hará falta nombrarla) tenía estipulado cobrar una pensión de 25.000 euros al mes tras su retiro -lo que desconozco es si al pobre Teddy se la mantendrán una vez descubierto que su apretada situación económica le obligó a administrar fraudulentamente fondos de la asociación- , por lo que no veo para nada descabellado esta pequeña condescendencia con un medio que no deja de hacer una labor ciudadana para todos aquellos que queremos seguir un partido y por cualquier razón no nos queda otra que buscarlo ahí, en un medio al que en casi cualquier lugar podemos acceder.

Como aficionado me es imposible estar del lado de un organismo que fomenta privilegios inadmisibles a aquellos que aportan el dinero por simple miedo a perder su aportación económica, aun perjudicando al aficionado y a los más modestos, pero es que además, aplicando la lógica, tampoco encuentro razones. Los equipos no ganan, los aficionados no ganan y evidentemente, la LFP tampoco gana demasiado, aparte de el favor de las televisiones, que tienen entre ceja y ceja cargarse todo atisbo de competencia. ¿Será que ese beneficio único le llega a la LFP para llevar a cabo esto? La respuesta podéis encontrarla vosotros mismos.

9 oct. 2011

Guía Del Fútbol Internacional 2011-2012


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com





Opino que en este mundo, aunque sea lo que veamos día a día, no debe moverse todo a cambio de dinero. Cuando un proyecto se lo merece, es obligado darle bola y contribuir a darlo a conocer, por simple obligación ciudadana para con la gente que se lo trabajó, en este caso también a cambio de nada más que la satisfacción personal que da ver un resultado bien conseguido. El que os presento hoy es uno de esos proyectos que provocan mi más sincera admiración.


Muchos somos los que nuestra afición por el fútbol nos lleva a querer saberlo todo sobre este deporte, y acabamos cayendo año a año comprando las ya conocidas 'guías' de la temporada. Esta tradición la empezó en nuestro país la recientemente extinta Don Balón con su Extra Liga allá por los años 70, y consiguió un mayor esplendor a principios de los 90 con la Guía Marca, que creó competitividad a este negocio.

Siempre fui asiduo a este tipo de revistas y tengo una buena colección, pero este año, y aún sin faltar a la cita con el kiosco, me encontré de cara con una alternativa más que interesante. Un grupo de unas 50 personas se enfrascaron en un arduo trabajo cooperativo admirable, por simple pasión por este deporte y con el único fin de conseguir hacer algo grande a su manera, apartándose de la línea marcada para hacer algo diferente. Un proyecto liderado por Borja Pardo, que contó con profesionales como Martí Perarnau o Rubén Uría, entre otros, además de una brillante maquetación y diseño de @davai_davai que gustará por su gran organización.

Artículos de opinión, análisis de los equipos de las primeras divisiones de multitud de paises europeos y de fuera del Viejo Continente... todo eso lo podréis encontrar en sus 200 páginas de contenidos, en los que personalmente sólo echo en falta un repaso a la Liga Adelante que tanto me tocará ver durante esta temporada, pero no es más que una pequeña gota en un mar de información que podemos encontrar en el link que pondré algo más abajo.


Después de años y años revisando guías, puedo decir que este es uno de los mejores trabajos con los que me topé, y además lo podemos encontrar totalmente gratis, descargándolo desde el siguiente enlace:


ENLACE DE DESCARGA


Aclarar también que en breve saldrá a la luz una revisión de la guía solventando pequeñas erratas. Mientras tanto, disfrutad de esta maravilla gratuita, cuya totalidad de autores podéis encontrarla aquí.

6 oct. 2011

Puntos de mira y cabezas de turco


Estos días vuelve a estar de rabiosa actualidad algo de lo que no gusta hablar (por lo menos a los aficionados al fútbol no nos gusta, aunque sí a los carroñeros que rodean a este deporte). La tángana (una de tantas...) desencadenada cerca del final del partido de vuelta de la pasada Supercopa de España entre Barça y Real Madrid trae cola nuevamente después de que el Comité de Competición, con su celeridad habitual, decidiera imponer a José Mourinho 2 partidos de sanción y uno a Tito Vilanova por el incidente que todos recordaremos con ambos castigados como implicados.

