El hombre del peluquín

6 may. 2010

El hombre del peluquín


Se llamaba Crisanto Valdés. Lo apodaban 'Tati' y pertenecía a aquel Sporting de Gijón de los años 70 (coincidió con el mítico Quini, como se puede ver en la foto de mas abajo) previo a los años en los que a punto estuvieron de conseguir dos ligas.

'La Maquinona', como le llamaban en su época de futbolista, era un jugador de largo recorrido, con unas condiciones físicas sobresalientes y que sabía hacer jugar al equipo. Popularizó la frase 'ya vendrá el barro' por la extraordinaria habilidad que tenia para jugar mejor con lluvia y el campo en malas condiciones. Como último dato, imprescindible para entender esta anécdota, desde los primeros años de su carrera, empezaba a dar signos inequívocos de que su pelo empezaba a escasear

En una de sus últimas temporadas en activo, cuando el cuero cabelludo ya estaba bastante mermado, saltó al campo de El Molinón con un llamativo peluquín. Los aficionados, al ver que ese hombre que acababa de salir del túnel de vestuarios era Valdés, se quedaron confundidos, esperaban ver su habitual peinado veraniego y en lugar de eso vieron como el Tati abrigaba su cabeza con una abundante mata de pelo. El partido era televisado y se retransmitió para toda España. En un ataque de su equipo, Valdés saltó para rematar de cabeza. Consiguió su objetivo, pero también consiguió dejar un momento para la historia. Su peluquín salió volando por los aires, lo que provocó muchas risas y gracias en la época. Pero el Tati Valdés no era de los que se avergonzaban, supo tomárselo con su característico humor y incluso volvió a lucirlo en alguna otra ocasión. Fué una mera anécdota en la trayectoria de este gran centrocampista, que organizaba el juego como pocos sabían hacerlo en sus tiempos.

Desgraciadamente el protagonista del relato de hoy falleció el pasado año debido a una larga enfermedad. Sirva esto como merecido homenaje para un gran hombre tanto a nivel futbolístico como personal.


Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

1 comentario :