Roberto Baggio

28 may. 2010

Roberto Baggio


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com


Hoy hablaremos de un jugador al que se suele recordar por un fallo (el penalty en la final del Mundial 1994 contra Brasil), algo que a mí particularmente me suele molestar bastante, ya que es uno de mis futbolistas históricos preferidos. Sirva este pequeño homenaje para cambiar la opinión de que este jugador sólo merece ser recordado por aquel hecho aislado.


Roberto Baggio nació en Caldogno, municipio situado en Vicenza (Italia) el 18/02/1967. Jugó durante casi 10 años en un club de su localidad hasta que un ojeador lo reclutó para el Vicenza con 15 años, en 1982. En este club, que por entonces se encontraba en la Serie C1, estuvo 3 años, disputando más de 30 partidos y marcando 13 goles. En 1985 fichó por la Fiorentina, y debutó en la Serie A a principios de la temporada 86/87, aunque no sería hasta el último partido de la misma, contra el Napoli, cuando anotó su primer gol con el conjunto 'viola'. En sus 5 años de estancia en la Fiore se convirtió en un mito para la afición, y aún hoy es considerado uno de los mejores jugadores de la historia del club.

En 1990 cambiaría de aires. Fue fichado por la Juventus (hubo disturbios en Florencia a causa de este traspaso en el que unas 50 personas resultaron heridas) por una cifra record en su época, y fue en Turín donde alcanzó sus mayores logros. Cuando se enfrentó por primera vez a su ex-equipo, rechazó lanzar un penalty, y al ser sustituído cogió una bufanda de la Fiorentina que estaba sobre el cesped y la besó diciendo que su corazón siempre sería 'viola'. Con la 'vecchia signora' logró un Scudetto, una Coppa y una UEFA (su único título europeo, en el que consiguió marcar dos goles en la final), además de ganar, individualmente, el Balón de Oro y el FIFA World Player de 1993. Justo después de ganar el Scudetto anteriormente citado, en 1995, fué traspasado al AC Milan.

En su primer año en el club lombardo ganó un nuevo Scudetto y se convirtió en el primer jugador en conseguir ganarlo dos años consecutivos con distintos equipos. A pesar de esto, su rendimiento en el club no fue el esperado y acabó siendo transferido al Bolonia. Después de una gran campaña en el equipo, en la que consiguió su record goleador (22 goles en 30 partidos), fue fichado por el Inter de Milán, pero las cosas no fueron del todo bien para Baggio. El por aquel entonces entrenador del combinado nerazurro, Marcelo Lippi, no le dio la confianza necesaria para ser titular, y despues de dos temporadas en las que jugó pocco más de 40 partidos y tras ver que no era convocado para la Euro 2000, decidió poner fin a su etapa interista.

Su nuevo destino fue el Brescia, al que llegó con la esperanza de ser convocado para el Mundial 2002. Cuando mejor parecían ir las cosas, en su primera temporada, despues de marcar 8 goles en sus primeros 9 partidos con la camiseta de su nuevo club, se rompió el ligamento cruzado y el menisco, pero a pesar de esto volvió antes del final de la temporada, y todavía le dio tiempo a marcar 3 goles en 3 partidos (todos ellos ante ex equipos, 2 a la Fiore y 1 al Bolonia). En el Brescia jugó hasta su retiro, en 2004, jugando su último partido el 16 de mayo de ese año, con los 80.000 presentes en San Siro de pie ovacionandole. A sus espaldas dejó 205 goles en la Serie A, que le convirtieron en el 5º máximo goleador de su historia.

Como internacional marcó 27 goles en 56 partidos, siendo el 4º máximo goleador de la historia de su selección, y es el único italiano que consiguió marcar en 3 Mundiales., los mismos que jugó (1990, 1994 y 1998), aunque nunca logró conseguir ningún título mundialista (estuvo a punto en 1994, pero el fallo del penalty citado al principio de la entrada lo impidió).

Actualmente se dedica a labores humanitarias (es embajador de las Naciones Unidas) y se convirtió al budismo. Como curiosidad, señalar que tiene 8 hermanos (uno de ellos, Eddy, también jugador de fútbol todavía en activo) pero ninguno de ellos es Dino Baggio, compañero de selección de Roberto, en contra de lo que alguna gente todavía cree. Tiene una finca argentina, y es fan de Boca Juniors, ademas de tener un blog en el que actualiza con bastante frecuencia.




3 comentarios :

  1. Clase,clase y mas clase mi jugador italiano favorito, sin duda el mas estetico y con mas tecnica, que bueno era el jodido, aun me acuerdo del partido de despedida con la sellección Italiana que fue contra España

    ResponderEliminar
  2. Roberto Baggio hoy siempre seras mi jugador favorito ,te recuerdo y vi todos los partidos jugados por Italia ,porque soy una fanatica de Italia pero tambien solo par poder verte

    ResponderEliminar
  3. Desde que lo conocí en USA 94 supe de su calidad como jugador porque lo demostraba en cancha, además de su juego limpio; él es el culpable de que me guste el fútbol. Lo he seguido desde entonces y conozco de la labor humanitaria que realiza como embajador de la FAO, calidad de persona.
    Hace poco tuve la oportunidad de conocerlo (pensé que eso no pasaría en esta vida) cuando vino a mi país y no me decepcionó. Tan gentil y amable; que recien despierto de tan bello sueño.

    ResponderEliminar