Las reacciones sobre la decisión del Comité no se hicieron esperar, desde los más variopintos puntos de vista y con mayor o menor medida de radicalismo. Frases cargadas de odio, indignación o incluso indiferencia fueron escuchadas durante el día de ayer.Y hoy, con 24 horas para dejar enfríar el tema, veo adecuado ofrecer mi particular reflexión sobre la noticia. Obviaré el hecho de que un organismo encargado de impartir 'justicia' tarde 2 meses en decidirse sobre algo, estamos tan acostumbrados que ya ni sorprende, y pasaré a hablar del meollo de la cuestión. La pelea comenzó por una patada de Marcelo sobre Cesc, que provocó que el banquillo culé saliera al campo y los jugadores de ambos equipos se enzarzaran en un intercambio lamentable de golpes, empujones e insultos, y entre medias la acción entre Mou y Vilanova.



Hubo actos desafortunados de todo tipo con diversos protagonistas, pero la cámara lo tenía claro, había que apuntar a José Mourinho. Él es el responsable de las malas acciones de la gente ajena, despojada de voluntad propia y con tendencia a desencadenar su ira en defensa de cualquier causa, y como 'Señor de la guerra' que es, seguro que conseguiría dar juego al mundillo periodístico (perdón, farandulero) al día siguiente. Y vaya sí lo hizo, llenó programas y programas durante semanas enteras.


Se equivocó el portugués, y mucho, con esa lamentable acción, y se merece la sanción, al igual que también se equivocó Tito Vilanova al no tener la virtud de no caer en el juego, pero, ¿qué pasa con el resto? 15 personas más, como mínimo se vieron involucradas en acciones de nula deportividad. No importa, ya que el enemigo público número uno del momento (este mundo necesita a alguien de quien poder rajar públicamente de forma impune para deshacerse de sus frustraciones un rato) es el entrenador portugués, al igual que en su día fueron muchos otros ya olvidados. Nuestro fútbol quedó a la altura del betún y lo único que importa es sancionar a dos personas con...¿600 euros? ¿eso es la sanción ejemplar a aplicar a una persona que podría vivir 10 años con un mes de sueldo?. Marcelo, Ozil y Villa fueron expulsados, pero ni siquiera cumplieron el partido de suspensión debido a una calamidad de norma sacada de la manga a saber con qué lógica.

Si en su día el Comité fue incapaz de imponer un castigo justo para quién se equivocó, lo mejor que podría haber hecho habría sido quedarse quieto, no aparecer ahora reabriendo la polémica con una sanción irrisoria y solamente a un par de los muchos implicados, haciendo reabrir rencillas olvidadas. Recordando a los antiguos circos romanos, recuerda a aquel momento en el que el león, acabando ya de deleitar al público con su dosis de morbo habitual, recibía a un condenado inesperado de última hora para hacer enloquecer de alegría al público, con más carnaza para olvidarse de los defectos propios y consolarse con ver a alguien en peor situación que uno mismo. Lo peor es que da igual el por qué de la condena, todo sea por conseguir sentirse superior por un rato, además eran simplemente 'odiosos cristianos desviados de la sociedad'. La sociedad avanza, sí, la cuestión es reflexionar sobre la altitud del acantilado al que se dirige.

5 oct. 2011

Francia, talento a la espera


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com
Hace unas semanas analicé el futuro de la selección alemana poniendo al combinado germano como uno de los equipos internacionales a tener más en cuenta en los próximos años. En estos momentos, cuando falta casi un año para la próxima competición de selecciones importante, es buena época para seguir analizando como encaran los próximos años algunos de los combinados nacionales más interesantes. Turno esta vez para los bleus.

Laurent Blanc tiene ante sí una tarea complicada. La selección gala sale de una época de transición de lo más desastrosa después del final de ciclo de la mejor selección de su historia, y está ante la oportunidad de usar el descalabro de los últimos años como factor motivador para las nuevas generaciones. No pintan mal las cosas si nos fijamos en lo que a talento se refiere, algo que analizaré posición por posición:

Porteros:

El arco galo tiene a un serio ocupante de presente y futuro con el felino Hugo Lloris (24), que hace de sus reflejos y su sobriedad sus mejores armas. La 2ª opción sería el irregular Steve Mandanda (26), un arquero menos seguro, con tendencia a alternar actuaciones sobresalientes con cantadas fatales para el devenir de los suyos. Blanc conseguiría subir un escalón el nivel de su portería logrando convencer a Sebastian Frey de su vuelta a la selección, pero es algo que no parece entrar en los planes del ex central.

