Eric Cantona

7 jul. 2010

Eric Cantona


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

Hoy hablaremos de un jugador que generaba calidad y polémica (de esta última todavía genera de vez en cuando) a partes iguales.

Eric Cantona nació en Marsella (Francia) el 24/05/1966, de madre española y padre de origen italiano, empezó a jugar al fútbol en el equipo de su localidad, el SO Les Caillols, dónde empezó jugando de portero, posición que solía ocupar su padre, pero pronto sus entrenadores se dieron cuenta de que su calidad le permitiría ser un gran atacante. En 1981 llegó al Auxerre, donde pasaría 2 años en categorías inferiores tras los que debutó en el primer equipo (el 5 de noviembre de 1983) a los 17 años, a las órdenes del siempre mítico Guy Roux. Tras un año 1984 en blanco debido a tener que cumplir el servicio militar, Cantona fue cedido al Martigues, de la 2ª división francesa. Volvió al Auxerre para la temporada 86/87, firmó un contrato profesional y consiguió debutar como internacional absoluto. Tras conseguir el Europeo sub-21 de 1988, recaló en el club del que era seguidor de niño, el Olympique de Marsella, por una cifra record en su momento (22 millones de francos).

En esta etapa, sus problemas de disciplina (ya los había tenido en el Auxerre) empezaron a hacerse más que evidentes. Fue suspendido durante 10 meses del combinado nacional debido a que insultó al seleccionador Henri Michel: "Leí algo sobre Mickey Rourke, un actor que me encanta, quien decía que el tipo que se ocupaba de los Oscar es una bolsa de mierda. Pienso que Henri Michel no está lejos". Poco después fue suspendido por el Marsella durante un mes por unos incidentes en un amistoso ante el Torpedo de Moscú, en el que lanzó con rabia el balón hacia la grada y se quitó y tiró al suelo la camiseta de su equipo. Tras no terminar de adaptarse en el OM, encadenó dos cesiones consecutivas, primero al Burdeos y más tarde a Montpellier, donde volvería a tener problemas al lanzarle sus botas a la cara a su compañero Jean-Claude Lemoult, algunos jugadores pidieron su marcha del club, pero al ser apoyado por jugadores importantes en el vestuario como Laurent Blanc, el castigo se quedó en 10 días de suspensión, algo de lo que no se arrepentirían, ya que fue fundamental para que el equipo ganara la Copa de Francia. Sus buenas actuaciones convencieron a los responsables del Marsella para que la siguiente temporada tuviera su sitio en el equipo.

El siguiente año no fue del todo bueno para el jugador, ya que a pesar de que contaba con el apoyo del entrenador, Franz Beckenbauer, los resultados no acompañaban al OM, por lo que el alemán fue destituido y su sustituto, Raymond Goethals no le dio la confianza necesaria, por lo que terminaría marchándose al Nimes la siguiente temporada. Solo estuvo media campaña en el club, ya que fue suspendido por tres meses tras darle un balonazo a un árbitro e insultar a todos los miembros del comité que juzgó su acción. Cabreado por este nuevo incidente anunció su retirada del fútbol en diciembre del año 1991. Poco duraría esta retirada, ya que el por entonces seleccionador francés, Michel Platini, le convenció de reanudar su carrera, y en enero del siguiente año fichó por el Leeds United inglés, con el que ganó una Liga (justo la última temporada de la First Division, que daría paso a la Premier League) y una Charity Shield (en la que marcó un hat-trick). Algo menos de un año después de llegar al Leeds, el Manchester United se haría con sus servicios, por poco más de 1 millón de libras.