Defensas:

En esta parcela del campo es donde se encuentran más veteranos ilustres, con gente como Patrice Evra (30) o Eric Abidal (32) que presumiblemente vivirán la Eurocopa como su última competición internacional. No obstante, tienen sobrado reemplazo ya que en Francia se da un caso curioso: cuando el fútbol mundial se desespera en busca de laterales zurdos de garantías, el país galo cuenta actualmente con 4 seleccionables de alto nivel. Además de los ya nombrados, se encuentran Gaël Clichy (26) y Benoît Trèmoulinas (24), siendo este último mi favorito para conseguir el puesto de titular en un futuro sin el insustituible Evra. Además, también cuentan con el jugador del Olympique de Lyon Aly Cissokho (24). En la banda diestra, el siempre cumplidor Bacary Sagna (28), uno de los jugadores más completos en su posición de la actualidad, podría todavía llegar al siguiente Mundial en buena forma, con jugadores como el emergente Mathieu Debuchy (26) o el polivalente Younes Kaboul (25)como recambios, a la espera de algún otro nombre de futuro que pueda aparecer, como podría ser el ofensivo Sébastien Corchia (20).


En el centro de la zaga también hay motivos para el optimismo. La perla en bruto por excelencia es el incombustible trabajador Mamadou Sakho (21), una de las más firmes promesas mundiales en su puesto, que ya es toda una realidad. El prometedor Raphael Varane (18) podría formar dupla inamovible a medio plazo con el jugador del PSG, estando también en la pugna el elegante pero propenso a lesionarse Laurent Koscielny (26) o el tanque Adil Rami (25) entre otros.

Centrocampistas:

El centro del campo ofrece motivos para soñar a los seguidores franceses. Las bandas son un importante factor a tener en cuenta, con jugadores como el genial Franck Ribery (28), el impecable Jeremy Mènez (27) o el potente Charles N'Zogbia, (25), con el eléctrico Antoine Griezmann (20) y el estancado Gaël Kakuta (20) buscando un sitio de cara al futuro, pero sin duda la parcela donde se preve un ilusionante futuro es en el centro de la medular. Empezando por un puesto de mediocentro defensivo sobradamente cubierto, en el que el joven Yann M'Vila (21) apunta alto, con aspiraciones de convertirse en uno de los mejores de su generación en dicha posición, secundado por un Yohan Cabaye (25) que es mucho más que un jugador defensivo, extendiendo sus habilidades a otras parcelas como las de la organización o el lanzamiento de penaltis, en los que es especialista. Lass Diarra (26) también estará disponible para ayudar en el nuevo proyecto frances.

En la parcela de la creación llega el baile de nombres intimidantes. El mágico Samir Nasri (24) tiene la oportunidad de convertirse en el timón de esta nueva generación, que necesita de su mejor nivel para aspirar a grandes metas. A este nombre se le une el del joven y talentoso Marvin Martin (23), capaz de conseguir hacer parecer fácil lo difícil y de contribuir al lucimiento de sus compañeros dejándoles el balón en las mejores condiciones, y el de Mathieu Valbuena (27), pieza angular del ataque del Marsella. No sólo eso, si no que además Yoann Gourcuff (25), jugador con un talento indescriptible, es otro de los jugadores que tendrán mucho que decir en los próximos años.

Delanteros:

Los nombres anteriormente propuestos resultan más temibles todavía si los sumamos a los de los jugadores con los que podrán enlazarse a la hora de llegar al ataque. Kevin Gameiro (24) y Karim Benzema (23) serán las primeras opciones, aunque tendrán dura competencia con un impecable definidor como Loïc Rémy (24) o el potentísimo Bafètimbi Gomis (26), a la espera de ver si André-Pierre Gignac (25) es capaz de volver a alcanzar su mejor nivel. Alexandre Lacazette (20), se perfila también como nombre a tener en cuenta para la selección absoluta en un futuro cercano.

Con todo esto, Francia se encuentra en una etapa fundamental de cara a su futuro. Blanc tiene la responsabilidad de ser el arquitecto que consiga con estos privilegiados cimientos crear un equipo ganador después de los desalentadores fracasos de la era Domenech.

29 sept. 2011

Kaká. Las campanas al vuelo


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Hablaba ayer de mediapuntas, y justamente hoy toca también tratar sobre uno de los que más marcaron en la última década: Ricardo Izecson Dos Santos Leite, más conocido como Kaká. El brasileño siempre fue un jugador distinto, con una personalidad poco habitual dentro de un mundo tan mediatizado como el del fútbol. No obstante, hoy no hablaremos de su forma de ser, algo que para nada debería importar, sino de algo mucho más importante desde el punto de vista del aficionado: su juego.

El jugador que deslumbró al mundo en el Milan era capaz de levantar gradas e incluso de hacer aplaudir a los rivales, con su mezcla de técnica, capacidad de sorpresa e incluso gol. El gran nivel ofrecido le llevó a ganar un Balón de Oro en 2007 y a optar a conseguirlo en diferentes años, algo que le consagró como uno de los grandes. 

Teniendo clara su gran valía, es ahora momento para analizar qué encontramos mirando hacia atrás en su carrera. Ricardo Kaká nunca fue un jugador de grandes temporadas, sino de grandes partidos. En su mejor etapa en Milán, esos grandes partidos llegaban con mucha frecuencia, alternados con actuaciones discretas en las que, aún así, era capaz de cambiar el partido con un sólo balón.

Llegó a Madrid tras una última etapa en Milán en la que empezaba a mostrar signos de que algo fallaba. Sus grandes partidos cada vez eran menos grandes y también más escasos, debido a que los problemas físicos que aún sigue arrastrando empezaban a lastrarle. Siempre que parecía empezar a levantar cabeza terminaba dándose nuevamente de cara con un nuevo golpe que lo hacía caer. Perdió el favor de la afición hace tiempo, viendo que no ofrecía ni la mitad del nivel que su coste hacía indicar, y en los últimos partidos parece que la esperanza está de nuevo puesta sobre él.

Es difícil presagiar qué pasará, pero su condición de jugador de partidos y no de regularidad es algo a tener en cuenta. Un futbolista debe conseguir enlazar una buena racha cuando necesita recuperar su moral, y está por ver si lo logrará. Hay quién ya cree que estamos viendo al mejor Kaká, pero queda aún un largo trecho. Por el bien del fútbol esperemos que lo consiga, pero si lo hace, el Real Madrid también debería plantearse seriamente la posibilidad de venderlo en invierno, por si las cosas se vuelven a torcer. No es aún momento de echar las campanas al vuelo. En último caso siempre le quedará la opción de acompañar a su hermano Digao en sus apasionantes aventuras futbolísticas.

28 sept. 2011

Mediapuntas, raza en peligro de extinción


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Desde que empecé a ver fútbol, la posición por la que siempre me sentí atraído fue la de '9'. La mayoría de mis jugadores de referencia llevan o llevaban este dorsal, que todos conocemos como el que porta el killer del equipo el delantero centro. Pero he de reconocer que siempre hubo un puesto por el que tuve especial debilidad, como otros muchos aficionados a este deporte. Esta posición no es otra que la de mediapunta, el clásico número '10' que sobre todo en los años 80 y 90 conseguían centrar la atención de los espectadores.

Simplemente las connotaciones del número que tradicionalmente portan los futbolistas que se desenvuelven en esta posición son decir mucho. El 10 está ya más que establecido como el 'número del crack' dentro del panorama futbolístico, y el acto reflejo ineludible de todo espectador es el de fijarse en el que porta dicho dorsal ya que, aunque no lo conozcamos, seguro que ese es el bueno.

No obstante, y a pesar de la reputación de genios que siempre portaron los MP, nos encontramos con un panorama actual en el que pierden protagonismo en favor de otras posiciones que los entrenadores de hoy en día valoran más. El enganche tradicional es un jugador que se le pide esencialmente una cosa: talento. Un jugador, por muy trabajador que sea, si no nace con el don de la brillantez, lo tendrá casi imposible para asentarse en un puesto en el que es básico ver lo que otros no ven, poner el balón donde otros no podrían ni siquiera imaginar y quebrar defensas para otros inexpugnables en busca de la creación de huecos en ataque. Todas estas virtudes, impagables en el fútbol de hace unas décadas, empiezan a quedar desfasadas en un fútbol en el que el físico importa y mucho. Los entrenadores optan por atacantes con movilidad, o en su defecto delanteros tanque acompañados de segundos puntas rápidos que se beneficien de la corpulencia y balones bajados de su compañero. Ante este panorama, nuestros protagonistas de hoy se encuentran ante una difícil encrucijada.

En muchos casos sólo queda una alternativa: La reconversión. Así, dependiendo de las aptitudes del futbolista, podría recolocarse en el puesto de extremo si tiene rapidez y desborde (véase los casos de Iniesta o Muniaín), mediocentro organizador si es capaz de combinar su visión de juego con el apoyo incansable a sus compañeros de mediocampo, con lo que se pierde bastante presencia arriba (algo que experimentó Sneijder en diferentes etapas de su carrera) o, como suele ser más habitual, segundo delantero (casos de Aguero o Totti), algo que lleva al jugador a jugar demasiado arriba como para asociarse con el punta de la forma clásica.