En los 'Red Devils' se convertiría con el tiempo en un auténtico mito para el club. Llegó a mitad de temporada al equipo, cuando estos pasaban por un mal momento en Liga, con una falta de gol alarmante. Este problema se subsanaría pronto, ya que Cantona se adaptó rápidamente, y no sólo marcaba sus goles, si no que además fabricaba ocasiones para sus compañeros. Aun así, la polémica seguía sin abandonarle, y cuando regresó a su antigua casa, Elland Road, escupió a un seguidor del Leeds, por lo que fue multado. De todas formas este incidente no impidió que el Manchester hiciese una gran 2ª vuelta de campeonato gracias a la llegada del francés y consiguiera lo que parecía imposible antes de su fichaje: ganar la Premier a 10 puntos del 2º clasificado.
En su siguiente temporada, el equipo de Alex Ferguson consiguió el doblete. La FA Cup y la Premier fueron para Manchester, con un Cantona que nuevamente fue uno de los pilares básicos, aunque terminaría por ser expulsado en la final de la Copa de Europa (torneo que nunca llegó a ganar), un momento muy inoportuno y un borrón en su gran temporada. En la siguiente campaña, la 94/95, a pesar de que el equipo parecía que conseguiría su tercer título de liga consecutivo, Eric cobró especial relevancia nuevamente por motivos de disciplina. En un partido contra el Crystal Palace, fue expulsado por una dura entrada sobre un rival. De camino a los vestuarios, se volvió hacia un seguidor del equipo contrario que lo increpaba y sin pensárselo dos veces se lanzó hacia él con una patada al mas puro estilo kung-fu, seguida por una serie de puñetazos. Este incidente le costaría una sentencia de cárcel (de la que cumpliría una mínima parte) y no volver a la selección. Además, el Man Utd lo sancionaría por los restantes 4 meses de competición, que serían prolongados a 8. Finalmente la liga la ganaría el Blackburn.

En la siguiente temporada, cuando parecía que no volvería a dar su mejor nivel, dio un pase de gol a Nicky Butt y marcó un penalty en su reaparición. No volvió en un gran estado de forma, pero cuando la fue recuperando, el Manchester consiguió encarrilar una gran racha de resultados que los llevaron a ponerse líderes tras un inicio de temporada renqueante, ganando Cantona así su 4º título de Premier en 5 años con los 'Red Devils', además de conquistar nuevamente la FA Cup. Su siguiente año sería el último como profesional, viendo que su nivel ya no era el de sus mejores días (aunque todavía era un jugador decisivo) decidió retirarse a los 30 años. Años más tarde dijo: Me encantaba jugar, pero ya no tenía la pasión para ir a la cama temprano, para no salir con mis amigos, no beber, y no hacer muchas otras cosas que me gustan".
Como internacional jugó 45 partidos en los que anotó 20 goles, pero solamente disputó un gran torneo de selecciones, la Eurocopa de 1992.

Actualmente es el seleccionador francés de fútbol playa, cargo que compagina con su faceta de actor ocasional.




7 comentarios :

  1. Para vuestra sección de periodismo: http://www.marca.com/2010/07/03/futbol/mundial_2010/selecciones/holanda/1278161915.html

    Todos llevan 4 goles? Llevo dos horas contando goles de Villa y me cuadran las cuentas! Y se han quedado tan a gusto!

    ResponderEliminar
  2. hola epursimuove, gracias por el aporte, lo que pasa que la noticia es del dia 3 de julio, en aquel momento si no me falla la memoria en aquel momento Villa si que tenía 4 goles xD

    ResponderEliminar
  3. oooohh x fin uno dedicado Cantoná joder, que bueno era el jodido ademas con mi Manchester XD

    ResponderEliminar
  4. Pues si, un auténtico ídolo, que pena que no tuviese los pies en el suelo, in caso parecido al de Djalminha, aun así para mí uno de los mejores jugadores de los últimos 20 años

    ResponderEliminar
  5. Si, tienes razón, es del 3 de julio. Pero podrían actualizarla, porque hasta ayer a las 18:00 aún podía leerse que Sneijder y Villa llevaban cuatro goles (1 y 4 días después de marcar el 5º, respectivamente).

    ResponderEliminar
  6. Una Personalidad contra la masa periodistica y futbolera...

    ResponderEliminar