Con este sistema podemos ser capaces de acomodar a los mediapuntas versátiles, pero...¿qué pasa con los '10' de nacimiento? Esa clase de jugadores que nacieron marcados por una estrella que pareció situarles en los tres cuartos de un campo de fútbol incluso antes de su primera respiración, como es el caso de hombres como Valerón, Özil, Riquelme  o el genial Matt Le Tissier, podrían ser recolocados con mejor o peor suerte, pero su puesto es y siempre estará con el 10 a la espalda, dando últimos pases y levantando gradas.

24 sept. 2011

La semana en anécdotas XXIX


 Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Siguiendo con la retomada tradición de los sábados, llega una nueva edición de esta sección, dedicada a tratar sobre los sucesos más curiosos de la semana.
  • La casa de Breno y su polémico incendio

El central brasileño del Bayern de Munich, Breno Borges, se vio estos días implicado en un episodio cuanto menos curioso. Su casa resultó incendiada y el principal sospechoso de provocar el incidente fue el propio jugador, que ocasionó daños millonarios. Tras una investigación policial, los últimos rumores apuntan a su posible puesta bajo custodia policial. Habrá que ver cómo termina la historia y cómo afecta a la carrera del defensa.


  • Maradona pierde los nervios...



...por enésima vez. El mito argentino, entrenando actualmente al Al Wasl árabe, tuvo sus más y sus menos con un aficionado muy pesado. Diego quería posar con una pancarta dedicada a su nieto Benjamín, pero un asistente al estadio se empeñó en estropearle el plan. Sin pensárselo, el entrenador le dio una patada, lo que 'convenció' al aficionado de que lo mejor era irse. Maradona pidió disculpas, pero lo cierto es que esta vez, el receptor de la patada y su desesperante ansia de protagonismo tuvieron mucha culpa. Eso sí, el momento  estrella del vídeo lo podemos ver en el minuto 1.01, con el guardia de seguridad como protagonista.


  • La supuesta muerte de Beckham

Una agencia de noticias (no diré el nombre para no darles el protagonismo que buscan) decidió publicar una falsa muerte del futbolista de L.A. Galaxy, en un supuesto accidente de tráfico. Sólo una hora más tarde saltaba al césped con el uniforme de los Galaxy para disputar un encuentro contra Alajuelense correspondiente a la Liga de Campeones de la CONCACAF, para tranquilidad de sus fans. Resulta incomprensible que haya medios que busquen ganar repercusión con este tipo de noticias inventadas, algo de pésimo gusto. 

  • Owen Hargreaves ve culpable al Manchester United de su calvario


La rajada de la semana llegó de la mano del centrocampista recién incorporado al City. El futbolista inglés, que vivió un infierno durante años debido a sus continuas lesiones, reconoce ahora que si los médicos de su antiguo club lo hubiesen tratado debidamente no habría tenido los problemas que tuvo para conseguir estar en forma. Sir Alex Ferguson no tardó en salir al paso, negando que las palabras de su antiguo pupilo fueran correctas y defendiendo a su cuerpo médico. Ahora, el internacional inglés espera volver a tener continuidad en su nueva etapa y volver a mostrar el nivel que lo llevó a ser internacional cuando se encontraba en las filas del Bayern de Munich.

  • Wilshere, un quebradero de cabeza más para Wenger


El centrocampista del Arsenal Jack Wilshere, uno de los jugadores más importantes del actual Arsenal, va a tener que pasar por quirófano para tratar la fractura de tobillo que sufrió hace unas semanas, debido a la imposibilidad de curarse por método tradicional. Es una pésima noticia para el equipo gunner, que va a tener que ver como una de sus estrellas estará más tiempo del esperado fuera de los terrenos de juego. Se habla de varios meses, pero aún no se puede llegar a conocer el tiempo exacto de su reposo forzado


  • Guim, tras los pasos de Cesc

El hijo de Joan Laporta, Guim, abandonó recientemente la disciplina del Barcelona para marcharse a Londres, donde entrará a formar parte de las categorías inferiores del Arsenal. Tendrá un largo y duro camino por recorrer antes de llegar a conseguir lo que en su día consiguió Fábregas siguiendo esa ruta. El joven lateral, de 14 años empieza ahora una nueva etapa, y está por ver si dentro de 10 años le entra también la morriña, al igual que al de Arenys de Mar.

  • El árbitro Byron Moreno, a la cárcel

El colegiado que expulsó a Francesco Totti contra Corea del Sur en el Mundial 2002, el ecuatoriano Byron Moreno, fue sentenciado a dos años y medio de prisión por tráfico de heroína. Todo ocurrió el año pasado, cuando fue arrestado en el aeropuerto John F Kennedy neoyorkino portando dicha droga, intentando introducirla en el país.